Conéctate con nosotros

Latinoamérica

TALENTO HUMANO EN SALUD: DESDE LA PERSPECTIVA PERUANA

Este es el artículo del Dr. José E. Cabrejo Paredes. Médico Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Presidente de la Sociedad Peruana de Doctores para la revista Formarsalud edición diciembre de 2020

Publicado

el

talento humano en salud peruana

La pandemia por COVID-19 ha desnudado las fortalezas y debilidades de los sistemas de salud a nivel mundial, así como la expresión de la vocación, solidaridad y empatía de los profesionales de salud hacia su comunidad. En el Perú, las particularidades regionales expresadas en comportamientos territoriales diversos, no ha sido una excepción la creatividad y heroísmo plagado de alegría y sufrimiento a la vez.

El modelo sanitarista

Con una influencia fuerte del modelo flexneriano que en los últimos años se tornó “hospitalocentrista” y disfrazado comunitariamente también en “sanitarismo” al modo de “campañas de detección y tratamiento”, el profesional de la salud peruano se vio obligado a esperar la llegada de casos o la detección frente a la aparición de los mismos reduciendo la intervención a un aspecto únicamente curativo, muy insuficiente para una enfermedad que no presenta tratamiento específico, además de una tecnología escasa y limitada para abordar sus complicaciones. Los profesionales de salud han dado y siguen dando todo su esfuerzo este año para evitar dolorosas muertes y familias enlutadas. Su sacrificio ha llegado a ser tan grande que muchos de ellos han fallecido a causa de su exposición como si fueran “soldados que caen en acción” en una guerra donde el enemigo se mimetiza y oculta en nosotros, dando lugar a una inadecuada protección.

¿Recurso humano o talento humano?

Desde el enfoque taylorista, todavía seguimos denominando a nuestros profesionales de salud como recurso humano, aquel “recurso” del que puedo disponer y ubicar según las necesidades de los gestores y que se convierten muchas veces en una pieza más o en un número menos que contar, sin tomar en cuenta su opinión, perdiendo el significado humanístico de su identidad.

En esto momentos más que nunca, se hace necesario mirar esas competencias blandas de nuestros profesionales que han demostrado liderazgo, trabajo en equipo, y solidaridad con los demás poniendo mucha iniciativa y creatividad en situaciones difíciles.

El profesional de la salud peruano tiene mucho talento, y más allá del aspecto san-itarista de la curación, también promociona y previene, se comunica con su entorno, con su comunidad, con sus pares. Hemos olvidado cuánto podemos construir con una comunicación efectiva, con un abordaje familiar o con una red comunitaria como ya nos lo enseñaba hace cerca de noventa años atrás Manuel Nuñez Butrón con el Rijcharismo, en la ciudad de Puno.

El talento humano peruano tiene mucho que aportar en un país pluricultural donde se exigen estrategias y no estrategia, lenguajes y no lenguaje, requiere de una visión politerritorial de los problemas de salud y es ahí donde se necesita de la persona y no de un recurso.

También le puede interesar: Primer día internacional de preparación ante las epidemias

Entre la evidencia científica y la experiencia en salud pública

La evidencia científica ha tenido un protagonismo muy especial en la medicalización de esta pandemia, algunas veces escuchada otras opacada por las voces de políticos, opinológos o “expertos”, lo cierto es que además de ello la experiencia en salud pública nos ha demostrado que el comportamiento de este problema es tan complejo como lo es la misma vida humana, con articulaciones de orden-desorden y de equilibrio-caos.

La experiencia en campo nos ha enseñado que más que una enfermedad hay personas enfermas, que no podemos intervenir con una lógica vertical y desintegrada de niveles sino desde la comprensión de la esencia familiar y comunitaria que nos obliga a un enfoque de abordaje integral comunitario en ese “nivel cero” llamado territorio.

