Conéctate con nosotros

Actualidad

Procuraduría anuncia investigación contra directivos de ADRES por presuntas irregularidades por $140mil millones

La Procuraduría abrió investigación disciplinaria contra tres funcionarios de la dirección de tecnología de la ADRES por presuntas irregularidades en la celebración y ejecución de un contrato por más de $140.000 millones.

Publicado

el

Procuraduría: Acción popular intenta frenar contratación directa en ESE

La Procuraduría General de la Nación abrió investigación disciplinaria contra tres funcionarios de la dirección de tecnología de la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES), por presuntas irregularidades en la celebración y ejecución de un contrato por más de $140.000 millones. 

También le puede interesar: Contraloría investiga a la ADRES por multiafiliaciones y pagos injustificados por $1,4 billones.

Los investigados por la Procuraduría son:

  • El jefe de la oficina Jurídica, encargado de las funciones de director administrativo y financiero, Juan José Trillos Ramírez
  • La directora de Otras Prestaciones, Laura Beltrán
  • el director de Gestión de Tecnologías de Información y Comunicaciones, Hisnardo Ubaque.

EN CONTEXTO

La Procuraduría busca establecer la existencia de supuestas faltas disciplinarias en la celebración y ejecución del contrato No 080 de 2018 suscrito con la Unión Temporal Auditores de Salud.

Lo anterior, ante un supuesto incumplimiento del negocio jurídico que tenía por objeto realizar la auditoría integral a las solicitudes de recobros por servicios y tecnologías no incluidas en el plan de beneficios con cargo a la UPC. 

Luego del cierre de la acción preventiva, el Ministerio Público advirtió supuestos incumplimientos del contratista para atender las obligaciones del negocio jurídico, al no auditar integralmente los recobros y no garantizar su continuidad por los inconvenientes presentados con el sistema de información, que fue aprobado en el momento en que se suscribió el acta de inicio.    

Indagación por supuesta falta de gestión

Al mismo tiempo, la Procuraduría abrió indagación preliminar a funcionarios por determinar de la ADRES, por supuesta falta de gestión eficiente en la administración de los recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud. 

Al parecer, se estarían presentando inconsistencias en la aprobación y el pago de los recobros con cargo a los recursos del sistema.  

Además, se indaga presunta dilación en la toma de decisiones de los encargados de proteger el derecho fundamental a la salud y falta de transparencia en el uso de los recursos.  

Hallazgos

En una acción preventiva y de vigilancia, la Procuraduría encontró que desde abril de 2018 hasta la fecha se han radicado cuentas por un valor aproximado de 6.6 billones de pesos por concepto de recobros, y a través de la medida excepcional de giro previo se han pagado 3.6 billones de pesos.   

Para el órgano de control esta figura excepcional no puede ser utilizada como regla general para asegurar el flujo de recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS), aún cuando las bases de datos que se utilizan para los giros previos, al parecer, contienen información inexacta e incompleta.  

El órgano de control ordenó la práctica de pruebas encaminadas a verificar la ocurrencia de la conducta, establecer si es constitutiva de falta disciplinaria, las circunstancias de tiempo, modo y lugar en las que se desplegó el comportamiento, el perjuicio causado a la administración pública.  

¿Qué dice la ADRES?

En primer lugar, la ADRES, mediante un comunicado, manifestó respetar las decisiones de la Procuraduría entorno a su función de control disciplinario de los funcionarios públicos”.

Asimismo, la ADRES precisó que el contrato 080 se adjudicó a la Unión Temporal Auditores de Salud en noviembre de 2017 tras determinar si existían razones jurídicas que impidieran la suscripción contrato.

Al hallar todos los requisitos legales en orden, la ADRES procedió a firmar el contrato en julio de 2018.

La ADRES agregó que durante la ejecución del contrato, la administración de la ADRES ha venido conminando al contratista para que cumpla con las obligaciones contractuales, utilizando las figuras jurídicas existentes.

En ese sentido, la ADRES aseguró que dados los retrasos en la entrega de resultados de auditoría, las demoras en los pagos de las obligaciones laborales de los trabajadores, la falta de personal, entre otras causales, impuso a la Unión Temporal cuatro multas que suman el valor de $2.328 millones.

“Actualmente se encuentra en curso otro proceso que tiene como fin determinar el incumplimiento contractual y hacer efectiva la cláusula penal del contrato”, agrega el comunicado de la ADRES.

La ADRES aclaró que la modalidad de pago del contrato 080 es contra entrega de resultados de auditoría, razón por la cual, a la fecha, el contratista UT Auditores de salud no ha recibido pagos por la ejecución del contrato.

“La ADRES se pone en completa disposición del ente de control para atender todos los requerimientos necesarios en el desarrollo del proceso investigativo”, concluye el comunicado.

