LLEGÓ LA CIE-11: CLASIFICACIÓN INTERNACIONAL DE ENFERMEDADES

1200X90-curso valor en salud - 1

Comencemos diciendo que la nueva Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) impacta a las historias clínicas electrónicas del país, los RIPS, los reportes a la Cuenta de Alto Costo (CAC), la facturación electrónica, MIPRES y claro, la interoperabilidad que están actualmente atadas en Colombia a la CIE10. Esto debe cambiar rápidamente con un costo de adecuación tecnológico que debe empezar a considerarse (bienaventuradas las casas de software).

A continuación, te doy todos los detalles de esta trascendental actualización de la herramienta CIE.

¿QUÉ ES LA CODIFICACIÓN INTERNACIONAL DE ENFERMEDADES CIE?

La Clasificación Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Conexos (CIE) es “la norma internacional relativa al registro, notificación, análisis, interpretación y comparación de datos de mortalidad y morbilidad”.

La undécima revisión (CIE-11) es resultado de la colaboración entre clínicos, estadísticos, epidemiólogos, codificadores y expertos en clasificación y tecnologías de la información (TI) de todo el mundo. La CIE-11 es un producto científicamente riguroso que reúne con exactitud la práctica sanitaria y médica contemporánea y que “supone un avance significativo respecto de las revisiones precedentes”.

Quiero agradecer a la OMS por la exhaustiva bibliografía de donde he obtenido la síntesis que ahora comparto con ustedes.

También le puede interesar: Revocatoria total de EPS – ¿Se van o se quedan?

CIE-11 CON FORMATO ELECTRÓNICO Y BAJO COSTO DE CODIFICACIÓN

Por primera vez, la CIE está íntegramente en formato electrónico; en estos momentos da acceso a 17.000 categorías de diagnóstico, con más de 100.000 términos de diagnóstico médico indexados.

El algoritmo de búsqueda indexada interpreta más de 1,6 millones de términos. La CIE–11 se instala y utiliza fácilmente en línea y fuera de línea por medio de un “contenedor” informático gratuito.

Gracias al uso de una moderna tecnología, el uso de la CIE-11 es más fácil que nunca, el costo de la codificación es bajo y la captura de datos es más exacta, con lo que los productos resultantes son de calidad óptima.

La innovadora estructura y el formato digital garantizan la interoperabilidad en la actual infraestructura informática.

No olvide leer: Los secretos de la UPC 2022

OLVÍDATE DE LOS CÓDIGOS

A diferencia de las revisiones precedentes de la CIE, esta versión es digital y abarca instrumentos y software que permiten utilizar la clasificación para generar descripciones precisas de la información relativa a los eventos sanitarios.

La CIE-11 está diseñada para que se integre en los sistemas locales de información sanitaria, más que para agregar una capa adicional de administración. Puede utilizarse en línea y fuera de línea, por ejemplo, donde la estabilidad de la internet no es fiable.

Mediante novedosas interfaces de programación de aplicaciones (API) se proporcionan las funcionalidades básicas y el apoyo. La clasificación es compatible con la cibersalud (o eSalud) y puede interactuar con los sistemas de información sanitaria.

Le puede interesar: Reorganización institucional de EPS les dará 10 años para cumplir condiciones financieras

Si se integra a la infraestructura informática local, la clasificación se convierte también en un sistema de acopio de datos; es decir, en lugar de recorrer CIE-11 Guía para la aplicación y la transición diversas fases de transcripción a partir del papel, al utilizar el navegador para generar un código correcto se puede registrar directamente ese código.

Ya no es necesario buscar y memorizar los códigos: al ingresar un término en el instrumento de codificación, se propone al personal clínico o de codificación el código CIE correcto.

PRINCIPAL INNOVACIÓN DE LA CIE-11

La principal innovación estructural de la CIE-11 es el componente de base, que es una base de datos ontológica subyacente que contiene todas las entidades de la clasificación: enfermedades, trastornos, traumatismos y lesiones, síntomas, etc., especificadas desde un grado amplio hasta un grado muy detallado.

Este contenido equivale a la lista tabular y el índice alfabético de la CIE-10. La base está estructurada de forma estandarizada para facilitar la captura de datos en el punto de atención, pero también proporciona información terminológica de enfermedades y afecciones conexas, y las estructuras necesarias para su incorporación en los sistemas digitales de información sanitaria.

También le puede interesar: ¿Hurto en la Supersalud? estos serían los elementos extraídos de la entidad

MEJORAS Y ADICIONES QUE TRAE LA CIE-11

En el marco del amplio examen y revisión del contenido y la estructura de la CIE, el equipo de la CIE de la sede de la OMS recibió más de 10.000 propuestas de revisión de la CIE-11 en lo que supuso una participación sin precedente de los profesionales de la atención de salud en reuniones de colaboración y elaboración de propuestas.

Estas son algunas de las principales esferas y conceptos elaborados e incluidos en la CIE-11:

  • Nuevos conceptos de atención primaria de aplicación en los entornos donde se realizan diagnósticos simples.
  • Una sección sobre documentación de eventos de seguridad del paciente ha sido objeto de una revisión completa y se ha puesto a prueba de forma sistemática. Permite el grado de detalle necesario y es conforme con el marco de la OMS de seguridad del paciente.
  • Codificación de la resistencia a los antimicrobianos, que no aparecía en la CIE-10, para que la documentación y el análisis de los datos sea congruente con el Sistema Mundial de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos (GLASS).
  • La codificación del VIH se ha actualizado con nuevas subdivisiones y la supresión de detalles obsoletos, así como con códigos para diferenciar la presencia de VIH simultáneamente con paludismo o tuberculosis.
  • Nueva sección suplementaria para la evaluación del funcionamiento. Esta sección permite monitorear el estado funcional con anotaciones previas y posteriores a la intervención y permite calcular un resumen de la puntuación relativa al funcionamiento mediante el Cuestionario de Evaluación de la Discapacidad de la OMS 2.0 (WHODAS 2.0) y la Encuesta Modelo de Discapacidad de la OMS (MDS) (tanto la puntuación específica del dominio como la puntuación total general).

No olvide leer: Más de 9 billones asignados para el régimen subsidiado en 2022

  • En colaboración con varios asociados, en particular OrphaNet, se han incorporado a la CIE-11 todas las enfermedades infrecuentes. Pocas de ellas CIE-11 Guía para la aplicación y la transición tienen código propio, pero todas tienen un “identificador uniforme de recursos” (URI), lo que posibilita la creación de registros de enfermedades infrecuentes y el acceso de los investigadores a datos epidemiológicos pormenorizados sobre las afecciones de interés.
  • El uso de URI facilita la vinculación con otros productos de intercambio de información y terminologías.
  • La medicina tradicional forma parte integral de los servicios de salud proporcionados en muchos países, por ejemplo, en China, la India, el Japón, y la República de Corea. No se ha basado en una clasificación estándar, ni ha sido posible que las autoridades de salud la monitoreen o comparen a escala internacional o regional. Un nuevo capítulo suplementario sobre medicina tradicional proporciona descripciones estandarizadas para la captura de datos y posibilita el monitoreo a escala de país mediante una documentación dual junto a la práctica convencional, así como una comparación internacional.

VÍNCULOS CON OTRAS CLASIFICACIONES Y TERMINOLOGÍAS

La CIE-11 incorpora o está vinculada a las siguientes clasificaciones y terminologías a través del componente de base de la CIE-11:

  • Clasificación Internacional de Enfermedades para Oncología – CIE-O
  • Clasificación Internacional de Causas Externas de Traumatismos – CICET
  • Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud – CIF
  • Clasificación Internacional de Atención Primaria – CIAP
  • Otras terminologías tales como OrphaNet y SNOMED-CT

CODIFICACIÓN DE LA MORTALIDAD: AJUSTES EN LA CIE-11

Durante muchos años, los datos de mortalidad se han notificado de forma estandarizada a escala internacional. Para mantener esa práctica durante la transición a la CIE-11 son necesarias una serie de medidas críticas, pero relativamente sencillas. El requisito mínimo de notificación de la mortalidad para la CIE-11 se situará a nivel de códigos raíz.

La cooperación internacional ha ido convirtiendo a lo largo de los años los datos de mortalidad de la CIE en el requisito mínimo obligatorio de notificación de datos sanitarios nacionales a la OMS.

Para determinar y notificar la causa de muerte subyacente, algunos países utilizan actualmente un apoyo automatizado a la codificación y selección de las causas de defunción, por ejemplo el sistema Iris CIE, proporcionando de ese modo una base de comparabilidad internacional a los datos de mortalidad.

Le puede interesar: $65,19 billones se destinaron al sostenimiento del sistema de salud en 2021: ADRES

Otros países se sirven de la lista inicial de mortalidad de la CIE-10 (SMoL) para la codificación y selección simplificada de la causa de muerte subyacente.

Ha habido procesos bien desarrollados de transición de la ICD-9 a la ICD-10 en lo que se refiere a la codificación de la mortalidad en Alemania, Australia y los Estados Unidos, por ejemplo, y esas experiencias pueden servir de base para la transición en otros países.

La cooperación internacional sobre la CIE-11 para prestar asistencia a los países en la adaptación local ha comenzado con la actualización de las tablas de decisión y las reglas de mortalidad por el Grupo de Referencia sobre Mortalidad, de la OMS.

La transición a partir de los contextos que utilizan actualmente la SMoL se basa en el certificado médico de causa de muerte por conducto de un software (DHIS2) en el que los pormenores notificados se registran con los términos exactos utilizados por el médico.

Una transición tan sencilla a la ICD-11 se puede producir en un momento cualquiera, sin siquiera repercutir en la entrada de datos.

Cabe señalar que en los contextos donde excepcionalmente se utiliza la autopsia verbal para evaluar la causa de muerte, la OMS facilita para el Instrumento de autopsia verbal una lista de causas que se corresponden con la CIE-11.

CODIFICACIÓN DE LA MORBILIDAD

A diferencia del caso de la mortalidad, la codificación de la morbilidad ha evolucionado de forma divergente a escala nacional, en respuesta a necesidades nacientes y a prácticas locales en la prestación de atención de salud.

De ahí que la transición a la CIE-11 de los países con sistemas precedentes exija un planteamiento mucho más adaptado, que dé cabida a los diferentes modos de notificación y codificación y las diferentes normativas, y que conduzca a un resultado congruente a escala internacional.

También se precisarán otros planteamientos adaptados de la transición donde se utilicen modificaciones de la CIE-10 u otros sistemas de clasificación, por ejemplo, en la atención primaria o diferentes contextos especializados.

Si bien aún hay que ultimar las disposiciones sobre notificación internacional de la morbilidad a la OMS, la base de las reglas relativas a la morbilidad se ha modificado en función de la experiencia adquirida con la CIE-10.

Los requisitos mínimos relativos a la morbilidad serán la notificación de los códigos raíz de la CIE-11, junto con una descripción de la afección.

Lo deseable sería que la notificación internacional evolucionara hasta incluir más pormenores de las afecciones, además del código raíz, desplegándose plenamente el potencial estadístico del rico contenido de la CIE-11.

No olvide leer: Medicamentos de control especial serán prescritos desde MIPRES

Existe la posibilidad de crear sistemas de casuística congruentes o afines a escala internacional si los sistemas nacionales de clasificación se atienen a unas reglas de codificación de los diagnósticos estandarizadas internacionalmente.

El uso generalizado de la CIE-11 para la obtención de datos de morbilidad puede formar la base para el desarrollo internacional conjunto de instrumentos de análisis y notificación, por ejemplo, en apoyo de la seguridad del paciente y la medición de la calidad.

La CIE-11 ha sido diseñada de modo que la codificación de la morbilidad sea lo suficientemente flexible para que no se necesario introducir modificaciones a escala nacional. Se prevé que los estudios de doble codificación realizados durante la transición pongan de relieve ese aspecto y sirvan para verificar el grado de integralidad de la CIE-11.

Toda necesidad de adaptación de la clasificación que se observe a nivel local debería notificarse por conducto de la plataforma de propuestas de la CIE-11, para asegurar el mantenimiento de la estandarización internacional de la notificación.

En algunos contextos específicos quizá se opte por aprovechar el contenido único de la CIE-11 y aplicarlo a los sistemas de notificación de la seguridad del paciente o la medicina tradicional, o para proporcionar orientaciones de diagnóstico en materia de salud mental.

PRIMEROS USUARIOS Y PRUEBAS PILOTO EN DIFERENTES PAISES

Algunos países ya han comenzado a preparar la transición a la CIE-11. Por ejemplo, en 2017 la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en colaboración con la OMS, llevó a cabo una serie de autoevaluaciones sistemáticas para 15 países, para determinar los requisitos en materia de clasificación y la situación del momento con miras a la transición de la CIE-10 a la CIE-11.

Eso mismo se perfeccionó en varios talleres realizados con otras regiones. Si bien se trata de una base excelente para empezar a preparar la aplicación, se recomienda a todos los países que lleven a cabo una autoevaluación.

Le puede interesar: Reglamentan uso medicinal e industrial del cannabis en Colombia

La prueba piloto centralizada de la CIE-11 efectuada en todas las regiones se ha realizado con el navegador de la versión en inglés y materiales didácticos tales CIE-11 Guía para la aplicación y la transición como hipótesis de codificación, junto con pruebas y evaluaciones generales de la CIE-11 sobre el terreno en otros países de todo el mundo.

Se han obtenido así resultados de 28 países, utilizando 61.065 asignaciones de códigos de los 600 participantes que puntuaron el sistema. A su vez, los resultados han sido utilizados para mejorar el ajuste de la estructura y el contenido de la CIE-11, y podrán informar a otros acerca de sus posibles necesidades de cara a la transición.

Desde principios de 2019, los primeros usuarios están empezando a aplicar la CIE-11 en todas las regiones.

Invito al Minsalud a acelerar la incorporación de la CIE11 en Colombia y a los actores a comenzar preparar su incorporación en las soluciones tecnológicas y de Esalud de uso cotidiano.

No olvide leer: 414 empresas presentan irregularidades en la afiliación al sistema de sus trabajadores

Suscríbete gratis a Consultorsalud y obtén estos beneficios:

banner-suscripcion-ORO-abril 10

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas
Noticias Recientes

Lo más vendido de Consultorsalud

$171.250 (IVA incluido)

$297.000 (IVA incluido)

$125.000 (IVA incluido)

$129.999 (IVA incluido)

$350.000 por 1 año

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

BENEFICIOS DE LA SUSCRIPCIÓN