Conéctate con nosotros

ACHO

Sobre ganoderma, el método científico, y saberes ancestrales

‘Para tranquilizar al lector, le informo que no existe ningún estudio que haya demostrado que el ganoderma cure el cáncer. Por lo que leí, veo pocas razones biológicas para pensar que este producto va a funcionar como cura del cáncer’.

Publicado

el

El desarrollo de la ciencia se basa en la capacidad de refutar esa estrategia que se piensa va a funcionar por medio de estudios que permitan separar lo que se cree, desea, o se quiere, de lo que es. El pilar fundamental del desarrollo científico en las ciencias clínicas se basa en un tipo especial de estudio clínico llamados Ensayos Clínicos Controlados Aleatorizado (ECCA).

En los ECCA las reglas del juego son iguales para todos los pacientes, excepto en lo que respecta a la maniobra que se investiga. Ilustremos con un ejemplo hipotético: un investigador piensa que el ganoderma, o cualquier otra sustancia ancestral, cura el cáncer. Para demostrarlo, debe tener acceso a la sustancia – garantizando que la sustancia sea, efectivamente, ganoderma, y no diclofenac. Ancestral o no, debe tener una razón convincente para pensar que el ganoderma va a curar el cáncer. Ayuda si se ha observado que la sustancia es capaz de matar células cancerosas en algún organismo cuando se administra en concentraciones similares a las obtenibles en humanos.

Además, antes de ensayar el ganoderma en pacientes con cáncer, debe existir evidencia de que el producto que se va a utilizar es seguro en humanos cuando se administra en la dosis propuesta por el investigador. Sólo si todos los pasos anteriores se satisfacen, se procede a elaborar un protocolo para un ECCA.

También puede leer: INS: Informe cáncer de mama y cuello uterino 2019

Protocolo para Ensayos Clínicos Controlados Aleatorizado (ECCA)

El protocolo de un ECCA es un documento que explica la justificación del estudio; la evidencia que apoya su realización. Propone qué pacientes pueden ser sujetos, con sus criterios de inclusión y exclusión. Estipula la magnitud esperada del beneficio, así como el número necesario de sujetos que se necesita para encontrar ese beneficio. Establece la forma como se van a asignar los pacientes al grupo que va a recibir ganoderma, y el grupo que recibe placebo. También explica cómo se va a administrar el ganoderma y el placebo; cómo se manejan los eventos adversos; cuándo y cómo se adjudica que el ganoderma funcionó en los pacientes; cuánto tiempo se van a seguir los pacientes; cada cuánto se va a mirar cómo van los pacientes que ingresaron en el estudio; cómo se garantiza la seguridad de los pacientes participantes; quién financia la investigación, incluyendo la responsabilidad por las complicaciones derivadas de las intervenciones del estudio, etc. En fin, es un documento complejo que es la hoja de ruta, y que debe anticipar todas las contingencias posibles Una vez aprobado el protocolo por varios estamentos gubernamentales e institucionales, se puede ejecutar el ECCA.

Aleatorizacíon y Asignación

Si bien es cierto que cada uno de los detalles que se mencionan en el protocolo de un ECCA es importante, hay tres elementos que hacen de este tipo de estudios las más potentes herramientas de investigación en sujetos humanos. El primero es la aleatorización. Es decir, que sea el azar el que decida en qué grupo queda el sujeto. Con la asignación aleatoria se aumenta la probabilidad de que las otras diferencias que naturalmente existen entre los sujetos también se distribuyan por azar en proporciones similares entre los grupos. Sin asignación aleatoria no se puede descartar que otros aspectos distintos a la intervención expliquen la diferencia entre los grupos. En otras palabras; sin asignación aleatoria, el por qué el grupo que recibió ganoderma fue mejor o peor podría explicarse por razones distintas a haber recibido ganoderma. Por ello, sin asignación aleatoria los estudios pierden gran parte de su autoridad. Muy pocos estudios sin asignación aleatoria muestran resultados tan dramáticos como para no requerir un ECCA, constituyéndose en excepciones a la regla.  

También puede leer: Alianza busca convertir Cali en modelo de la lucha contra el cáncer

Elemento crítico: controlado y desenlace

Otro elemento crítico de los ECCA es que debe ser controlado: esto es, que la única diferencia en procedimientos entre ambos grupos debe ser que uno recibió ganoderma, y el otro recibió el tratamiento estándar. Como la alternativa al ganoderma no existe, el grupo control debe recibir un placebo que no es más que algo idéntico al ganoderma, pero que sea inerte (que no afecte ningún parámetro biológico importante). En condiciones ideales, se debe evitar que el sujeto y el equipo en contacto directo con él conozcan a qué grupo pertenece. Así se evita que las preferencias que todos tenemos influyan sobre la conducción del estudio El grupo asignado a los sujetos sólo se conoce al momento de realizar el análisis final de los resultados.

El último elemento crítico de un ECCA que quiero resaltar tiene que ver con el desenlace principal del estudio. El desenlace es eso que se mide que dice si la maniobra investigada, ganoderma en este caso, es superior o inferior al placebo. Existen muchos tipos de desenlaces, pero para la cura el único confiable es que los sujetos en el grupo asignado a ganoderma se mueran menos que el grupo placebo.

Para volver la cosa más difícil, no basta con realizar uno de estos estudios que tienen todos los aspectos que controlan la confiabilidad de sus resultados. Por azar, un estudio bien realizado puede encontrar una diferencia que realmente no se explica por la maniobra estudiada. También por azar, un estudio puede no encontrar una diferencia que debió haber sido encontrada. Por ello, cuando un ECCA arroja un resultado positivo, se recomienda realizar otro ECCA independiente que lo corrobore. Es decir, los resultados positivos de un estudio clínico deben ser replicados. Y en medicina existe un serio problema con la replicabilidad de muchos de los estudios que reportan avances científicos como lo demostró hace más de una década el meta-investigador John Ioannidis. Como se ve, aún con todos los “juguetes” siempre puede haber la posibilidad de que lo que se encontró en un ECCA no refleje la realidad. Ello no le resta importancia, pues es el mejor método para avanzar las ciencias clínicas, y el avance vertiginoso de la medicina es en gran medida el resultado de la realización de ECCAs.

También puede leer: Mecanismo distribución UPC por 11 cánceres priorizados – Resolución 3339 de 2019

En días recientes la científica Mabel Torres, ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación, generó controversia cuando afirmó que el ganoderma había sido útil para algunas personas con cáncer, que ella había trabajado como científica con este producto, y que los saberes ancestrales eran importantes. No creo que haya habido engaño de su parte; lo trágico es que ella parece creer lo que dijo. Pero sus aseveraciones son irrelevantes ya que no pertenecen al ámbito científico. Para afirmar que el ganoderma cura el cáncer hay que demostrarlo. La demostración requiere de al menos un ECCA. Sin demostración, su opinión – gracias a su cargo y visibilidad – se convierte sólo en propaganda. Para tranquilizar al lector, le informo que no existe ningún estudio que haya demostrado que el ganoderma cure el cáncer. Por lo que leí, veo pocas razones biológicas para pensar que este producto va a funcionar como cura del cáncer. Por lo anterior, yo que también reclamo mi derecho a opinar, opino que más fácil escribe un soneto de Shakespeare un mico sentado en un teclado que el ganoderma cura el cáncer.

ACHO

Se aprueba alectinib en Colombia para cáncer de pulmón ALK-positivo

El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, INVIMA, aprobó a alectinib (Alecensa®, ROCHE) para el tratamiento de carcinoma de pulmón de células no pequeñas (NSCLC por sus siglas en inglés) metastásico con mutación del ALK (ALK-positivo).

Publicado

el

Por

Se aprueba alectinib en Colombia para cáncer de pulmón ALK-positivo

El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, INVIMA, aprobó a alectinib (Alecensa®, ROCHE) para el tratamiento de carcinoma de pulmón de células no pequeñas (NSCLC por sus siglas en inglés) metastásico con mutación del ALK (ALK-positivo).

¿Qué es el alectinib?

Alectinib es un inhibidor de segunda generación, muy selectivo y potente, de la tirosina quinasa ALK y RET. En estudios preclínicos, la inhibición de la actividad de la tirosina quinasa ALK produjo un bloqueo de las vías de señalización, incluidas STAT 3 y PI3K/AKT, y la inducción de la muerte de células tumorales (apoptosis). Alectinib demostró actividad in vitro e in vivo contra las formas mutadas de la enzima ALK, incluidas las mutaciones responsables de resistencia a crizotinib. Según los datos preclínicos, alectinib no es un sustrato de la glicoproteína-P ni de la BCRP, que se consideran transportadores de membrana en la barrera hematoencefálica y, por tanto, se puede distribuir y retener dentro del SNC.

¿Qué es la ALK?

La quinasa de linfoma anaplásico (ALK, por sus siglas en inglés) es un receptor de membrana de la superfamilia de los receptores de insulina que está codificada en humanos en el cromosoma 2. La importancia de la ALK radica en que  fue vinculada inicialmente con una variedad especial de linfoma (cáncer linfático), y también se asocia a el 3-5% de los NSCLC, particularmente los adenocarcinomas.

Es así que la fusión de ALK con otro gen, el EML4, es la anormalidad más frecuente en NSCLC, y causa la activación continua de la actividad tirosina quinasa de la ALK, propiciando el crecimiento y proliferación celular; la inhibición de la muerte celular programada; así como la formación de metástasis. Por esto, la fusión ALK/EML4 es considerada una mutación conductora, y se ha visto control de la enfermedad neoplásica por la inhibición de la quinasa ALK por agentes como el crizotinib y alectinib.

Evidencia clínica de alectinib en NSCLC ALK-positivo

Alectinib obtuvo aprobación regulatoria en otros países por los resultados de dos ensayos clínicos con un solo brazo de pacientes con NSLC ALK-metastásico cuya enfermedad ya no se controlaba con el tratamiento con crizotinib (Xalcori®, Pfizer, otro agente anti ALK de primera generación disponible en Colombia).

En el estudio inicial, los participantes del estudio recibieron alectinib dos veces al día para medir el efecto del medicamento. Y se observó que el 38% de los participantes experimentaron una reducción parcial de sus tumores de NSCLC, un efecto que duró un promedio de 7,5 meses. En el segundo estudio, el 44% de los participantes experimentó una reducción parcial de sus tumores de NSCLC, con una duración promedio de 11,2 meses.

Además, los ensayos también examinaron el efecto de alectinib sobre las metástasis cerebrales, una ocurrencia común en esta población. Entre los participantes en los dos ensayos, que tenían metástasis cerebrales medibles, el 61% experimentó una reducción total o parcial en sus metástasis cerebrales, con una duración promedio de 9.1 meses.

Alectinib superior a crizotinib en primera línea de NSCLC ALK-positivo

Los estudios anteriores dieron el ímpetu para la realización del estudio ALEX, un ensayo aleatorizado, multicéntrico, abierto, controlado y activo realizado en 303 pacientes con NSCLC ALK-positivo que no habían recibido terapia sistémica previa para la enfermedad metastásica. Se incluyeron pacientes tuvieran evidencia de reordenamiento de ALK. Los pacientes fueron aleatorizados 1: 1 para recibir alectinib 600 mg por vía oral dos veces al día (n = 152) o crizotinib 250 mg por vía oral dos veces al día (n = 151).

ALEX demostró una mejora en la supervivencia libre de progresión (SLP), con una razón de riesgo (HR) de 0.53. La mediana de la SLP estimada para pacientes asignados al azar a alectinib fue de 25.7 meses en comparación con 10.4 meses para aquellos asignados al azar a crizotinib. De resaltar, el tiempo para inicido de progresión específica del sistema nervioso central (SNC) también mejoró significativamente; hubo una menor incidencia de progresión en el SNC como primer sitio de progresión de la enfermedad, solo o concurrente con progresión sistémica, en el brazo de alectinib (12%) en comparación con el brazo de crizotinib (45%). La tasa objetiva de respuesta confirmada fue del 79% y 72% en los brazos alectinib y crizotinib, respectivamente. Entre los 120 respondedores en el brazo de alectinib y los 109 respondedores en el brazo de crizotinib, la proporción de pacientes con una duración de respuesta de ≥12 meses fue del 64% y 36%, respectivamente.

Es importante puntualizar que el compromiso en el SNC se evaluó en todos los pacientes. Entre los 43 pacientes con lesiones medibles del SNC en los escáneres cerebrales basales, la tasa de respuesta objetiva del SNC, fue del 81% en el brazo de alectinib y del 50% en el brazo de crizotinib.

Efectos secundarios más comunes de alectinib

Las reacciones adversas más comunes (que ocurren en ≥20% de los pacientes que toman alectinib en ALEX) fueron fatiga, estreñimiento, edema, mialgia y anemia. Se produjeron reacciones adversas graves en el 28% de los pacientes tratados con alectinib. Las reacciones adversas que condujeron a la interrupción de alectinib ocurrieron en el 11%. Las reacciones adversas que llevaron a la interrupción de alectinib en 1% o más de los pacientes fueron insuficiencia renal, hiperbilirrubinemia, aumento de alanina aminotransferasa y aumento de aspartato aminotransferasa. La interrupción de la dosis debido a reacciones adversas ocurrió en el 19% de los pacientes tratados con alectinib, mientras que se requirieron reducciones de dosis en el 16%.

Registro sanitario de alectinib en Colombia

El registro INVIMA para alectinib establece que “Alecensa está indicado para el tratamiento de pacientes con cáncer pulmonar no microcítico (NSCLC), positivo para la cinasa del linfoma anaplásico (ALK-positivo) y localmente avanzado o metastásico.”

También puede leer: 10% de los colombianos sufren de asma

Para tener en cuenta al formular alectinib

El alectinib viene en cápsulas duras de 150 miligramos. La dosis recomendada de inicio es 600 miligramos vía oral cada 12 horas. Se recomienda tomarla con alimento.

Pauta de reducción de dosis

Dosis inicial: 600 mg PO dos veces por día (BID)

Primera reducción de dosis: 450 mg PO BID

Segunda reducción de dosis: 300 mg PO BID

Suspenda si los pacientes no pueden tolerar 300 mg PO BID

Nefrotoxicidad

Grado 3: suspender temporalmente hasta que la creatinina sérica se recupere a ≤1.5x del valor superior de lo normal (ULN, por sus siglas en inglés), luego reanudar a dosis reducida.

Grado 4: descontinuar permanentemente.

Hepatotoxicidad

Elevación de ALT o AST> 5x ULN con bilirrubina total (TB, por sus siglas en inglés) ≤2x ULN: interrumpir temporalmente hasta la recuperación al valor inicial o ≤3 veces el ULN, luego reanudar a dosis reducida.

Elevación ALT o AST> 3x ULN con elevación de TB> 2x ULN en ausencia de colestasis o hemólisis: descontinuar permanentemente

Elevación de TB> 3x ULN: interrumpir temporalmente hasta la recuperación al valor inicial o ≤1.5x ULN, luego reanudar a dosis reducida

Enfermedad pulmonar intersticial (ILD, por sus siglas en inglés) / neumonitis

Cualquier grado de ILD / neumonitis relacionada con el tratamiento: suspender permanentemente

Bradicardia

Bradicardia sintomática

Suspender hasta la recuperación a bradicardia asintomática o a una frecuencia cardíaca ≥60 lpm.

Si se identifica y se suspende la medicación concomitante que contribuye, o si se ajusta su dosis, reanude alectinib a la dosis previa tras la recuperación a bradicardia asintomática o a una frecuencia cardíaca ≥60 lpm.

Si no se identifica ningún medicamento concomitante contribuyente, o si los medicamentos concomitantes contribuyentes no se suspenden o no se modifican la dosis, reanudar alectinib a dosis reducida tras la recuperación a bradicardia asintomática o a una frecuencia cardíaca ≥60 lpm.

Bradicardia potencialmente mortal o intervención urgente indicada

Suspender permanentemente si no se identifica ningún medicamento concomitante contribuyente.

Si se identifica y se suspende la medicación concomitante contribuyente, o si se ajusta su dosis, reanude alectinib a dosis reducida tras la recuperación a bradicardia asintomática o a una frecuencia cardíaca ≥60 lpm, con monitorización frecuente según esté clínicamente indicado.

Suspender permanentemente en caso de recurrencia.

CPK elevada

CPK> 5x ULN: suspender temporalmente hasta la recuperación a la línea base o ≤2.5x ULN, luego reanudar a la misma dosis.

CPK> 10x ULN o segunda aparición de> 5x ULN: suspender temporalmente hasta la recuperación al valor inicial o ≤2.5x ULN, luego reanudar a dosis reducida.

Insuficiencia renal

Leve a moderada: no se requiere ajuste de dosis.

Grave (CrCl <30 ml / min) o ESRD: no estudiada.

Alteración de enzimas hepáticas

Leve (TB ≤ULN y AST> ULN o TB> 1-1.5x ULN y cualquier AST): no se requiere ajuste de dosis.

Moderada a severa: no estudiada.


Mecanismo de acción de alectinib.
Continuar leyendo

ACHO

Lo nuevo en cáncer genitourinario presentado en ASCO GU

Se acaban de presentar en los Estados Unidos los avances en cáncer genitourinario en el ASCO GU, el congreso más importante del tema. Colombia contribuye.

Publicado

el

Por

Lo nuevo en cáncer genitourinario presentado en ASCO GU

En febrero 12-15 se realizó en San Francisco, California, el “Simposio de cáncer genitourinario” de la ASCO (Sociedad americana de oncología clínica), también conocido como ASCO GU. El ASCO GU es el congreso más importante de oncología genitourinaria a nivel mundial. Recoge los avances más importantes en patologías muy frecuentes como cáncer de próstata, cáncer de testículo, cáncer de riñón y carcinoma urotelial de vejiga. Su función principal es educativa. También se comunican resultados de estudios clínicos.

Este año Colombia estuvo representada por el doctor Ray Manneh Kopp, oncólogo clínico, que labora en la Sociedad de Oncología y Hematología del César (SOHEC), así como en la Clínica Portoazul de Barranquilla. El doctor Manneh respondió a unas preguntas.

¿Cómo fue el ASCO GU 2020?

“El número de asistentes crece año a año. Se presentaron más de 800 nuevas investigaciones que incluyen investigación independiente de grupos académicos colaborativos, grandes estudios con nuevos fármacos y nuevas estrategias de tratamiento (como por ejemplo el uso de radioterapia con intención ablativa en fases avanzadas de la enfermedad).”

También puede leer: Tratamientos antes de cirugía prometen en cáncer de páncreas

¿Se deriva algún cambio en la práctica clínica habitual?

“Hubo varios trabajos que harán cambios en la práctica clínica habitual y que permitirán mejores resultados en la salud de nuestros pacientes con este tipo de cáncer.”

“El estudio STOMP demostró que se puede retrasar el tratamiento con drogas en ciertos pacientes con cáncer de próstata con enfermedad metastásica limitada

Cabe puntualizar que el  STOMP puede ser aplicado de inmediato en nuestra práctica clínica habitual. De resaltar también, los resultados del CheckMate 214 que nos demuestran que la combinación de inmunoterapias (nivolumab más ipilimumab) ha alcanzado supervivencias globales nunca antes vistas en pacientes con cáncer renal (más de 40 meses).”

“Otro avance se evidenció con las nuevas estrategias de neoadyuvancia (Cis/gem/nivolumab) y MVAC DD en cáncer de vejiga que muestran resultados promisorios en pacientes operables.”

Un congreso oncológico es más que conferencias

El doctor Manneh explica que “las reuniones de investigación que se llevan a cabo durante el congreso, permiten traer al país los ensayos clínicos internacionales que se están haciendo en estas patologías, además del intercambio de experiencias con líderes de la materia.”

Colombia en ASCO GU 

“La participación de Colombia en investigación clínica (por ejemplo en cáncer de próstata y cáncer renal) es muy nutrida y con una alta calidad en los datos reportados, este aspecto, nos está situando como país muy atractivo en América Latina para llevar a cabo este tipo de investigaciones que traen a nuestros pacientes los últimos avances terapéuticos sin ningún costo para nuestro sistema de salud.”

“Colombia tuvo representación en el congreso, llevando un meta análisis mostrando beneficios claros en cuanto a supervivencia y supervivencia libre de progresión con la adición de docetaxel a radioterapia y con intención radical y bloqueo hormonal en pacientes con cáncer de próstata localizado de alto riesgo.”

Cabe señalar que el meta análisis que menciona el doctor Manneh es una contribución científica del mismo doctor Manneh a la disciplina de la oncología.

Continuar leyendo

ACHO

Tratamientos antes de cirugía prometen en cáncer de páncreas

Si bien la resección quirúrgica ofrece la mejor oportunidad de supervivencia para los pacientes con cáncer de páncreas, muchos tienen tumores que son quirúrgicamente difíciles de extirpar.

Publicado

el

Por

Tratamientos antes de cirugía prometen en cáncer de páncreas

El Journal of Clinical Oncology, una de las publicaciones periódicas más importantes oncología, publicó un artículo con el listado de los avances más importantes en el tratamiento del cáncer del año 2019 .  Se realiza una traducción de algunos apartes del artículo sobre terapia antes de cirugía en pacientes con cáncer de páncreas.

En cáncer de páncreas la extirpación es esencial

Si bien la resección quirúrgica ofrece la mejor oportunidad de supervivencia para los pacientes con cáncer de páncreas, muchos tienen tumores que son quirúrgicamente difíciles de extirpar por completo (límite de resección) o que no se pueden extirpar (localmente avanzado). Dos estudios preliminares sugieren que más pacientes pueden ser elegibles para la cirugía después del tratamiento inicial, aunque se necesita confirmación con ensayos aleatorios. Un enfoque de tratamiento, publicado el año pasado, combinó un régimen de quimioterapia, llamado FOLFIRINOX para abreviar, con radioterapia y ya ha demostrado ser prometedor para hacer que los pacientes sean elegibles para la cirugía. FOLFIRINOX consta de tres medicamentos de quimioterapia: ácido folínico (también conocido como leucovorina), fluorouracilo (junto con leucovorina), irinotecán y oxaliplatino. En un estudio similar publicado en 2019, la adición del tratamiento de la presión arterial losartán a la combinación FOLFIRINOX / radioterapia mostró resultados aún mejores.

Para tumores localmente avanzados: quimio y radio antes de cirugía

En un estudio de fase II de un solo brazo (1) investigadores investigaron FOLFIRINOX neoadyuvante más radioterapia en 48 pacientes con adenocarcinoma ductal pancreático resecable límite. Después de FOLFIRINOX, los pacientes fueron reestadificados. Aquellos con resolución de afectación vascular recibieron un curso corto de radiación de protones con capecitabina. Los pacientes con afectación vascular persistente recibieron radioterapia estándar con fluorouracilo o capecitabina.

La cirugía se realizó de 1 a 3 semanas después de un ciclo corto de radioterapia o de 4 a 8 semanas después de un ciclo largo para pacientes que cumplieron con los requisitos para la cirugía. Entre 31 pacientes que se sometieron a cirugía, más de dos tercios (67%) de los pacientes tenían márgenes negativos (no se observaron células cancerosas en el examen patológico).

Supervivencia mediana de más de 3 años

La mediana de supervivencia libre de progresión para todos los pacientes en el ensayo fue de 14,7 meses, y la supervivencia general fue de 37,7 meses. Sin embargo, entre aquellos pacientes que pudieron someterse a resección, la supervivencia libre de progresión mejoró significativamente (48,6 meses). La mediana de supervivencia global no se había alcanzado para este grupo, pero la supervivencia general a los 2 años fue del 72% (en comparación con el 56% para todos los pacientes). Los eventos adversos de grado 3 o superior ocurrieron en el 19% de los pacientes, con diarrea, neutropenia y neuropatía periférica como los eventos graves más comunes. Este estudio fue financiado en parte por el NCI.

Losartán y quimio para reducir tumores

Otro estudio exploró el beneficio de agregar el medicamento común para la presión arterial losartán al FOLFIRINOX neoadyuvante y la radiación en adultos con cáncer de páncreas localmente avanzado. El sistema renina-angiotensina-aldosterona (RAA) juega un papel en la proliferación celular, el metabolismo y el crecimiento y regula la presión arterial, los niveles de electrolitos y fluidos y el gasto cardíaco. Debido a que losartán funciona mediando el sistema RAA, los investigadores especularon que la terapia podría ayudar a reducir aún más el tamaño de los tumores pancreáticos, permitiendo que más pacientes se sometan a cirugía.

También puede leer: Opción de vida para cáncer de mama que no gusta a todos

Luego de quimioterapia, radioterapia y cirugía

En un estudio de fase II de un solo brazo (2), todos los pacientes con cáncer de páncreas localmente avanzado recibieron FOLFIRINOX y losartán, y aquellos con tumores resecables radiográficamente recibieron radioterapia de protones de corta duración y capecitabina. Los pacientes con afectación vascular persistente recibieron radioterapia estándar de larga duración con fluorouracilo o capecitabina. Este enfoque dio como resultado que más de la mitad de los pacientes (61%) fueran a cirugía y márgenes quirúrgicos (el tejido que rodea el tumor extirpado) que estaban libres de células cancerosas.

Supervivencia de 33 meses en los extirpados

La cirugía se realizó de 1 a 3 semanas después de un ciclo corto de radioterapia o de 4 a 8 semanas después de un ciclo prolongado. En general, la mediana de supervivencia libre de progresión fue de 17.5 meses para los 49 pacientes en el estudio financiado con fondos federales de los Estados Unidos, y la supervivencia general fue de 31.4 meses. En comparación, entre los 34 pacientes que pudieron someterse a resección, la supervivencia libre de progresión y la supervivencia general fueron de 21,3 y 33,0 meses, respectivamente.

Losartán no incrementa efectos secundarios

Los resultados con la adición de losartán se compararon favorablemente con un ensayo similar publicado en 2018. Ese estudio también fue un ensayo de fase II de un solo brazo e incluyó a 48 pacientes con cáncer de páncreas localizado recientemente diagnosticado, no tratado previamente, que se determinó que era resecable en el límite. Los eventos adversos de grado 3 o superior ocurrieron en el 51% de los pacientes, con neutropenia, trombocitopenia, diarrea y náuseas / vómitos como los eventos graves más comunes. La neuropatía periférica de grado 1/2 también fue común.

Continuar leyendo

Editorial – Me parece

COLUMNISTAS

CEO CONSULTORSALUD: Carlos Felipe MuñozCEO CONSULTORSALUD: Carlos Felipe Muñoz

Carlos Felipe Muñoz (72)

CEO & Fundador CONSULTORSALUD
Carolina CorchoCarolina Corcho

Carolina Corcho (5)

Vicepresidente Federación Médica Colombiana
personaje11

Cesar Augusto Sanchez (1)

Gerente Viva1A
Claudia Patricia Vacaclaudia patricia vaca

Claudia Patricia Vaca González (1)

Msc farmacoepidemiología, Msc efectividad clínica y sanitaria
Claudia Sterling Posada - Vicepresidente Legal y de Asuntos Jurídicos de Cruz VerdeClaudia Sterling

Claudia Sterling (2)

Vicepresidente Legal y de Asuntos Jurídicos de Cruz Verde
Denis Honorio SilvaDenis Honorio Silva

Denis Honorio Silva (1)

Director Asociación Colombia Saludable, Vocero de Pacientes Colombia
Elisa Carolina TorrenegraElisa Carolina Torrenegra

Elisa Carolina Torrenegra (1)

Directora Ejecutiva Gestarsalud
Gustavo Morales CoboGustavo Morales Cobo

Gustavo Morales Cobo (4)

Presidente Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral
Héctor CastroHéctor Castro

Héctor E. Castro (1)

Director Técnico Senior de Economía Farmacéutica y Financiamiento
Jaime Calderón HerreraJaime Calderón Herrera

Jaime Calderón Herrera (1)

Presidente de la fundación del corazón
Jaime González MontañoJaime González Montaño

Jaime González Montaño (1)

Presidente de Coosalud
José Elías Cabrejo ParedesJosé Elías Cabrejo Paredes

José Elías Cabrejo Paredes (1)

Director Técnico Senior de Economía Farmacéutica y Financiamiento
Jose

José Octaviano Barrera (2)

Director Medico en Javesalud
Luis Eduardo Pino Villareal Medico Internista, Hematólogo y Oncólogo ClínicoLuis Eduardo Pino Villareal

Luis Eduardo Pino (26)

Médico especialista en Medicina Interna y en Hematología y Oncología Clínica

Mauricio Jaramillo Restrepo (1)

Medico Internista & Hematólogo
Mauricio Lema Medina MD OncólogoMauricio Lema Medina MD Oncólogo

Mauricio Lema Medina (5)

Médico Hemato-Oncólogo
Miguel Ángel González_ presidente de la Asociación Colombiana de Osteoporosis y Metabolismo Mineral (ACOMM) (1)

Miguel Ángel González (1)

Presidente de la Asociación Colombiana de Osteoporosis y Metabolismo Mineral (ACOMM)
Olga Lucia ZuluagaOlga lucia Zuluaga

Olga lucia Zuluaga (2)

Directora Ejecutiva de ACESI
Sergio Camilo Lizarazo Riaño

Sergio Camilo Lizarazo Riaño (1)

Periodista, especialista en comunicaciones estratégicas
Virginia Abello PoloVirginia Abello Polo

Virginia Abello Polo (1)

Médica Internista & Hematóloga
William Javier Vega VargasWilliam Javier Vega Vargas

William Javier Vega Vargas (1)

Especialista en Derecho Laboral y Relaciones Industriales

 

 

 

Columnas recientes

Tendencias

Indicadores / Cifras