Conéctate con nosotros

Medicina Clínica

Solo la mitad de personas con obesidad consulta a su médico

En el marco del Congreso Europeo sobre Obesidad (ECO), que se desarrolló en Escocia, del 28 de abril al 1 de mayo, se reveló que solo el 51% de los pacientes discutió su peso con sus médicos en los últimos cinco años.

Publicado

el

shutterstock 1115769638

Ocho de cada diez personas con obesidad en el mundo consideran que perder peso es su exclusiva responsabilidad y esperan hasta seis años, luego de varios intentos fallidos, para consultarlo con algún profesional de la salud.

Esto es lo que ACTION IO, observador internacional en el tratamiento y cuidado de obesidad, reveló en el marco del Congreso Europeo sobre Obesidad (ECO), que se desarrolló en Glasgow, Escocia, del 28 de abril al 1 de mayo.

Para llegar a esta conclusión, ACTION IO encuestó de 14.500 personas con obesidad y 2.800 profesionales de la salud en 11 países en los cinco continentes.

El objetivo del informe estuvo enfocado en identificar percepciones, actitudes, comportamientos y potenciales dificultades para el cuidado efectivo de la obesidad en pacientes y médicos.

Además, solo el 51% de los pacientes discutió su peso con sus médicos en los últimos cinco años. Sin embargo el 68% desea que los profesionales de salud planteen conversaciones sobre el control del peso durante las citas.

(También le puede interesar: EPS deben autorizar cirugías de bypass a pacientes con obesidad mórbida: Corte Constitucional)

El profesor Ian Caterson, investigador de ACTION IO, señaló durante la presentación del estudio que estos resultados identifican por primera vez las barreras clave para el cuidado de la obesidad a una escala global.

“La obesidad es uno de los desafíos de salud crónicos y complejos que enfrenta nuestra sociedad hoy. Sin embargo, el enfoque actual para su manejo es reducido en comparación con otras enfermedades de carga similar”, dijo Caterson.

Otros hallazgos del estudio

Igualmente se reveló que 71% de los profesionales de la salud cree que las personas con obesidad no están interesadas en perder peso.

Sin embargo, el estudio indica que solo el 7% de personas con obesidad manifestó no querer hacerlo. Esto ilustra la clara brecha que existe en la percepción con respecto al interés por perder peso.

Así mismo, se evidenció que el 81% de personas con obesidad ha realizado al menos un esfuerzo importante para perder peso. Esto es contrario a lo que piensan los profesionales de la salud, quienes consideran que tan solo el 35% lo ha intentado.

Entre tanto, el 81% de los pacientes con obesidad cree que es su exclusiva responsabilidad perder peso.

(También le puede interesar: Factores de riesgo de la salud en América y el Caribe)

“Esperamos que los resultados del estudio proporcionen una plataforma de información que pueda aprovecharse para explorar nuevos enfoques, herramientas y recomendaciones para mejorar el manejo de la obesidad a escala local y global y ayuden a eliminar las barreras entre las personas que viven con obesidad y sus profesionales de la salud”, afirmó Nick Finer, Senior Principal Clinical Scientist, Medical Affairs en Novo Nordisk.    

Medicina Clínica

Medicamento experimental regenera los nervios eréctiles dañados por la prostatectomía

Un medicamento experimental tópico mostro eficacia en la regeneración de los nervios del pene afectados por la cirugía de próstata.

Publicado

el

Medicamento regenera los nervios eréctiles dañados por la prostatectomía

Científicos estadounidenses desarrollaron un medicamento tópico que regeneró y restauró la función de los nervios eréctiles afectados por la cirugía de próstata en ratas. La prostatectomía es el tratamiento más común para el cáncer de próstata localizado a nivel mundial.

Sin embargo, este procedimiento suele tener consecuencias como disfunción eréctil que además tiene un impacto en la vida de muchos pacientes y sus parejas. El Dr David J. Sharp, profesor de la Facultad de Medicina Albert Einstein explicó que las ratas son modelos animales fiables para realizar investigaciones de urología, por lo que el desarrollo del medicamento representa una esperanza para los miles de pacientes que se someten a este procedimiento anualmente.

Recordemos, que la prostatectomía consiste en la extirpación de la glándula prostática, lo que se considera el procedimiento definitivo para el cáncer prostático localizado. En la actualidad estos procedimientos cuidan la preservación de los nervios sin embargo, pueden llegar a dañar los nervios cavernosos que controlan la función eréctil del pene.

También puede leer: Bogotá impone medidas más estrictas en la tercera ola covid

Aproximadamente 60% de los pacientes que se someten a una prostatectomía radical afirman tener disfunción eréctil 18 meses después de la operación y un poco menos del 30% de los hombres declaran no tener erecciones suficientemente firmes para mantener una relación sexual después de 5 años, lo peor es que los medicamentos convencionales para tratar la disfunción como el Viagra no suelen ser eficaces para estos pacientes.

No obstante, el Dr. Sharp y su equipo descubrieron hace un par de años que la enzima fidgetin-like 2 (FL2) frena a las células de la piel cuando estas se dirigen a las heridas para curarlas. Entonces, con el fin de acelerar la cicatrización el equipo desarrollo un medicamentos anti-FL2, éste inhibe el gen que codifica la FL2.

Este medicamento tópico consta de pequeñas nanopartículas de gel empaquetadas que posteriormente fueron aplicadas a ratones. EL tópico no sólo curó las heridas dos veces más rápido sino que también logró regenerar parte del tejido dañado. Así mismo, el medicamento experimental previamente mostró eficacia en la curación de quemaduras alcalinas de la córnea en ratas.

Fue entonces cuando el equipo se dio cuenta de que los nervios lesionados podrían ser especialmente aptos para este fármaco silenciador de genes: por razones desconocidas, el gen FL2 se vuelve hiperactivo después de una lesión en las células nerviosas, haciendo que éstas produzcan cantidades copiosas de la enzima FL2.

Acción del medicamento

El equipo estudio la acción del medicamento en ratas despapes de una lesión por aplastamiento o seccionamiento del nervio, que es el daño común asociado al procedimiento de prostatectomía. El gel se aplicó inmediatamente después de la lesión.

El tratamiento mostró buenos resultados, mejorando la regeneración del nervio y además restauró la función del mismo, tal y como lo mostró la prueba que mide la presión sanguínea dentro del cuerpo del pene (cavernosometría). Después de cuatro semanas de la terapia los animales tenían una mejor función eréctil en comparación con el grupo de control. Después de un mes la respuesta de presión sanguínea de los animales tratados era casi igual a los animales sin ninguna lesión.

Inclusive después de cortar los nervios, el tratamiento tópico logró una regeneración nerviosas aceptable y la recuperación parcial de la función eréctil. En 7 de los 8 animales tratados se observó la regeneración nerviosa, sin embargo, ninguno de los animales no tratados se logró una recuperación exitosa.

Según el doctor Sharp, el fármaco de ARNsi fue capaz de curar huecos de varios milímetros entre los extremos de los nervios seccionados, un resultado que antes sólo se conseguía con injertos de nervios. “Funcionalmente, el resultado del tratamiento con ARNsi fue equivalente o mejor que el injerto de nervio“, añade.

Finalmente, el Dr. y su equipo médico están evaluando el poder del medicamento para promover la regeneración de nervios en lesiones de la médula espinal.

También puede leer: Gobierno anuncia nuevas medidas para mitigar nuevo pico de contagios Covid-19

Continuar leyendo

Medicina Clínica

Descubren potenciales medicamentos para LMA infantil

La leucemia mieloide aguda (LMA) es un tipo de cáncer que afecta a aprox. 500 niños en EE.UU. al año. El único tratamiento disponible es la quimioterapia.

Publicado

el

descubren medicamentos LMA infantil

El trabajo de varios científicos del Instituto de Descubrimientos Médicos Sanford Burnham Prebys ha permitido identificar dos medicamentos potenciales, inhibidores de JAK y Mepron, cuya acción serviría como tratamiento para un subtipo de leucemia mieloide aguda (LMA) mortal que es más común en los niños. Sus hallazgos se conocieron en una publicación de la revista Blood.

Este estudio fundacional se considera como un primer paso hacia la búsqueda de tratamientos eficaces para este cáncer de la sangre tan difícil de tratar. Como se indica en la publicación, la LMA suele estar causada por una fusión cromosómica, dando resultado a una proteína fusionada que impulsa el crecimiento descontrolado de las células sanguíneas inmaduras. Sin embargo, existen docenas de proteínas de fusión diferentes que pueden causar el cáncer, y las tasas de supervivencia pueden variar en función del tipo de fusión.

La investigación se concentró en uno de estos subtipos de LMA, con fusiones que implican una proteína llamada AF10, asociada a la manifestación de la enfermedad en niños y generalmente mortal para ellos. Muchos niños con estos subtipos no sobreviven mucho tiempo; y si un niño responde al tratamiento, suele tener efectos secundarios debilitantes y de por vida, derivados de recibir quimioterapia a una edad temprana.

“Aunque se han encontrado terapias muy exitosas para otros cánceres de la sangre, la mayoría de los niños diagnosticados con este subtipo de LMA siguen siendo tratados con quimioterapias duras y tóxicas”, mencionó el Dr. Ani Deshpande, profesor asistente en el Centro de Cáncer designado por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de Sanford Burnham Prebys y autor principal del estudio.

También le puede interesar: Investigación clínica con obstáculos

Fusiones específicas del cáncer y la LMA: campo abierto por explorar

Cuando se identificaron por primera vez las fusiones cromosómicas como causa de la LMA, los investigadores del cáncer tenían la esperanza de poder encontrar tratamientos con relativa facilidad. La proteína producida por la fusión es exclusiva de las células cancerosas, por lo que constituye una diana que podría matar selectivamente los tumores y preservar las células sanas.

“Uno de los fármacos contra el cáncer de mayor éxito jamás desarrollado, Gleevec, se dirige en realidad a una proteína de fusión. Este fármaco destruye los tumores en personas con otro tipo de cáncer de la sangre, la leucemia mielógena crónica o LMC”, explica Deshpande a medios de comunicación. “Sin embargo, tuvimos un poco de suerte porque la proteína de fusión a la que se dirige Gleevec es una quinasa, un tipo de proteína contra la que es relativamente fácil fabricar fármacos. Ahora sabemos que la mayoría de las fusiones afectan a otros tipos de proteínas, como los factores de transcripción o los modificadores de la cromatina, que no son tan fáciles de medicar.”

Para abordar este obstáculo, los científicos decidieron mapear qué proteínas interactúan con las proteínas de fusión AF10 anormales, aprovechando modelos de ratón que permiten activar y desactivar la producción de la proteína. La investigación reveló que las proteínas de fusión AF10 activan las proteínas de señalización inflamatoria JAK1 y STAT3, ambas dianas farmacológicas para las que ya existen inhibidores.

Otro de los resultados que más destacan los autores de esta investigación es que tanto los inhibidores de JAK1 como de STAT3 ralentizaban el crecimiento de las células humanas de LMA; y que Mepron, un inhibidor de STAT3, fundía los tumores de LMA y prolongaba la supervivencia en ratones con la mutación CALM-AF10.

De hecho, algunos pacientes ya utilizan estos medicamentos pero con otros propósitos. A varias personas afectadas con LMA se les prescribe Mepron para protegerse de la infección después de un trasplante de médula ósea, y los análisis sugieren que está relacionado con mejores resultados. Por otra parte, un inhibidor de JAK ya está aprobado por la FDA y muchos otros se están desarrollando para trastornos autoinmunes, lo que significa que podrían avanzar a la clínica con relativa rapidez.

También le puede interesar: Bogotá en alerta roja por casos covid-19

Continuar leyendo

Medicina Clínica

Medicamento inmunoestimulante muestra buenos resultados en cáncer de páncreas fase inicial

Un estudio de EE.UU mostró que un fármaco inmunoestimulante CD40 puede dar resultados en el tratamiento de pacientes con cáncer de páncreas en etapa inicial.

Publicado

el

Medicamento inmunoestimulante muestra buenos resultados en cáncer de páncreas fase inicial

El Centro Oncológico Abramson -ACC- de la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos evidenció que suministrar a los pacientes con cáncer de páncreas en fase inicial un fármaco inmunoestimulante CD40 ayuda a impulsar la respuesta de las células T, antes de la cirugía y otros tratamientos. El equipo científico demostró que cambiar el microambiente tumoral nutriéndolo de células T con un agonista CD40 antes, ayuda a ralentizar la progresión del tumor evitando que el cáncer se extienda.

En el estudio participaron 16 pacientes que recibieron terapia con CD40 Selicrelumab, apoyando la teoría de que se pueden hacer intervenciones por adelantado para activar una respuesta inmunitaria dirigida en el lugar del tumor, lo que representa un avance ya que un importante porcentaje de pacientes con cáncer pancreático en fase inicial se someten a procedimientos quirúrgicos o quimioterapia adyuvante pero no obtienen buenos resultados.

Los agonistas de CD40 aceleran la respuesta del sistema inmune activando las células presentadoras de antígenos y las células dendríticas para activar las células T, lo que potencia el área inmune sin tener en cuenta el lugar del tumor.

Sin embargo, este tipo de terapias solo se ha estudiado en pacientes con cáncer de páncreas metastásico combinado con otros tratamientos como quimioterapias o radioterapias. Pese a esto, el medicamento muestra una evidente aceleración de la respuesta inmune en pacientes en fase inicial, sentando nuevamente las evidencias resultantes de estudios previos en ratones.

También puede leer: App calcula el riesgo de contraer coronavirus en una habitación

Estudio sobre cáncer de páncreas

El ensayo clínico de fase 1b se llevó a cabo en cuatro centros, entre ellos el ACC, el Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson de la Universidad de Washington, la Universidad Case Western Reserve y la Universidad Johns Hopkins.

Durante la investigación, se les suministró selicrelumab  a 16 pacientes antes de la cirugía, de estos, 15 fueron intervenidos quirúrgicamente y recibieron quimioterapia adyuvante y un agonista de CD40. Posteriormente, los datos de los pacientes del estudio se compararon con los datos de control de pacientes que no recibieron agonista CD40 antes de la cirugía.

Entre los hallazgos más relevantes se destaca que el 82% de los tumores de los pacientes que recibieron el agonista CD40 antes de la cirugía estaban enriquecidos en células T, en comparación con el 37% de los tumores no tratados y el 23% de los tratados con quimioterapia o quimiorradiación.

Adicionalmente, los tumores tratados con el fármaco presentaban menos fibrosis asociada al tumor y las células dendríticas eran más maduras. El grupo que recibió el tratamiento tuvo una tasa de supervivencia libre de enfermedad de 13,8 meses y la mediana de la supervivencia global fue de 23,4 meses.

Finalmente, y con base en los prometedores resultados, el equipo médico está estudiando ahora cómo otras terapias con CD40 pueden ayudar a reforzar todavía más la respuesta inmune de pacientes con cáncer pancreático inicial.

“Estamos empezando a cambiar el rumbo, este último estudio se suma a las crecientes pruebas de que terapias como la del CD40 antes de la cirugía pueden desencadenar una respuesta inmunitaria en los pacientes, que es el mayor obstáculo al que nos hemos enfrentado. Estamos entusiasmados por ver cómo la próxima generación de ensayos con CD40 nos acercará aún más a mejores tratamientos”. concluye Robert H. Vonderheide, director del ACC y autor principal.

También puede leer: El Gobierno estableció el Plan de Austeridad del Gasto 2021 ¿Qué es?

Continuar leyendo

RECOMENDADO

Próximos eventos

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras