El mar del saber: mi experiencia como estudiante de doctorado

El Dr. Jorge Eduardo Rico reflexiona sobre su etapa como estudiante de doctorado en este espacio.
Black week
Black week

Comienzo estas letras con el mensaje de Nora Roberts que dice “Si no persigues lo que quieres, nunca lo tendrás. Si no vas hacia delante, siempre estarás en el mismo lugar”.  Y precisamente lo hago, porque ayer comencé mi segundo año de doctorado en Gestión de las Tecnologías e Innovación, programa de la facultad de Ingeniería de la Universidad Simón Bolívar de Barranquilla.

Curiosamente estaba conectado vía virtual -como efectivamente fue nuestro primer año de doctorado- debido a la situación global de pandemia en que estamos inmersos. Nuestra cohorte es la primera de este programa y nuestros nuevos compañeros estudiantes que estaban en su primera clase, se encontraban de manera presencial. Nosotros comentábamos que era paradójico que en la cohorte nunca habíamos tenido clases presenciales, algo paradójico si lo comparamos con los recién llegados al programa y que nos pone a reflexionar sobre la situación.

Al terminar la presentación de cada uno de los nuevos compañeros de doctorado, reflexionaba sobre cuál era el balance de mi experiencia en este doctorado, y la respuesta sencilla fue: ha sido increíble.

Decreto 441

Lea otra columna del Dr. Rico: Inhibidores SGLT-2 y la reducción del riesgo de cálculos renales en pacientes con diabetes tipo 2: ¿un nuevo beneficio?

Ser estudiante de un doctorado es algo diferente y además siempre lo soñé. Siempre he querido ser Doctor, seguir los pasos de mi padre y mis hermanos, en este camino por el mar del saber.

Al comienzo como toda nueva experiencia, me generó muchas expectativas, pero a la vez fue un reto personal, visto desde varias facetas o perspectivas. El doctorado hace parte de la facultad de ingeniería de la universidad. Me preguntaba: ¿un médico haciendo un doctorado filial de una facultad de ingeniería y además doctorado?

Cuando nos reunimos el primer día, fueron varias sensaciones las que sentí.  En general las califico como buenas.

En total, comenzamos 7 personas. Ese primer día, todos nos presentamos y me di cuenta que ningún compañero era médico o alguna carrera parecida (odontología, fisioterapia, bacteriología, entre otras) . Todos mis compañeros son ingenieros, administradores, licenciados, con especializaciones y maestrías; cada uno con un CV formidable. Además, comenzamos con pie derecho nuestro camino, con un excelente profesor, el Dr Jon Mikel Zabala, español de nacimiento, investigador, líder de opinión en temas de innovación, pero lo más importante, más allá de sus muchos títulos y reconocimientos,  una gran persona con mucha calidez humana.  

Fue así como ese primer módulo, lo califique como genial. Comenzamos con pie derecho, un punto de partida que significó pasar de la expectativa a las ganas, a más motivación y al fortalecimiento de esa pasión por lo que se hace. Como decía Oprah Winfrey “La pasión es energía. Siente el poder que viene de centrarte en lo que te excita”.

No olvide leer: Procedimientos odontológicos deberán ser prescritos en MIPRES

Y quiero resaltar la pasión porque considero que es un requisito no negociable en la realización de un doctorado. Debemos ser apasionados por lo que hacemos, por lo que queremos aprender y a la vez generar en conocimiento.  Esa pasión va relacionada con la no obligación. Un doctorado no puede ser obligado, por eso me identifico con la frase de Albert Einstein “Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber”.

A lo largo del primer año, fuimos creciendo no solo en herramientas para avanzar en este mar de conocimiento, sino también en una gran consolidación de amistad entre nosotros muy a pesar de que nunca nos hemos visto de manera presencial.

He aprendido mucho de mis amigos doctorantes, cada uno con valores diferenciales, que hacen de que por lo menos, mi experiencia de crecimiento integral ha sido muy grande. Yarelis, gran amiga, con un gran espíritu de liderazgo positivo, emprendedora, con gran capacidad de gestión y con una gran oratoria. Oliver, gran ser humano, ejemplo para todos, sencillo, caribeño y con una gran capacidad de superación, Andrea, la más joven del grupo, pero a la vez la más juiciosa, dedicada y muy inteligente. Matilde, qué gran mujer, la admiro mucho, que gran don de servicio y superación personal. Pati, mujer integral, muy analítica, también con un don servicio gigante, dedicada y entregada a lo que hace y Paolo, militar activo, con gran valor diferencial, brillante, crítico y muy analítico. 

Le puede interesar: Estos serían los cambios al etiquetado frontal de alimentos en Colombia

En fin, no me alcanzarían los paginas para describir muchos valores de mis compañeros y ahora amigos de este doctorado. Lo que sí tengo claro es que de todos he aprendido mucho.

Los diferentes módulos nos han aportado mucho en conocimientos, en saber que el conocimiento no es único, en entender que   hay objetivos similares con diferentes visiones y análisis desde muchos frentes y lo más importante ir construyendo y sedimentando desde lo individual, bases para estructurar mejores metas definitivas.

Largas jornadas de debates, discusiones, foros, presentaciones, siempre aprendiendo desde lo más mínimo, sin retroceder en el proceso.

Le puede interesar: Hasta el 30 de septiembre se mantendrá la prueba piloto de MIPRES 3.0.

Estudiar se trata de una tarea que requiere muchas horas de trabajo, dedicación y disciplina. Es habitual experimentar bajadas de ánimo o perder momentáneamente la ilusión, por lo que encontrar recursos inspiracionales te ayudará en tu día a día para afrontar las horas de estudio con fuerza de voluntad y concentración.

Muchas gracias no solo a mis compañeros, sino también a la universidad, a las directivas, a la Dra. Paola Amar, Dra. Gloria, Dra.  Graciela, Dr. Luis Ortiz, Marcela y todos los profesores que han pasado por este camino.  También, a mis padres, que han sido mi fuente de inspiración, esposa e hijos.

Algún día, papá, te entregaré mi diploma como Doctor en Gestión de las Tecnologías e Innovación.  

No olvide leer: Minsalud actualizó lineamientos para reconocimiento y pago de incapacidades

Black week

Suscríbete gratis a Consultorsalud y obtén estos beneficios:

Black week

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas
Noticias Recientes

Lo más vendido de Consultorsalud

-30%

$119.875 (IVA incluido)

-30%

$207.900 (IVA incluido)

-30%

$87.500 (IVA incluido)

-30%

$90.999 (IVA incluido)

$350.000 por 1 año

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

BENEFICIOS DE LA SUSCRIPCIÓN