Conéctate con nosotros

ACHO

Sobre ganoderma, el método científico, y saberes ancestrales

‘Para tranquilizar al lector, le informo que no existe ningún estudio que haya demostrado que el ganoderma cure el cáncer. Por lo que leí, veo pocas razones biológicas para pensar que este producto va a funcionar como cura del cáncer’.

Publicado

el

ganoderma

El desarrollo de la ciencia se basa en la capacidad de refutar esa estrategia que se piensa va a funcionar por medio de estudios que permitan separar lo que se cree, desea, o se quiere, de lo que es. El pilar fundamental del desarrollo científico en las ciencias clínicas se basa en un tipo especial de estudio clínico llamados Ensayos Clínicos Controlados Aleatorizado (ECCA).

En los ECCA las reglas del juego son iguales para todos los pacientes, excepto en lo que respecta a la maniobra que se investiga. Ilustremos con un ejemplo hipotético: un investigador piensa que el ganoderma, o cualquier otra sustancia ancestral, cura el cáncer. Para demostrarlo, debe tener acceso a la sustancia – garantizando que la sustancia sea, efectivamente, ganoderma, y no diclofenac. Ancestral o no, debe tener una razón convincente para pensar que el ganoderma va a curar el cáncer. Ayuda si se ha observado que la sustancia es capaz de matar células cancerosas en algún organismo cuando se administra en concentraciones similares a las obtenibles en humanos.

Además, antes de ensayar el ganoderma en pacientes con cáncer, debe existir evidencia de que el producto que se va a utilizar es seguro en humanos cuando se administra en la dosis propuesta por el investigador. Sólo si todos los pasos anteriores se satisfacen, se procede a elaborar un protocolo para un ECCA.

También puede leer: INS: Informe cáncer de mama y cuello uterino 2019

Protocolo para Ensayos Clínicos Controlados Aleatorizado (ECCA)

El protocolo de un ECCA es un documento que explica la justificación del estudio; la evidencia que apoya su realización. Propone qué pacientes pueden ser sujetos, con sus criterios de inclusión y exclusión. Estipula la magnitud esperada del beneficio, así como el número necesario de sujetos que se necesita para encontrar ese beneficio. Establece la forma como se van a asignar los pacientes al grupo que va a recibir ganoderma, y el grupo que recibe placebo. También explica cómo se va a administrar el ganoderma y el placebo; cómo se manejan los eventos adversos; cuándo y cómo se adjudica que el ganoderma funcionó en los pacientes; cuánto tiempo se van a seguir los pacientes; cada cuánto se va a mirar cómo van los pacientes que ingresaron en el estudio; cómo se garantiza la seguridad de los pacientes participantes; quién financia la investigación, incluyendo la responsabilidad por las complicaciones derivadas de las intervenciones del estudio, etc. En fin, es un documento complejo que es la hoja de ruta, y que debe anticipar todas las contingencias posibles Una vez aprobado el protocolo por varios estamentos gubernamentales e institucionales, se puede ejecutar el ECCA.

Aleatorizacíon y Asignación

Si bien es cierto que cada uno de los detalles que se mencionan en el protocolo de un ECCA es importante, hay tres elementos que hacen de este tipo de estudios las más potentes herramientas de investigación en sujetos humanos. El primero es la aleatorización. Es decir, que sea el azar el que decida en qué grupo queda el sujeto. Con la asignación aleatoria se aumenta la probabilidad de que las otras diferencias que naturalmente existen entre los sujetos también se distribuyan por azar en proporciones similares entre los grupos. Sin asignación aleatoria no se puede descartar que otros aspectos distintos a la intervención expliquen la diferencia entre los grupos. En otras palabras; sin asignación aleatoria, el por qué el grupo que recibió ganoderma fue mejor o peor podría explicarse por razones distintas a haber recibido ganoderma. Por ello, sin asignación aleatoria los estudios pierden gran parte de su autoridad. Muy pocos estudios sin asignación aleatoria muestran resultados tan dramáticos como para no requerir un ECCA, constituyéndose en excepciones a la regla.  

También puede leer: Alianza busca convertir Cali en modelo de la lucha contra el cáncer

Elemento crítico: controlado y desenlace

Otro elemento crítico de los ECCA es que debe ser controlado: esto es, que la única diferencia en procedimientos entre ambos grupos debe ser que uno recibió ganoderma, y el otro recibió el tratamiento estándar. Como la alternativa al ganoderma no existe, el grupo control debe recibir un placebo que no es más que algo idéntico al ganoderma, pero que sea inerte (que no afecte ningún parámetro biológico importante). En condiciones ideales, se debe evitar que el sujeto y el equipo en contacto directo con él conozcan a qué grupo pertenece. Así se evita que las preferencias que todos tenemos influyan sobre la conducción del estudio El grupo asignado a los sujetos sólo se conoce al momento de realizar el análisis final de los resultados.

El último elemento crítico de un ECCA que quiero resaltar tiene que ver con el desenlace principal del estudio. El desenlace es eso que se mide que dice si la maniobra investigada, ganoderma en este caso, es superior o inferior al placebo. Existen muchos tipos de desenlaces, pero para la cura el único confiable es que los sujetos en el grupo asignado a ganoderma se mueran menos que el grupo placebo.

Para volver la cosa más difícil, no basta con realizar uno de estos estudios que tienen todos los aspectos que controlan la confiabilidad de sus resultados. Por azar, un estudio bien realizado puede encontrar una diferencia que realmente no se explica por la maniobra estudiada. También por azar, un estudio puede no encontrar una diferencia que debió haber sido encontrada. Por ello, cuando un ECCA arroja un resultado positivo, se recomienda realizar otro ECCA independiente que lo corrobore. Es decir, los resultados positivos de un estudio clínico deben ser replicados. Y en medicina existe un serio problema con la replicabilidad de muchos de los estudios que reportan avances científicos como lo demostró hace más de una década el meta-investigador John Ioannidis. Como se ve, aún con todos los “juguetes” siempre puede haber la posibilidad de que lo que se encontró en un ECCA no refleje la realidad. Ello no le resta importancia, pues es el mejor método para avanzar las ciencias clínicas, y el avance vertiginoso de la medicina es en gran medida el resultado de la realización de ECCAs.

También puede leer: Mecanismo distribución UPC por 11 cánceres priorizados – Resolución 3339 de 2019

En días recientes la científica Mabel Torres, ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación, generó controversia cuando afirmó que el ganoderma había sido útil para algunas personas con cáncer, que ella había trabajado como científica con este producto, y que los saberes ancestrales eran importantes. No creo que haya habido engaño de su parte; lo trágico es que ella parece creer lo que dijo. Pero sus aseveraciones son irrelevantes ya que no pertenecen al ámbito científico. Para afirmar que el ganoderma cura el cáncer hay que demostrarlo. La demostración requiere de al menos un ECCA. Sin demostración, su opinión – gracias a su cargo y visibilidad – se convierte sólo en propaganda. Para tranquilizar al lector, le informo que no existe ningún estudio que haya demostrado que el ganoderma cure el cáncer. Por lo que leí, veo pocas razones biológicas para pensar que este producto va a funcionar como cura del cáncer. Por lo anterior, yo que también reclamo mi derecho a opinar, opino que más fácil escribe un soneto de Shakespeare un mico sentado en un teclado que el ganoderma cura el cáncer.

ACHO

EVENTOS TROMBÓTICOS EN PACIENTES VACUNADOS CONTRA SARS-CoV2 VAXZEVRIA (OXFORD-ASTRAZENECA)

COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE HEMATOLOGÍA Y ONCOLOGÍA CON EL AVAL DE LA RED DE GESTIÓN Y TRANSFERENCIA DEL CONOCIMIENTO

Publicado

el

Por

eventos tromboticos vacuna astrazeneca ACHO

* COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE HEMATOLOGÍA Y ONCOLOGÍA CON EL AVAL DE LA RED DE GESTIÓN Y TRANSFERENCIA DEL CONOCIMIENTO

Desde el inicio de la pandemia más de 100 millones de infecciones por SARS-CoV2 han sido confirmadas en el mundo entero, que han terminado en la muerte de casi 3 millones de personas (3% de mortalidad), la vacunación ha surgido como un solución para la crisis que esta infección ha producido de forma global. Solo en el Reino Unido, 30 millones de personas han recibido al menos una dosis de vacunación las cuales se estima que han evitado por lo menos 6000 muertes en los primeros 3 meses del 2021. Sin embargo, varios países de la Unión Europea y el Reino Unido han reportado la ocurrencia de eventos trombóticos asociados a trombocitopenia en pacientes que han recibido la vacuna Vaxzevria (previamente denominada vacuna COVID-19 Oxford-AstraZeneca).

La frecuencia de este fenómeno, que algunos han denominado Trombocitopenia protrombótica asociada a la vacunación (VIPIT por sus siglas en inglés), es difícil de establecer en este momento, pero podría estar entre 1 por cada 100.000 a 1 en 1’000.000. El último comunicado del comité de seguridad de EMA (PRAC) fechado el día de hoy (7 de abril 2021), concluye que este evento debe ser listado como una muy raro evento adverso de Vaxzevria. A pesar de la baja frecuencia de esta complicación su mortalidad podría acercarse al 40%; sin embargo, estapuede disminuir en la medida en que el evento y su tratamiento se den a conocer y se haga una detección más temprana. De ahí la importancia de estas comunicaciones.

¿Cuáles son los números reales?

En la Unión Europea esta vacuna ha sido administrada a más 6.9 millones de personas y 18 millones en el Reino Unido. En la UE fue administrada principalmente a menores de 60 años. Se han mencionado dos tipos de reportes de eventos: en primera instancia, los casos de eventos de trombosis venosos o trombo-embólicos usuales y por otro lado los llamados episodios de Trombocitopenia Inmune Protrombótica inducida por Vacuna (VIPIT).

Eventos trombo-embólicos:

Los primeros,inician con la notificación el 7 de marzo por parte de la Autoridad Nacional Competente de Austria suspendiendo el uso de un lote de la vacuna Vaxzevria (número de lote ABV5300) como medida de precaución después de los informes de una muerte de una mujer joven (embolia pulmonar) y tres casos graves de trombosis en pacientes vacunados. Posteriormente, la EMA reporta al 10 de marzo de 2021, 30 casos de episodios trombo-embólicos (predominantemente venosos) entre los aproximadamente 5 millones de receptores de la vacuna COVID-19 Oxford-AstraZeneca en el espacio económico europeo.

Por su parte, el Centro de Farmacovigilancia Lareb reportó 10 casos de posibles trombosis o embolismo, ninguno de ellos relacionado con trombocitopenia (plaquetas bajas). En España, la Ministra de Salud confirmó que se presentó un único caso de trombosis después de la vacunación de más de 900.000 personas.

El reporte de EMA de marzo 24 2021, hace un recuento de un total de 267 casos, que corresponden a 286 eventos trombo-embólicos documentados después de la comercialización de la vacuna, de ellos 279 fueron eventos serios. Los más frecuentes fueron Accidentes Cerebro-Vasculares (67), Infarto del Miocardio (39), Accidente Isquémico Transitorio (28) y Tromboembolismo pulmonar (22). La mayoría de los reportes provenían del Reino Unido. 63% en mujeres. 40% tuvieron un desenlace fatal.

También le puede interesar: PDSP: culmina el tiempo para alcanzar la equidad en salud pública

Eventos Trombóticos Asociados a Trombocitopenia (ETAT)

Por otro lado, a mediado de marzo, Dinamarca reportó, “síntomas altamente inusuales” en un ciudadano mayor de 60 años que murió de un evento trombótico. Igualmente, Noruega administro Vacuna Vaxzevria a 130.000 personas menores de 65 años, sin factores de riesgo, reportando 5 pacientes con trombosis generalizadas, trombocitopenia y hemorragia, tres de los cuales murieron. Según cifras oficiales del gobierno inglés (24 de marzo 2021), se han reportado 22 trombosis de los senos venoso y 8 eventos trombóticos con plaquetas bajas, de un total de 18.1 millones dedosis de vacuna contra SARS CoV2 de AstraZeneca.

Para el 19 de marzo, el Instituto Paul Ehrlich (PEI) de Alemania reportó 13 cases de trombosis de los senos venosos en más de 1.6 millones de vacunados con vacuna AstraZeneca; estos pacientes además tenían trombocitopenia lo que sugiere un fenómeno autoinmune asociado. Las trombosis ocurrieron 4 a 16 días posterior a la vacunación, 12 eran mujeres y todos tenían entre 20 y 63 años.

En el reporte de EMA del 24 de marzo,se mencionan 18 casos de trombosis de los senos venosos, seis de ellos fatales. 12 (67%) tuvieron además trombocitopenia. En muchos de estos otros factores de la historia clínica o los medicamentos concomitantes hacen difícil la interpretación de causalidad. Sin embargo, se puede suponer que al menos los 12 eventos con trombocitopenia asociada podrían corresponder ETAT.

En el reporte PRAC de EMA, fechado el 7 de abril de 2021, refieren que se revisaron a profundidad 62 casos de trombosis de los senos venosos y 24 casos de trombosis del sistema venoso esplácnico reportados hasta el 22 de marzo en el sistema de seguridad de la Unión Europea (EudraVigilance), de los cuales 18 fueron fatales. Estos eventos se presentaron en los 25 millones de personas que han recibido vacunación en Europa y el Reino Unido.

También le puede interesar: Invima advierte efectos negativos de uso de productos con dióxido de cloro

Algunos han llamado al evento adverso como trombocitopenia inmunitaria protrombótica inducida por vacuna (VIPIT); sin embargo este nombre podría no resultar del todo exacto. Se cree que la vacunación induce la producción de anticuerpos contra las plaquetas como parte de un respuesta inflamatoria y estimulación inmune, en un mecanismo de acción es similar a la trombocitopenia inducida por heparina (TIH). Este mecanismo se pudo demostrar en cuatro de los pacientes alemanes. El mecanismo exacto por el cual la vacuna AstraZeneca activa este fenómenoaún está bajo investigación. No se han identificado otros factores de riesgo en pacientes que desarrollan ETAT.

Dados los muy bajos números de los eventos reportados, hay un alto nivel de incertidumbre sobre la incidencia estimada por grupo de edad; sin embargo, los datos disponibles sugieren que esta parece ser más frecuente en la población másjoven (mujeres entre 20-29 años), que es de particular interés por el bajo riesgo de mortalidad por COVID-19. Actualmente no hay factores de riesgo conocidos de esta extremadamente rara condición, que parece una reacción idiosincrática a la primera exposición a la vacuna Vaxzevria.

¿Cómo poner en contexto estas cifras?

Para poder analizar estos eventos es importante poner en contexto los eventos de los que estamos hablando, al vacunar millones de personas en el mundo en forma simultanea, las enfermedades que afectan a la humanidad con o sin vacunación seguirán ocurriendo y para definir una causalidad habría que determinar que la frecuencia de eventos es superior al de la población general.

Conozca el texto completo haciendo clic en el botón “Descargar”.

También le puede interesar: ACEMI pide ajustar la metodología de cálculo de presupuestos máximos 2021

Continuar leyendo

ACHO

Las vacunas para prevenir complicaciones y muerte asociadas a la infección por SARS-CoV-2 producen trombosis: falso.

“Solo una vacunación masiva nos podrá sacar de la crisis que ha causado esta pandemia, nos hemos vacunado todos para múltiples enfermedades desde que nacimos”

Publicado

el

Por

Las vacunas para prevenir complicaciones y muerte asociadas a la infección por SARS-CoV-2 producen trombosis falso.

Inicialmente Dinamarca, Noruega e Islandia, y ahora de España, Francia y Alemania, han suspendido temporalmente la vacunación contra SARS-CoV2 con la vacuna de AstraZeneca, debido a la descripción de algunos pacientes que presentaron trombosis después de la vacunación, incluyendo un paciente que murió. 

En España, la Ministra de Salud confirmó que se presentó un único caso de trombosis después de la vacunación de más de 900.000 personas. 

Dinamarca reportó “síntomas altamente inusuales” en un ciudadano mayor de 60 años que murió de un evento trombótico. Igualmente, el gobierno noruego ha reportado que tres personas menores de 50 años estaban siendo tratadas en el hospital por eventos al parecer relacionados con trombosis después de la vacunación. En total, según el Centro de Farmacovigilancia Lareb reportó 10 casos de posibles trombosis o embolismo, ninguno de ellos relacionado con trombocitopenia (plaquetas bajas).

También puede leer: los pacientes anticoagulados no se pueden vacunar: falso

Sin embargo, solo en Reino Unido para el 7 de marzo se habían vacunado 18,962,627 personas y según información de AstraZeneca más de 17 millones de vacunas de esta marcas se han aplicado en Europa hasta ahora; además, de los miles de pacientes involucrados en los estudios clínicos que llevaron a la autorización de uso de la vacuna, que no documentaron al hacer un seguimiento estandarizado un aumento de eventos trombóticos o hemorrágicos.

Para poder analizar estos eventos es importante poner en contexto los eventos de los que estamos hablando, al vacunar millones de personas en el mundo en forma simultanea, las enfermedades que afectan a la humanidad con o sin vacunación seguirán ocurriendo y para definir una causalidad habría que determinar que la frecuencia de eventos es superior al de la población general. La trombosis en general (poniendo juntos todos los eventos ya que no hay detalles de cuales tipos de trombosis tuvieron estos pacientes), es una patología sumamente frecuente en la población general.

De hecho, según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), fechada el 9 de diciembre de 2020, 7 de las 10 principales causas de muerte en el mundo son enfermedades no transmisibles y de ellas, las dos primeras corresponden a eventos trombóticos, vasculares y/o embólicos (Infarto agudo del miocardio y accidente cerebrovascular). Según este reporte el “principal asesino del mundo” es el infarto que mató a 8.9 millones de personas en el mundo. Los accidentes cerebrovasculares fueron responsables del 11% de las muertes globalmente (ver gráfico).

SARS COV 2

El 12 de marzo la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia (ISTH), emitió un comunicado al respecto de esta situación; consideran estos expertos, que este pequeño número de eventos trombóticos en un una población de millones de vacunados, de ninguna forma se pueden considerar como confirmatorios de una relación causa-efecto (vacuna-trombosis). Refieren, como lo hemos hecho, que los eventos trombóticos son comunes en la población general y sucederán con o sin vacunación; estos no se han relacionado nunca antes con la vacunación y no se identificaron en los estudios clínicos bien controlados.

Basados en toda la información disponible, la ISTH considera que el beneficio de la vacunación contra SARS-CoV-2, teniendo en cuenta su mortalidad conocida, supera en mucho los riesgos relacionados con trombosis. 

Una vez más ISTH recuerda, que si bien la vacunación se realiza en forma intramuscular en el brazo, los pacientes anticoagulados con cualquier anticoagulante directo (apixaban, dabigatran y rivaroxaban), warfarina en rango terapeútica, heparinas (Enoxaparina, Dalteparina, Nadroparina) o Fondaparinux pueden recibir la vacunación SIN NINGUNA CONTRAINDICACIÓN. Recomiendan, como lo ha hecho también previamente ACHO (Asociación Colombiana de Hematología y Oncología):

  • Hay un riesgo de una pequeña equimosis en pacientes anticoagulados pero no se espera ningún evento adverso serio.
  • Se debe aplicar presión local prolongada (al menos 5 minutos) después de la vacunación. 
  • Los pacientes que toman warfarina deben tener un INR terapéutico (<4.0) al momento del la vacunación.
  • Estimulan, igual que lo ha hecho ACHO a vacunarse, y a los vacunadores a NO NEGAR LA VACUNACIÓN por el simple hecho de estar anticoagulado un paciente.

Por su parte la EMA (European Medicine Asociation) ha revisado en forma seria el tema, considerando también que “muchos miles de personas desarrollan eventos trombóticos en el Europa anualmente por diferentes razones y el número de eventos tromboembólicos en personas vacunadas no parece ser superior que lo observado en la población general.” Reportan que solo en el Reino Unido se han aplicado 11 millones de dosis de esta vacuna y que están trabajando en una investigación sobre los efectos reportados.

Específicamente declararon este lunes, 15 de marzo: “Los expertos están analizando con gran detalle todos los datos disponibles y las circunstancias clínicas que rodean a casos específicos para determinar si la vacuna pudo haber contribuido o si es probable que el evento se deba a otras causas. El comité de seguridad de la EMA (PRAC) revisará más a fondo la información mañana (martes 16 de marzo) y ha convocado una reunión extraordinaria el jueves 18 de marzo para concluir sobre la información recopilada y cualquier otra acción que pueda ser necesaria.”

También puede leer: los pacientes con cáncer e inmunosupresión no pueden vacunarse contra el SARS-CoV-2

Teniendo en cuenta el impacto devastador que el COVID-19 ha tenido en la salud, la economía y los sistemas sociales en general, en especial el riesgo para los profesionales de la salud y la población vulnerable (personas mayores y con comorbilidades) y la falta de una relación clara causa-efecto, EMA sugiere continuar con la vacunación con esta y todas las demás vacunas en Europa. 

Por ultimo la OMS declaró hoy que en este momento no hay una evidencia que confirme que los incidentes ocurridos hayan sido causados por la vacuna y “es importante que continúen las campañas de vacunación para que podamos salvar vidas y detener la enfermedad grave causada por el virus ”, dijo el portavoz de la OMS, Christian Lindmeier. 

Solo una vacunación masiva nos podrá sacar de la crisis que ha causado esta pandemia, nos hemos vacunado todos para múltiples enfermedades desde que nacimos, sin que nuestros padres lo cuestionaran si quiera, esto nos salvó de múltiples enfermedades y muchos de nosotros no estaríamos acá para contar el cuento si no fuera por la vacunación.

POR FAVOR NO COMA CUENTO E INFORMESE. VAMOS TODOS VACUNARNOS.

Continuar leyendo

ACHO

Los pacientes anticoagulados no se pueden vacunar: FALSO

La ACHO da a conocer la información más reciente y las recomendaciones que aplican sobre los pacientes anticoagulados para la vacunación anticovid

Publicado

el

Por

pacientes anticoagulados no vacunar falso

Los pacientes anticoagulados no tienen ningún riesgo para vacunarse, no necesitan suspender la anticoagulación, ni cambiar de Warfarina a heparinas de bajo peso molecular. Está suficientemente demostrado con otras vacunas que es un procedimiento seguro. Únicamente se recomienda si es posible usar la aguja más delgada disponible, poner frío local después de la vacunación y hacer algo de compresión suave sobre el sitio de la vacunación. Los pacientes que toman Warfarina deben tomar un INR unos días antes y confirmar que no esté muy elevado.

Por favor no difundamos más rumores sin fundamento. Informémonos bien.

pacientes warfarina no coagular

También le puede interesar: CORRESPONSABILIDADES EN HEMOFILIA

Continuar leyendo

Editorial – Me parece

COLUMNISTAS

dr Andrés Felipe Cardona - Oncólogo Clínicodr Andrés Felipe Cardona – Oncólogo Clínico

Andrés Felipe Cardona Zorrilla (1)

Oncólogo Clínico – Clínica del Country, Bogotá
foto-carlos-felipe-muñoz-1

Carlos Felipe Muñoz (124)

CEO & Fundador CONSULTORSALUD
Carolina CorchoCarolina Corcho

Carolina Corcho (10)

Vicepresidente Federación Médica Colombiana
personaje11

Cesar Augusto Sanchez (1)

Gerente Viva1A
Claudia Patricia Vacaclaudia patricia vaca

Claudia Patricia Vaca González (2)

Msc farmacoepidemiología, Msc efectividad clínica y sanitaria
Claudia Sterling Posada - Vicepresidente Legal y de Asuntos Jurídicos de Cruz VerdeClaudia Sterling

Claudia Sterling (3)

Vicepresidente Legal y de Asuntos Jurídicos de Cruz Verde
Denis Honorio SilvaDenis Honorio Silva

Denis Honorio Silva (1)

Director Asociación Colombia Saludable, Vocero de Pacientes Colombia
Elisa Carolina TorrenegraElisa Carolina Torrenegra

Elisa Carolina Torrenegra (1)

Directora Ejecutiva Gestarsalud
Gustavo Morales CoboGustavo Morales Cobo

Gustavo Morales Cobo (6)

Presidente Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral
Héctor CastroHéctor Castro

Héctor E. Castro (1)

Director Técnico Senior de Economía Farmacéutica y Financiamiento
Jaime Calderón HerreraJaime Calderón Herrera

Jaime Calderón Herrera (1)

Presidente de la fundación del corazón
Jaime González MontañoJaime González Montaño

Jaime González Montaño (1)

Presidente de Coosalud
javier pachecojavier pacheco

Javier Orlando Pacheco G. (1)

Médico Internista; Hemato Oncólogo. Miembro de la ACHO
Jesus ALbrey GonzalezJesus ALbrey Gonzalez

Jesus Albrey González Páez (1)

Presidente en Colegio de Abogados en Derecho Médico
FOTO JORGE ESTEBAN AGUDELO GÓMEZJORGE ESTEBAN AGUDELO GÓMEZ

Jorge Esteban Agudelo Gómez (1)

Abogado y asesor jurídico dentro del sector salud
columnista-jorge-ricocolumnista-jorge-rico

Jorge Rico (13)

Nefrólogo- miembro de la Academia de Medicina de Medellín
José Elías Cabrejo ParedesJosé Elías Cabrejo Paredes

José Elías Cabrejo Paredes (1)

Director Técnico Senior de Economía Farmacéutica y Financiamiento
Jose

José Octaviano Barrera (2)

Director Medico en Javesalud
Juan López Casas

Juan Gonzalo López Casas (7)

Luis Eduardo Pino Villareal Medico Internista, Hematólogo y Oncólogo ClínicoLuis Eduardo Pino Villareal

Luis Eduardo Pino (46)

Médico especialista en Medicina Interna y en Hematología y Oncología Clínica
dr-mauricio-jaramillo-restrepo-okdr-mauricio-jaramillo-restrepo-ok

Mauricio Jaramillo Restrepo (1)

Médico Internista & Hematólogo
Mauricio Lema Medina MD OncólogoMauricio Lema Medina MD Oncólogo

Mauricio Lema Medina (12)

Médico Hemato-Oncólogo
Miguel Ángel González_ presidente de la Asociación Colombiana de Osteoporosis y Metabolismo Mineral (ACOMM) (1)

Miguel Ángel González (1)

Presidente de la Asociación Colombiana de Osteoporosis y Metabolismo Mineral (ACOMM)
Olga Lucia ZuluagaOlga lucia Zuluaga

Olga lucia Zuluaga (3)

Directora Ejecutiva de ACESI
Paola Jiménez Vásquez

Paola Jiménez Vásquez (1)

Medicina Interna - Oncología Clínica
Sergio Camilo Lizarazo Riaño

Sergio Camilo Lizarazo Riaño (1)

Periodista, especialista en comunicaciones estratégicas
Virginia Abello PoloVirginia Abello Polo

Virginia Abello Polo (5)

Médica Internista & Hematóloga
William Javier Vega VargasWilliam Javier Vega Vargas

William Javier Vega Vargas (2)

Especialista en Derecho Laboral y Relaciones Industriales

 

 

 

Columnas recientes

Tendencias

Indicadores / Cifras