Actualidad

Invima advierte efectos negativos de uso de productos con dióxido de cloro

Publicado

el

Invima advierte efectos negativos de uso de elementos con dióxido de cloro

El Invima emitió una alerta respecto al uso de diferentes productos que contienen dióxido de cloro, estos elementos son generalmente tarjetas, collares o accesorios que se portan en el cuello, o en las prendas de vestir, los cuales contienen la sustancia desinfectante que se libera en el aire y supuestamente establece un escudo contra los virus.

El instituto reitera que estos productos no tienen Notificación Sanitaria Obligatoria – NSO, por lo que no tienen autorización de comercialización en el país. Estos elementos tampoco pueden comercializarse como productos de higiene doméstica ya que constituyen un peligro para la salud y la normatividad sanitaria refiere que los productos de higiene no deberán perjudicar la salud humana cuando se apliquen en las condiciones normales o razonablemente previsibles de uso, considerando particularmente, la forma cosmética, las precauciones, su etiquetado y las eventuales instrucciones de uso y de eliminación, así como cualquier otra indicación o información del producto.

El uso de los elementos mencionados implican que la persona se exponga de manera directa al dióxido de cloro lo que puede provocar reacciones adversas como irritación y afecciones en el organismo. Esta sustancia es un químico de color amarillo o rojizo que se usa como blanqueador de papel, desinfectante de superficies, o como tratamiento para el agua.

Teniendo en cuenta que su uso se disparó durante la pandemia, ya que este supuestamente prevenía el Covid-19, las entidades regulatorias e inclusive la Organización Panamericana de la Salud tuvieron que emitir un comunicado desmintiendo estas supuestas bondades y reiterando la falta de evidencia científica del uso de este.

También puede leer: PDSP: culmina el tiempo para alcanzar la equidad en salud pública

Peligros del uso del dióxido de cloro

Se ha evidenciado que las personas que se exponen al dióxido de cloro pueden padecer síntomas como:

  • Insuficiencia respiratoria causada por una condición grave donde la cantidad de oxígeno que se transporta a través del torrente sanguíneo se reduce considerablemente (metahemoglobinemia)
  • Cambios en la actividad eléctrica del corazón (prolongación del QT), lo que puede llevar a ritmos cardíacos anormales y posiblemente mortales
  • Baja presión arterial mortal causada por deshidratación
  • Insuficiencia hepática aguda
  • Conteo bajo de células sanguíneas, debido a la rápida destrucción de los glóbulos rojos (anemia hemolítica), lo que requiere una transfusión de sangre
  • Vómitos severos
  • Diarrea severa

Con base en esto, el Invima concluye pidiendo a la ciudadanía que no haga uso de estos elementos o accesorios enfatiza que los únicos medicamentos autorizados en el país con indicación de prevención de la enfermedad covid-19, son las vacunas del Plan Nacional de Vacunación.

Continuar leyendo

Actualidad

ACEMI pide ajustar la metodología de cálculo de presupuestos máximos 2021

ACEMI envió una carta al Minsalud con la que piden claridad en varios puntos del proyecto de resolución con el que se establecerá la metodología de cálculo de los presupuestos máximos 2021.

Publicado

el

ACEMI pide ajustar la metodología de cálculo de presupuestos máximos 2021

La Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral -ACEMI- envió una misiva a la subdirectora de Costos y Tarifas del Aseguramiento en Salud, Amanda Vega con el objetivo de dar a conocer el punto de vista de la asociación respecto a la publicación reciente del proyecto de resolución sobre la metodología de cálculo de los presupuestos máximos para la vigencia 2021.

La carta inicia citando una comunicación emitida desde el ministerio para las EPS en donde se enfatiza que los presupuestos máximos no son una prima y por lo tanto las EPS no tienen derecho al reconocimiento de gastos de administración y menos de una utilidad. Producto de estas afirmaciones ACEMI formula una serie e interrogantes para aclarar entonces la naturaleza de estos recursos: ¿cuál es el carácter técnico y legal de los presupuestos máximos? ¿Es sólo la buena administración de un presupuesto?, en cuyo caso ¿cuáles son los puntos de buena práctica o gestión en la administración de estos recursos?, y ¿ quién debe asumir los riesgos financieros?.

También puede leer: Factores psicológicos influyen en el desarrollo de complicaciones durante el embarazo

Y aclara que si estos recursos no constituyen una prima entonces la EPS no debería asumir los riesgos financieros. “De otra parte, es necesario aclarar el carácter de los recursos frente a la obligación que se le impone a la EPS de establecer una reserva patrimonial para el margen de solvencia” añade la carta.

Otro punto señala que la metodología de definición de los valores usado para el cálculo de presupuestos máximos impone una carga financiera a las EPS ya que las obliga a asumir el mayor costo de las tecnologías que por circunstancias inherentes al mercado no se pueden conseguir por un valor menor a la mediana, como expresa el proyecto de resolución.

Como sugerencia, la asociación solicita que se estudie la posibilidad de habilitar a las EPS el cargue de la información a MIPRES cuando los prestadores no puedan hacerlo ya que cuando las IPS y gestores farmacéuticos no reporta completa y debidamente la información del suministro de tecnologías y servicios es la EPS la que debe asumir el riesgo de una mala tarifación ya que la información no refleja con exactitud el gasto real que se está generando en la entidad.

Comentarios al proyecto de resolución presupuestos máximos 2021

La carta resalta que no hay claridad respecto a la escogencia de los periodos de referencia. “En la descripción de la metodología no se menciona cuál es el año base de la información como si se determinó en la metodología definida en la Resolución 205 de 2020. Lo que se menciona es que para efecto de la estimación de las cantidades de 2021 se usa la información de NO PBS de los años 2015 a 2018. Se pregunta entonces, ¿Por qué no se usa la información real de 2019 ni la de 2020?” asevera la misiva.

Finalmente, la carta reitera que la aclaración de la naturaleza del presupuesto máximo es necesaria también para establecer la mancomunación de los recursos, esto teniendo en cuenta que el proyecto de resolución recomienda a las EPS gestionar con los actores y sus redes de prestación de servicios, el acceso a las tecnologías y servicios en salud de forma integral sin diferenciar las fuentes de financiación, orientado hacia el avance de la gestión conjunta de los recursos de la unidad de pago por capitación (UPC) y del presupuesto máximo.

ACEMI enfatiza que la asociación está a favor de la mancomunación de estos recursos en pro de la integralidad del aseguramiento, sin embargo la aclaración por parte del Ministerio de Salud cerraría cualquier posible controversia que pueda presentarse ante los órganos de control

Continuar leyendo

Actualidad

Factores psicológicos influyen en el desarrollo de complicaciones durante el embarazo

Los factores psicológicos como el estrés y la ansiedad pueden provocar indirectamente complicaciones durante el embarazo, según un estudio realizado en España.

Publicado

el

Factores psicológicos influyen en el desarrollo de complicaciones durante el embarazo

La ansiedad y los problemas laborales y personales suelen elevar los niveles de cortisol en el organismo, esto representa un factor de riesgo para el desarrollo de complicaciones durante el embarazo, según un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid y el Hospital Universitario La Paz. No obstante, también se observo que los niveles altos de melatonina y satisfacción tienen el efecto contrario, es decir, protegen de posibles complicaciones.

El estudio fue publicado en el ‘Journal of Personalized Medicine’, y estuvo encaminado a indagar a cerca de las variables psicosociales durante la gestación y sus efectos en las complicaciones maternoinfantiles. Con esta base, los investigadores pusieron el foco en dos hormonas primordiales durante el embarazo: la melatonina y el cortisol, y su vínculo con los factores psicológicos, caracterizada por una edad avanzada en el embarazo.

Anteriores estudios habían evidenciado que los niveles bajos de melatonina durante el embarazo tenían relación con el desarrollo de estados de ansiedad y depresión, lo que sugería que la reducción en las horas de sueño de las gestantes tenían esta consecuencia, debido a que la melatonina se sintetiza durante la noche.

También puede leer: Minsalud asignó responsabilidades para control sanitario de vuelos humanitarios

Estrés y ansiedad, detonantes de complicaciones durante el embarazo

Por otro lado, el cortisol es una hormona estrechamente relacionada con el estrés y la ansiedad: niveles altos de cortisol materno en embarazos gemelares se ha asociado con menor peso del recién nacido. Adicionalmente, existe evidencia que muestra que el estrés materno, especialmente durante la primera etapa del embarazo aumenta el riesgo de que el bebé sufra algún trastorno mental.

“Nuestra hipótesis fue que el contexto psicológico de las madres durante la gestación influye en el embarazo, a través de alteraciones en la melatonina y cortisol materno”, exponen los autores.

Para comprobar esta idea, los investigadores convocaron 182 mujeres sanas en la octava semana del embarazo, a quienes se les extrajo una muestra de sangre para establecer los niveles de melanina y cortisol. Así mismo a las participantes se les realizaron encuestas para analizar diferentes variables psicológicas, y se les hizo seguimiento para ver si desarrollaban alguna enfermedad gestacional o complicación fetal.

Este seguimiento dio como resultado, que el 46.2% de las voluntarias presentaron alguna complicación materna y el 25% presento alguna patología fetal, no obstante,  tanto las complicaciones maternas como las fetales se asociaron con la prematuridad.

Los investigadores concluyeron que las dos hormonas objeto de estudio están fuertemente relacionadas con las complicaciones gestacionales especialmente en el inicio del embarazo. Pero la melatonina tiene una asociación positiva a la gestación previniendo posibles complicaciones.

“Las altas puntuaciones en satisfacción vital podrían ser una característica que previene las complicaciones durante el embarazo, mientras que la ansiedad y el conflicto trabajo-vida personal podrían ser factores de riesgo para el desarrollo de complicaciones fetales” concluyen los investigadores.

Finalmente, vale decir que estos hallazgos son importantes, ya que pueden conducir al establecimiento de políticas y directrices que apoyen más la parte psicológica y social durante el embarazo.

También puede leer: 4.7 millones de personas tienen planes voluntarios de salud en Colombia

Continuar leyendo

RECOMENDADO

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras