Hepatitis C: Síntomas, causas, diagnóstico y tratamiento

Hepatitis C: Síntomas, causas, diagnóstico y tratamiento
[favorite_button]
Comentar

La hepatitis C es una inflamación del hígado causada por el virus de la hepatitis C.‎ El virus puede causar hepatitis aguda o crónica, que varía en gravedad desde una ‎enfermedad leve hasta una enfermedad grave de por vida y puede provocar ‎cirrosis hepática y cáncer. En este artículo, analizaremos los síntomas, las causas, el diagnóstico y el tratamiento de la hepatitis C.

Epidemiología:

Según la Organización Mundial de la Salud, se estima que 71 millones de personas en todo el mundo tienen hepatitis C, lo que representa una carga importante para la salud pública. En América Latina y el Caribe, se estima que alrededor de 7,2 millones de personas tienen hepatitis C.

Se estima que en Brasil viven alrededor de 700.000 personas con Hepatitis C, y para el 2028 se observaron 26.167 casos. En México se calcula que 4 de cada 1000 personas viven con el virus de la Hepatitis C, la mayoría de ellas desconocen que tienen la infección, debido a que no presentan síntomas hasta que el padecimiento está muy avanzado. Cada año hay 67 mil nuevas infecciones y 84 mil muertes por esta causa.

La hepatitis C en Colombia

Desde el 2017, la Cuenta de Alto Costo (CAC) realiza el seguimiento de los casos identificados con la infección de hepatitis C crónica, en cumplimiento con lo establecido en la Resolución 1692 de 2017, que hace parte de la estrategia de negociación y compra centralizada de antivirales de acción directa. En este sentido, entre el 1º de enero y el 31 de diciembre de 2021, en el aseguramiento en Colombia, se identificaron 962 personas con la infección en Colombia, de los cuales 538 son casos nuevos.

Bogotá, Antioquia y el Valle del Cauca concentran la mayor cantidad de casos nuevos con el 47,03%, el 12,64% y el 14,13% respectivamente. La infección afecta en mayor proporción a los hombres con un 76,66% con un mecanismo de transmisión sexual principalmente, entretanto, para el caso de las mujeres, fue la hemotransfusión.

Síntomas

La hepatitis C es una infección “silenciosa” durante muchos años, hasta que el virus daña el hígado lo suficiente como para causar signos y síntomas de la enfermedad hepática. Los signos y síntomas pueden tardar décadas en aparecer. Algunos de los síntomas de la hepatitis C incluyen:

  • Fatiga
  • Falta de apetito
  • Coloración amarillenta de la piel y los ojos (ictericia)
  • Orina de color oscuro
  • Picazón en la piel
  • Acumulación de líquido en el abdomen (ascitis)
  • Hinchazón en las piernas
  • Pérdida de peso
  • Confusión, somnolencia y dificultad en el habla (encefalopatía hepática)
  • Vasos sanguíneos en forma de araña en la piel (araña vascular)

La infección por hepatitis C aguda generalmente no se diagnostica porque rara vez causa síntomas. Cuando los signos y síntomas están presentes, pueden incluir ictericia, junto con fatiga, náuseas, fiebre y dolores musculares. Los síntomas agudos aparecen de uno a tres meses después de la exposición al virus y duran de dos semanas a tres meses.

Causas

La infección por hepatitis C es causada por el virus de la hepatitis C (VHC). La transmisión del virus es sanguínea; la mayoría de las ‎infecciones se producen por exposición a la sangre debido a prácticas de ‎inyección o de atención de salud poco seguras, transfusiones de sangre sin ‎analizar, la reutilización de jeringas, etc.

Las investigaciones actuales sugieren que si tienes una relación monógama a largo plazo con una pareja que tiene hepatitis C, el riesgo de contraer la hepatitis C es bastante bajo, a menos que también tenga el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Para las parejas monógamas, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) no recomiendan el uso rutinario de preservativos para prevenir la transmisión de la hepatitis C. Las parejas deben evitar compartir afeitadoras, cepillos de dientes y cortauñas. El riesgo también puede ser mayor si se sostienen relaciones sexuales durante la menstruación o si tienes relaciones sexuales anales, lo cual es más probable que cause sangrado.

A nivel mundial, el VHC existe en varias formas distintas, conocidas como genotipos. Se han identificado siete genotipos distintos del VHC y más de 67 subtipos. El genotipo más común del VHC en los Estados Unidos es el tipo 1.

Aunque la hepatitis C crónica sigue un curso similar independientemente del genotipo del virus infeccioso, las recomendaciones de tratamiento varían en función del genotipo viral.

Diagnóstico

Cerca de la mitad de las personas con el VHC no saben que están infectadas, principalmente porque no tienen síntomas. Por esa razón, el U.S. Preventive Services Task Force (Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos) recomienda que todos los adultos de 18 a 79 años se sometan a pruebas de detección de la hepatitis C, incluso los que no tienen síntomas ni enfermedades hepáticas conocidas. 

El mayor grupo de riesgo incluye a todas las personas nacidas entre 1945 y 1965, una población cinco veces más propensa a contraer la infección que las nacidas en otros años.

Las pruebas de detección de la hepatitis C incluyen un análisis de sangre que busca anticuerpos contra el virus. Si el análisis de sangre es positivo, se requiere una prueba adicional para confirmar la presencia del virus de la hepatitis C en la sangre.

Estructura del virus de la hepatitis C (VHC)

Un artículo reciente en Nature Communications analiza la estructura del dominio de la proteína E2 del virus de la hepatitis C y su papel en la interacción con la membrana celular y el receptor CD81. Los resultados del estudio sugieren que la región terminal amino del dominio de la proteína E2 es crítica para la interacción con la membrana y el receptor CD81.

El estudio también muestra que el bucle de unión a CD81 de la proteína E2 es flexible y que la exposición de los residuos hidrofóbicos en el bucle de unión a CD81 está influenciada por el contexto local de la proteína. Además, se encontró que la región frontal de la proteína E2 es crítica para la interacción con la membrana celular y el receptor CD81.

Estos hallazgos proporcionan información valiosa sobre el mecanismo de entrada del virus de la hepatitis C en las células huésped y pueden ayudar a desarrollar nuevas terapias para combatir la infección por HCV. 

Tratamiento

Hasta hace poco, el tratamiento de la hepatitis C requería inyecciones semanales y medicamentos orales que muchas personas infectadas por el VHC no podían tomar debido a otros problemas de salud o a efectos secundarios inaceptables. Eso está cambiando. En la actualidad, el virus de la hepatitis C crónico suele curarse con medicamentos orales que se toman todos los días durante dos a seis meses.

Los medicamentos antivirales para la hepatitis C pueden curar la infección en la mayoría de las personas. Sin embargo, el tratamiento puede ser costoso y los medicamentos pueden tener efectos secundarios. Además, algunas personas no pueden tomar estos medicamentos debido a otros problemas de salud.

Prevención

La prevención de la hepatitis C implica tomar precauciones para evitar la exposición al virus. Algunas medidas para prevenir la hepatitis C incluyen:

  • Dejar de consumir drogas ilegales, particularmente si las inyectas. Si consumes drogas ilegales, busca ayuda.
  • Tener cuidado con los piercings corporales y tatuajes. Si decides hacerte un piercing o un tatuaje, busca una tienda de confianza. Pregunta de antemano cómo se limpia el equipo. Asegúrate de que los empleados usen agujas estériles. Si los empleados no contestan tus preguntas, busca otra tienda.
  • Al momento de una transfusión sanguínea verificar la idoneidad del material que será utilizado.
  • Mantener relaciones sexuales de manera más segura. No mantengas relaciones sexuales sin protección con varias parejas o con cualquier pareja cuyo estado de salud sea incierto. Puede haber transmisión sexual entre parejas monogámicas, pero el riesgo es bajo.

Eliminación de la Hepatitis C:

En junio de 2022 se realizó un consenso elaborado por la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD), la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) y el Grupo de Estudio de las Hepatitis Víricas, donde se proponen 10 acciones para conseguir el objetivo de eliminación de la hepatitis C en el año 2030 marcado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este documento es liderado por España, país que está a la cabeza del ranking mundial hacia la erradicación del virus y fue publicado por la revista Nature Reviews Gastroenterology & Hepatology.

Temas relacionados

Compartir Noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Noticias destacadas
Más Noticias

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

XVI Simposio Institucional Transformación de los Modelos Integrales de la Gestión en Salud
Si eres especialista en gastroenterología, neurología, reumatología, alergología, dermatología, #somnología o si eres coordinador, gerente de cohorte en aseguradoras o centros de investigación participa de este simposio y conoce de primera mano las perspectivas globales en modelos integrales de gestión en salud.
¡Este es un evento gratuito!
Organizan: CONSULTORSALUD, CAYRE IPS

* Todos los campos son requeridos

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

¡Gracias por Registrarte!

Hemos recibido tus datos, por favor revisa tu correo electrónico, donde te enviaremos información ampliada sobre el evento.