Científicos reparan con éxito lesiones graves en la médula espinal de ratones

Científicos norteamericanos crearon una terapia inyectable para revertir la parálisis y reparar el tejido tras lesiones graves en la médula espinal.
1920-200-Banner-4-suscripción-ORO

Científicos de la Universidad de Northwestern en Estados Unidos crearon una terapia inyectable para revertir la parálisis y reparar el tejido tras lesiones graves en la médula espinal. Los resultados de su aplicación en modelos animales ya se publicaron en la revista Science.

La terapia que aprovecha las moléculas danzantes se administró a través de una única inyección en los tejidos que rodean la médula espinal de ratones paralizados y en solo cuatro semanas los animales recuperaron la capacidad de caminar.

Artículo relacionado: Científicos logran eliminar el cáncer metastásico de ratones

Cuando se envían señales bioactivas para que las células se reparen y regeneren, la médula espinal mejora drásticamente a pesar de estar lesionada: la terapia regeneró las extensiones cortadas de las neuronas, llamadas axones, el tejido cicatricial que a veces puede crear una barrera para la reparación disminuyó significativamente. Así mismo, la mielina se reformó alrededor de las células afectadas y se formaron nuevos vasos sanguíneos funcionales para llevar nutrientes a la células en el lugar de la lesión.

Una vez que la terapia cumple su función, los materiales se biodegradan en nutrientes para las células en un plazo de 12 semanas y luego desaparecen por completo del organismo sin efectos secundarios apreciables. Este es el primer estudio en el que los investigadores controlan el movimiento colectivo de las moléculas mediante cambios en las estructuras químicas para aumentar la eficacia de las inyecciones.

También puede leer: 1.300 millones de personas consumen tabaco en el mundo: OMS

“Nuestra investigación tiene como objetivo encontrar una terapia que pueda evitar que los individuos se queden paralizados tras un traumatismo o una enfermedad importante”, explica Samuel I. Stupp, de Northwestern, profesor del Consejo de Administración de Ciencia e Ingeniería de Materiales, Química, Medicina e Ingeniería Biomédica en Northwestern, que dirigió el estudio. “Durante décadas, esto ha sido un gran reto para los científicos porque el sistema nervioso central de nuestro cuerpo, que incluye el cerebro y la médula espinal, no tiene ninguna capacidad significativa para repararse a sí mismo después de una lesión o tras la aparición de una enfermedad degenerativa. Nos dirigimos directamente a la FDA para iniciar el proceso de aprobación de esta nueva terapia para su uso en pacientes humanos, que actualmente tienen muy pocas opciones de tratamiento” añade.

Según cifras del Centro Estadístico Nacional de Lesiones Medulares de los Estados Unidos, casi 300.000 personas viven con una lesión en la médula espinal, y menos del 3% de las personas con lesiones completas llegar a recuperar las funciones físicas básicas. Además se sabe, que el que el 30% de estas personas vuelve a internarse al menos una vez durante el año siguiente a la lesión inicial.

De nuestra editorial: RADIAN: la herramienta contra la iliquidez en el sector salud

Cabe mencionar, que la esperanza de vida de estas personas es significativamente menor que la de las personas sin lesiones medulares y esta proyección no ha aumentado desde 1980.

¿Cómo funciona la terapia para reparar lesiones en la médula espinal?

El secreto del nuevo avance terapéutico consiste en afinar el movimiento de las moléculas para que puedan encontrar y enganchar adecuadamente los receptores celulares en constante movimiento. Inyectada en forma de líquido, la terapia se gelifica inmediatamente en una compleja red de nanofibras que imitan la matriz extracelular de la médula espinal. Al adaptarse a la estructura de la matriz, imitar el movimiento de las moléculas biológicas e incorporar señales para los receptores, los materiales sintéticos son capaces de comunicarse con las células.

También puede leer: Presupuesto de salud nacional en México aumentaría un 15.2% para 2022

Aunque la nueva terapia podría utilizarse para prevenir la parálisis después de un traumatismo importante (accidentes de automóvil, caídas, accidentes deportivos y heridas de bala), así como de enfermedades, Stupp cree que el descubrimiento subyacente que el “movimiento supramolecular” es un factor clave en la bioactividad- puede aplicarse a otras terapias y objetivos.

“Los tejidos del sistema nervioso central que hemos regenerado con éxito en la médula espinal lesionada son similares a los del cerebro afectado por accidentes cerebrovasculares y enfermedades neurodegenerativas, como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer . Más allá de eso, nuestro descubrimiento fundamental sobre el control del movimiento de los conjuntos moleculares para mejorar la señalización celular podría aplicarse universalmente en todos los objetivos biomédicos” concluye Stupp.

Consulte el bigdata sobre epilepsia en Colombia








Compartir Noticia

Noticias Relacionadas
Noticias Recientes

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

BENEFICIOS DE LA SUSCRIPCIÓN