No hemos tenido un tratamiento específico para esta enfermedad, pero sí estábamos seguros de qué medidas pudieron prevenirla. Sin embargo, el sistema sobrecargó al profesional de salud con un colapso sanitario algo que no pudo resolver con buenas y oportunas estrategias de salud pública.

La infodemia y la tolerancia

El profesional de salud peruano ha tenido no solo que enfrentar al escaso presupuesto del sistema de servicios de salud, mínima cantidad de equipos de protección personal y la insuficiente infraestructura para recibir a las personas enfermas sino sobre todo a esta infodemia que se ha extendido en las redes sociales, contradiciendo muchas veces los diagnósticos y tratamientos con la consecuente complicación en la capacidad de intervención oportuna para salvar vidas humanas.

En este espacio, el profesional de la sa-lud ha tenido que ser tolerante y creativo para poder abordar la sindemia presentada entre la desinformación/mala información y la enfermedad en sí. Enfrentar los temores propios y creados de los pacientes que ha sido todo un reto digno de respetar y admirar.

También le puede interesar: Plan de Beneficios en Salud 2021 – Resolución 2481 de 2020

Perspectivas y escenarios

Teniendo una mirada al 2021, debemos reconocer que nuestros médicos, enfermeras y demás profesionales de la salud quedan con secuelas de una salud mental deteriorada debido al intenso estrés, dispuestos a abordar los retos de una población ahora más pobre, con más problemas de salud, con atención a sus enfermedades crónicas muchas veces pospuestas por la pandemia covid-19. Un talento humano que pondrá en juego toda su empatía y solidaridad para comprender que los problemas de salud son más que una pandemia, que los comportamientos sociales y familiares son un presente y futuro para nuestro abordaje.

El 2021 será un año para entender que la especialidad de medicina familiar y comunitaria es más necesaria que nunca y que primer nivel de atención no es lo mismo que decir atención primaria de salud. Que debemos de dejar de dar atenciones a las personas por etapas de vida y mirar el curso de vida como eje central, que ya no existe sentido para categorizaciones verticales sino para un trabajo horizontal y muchas veces tridimensional tejiendo redes donde todos somos importantes.

La propuesta es que los hospitales ya no sean centro del sistema sino la población como tal, donde se busque que la persona sana no enferme y si enferma no se complique, donde ya no hablaremos de una atención primaria sino de cuidados esenciales de salud.

Tenemos el reto de no separar el generalismo de la especialidad para generar espacios de abordaje conjunto, con fundamento dialógico interdisciplinario con enfoque en el ser biopsicosocial y no solamente a una estructura corporal dañada. Hay mucho por hacer y mucho por aprender.

Toda mi admiración y respeto al profesional de salud peruano, y también latinoamericano, que día a día se enfrenta en diversas regiones a situaciones duras pero que siempre lleva adelante acciones innovadoras cuidando de la población que ha quedado a su cargo.

También le puede interesar: EL FUTURO DEL SISTEMA DE SALUD:ENTREVISTA CON CARLOS FELIPE MUÑOZ, GERENTE GENERAL DE CONSULTORSALUD

Latinoamérica

Fronteras de Chile se cerrarán por 30 días

El gobierno de Chile tomó la decisión de implementar medidas restrictivas a la población al experimentar un considerable aumento de contagios de covid-19, pese a su paradójico ritmo de vacunación

Publicado

el

Fronteras Chile se cerraran 30 dias covid-19

Chile, el país latinoamericano que inició con la vacunación anticovid, cierra la entrada y salida de su territorio por 30 días, contados a partir de este 5 de abril. Aunque en su momento, la inmunización a la población se destacó por su agilidad, hoy las autoridades del país se concentran en evitar un posible colapso sanitario. Cabe resaltar que hasta el viernes 2 de abril, se habían vacunado 6.937.113; de ellas, 3.843.651 han completado el proceso de inmunización contra la covid-19.

