Sostenibilidad Financiera de la Salud 2012 - CONSULTORSALUD
Conéctate con nosotros

Biblioteca

Sostenibilidad Financiera de la Salud 2012

Publicado

el

sostenibilidadfinanciera

Hoy, más de 15 años después de la expedición de la Ley 100, los resultados muestran que el sector de la salud ha tenido logros importantes desde la perspectiva de cobertura y resultados a la población, principalmente la más vulnerable; no obstante, el SGSSS se encuentra en una coyuntura especialmente difícil. Esto ha puesto en entredicho no solamente la sostenibilidad financiera del sector, sino también el modelo puesto en marcha hace ya más de tres quinquenios. Los planteamientos que abogan por eliminar tanto las EPS como el aseguramiento vienen de tiempo atrás y, en realidad, las posiciones entre los que defienden y atacan el actual modelo, que siempre han sido irreconciliables, quedaron en evidencia una vez se manifestaron los problemas financieros y de liquidez actuales del sector. No obstante, la coyuntura no puede ocultar el gran esfuerzo financiero que se adelantó en la última década para garantizar el acceso a la mayoría de la población. Ahora bien, acusar al modelo de aseguramiento de los problemas del sector es un despropósito que confunde más de lo que ayuda a solucionar. Baste mencionar que los elementos centrales del sistema estuvieron en funcionamiento durante más de diez años y no se presentaron los problemas que se manifestaron en los últimos años. El régimen contributivo mostró por el contrario que las tasas de cotización eran suficientes para financiar su propio funcionamiento y, además, ser solidario con el resto del sistema mediante transferencias de ley al régimen subsidiado y a la Salud Pública. Durante cerca de diez años el régimen contributivo generó excedentes financieros en su operación, los cuales se acumularon en su momento al interior de la subcuenta de compensación administrada por el Fondo de Solidaridad y Garantía, Fosyga.

Así mismo, hay problemas estructurales del sistema de salud que han avanzado y no han sido atendidos oportunamente, lo que ha generado un impacto creciente que hoy amenaza la viabilidad financiera del SGSSS; quizás el más importante es la no actualización periódica, oportuna y adecuada del Plan Obligatorio de Salud (POS). Por tal razón, se ha dado un crecimiento progresivo y desmedido de las prestaciones y servicios No POS que han sido asumidas por las EPS -principalmente las del régimen contributivo- y recobradas parcialmente al Fosyga. En otras palabras, el POS se congeló pero la demanda por servicios siguió creciendo sin que las autoridades lo advirtieran. Hay que recordar que en el 2010 el valor de las prestaciones y servicios No POS de las EPS del régimen contributivo superó los $2,4 billones, cerca de 120 veces más que ocho años atrás. Este es un factor crítico que contribuye en gran parte a la grave crisis financiera y que ha puesto en duda la sostenibilidad financiera de las EPS del contributivo desde el año 2009 en adelante.

Para el 2011 ya se habían adelantado algunos correctivos como techos a los precios de las medicinas más recobradas al Fosyga y se ha mejorado el control sobre el diligenciamiento de los recobros. Sin embargo, estas medidas son necesarias pero no suficientes frente al gran problema subyacente que es la inadecuada actualización del POS, que se dio a comienzos de este año con la inclusión de algunos medicamentos que anteriormente eran objeto de masivos recobros, entre muchos cambios más.

No es posible que absolutamente todas las prestaciones queden incluidas en Colombia, pues ningún país del mundo está en capacidad de sostener planes ilimitados de salud para toda su población. Por lo tanto, el Gobierno Nacional, en cabeza del Ministerio de Salud7, además de garantizar una juiciosa y periódica actualización técnica del POS, deberá diseñar mecanismos adicionales para permitir el acceso justo, equitativo y coherente a las prestaciones que han de quedar por fuera del plan de beneficios, ya sea porque corresponden a enfermedades muy raras (llamadas enfermedades huérfanas), porque amerita la concentración de los pacientes en centros especializados que funcionen ceñidos a guías nacionales e internacionales científicamente aceptadas o porque debido a su alto costo puedan obtenerse ventajas significativas para las finanzas del país, a través de negociaciones que contemplen todos los pacientes de Colombia (eficiencias por compras masivas de medicamentos e insumos directamente a las compañías productoras).
 

A nuestro entender el gran problema se concentra en ajustar el actual modelo de aseguramiento, pues el país carece de opciones serias o modelos
alternos diferentes a asumir directamente el aseguramiento de toda la población colombiana, lo cual a nuestro entender no proporcionaría ventajas sobre el modelo actual para los usuarios ni para los profesionales de la salud, ya que ambos perderían la capacidad de elección, unos para su aseguramiento y gestión de riesgo, y otros como posibles empleadores. Para las IPS un aseguramiento único estatal, tal como fue el modelo del ISS hace dos décadas, representa tener el monopolio de un pagador único con la asimetría que esto implica a la hora de negociar, tanto esquemas de prestación de servicios, como tarifas y volúmenes. Así, en la medida que Colombia está destinando anualmente más de $45 billones al sector de la salud, nuestro deber y responsabilidad como sociedad es garantizar el buen manejo de estos recursos en el muy largo plazo, para enfrentar las presiones del incremento aritmético de gasto médico al que estará sujeto el país y el resto del mundo.
El presente trabajo analiza cuál ha sido el desarrollo del financiamiento de la salud en Colombia a lo largo de los últimos años, e implícitamente busca entender la evolución de los diferentes regímenes que se han consolidado en este proceso. Por tal razón, se describe el desarrollo de los tres regímenes identificados: contributivo, subsidiado y regímenes especiales.

Más que concentrarse en el deber ser que impuso la Ley 100 y su desarrollo esperado, se quiere entender cuál ha sido su desarrollo real y las implicaciones que esto conlleva; por lo tanto, el análisis será más positivo que normativo8. En la actualidad prácticamente la totalidad de los colombianos son beneficiarios de alguno de los tres regímenes y esta situación tendrá muy pocas modificaciones en un futuro cercano, dado que estos regímenes muestran una relativa estabilidad en el número de afiliados y en el volumen de recursos que administran en los últimos años. Sin embargo, la unificación de los planes de beneficios subsidiado y contributivo, ordenada por la Corte Constitucional en la sentencia T 760 de 2008 y por la
Ley 1438 de enero de 2011, necesariamente acarreará una recomposición de la distribución del número y tipo de afiliados entre las diferentes EPS.

En primer lugar, se presenta el consolidado financiero del sector de la salud y una descripción de sus principales dinámicas y tendencias, por lo que también se describe la metodología que permitió consolidar las cuentas fiscales y financieras de la salud en Colombia.
 

Este análisis incluye la estructura organizacional y las fuentes de recursos del sector de la salud en Colombia, es decir, su mapa financiero. Segundo, se describirán los tres regímenes de la salud, identificando sus principales características, fortalezas de financiamiento y los problemas coyunturales que deben enfrentar. Se busca no sólo entender las fortalezas del modelo de financiamiento, sino la sostenibilidad en el largo plazo de cada uno de los regímenes en que, para efectos prácticos, se divide este análisis.

En la tercera sección, se presenta un análisis de la cadena de valor de la salud y de la rentabilidad de los diferentes actores del sistema. Hay una gran preocupación no sólo por el ritmo del gasto de la salud en Colombia -el cual no es ajeno a la problemática que enfrenta el resto de los países del mundo- sino también por la manera como finalmente se distribuye esta expansión del gasto entre los diferentes actores o agentes del sector. Se quiere contrastar la hipótesis que algunos sectores se afectaron más que otros y esto comprometió su viabilidad financiera; no obstante, es claro que al afectarse un eslabón de la cadena productiva de la salud, invariablemente la cadena se afectará con el impacto respectivo sobre cada uno de sus componentes. En general, para que un sistema mantenga el equilibrio y la sostenibilidad en el largo plazo, se hace necesario evitar que algunos agentes sean claramente ganadores en términos financieros, en detrimento de los demás; y por el contrario es tarea fundamental, tanto del gobierno como de todos los actores participantes, garantizar utilidades distribuidas a lo largo de la cadena productiva.

En el cuarto apartado, Fedesarrollo presenta el Modelo Contable y Financiero de las finanzas de la salud en Colombia.

 

Descargue: La Sostenibilidad Financiera del Sistema de Salud Colombiano – Dinamica del Gasto y Principales retos Fedesarrollo 2012

Documentos adjuntos

Este artículo tiene documentos adjuntos que podrá descargar para ampliar su información:

Biblioteca

Esta sería la clasificación Única de Procedimientos en Salud -CUPS- para el 2021

EL Ministerio de Salud emitió el borrador del documento con la clasificación Única de Procedimientos en Salud -CUPS-.

Publicado

el

Esta sería la clasificación CUPS para el 2021

El Ministerio de Salud emitió el borrador de la resolución que establece la Clasificación Única de Procedimientos en Salud -CUPS- para el próximo año. En este documento se incluyen 7 anexos técnicos:

  • Anexo Técnico 1 “Manual de uso”
  • Anexo Técnico 2 “Lista tabular”
  • Anexo Técnico 3 “Códigos especiales para reporte población indígena”
  • Anexo Técnico 4 “Códigos para el reporte de otras prestaciones en salud”
  • Anexo Técnico 5 “Códigos para el reporte de información de intervenciones colectivas”
  • Anexo Técnico 6 “Códigos para el reporte de información de gestión en salud pública”
  • Anexo Técnico 7 “Códigos para el reporte de procedimientos e intervenciones sobre las condiciones y medio ambiente de trabajo”

Recordemos, que los CUPS son el ordenamiento lógico y detallado de los procedimientos en salud que se realizan en el país, en cumplimiento de los principios de interoperabilidad y estandarización de datos utilizando para tal efecto la identificación por un código y una descripción validada por los expertos del país, independientemente de la profesión o disciplina del sector salud que los realice, así como del ámbito de realización de los mismos.

También se establece que en caso de que los procedimientos en salud de la CUPS requieran el uso de dispositivos médicos, estos se considerarán inherentes al procedimiento que lo origina, lo que permite garantizar la prestación del servicio de salud que el médico o profesional tratante determine necesario, en desarrollo de su autonomía profesional.

También puede leer: Virus del herpes afectaría el desarrollo cerebral del feto

Obligatoriedad de la CUPS

Es preciso mencionar, que las EPS de ambos regímenes, las entidades adaptadas, las entidades que administran planes voluntarios de salud, las IPS, la ADRES, las compañías que expidan SOAT, las entidades de regímenes especiales y de excepción así como los organismos de dirección, vigilancia y control del Sistema deberán aplicar la Clasificación Única de Procedimientos en Salud -CUPS en todos los procesos del sector que, impliquen identificación y denominación de los procedimientos en salud, en todo el territorio Nacional.

Finalmente, la Superintendencia Nacional de Salud y las secretarías departamentales, distritales y municipales de salud o la entidad que haga sus veces, efectuarán la inspección, vigilancia y control del cumplimiento de las disposiciones aquí previstas, sin perjuicio de las funciones de inspección, vigilancia y control, atribuidas a las demás autoridades competentes, de conformidad con las normas legales vigentes.

DOCUMENTO ADJUNTO

Continuar leyendo

Biblioteca

Gobierno implementará Manual de Estándares de Acreditación para servicios de Imágenes Diagnósticas

A través de un proyecto de resolución, el Gobierno Nacional busca adoptar el Manual de Estándares de Acreditación para Instituciones que ofrecen servicios de Imágenes Diagnósticas en Colombia en su versión 2.0

Publicado

el

acreditación imagenes diagnosticas

A través de un proyecto de resolución, el Gobierno Nacional busca adoptar el Manual de Estándares de Acreditación para  Instituciones que ofrecen servicios de Imágenes Diagnósticas en Colombia en su versión 2.0

Según el Gobierno Nacional este proyecto  se hace teniendo en cuenta las innovaciones del sector de la salud, las observaciones de los expertos técnicos y las realizas al Manual de Acreditación en Salud Ambulatorio y Hospitalario de Colombia Versión 3.1, así como las observaciones al manual de estándares de Acreditación para Laboratorios clínicos de Colombia versión 2.0.

 También puede leer: OPS advierte sobre descenso en vacunación de la poliomielitis

Manual de acreditación

De acuerdo con lo anterior, según lo expuesto en el documento el ente acreditador que se encuentre inscrito en el Registro Especial de Acreditadores en Salud será el encargado de evaluar el nivel de calidad en la atención alcanzada por las Instituciones que ofrecen servicios de imágenes diagnósticas  y que deseen acreditarse, esto en el marco del Sistema Único de Acreditación del Sistema Obligatorio de Garantía de Calidad en salud.

Por otra parte, según el Minsalud las instituciones prestadoras de servicios de salud que ofrecen servicios de imágenes diagnósticas y que tomen la decisión de acreditarse por primera vez, se regirán por lo dispuesto en el Manual de Acreditación para Instituciones que presten servicios de imágenes diagnósticas en Colombia. Versión 2.0.

También puede leer: presentan cambios a la afiliación de riesgos de voluntarios

Así mismo, para las instituciones que se encuentren postuladas para la acreditación ante el ente acreditador o aquellas acreditadas y postuladas para un nuevo ciclo de acreditación o las que se encuentren pendientes de visitas de seguimiento de evaluación externa, según les corresponda, podrán solicitar de manera voluntaria al ente acreditador la evaluación con este Manual versión 2.0.

Continuar leyendo

Biblioteca

Presentan cambios a la afiliación de riesgos de voluntarios

El Ministerio de Salud y Protección Social presentó una propuesta de reglamentación para que los voluntarios sean afiliados al Sistema General de Riesgos Laborales

Publicado

el

voluntarios afiliacion riesgos laborales

El Ministerio de Salud y Protección Social ha propuesto modificaciones que beneficiarán a los voluntarios de primera respuesta. En el proyecto de resolución, se reglamenta la afiliación al sistema general de riegos de las personas que integren este grupo. Los voluntarios de primera respuesta prestan sus servicios, sin remuneración alguna, en la Cruz Roja, Defensa Civil de Colombia y diferentes Cuerpos de Bomberos.

Sin embargo, aunque no se recibe pago por esta actividad, el Decreto – Ley 4147 de 2011 estableció la creación de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres. En principio, sus labores contemplan la gestión del riesgo de desastres, según las políticas de desarrollo sostenible y coordinar el funcionamiento y el desarrollo continuo del Sistema Nacional para la Prevención y Atención de Desastres –SNPAD. La creación del Subsistema Nacional de Voluntarios en Primera Respuesta se decretó en la Ley 1505 DE 2012, sin que se determinara la afiliación al Sistema General de Riesgos Laborales.

Esto último quedó registrado en la Ley 1562 de 2012, documento que modificó el mencionado sistema, sin que fuera suficientemente explícita la afiliación de los voluntarios: “Los miembros activos del Subsistema Nacional de primera respuesta y el pago de la afiliación será a cargo del Ministerio del Interior, de conformidad con la normatividad pertinente” (Art. 13).

También le puede interesar: ABREN NUEVA VENTANA PARA LA BONIFICACIÓN AL TALENTO HUMANO EN SALUD

Así se gestionará la afiliación al sistema de riesgos

Para este caso concreto, según lo estipulado por el Ministerio de Salud y Protección Social, se considerarán como voluntarios a todas aquellas personas que brindan su tiempo, atención y trabajo en la atención o prevención de desastres, emergencias u otros eventos atendiendo de forma inmediata en fase humanitaria. Se excluyen las actividades correspondientes a las fases de rehabilitación y
reconstrucción.

Como se describe en el documento, la afiliación al Sistema General de Riesgos Laborales de los voluntarios acreditados activos, se realizará por parte de las entidades del Subsistema Nacional de Voluntarios en Primera Respuesta ante la entidad Administradora de Riesgos Laborales en la cual la entidad esté afiliada, diligenciando el Formulario Único de Afiliación y Reporte de Novedades al Sistema General de Riesgos Laborales. El pago de aportes al Sistema se efectuará por estas entidades a través de la Planilla Integrada de Auto liquidación de Aportes y Contribuciones – PILA, en los plazos establecidos en los artículos 3.2.2.1 y 3.2.2.2 del presente decreto o la norma que los modifique o sustituya.

Para el caso de las cotizaciones al sistema de riesgos, se considerará la Tabla de Clasificación de Ocupaciones u Oficios más representativos contenida en el Anexo 2 del Decreto 1072 de 2015, Único Reglamentario del Sector Trabajo y según la actividad que desempeñe el voluntario acreditado y activo. Dicho período no podrá ser inferior a un mes. Quienes integren los grupos de voluntarios, sin importar la entidad en la que presten sus servicios, deben tener en cuenta que la cotización al Sistema General de Riesgos Laborales se realizará sobre la base de un (1) salario mínimo legal mensual vigente.

También le puede interesar: OPS ADVIERTE SOBRE DESCENSO EN VACUNACIÓN DE LA POLIOMIELITIS

¿Cuáles son los requisitos para acceder a esta afiliación?

Para que los voluntarios de la Cruz Roja, Defensa Civil o Cuerpo de Bomberos puedan ser afiliados al sistema general de riesgos deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de 18 años
  • Ser voluntario acreditado y activo de la Defensa Civil Colombiana, de la Cruz Roja Colombiana, de los Cuerpos de Bomberos
  • Estar afiliado al Sistema General de Seguridad Social en Salud en cualquiera de sus regímenes y en cualquier condición
  • Cumplir con el proceso de formación y tiempo mínimo de entrenamiento establecido en cada una de las entidades del Subsistema Nacional de Voluntarios en Primera Respuesta y con los deberes establecidos en los numerales 3 y 5 del artículo 5 de la Ley 1505 de 2012
  • Estar registrado en la base única de datos de los voluntarios activos de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, lo que acredita su calidad de voluntario

Consulte el documento presentado aquí:

También le puede interesar: EL FUTURO DEL SISTEMA DE SALUD:ENTREVISTA CON CARLOS FELIPE MUÑOZ, GERENTE GENERAL DE CONSULTORSALUD

Continuar leyendo

Evento Gratuito

Próximos Eventos

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras