Presupuesto de salud nacional en México aumentaría un 15.2% para 2022

El presupuesto de egresos para el 2022 en México aumentaría en 15.2% los recursos destinados al cubrimiento de la salud de los mexicanos.
1920-200-Banner-4-suscripción-ORO

El presupuesto de egresos para el 2022 en México aumentaría en 15.2% los recursos destinados al cubrimiento de la salud de los mexicanos, esto se verá traducido en $140.000 millones de pesos adicionales, considerando el gasto programable y el no programable.

Es preciso mencionar, que en ese país (como en la mayoría de naciones) el Covid-19 seguirá absorbiendo recursos presupuestales públicos y privados, en al menos los siguientes tres años. No obstante, ahora es imperativo darle prioridad también a otras epidemias y enfermedades no Covid para superar el rezago en el tratamiento de otras patologías producto de la pandemia y la reconversión hospitalaria a la que se sometió el sistema en los últimos dos años.

Artículo relacionado: México sin recursos para la construcción de 120 hospitales rurales

Sin embargo, la aprobación de este presupuesto aún no es totalmente seguro ya que primero debe pasar en el Senado sin cambios (baja probabilidad teniendo en cuenta la fuerte oposición), pero es una posibilidad ya que pudo aprobarse por la Cámara de Diputados sin contratiempos.

Si llega a aprobarse, el presupuesto destinado a la salud en 2022 serían cerca de $800.000 millones de pesos. En proporción al Producto Interno Bruto -PIB- representa 2.8% es decir, el avance será mucho menor, y aún se está lejos de la meta de incrementar el gasto en salud en 1% del PIB. Es decir, que para acercarse a los niveles de atención en salud de algunos países europeos sería necesario duplicar esa proporción del gasto público en salud, ya que esas naciones invierten entre el 8% y el 10% del PIB en salud.

También puede leer: Inyección de recursos para pago al THS y entrega de hospitales en Atlántico

De otro lado, se ha generado polémica por el anuncio del aumento de los recursos de salud, ya que muchos funcionarios argumentan que estos recursos provienen del Fondo de Salud para el Bienestar (Fonsabi, antes Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos del extinto Seguro Popular). Es decir, que estos no son nuevos recursos, sino dineros que pasan de una entidad a otra. En retrospectiva, al Fonsabi en 2019 le quitaron $40.000 millones, en 2021 tomaron otros $33.000 millones y para 2022 se estima que sacarían $66.000 millones. Estos recursos hacen parte de las reservas del fondo para cubrir enfermedades costosas y catastróficas (que ni siquiera están censadas).

El presupuesto para medicamentos no mejora

Según Enrique Martínez, del Instituto Farmacéutico -Inefam- en 2022 se proyecta un presupuesto de $123.000 millones de pesos para compras de medicamentos (aún no se tiene certeza si lo hará la UNOPS como intermediario o directamente el gobierno), esta cifra no es discordante con las necesidades de los pacientes, pero no se hace mención a que $28.000 millones de estos recursos serán para la adquisición de vacunas, especialmente biológicos anticovid.

Consulte el bigdata sobre asma en Colombia

Es la primera vez que el presupuesto de la salud considera estos gastos, pero de nuevo, no se establece de que entidad específica saldrán estos recursos. Según los datos que recoge el Inefam las vacunas Covid absorberán $20.000 millones del presupuesto y los restantes $8.000 serán para vacunas no Covid, esta noticia es positiva ya que con estos recursos se podrá cubrir (al menos en parte) el déficit de inmunizaciones contra otras enfermedades que existe en México desde hace varios años.

Quitando estos $28.000 millones, quedan $95.000 millones de pesos que, conforme las revisiones de Inefam, se espera sean para compra de otros insumos. Unos 20,000 millones de pesos serían para material de curación y dispositivos médicos, cifra castigada respecto de años anteriores. Para medicamentos quedarían entonces unos $75,000 millones de pesos, monto superior a años previos en que se ha destinado entre $65,000 y $70,000 millones de pesos.

También puede leer: ‘Paciente de Esperanza’: nuevo caso de cura espontánea de VIH

Pero Martínez, reiteró que hace pocos días el Insabi publicó una convocatoria para la adquisición consolidada de unas 900 claves de fármacos para 2022 (la mitad de lo que el Gobierno compra cada año aproximadamente), lo que implicaría un monto cercano a los $55.000 millones de pesos, incluidos los $8.000 millones para vacunas no covid. Lo que quiere decir que los recursos destinados a la compra de medicamentos, en teoría serían menos que el año pasado, pero no se hace mención a los medicamentos que se comprarían por medio de intermediarios, donde probablemente estén los recursos restantes.

 

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas
Noticias Recientes

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

BENEFICIOS DE LA SUSCRIPCIÓN