Sin embargo, las medidas hasta ahora son insuficientes. A nivel regional, el país tiene una de las tasas más elevadas de mortalidad por covid-19, más de 1500 muertos por millón de habitantes y 23.644 fallecidos en todo el territorio nacional. Para el domingo 4 de abril, se registraron 7.304 casos nuevos, 4.818 correspondientes a personas sintomáticas y 1.889 asintomáticos, una cifra exponencial si se tiene en cuenta que el 80% de la población de Santiago y varias áreas ya recibió la vacuna.

El fracaso, aseguran expertos en salud pública, también reside en el relajamiento de las medidas de bioseguridad. La mayor preocupación para el gremio médico del país -reporta The New York Times- fue la flexibilización en los permisos y la falta de trazabilidad y rastreo. En los últimos meses de 2020 y los primeros de 2021 se registró una alta afluencia de personas provenientes del extranjero y de viajeros en el interior del país que pudieron ser transmisores del SARS-CoV-2.

También le puede interesar: COVID-19: ESTAS SON LAS ALIANZAS ENTRE LA FARMAINDUSTRIA PARA LA FABRICACIÓN DE VACUNAS

¿Valdrá la pena el endurecimiento a las restricciones en Chile?

Durante una alocución, el ministro de salud Enrique Paris afirmó que “la falta de comunicación de riesgo evidente” fue el principal error cometido. Las consecuencias hoy son nefastas: el primero de abril el presidente Sebastián Piñera anunció el cierre total de sus fronteras por un mes, con el único propósito de enfrentar el alza de contagios que vive la nación suramericana. Las restricciones no terminan ahí, ya que a esto se le añade un adelanto del toque de queda que comienza desde hoy a las 09:00 p.m.

Las medidas también afecta a la economía local. De acuerdo con el gobierno de Chile, se elimina el comercio de productos no esenciales -venta al por menor de prendas y accesorios de vestir, calzado en comercio especializado, la venta al por mayor de perfumes, tocador y cosméticos, entre otros- y solo se permitirá la comercialización de aquellos imprescindibles (alimentos, medicamentos, artículos de aseo e higiene personal). Sin embargo, el teletrabajo, la educación a distancia y la conservación y seguridad del inmueble se mantienen.

Las actividades esenciales autorizadas también se modificaron en Chile. Según el comunicado oficial, “son aquellos trabajadores y/o prestadores de servicios de una empresa o institución pública o privada, cuyo giro ha sido declarado esencial, que desempeñen funciones que no pueden ser realizadas telemáticamente y que son imprescindibles para la actividad propia del giro, tales como labores operativas, logísticas y productivas, mantención de sistemas, seguridad, limpieza y sanitización. Se dejan expresamente fuera de esta definición las labores administrativas, contables, financieras y de asesorías y consultorías”.

Como es de esperar en esta situación, se mantendrá Permiso Único Colectivo requerido para la movilización. A éste deberá añadirse la siguiente información: total de trabajadores de la empresa (contratados o que prestan servicios a la misma), número de trabajadores o prestadores de servicios que considera esenciales y para los cuales se las solicita PUC, labor del trabajador considerado esencial y para el que se solicita permiso (labores operativas, logísticas y productivas, mantención de sistemas, seguridad, limpieza y sanitización).

También le puede interesar: ACMI PIDE CUARENTENA TOTAL POR INCREMENTO DE CASOS COVID-19

Continuar leyendo

Latinoamérica

Lanzan e-BlueInfo: plataforma de la OPS sobre atención primaria

El Ministerio de Salud de Perú (MINSA) presentó e-BlueInfo, app informativa para usuarios del sistema de salud y los profesionales que brindan atención primaria

Publicado

el

e-blueinfo app atencion primaria peru

Gracias a una alianza entre la OPS/Bireme y el Ministerio de Salud de Perú (MINSA) e instituciones de otros países se creó la herramienta digital e-BlueInfo de la que se podrán beneficiar los usuarios del sistema de salud y los profesionales que brindan atención médica, especialmente en lo concerniente a atención primaria.

De acuerdo con el MINSA, esta aplicación se actualiza de forma permanente con información confiable y oportuna sobre covid-19, tema que sigue siendo el centro de la atención en Perú y datos relacionados a otras áreas de interés en medicina clínica y bienestar. Para lograrlo, la herramienta integra más de 800 documentos, 600 de ellos focalizados en control de anemia, planificación familiar, alimentación saludable, lactancia materna, inmunización y otros.

Si se trata de información sobre covid-19, los títulos se concentran en vigilancia epidemiológica, gestión del riesgo, inmunizaciones, acompañamiento psicosocial, gestante y recién nacido, hospitalización, paciente sospechoso o confirmado, salud mental, telemedicina y varios más. Todos los contenidos son seleccionados por un grupo de expertos de la Oficina General de Tecnologías de la Información (OGTI), Dirección General de Intervenciones Estratégicas en Salud (DGIESP), Dirección General de Medicamentos, Insumos y Droga (Digemid) y Dirección General de Salud Ambiental (Digesa); además de entidades pertenecientes al sector de salud peruano.

También le puede interesar: RANKING EPS QUE MÁS INCURREN EN PRÁCTICAS INDEBIDAS

¿Cómo encontrar la plataforma e-BlueInfo?

Con el propósito de reducir la brecha de acceso a información y evidencia científica en Perú, la herramienta e-BlueInfo es un recurso gratuito para profesionales y usuarios, quienes la pueden descargar en cualquier dispositivo android o iOS. Cuenta con una interfaz ligera, visibilidad de autoridades sanitarias, accesos de videos, imágenes y enlaces, autenticación de usuario y contraseña para documentos favoritos y visitados, acceso a guías en salud OPS/OMS, recuperación de evidencia científica por codificación CIE-10, entre otras opciones. 

Además de lo anterior y como motivación especial para descargar a e-BlueInfo, en ella también están disponibles documentos sobre normas técnicas de salud, directivas sanitarias y administrativas, guías técnicas, planes de salud, guías de práctica clínica, políticas, manuales, artículos científicos y otros documentos técnicos, producidos por el Minsa e instituciones del sector salud.

También le puede interesar: PL: CAMBIOS A PATENTES Y REGULACIÓN DE MEDICAMENTOS EN COLOMBIA

Continuar leyendo

Latinoamérica

Diagnóstico de tuberculosis disminuyó entre 15% y 20% en Latinoamérica

En 2019 más de 290.000 personas enfermaron por tuberculosis, sin embargo, 54.000 de ellas no fueron diagnosticadas oportunamente.

Publicado

el

Diagnóstico de tuberculosis disminuyó entre 15% y 20% en Latinoamérica

Hoy se conmemora Día Mundial de la Tuberculosis, por lo que la Organización Panamericana de la Salud emitió un comunicado con el que advierte que el diagnóstico de nuevos casos de la enfermedad en las Américas se redujo entre el 15% y el 20% durante el año pasado con respecto al 2019, lo que arriesga los avances para erradicar la enfermedad.

“La tuberculosis sigue teniendo un costo devastador en el mundo, y es inaceptable que la gente sufra y muera por algo prevenible y curable. Los servicios de salud han sufrido durante la pandemia. Tenemos que hacerlo mejor. Tenemos que diagnosticar a más personas para que puedan ser tratadas y curadas. Tenemos que mantener nuestros compromisos para reducir la carga de la tuberculosis en nuestra región y en todo el mundo” resaltó la Directora de la OPS, Carissa F. Etienne.

Los datos preliminares señalan que hubo un aumento de casos no diagnosticados en los servicios de salud del nuevo continente, adicional a una continuidad en la transmisión de la infección. Sin embargo, durante el último trimestre del 2020 el reporte de casos se recuperó gracias a los esfuerzos de los sistemas sanitarios para reactivar la búsqueda de casos de tuberculosis.

De otro lado, la organización menciona que las medidas de bioseguridad adoptadas en todo el mundo como el uso de tapabocas y el distanciamiento social podrían haber contribuido a disminuir la transmisión de esta y otras infecciones respiratorias a nivel de comunidad, aunque es una mera suposición.

Durante el último año de pandemia, los determinantes sociales de la tuberculosis, como la pobreza, la desnutrición, el desempleo y las condiciones de vivienda, se habrían deteriorado en poblaciones en situación de marginalidad y vulnerabilidad social, algo que puede facilitar el desarrollo de la enfermedad. En la actualidad no hay información que explique el impacto de la pandemia en la mortalidad por tuberculosis, pero se proyecta que el efecto sea negativo al igual que con la disminución de detección de casos.

También puede leer: Pfizer ensaya medicamento oral para tratar el Covid-19

Perú y Brasil representan el 52% de todos los casos de tuberculosis multirresistente del continente. 

Fuente: OPS

Rafael López Olarte, asesor regional en tuberculosis de la OPS/OMS destacó las acciones que tomaron algunos países para no interrumpir la continuidad en los tratamientos de pacientes con tuberculosis durante la pandemia, como la implementación de telemedicina y seguimiento a través de llamadas telefónicas así como la entrega de los medicamentos a domicilio mensual o semanalmente, evitando que el paciente tuviera que desplazarse a un centro asistencial. “Necesitamos garantizar el acceso a los servicios esenciales de diagnóstico y tratamiento oportuno de la TB para salvar vidas y evitar la tuberculosis multirresistente, que es más difícil de tratar” añadió López Olarte.

Recordemos, que la tuberculosis es una de las infecciones que más vidas cobra anualmente en el mundo. Según el último informe sobre la enfermedad emitido por la OPS se estima  290.000 personas enfermaron de tuberculosis en 2019 en las Américas, y que, de ellas, 54.000 no fueron diagnosticadas o sus casos reportados. Brasil, Perú, México, Colombia y Haití concentraron casi el 70% de los casos notificados. Así mismo, más de 22.000 personas murieron en 2019 por la infección, 5.900 de ellas tenían VIH.

¿Cómo va la carrera por la eliminación de la tuberculosis?

A pesar que Latinoamérica y Europa son las regiones con la carga más baja de tuberculosis del mundo( 2.9% y 2.5% respectivamente), la pandemia ha hecho que los logros alcanzados y encaminados a erradicar la enfermedad para el 2050 peligren.

“Nuestra Región está a la cabeza de la eliminación de la tuberculosis, pero debe hacerse un esfuerzo constante para mantener los logros, y esto exige la acción concertada de todos los sectores para proporcionar los servicios necesarios, personal de salud capacitado en la detección, una red de laboratorios donde se haga el diagnóstico, la disponibilidad de medicamentos recomendados y todo un sistema de apoyo para que la persona afectada pueda cumplir el tratamiento a cabalidad”, detalló López Olarte. 

La OPS y la OMS recomiendan no limitar la búsqueda activa de personas que tuvieron contacto con una persona con tuberculosis como parte de la estrategia preventiva, de garantizarse esta medida se cortará sustancialmente la transmisión de la infección de la enfermedad y además se mitigará la posibilidad de que el paciente desarrolle farmacorresistencia.

Finalmente, la OPS recuerda que el lema del Día Mundial de la Tuberculosis del 2021 es “El tiempo corre”, este transmite la idea de que se acaba el tiempo para actuar en relación con los compromisos adquiridos por los líderes mundiales para acabar con la tuberculosis. Esto es especialmente crítico en el contexto de la pandemia de COVID-19, que hace peligrar el progreso hacia el fin de la Tuberculosis.

También puede leer: A la vacunación anticovid en Perú se integra el sector privado

Continuar leyendo

RECOMENDADO

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras