Lesiones nervio faciales cambian la estructura de las neuronas piramidales

Lesiones nervio faciales cambian la estructura de las neuronas piramidales
[favorite_button]
Comentar

Una investigación de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) encontró que las lesiones del nervio facial inducen cambios morfológicos en las neuronas piramidales del hipocampo.

Las lesiones del nervio facial pueden ocurrir por accidentes, cirugías mal realizadas, traumas, tumores, o producto de un virus, generando en los pacientes una parálisis de la cara.

Julieta Troncoso, investigadora y profesora del Departamento de Biología de la Facultad de Ciencias de la UNAL, observó en ratas de laboratorio un cambio de las neuronas hipocampales, las cuales tenían una menor complejidad en sus ramificaciones y una disminución en las espinas dendríticas.

En el laboratorio, a las ratas se les aplicó dos tipos de lesión: una irreversible, cortando el nervio facial, y otra reversible, aplastando el nervio con unas pinzas.

Te puede interesar: Crean dispositivo para evitar el abandono de la terapia física en casa

“Observamos cambios en una estructura del sistema nervioso central (el hipocampo) asociados a una lesión en el sistema periférico (el nervio facial); esto es sorprendente, porque estas estructuras no tienen conexión anatómica directa entre sí”, explicó Troncoso.

La investigadora estudió los cambios originados en el cerebro de los animales que presentaban lesiones en el nervio facial, que son similares a las del ser humano, pero presenta un cambio al ser utilizado por los roedores para mover activamente los bigotes. La lesión afecta en el reconocimiento del entorno inmediato, percibir formas y texturas de objetos cercanos y su distancia.

En una investigación anterior, Troncoso identificó los cambios en la actividad eléctrica de las neuronas del hipocampo. Posteriormente, “como las neuronas son transparentes se tiñeron con tinción de Golgi lo que permitió ver su estructura en un microscopio”.

Por medio de un programa de procesamiento digital se reconstruyeron las neuronas en dos y tres dimensiones, de esta manera el software de uso libre evaluó las ramificaciones y contó la densidad de las espinas dendríticas.

El estudio pudo comprobar afectaciones en la memoria de las ratas por medio de un laberinto lleno de agujeros, donde uno solo conducía a una caja de escape.

La profesora Troncoso explica que las ratas con la lesión no lograron recordar el agujero que conducía a la salida, “pues su memoria estaba afectada, aunque no se hubiera realizado ninguna intervención en el hipocampo”. Al analizar los resultados, se determinó que el comportamiento estaría relacionado con la presencia de corticosterona, hormona del estrés, que impide realizar bien la tarea.

Según la investigadora, este tipo de estudios al cerebro pueden realizarse únicamente por ratas de laboratorio, dada su semejanza al de un humano. Gracias a ello, se pueden determinar qué cambios pueden generarse en un cerebro humano cuando se presentan estas lesiones.

No olvides leer: Abrió sus puertas el Centro de Salud Tintal en Bogotá

Temas relacionados

Compartir Noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Noticias destacadas

Suscríbete gratis a Consultorsalud y obtén estos y muchos más beneficios:

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí: