La fusión transformadora en la industria de la salud

"un trabajo conjunto y continuo liderado por mentes brillantes y diversas que tienen un objetivo en común: transformar la dinámica del sector salud" Eduardo Leyva, Gerente General de AbbVie para Región Norte

En varias ocasiones los avances y transformaciones en materia de salud a nivel mundial, han sido el resultado de fusiones empresariales, que pueden ser entendidas como fenómenos estratégicos de unión que ocurren al interior de las organizaciones para promover su crecimiento, la creación de valor, el fortalecimiento tecnológico de sus alternativas médicas y el alcance de una economía de mayor escala en favor de los aliados.

En 2006, por ejemplo, el panorama de las fusiones empresariales en el mundo estuvo marcado por unas cifras importantes, cuando las adquisiciones alcanzaron los 2,6 billones de euros, un incremento del 35% respecto al año anterior. En adición a esto, aunque en el 2020 atravesamos una crisis económica provocada por la pandemia del COVID-19, en el sector de la salud hemos mantenido un aumento sostenido de ellas, donde el factor tecnológico ha permitido que en el 2021 la cifra por las fusiones rompa récords con 4,5 billones de dólares en transacciones.

Artículo relacionado: En la piel de los pacientes con dermatitis y psoriasis

Sin duda alguna, el éxito de una fusión radica en factores de diversas índoles, pero uno de los más importantes es que las empresas tengan similitudes en su cultura y clima organizacional, es decir, que compartan valores, creencias y proyecciones en el corto y largo plazo.

Con dichas características, es mucho más probable que la combinación de las organizaciones termine siendo un tipo de integración justa entre ambas, y no una absorción de una a la otra, que es precisamente uno de los mayores mitos que se genera cuando se cree que la empresa más grande dejará de lado los intereses y opiniones de los colaboradores de la más pequeña y que ocurrirá una ola de despidos generada por la no adaptación de las metas o la cultura. 

Sin embargo, desde las compañías de la salud, en la mayoría de casos hemos sabido afrontar esta situación, y los escenarios de la fusión, donde grandes empresas suelen tener éxito porque su trabajo está dirigido a la atención integral de los pacientes y el impacto en la calidad de vida de los mismos y sus familias. Sobre todo cuando se trata de áreas terapéuticas que tienen el mismo objetivo, y por ende, su labor no se sobrepone, sino que se complementa. Así mismo, cada compañía pone sobre la mesa nuevas formas de ver y de entender los mercados, y por ende, de expandir financieramente la posibilidad de invertir en ciencia innovadora y en investigación a mayor escala.

También puede leer: Voluntarios en estudios clínicos de vacunas covid-19 podrán acreditar requisito de vacunación

Es por esto, que desde la industria farmacéutica resaltamos el valor de las sinergias empresariales, que están enfocadas en aumentar la competitividad, potenciar la innovación y el desarrollo, y por supuesto, trascender barreras para lograr un mayor impacto en la calidad de vida de los pacientes con enfermedades de alta complejidad y sus familias por medio de un trabajo conjunto y continuo liderado por mentes brillantes y diversas que tienen un objetivo en común: transformar la dinámica del sector salud.

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas
Noticias Recientes

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

BENEFICIOS DE LA SUSCRIPCIÓN