Recomendaciones COVID-19 y cáncer de mama en Colombia
Conéctate con nosotros

Actualidad

Recomendaciones COVID-19 y cáncer de mama en Colombia

Estas son algunas recomendaciones sobre el Diagnóstico, Tratamiento y Seguimiento del Cáncer de Mama durante la Pandemia por SARS-Cov-2/COVID-19 en Colombia.

Publicado

el

Recomendaciones COVID-19 y cáncer de mama en Colombia

La Asociación Colombiana de Mastología (ACM)  en conjunto con diversas asociaciones de oncología y hematología del país, se unieron con el firme propósito de enviar un mensaje unificado al personal médico y otros profesionales de la salud interesados en el manejo de pacientes con enfermedad mamaria; IPS oncológicas e integrantes del Sistema General de Seguridad Social en Salud Colombiano.

El mensaje busca determinar unos esquemas de priorización temporal en la ruta de atención de los pacientes Cáncer de Mama. Así mismo, hacer recomendaciones sobre el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de estos pacientes durante la Pandemia por SARS-Cov-2/COVID-19 en Colombia.

Según el grupo de expertos, “la pandemia por COVID-19 ha producido una crisis extraordinaria en los servicios de salud sin precedentes en el pasado reciente, desafiando el manejo habitual de los pacientes con enfermedades mamarias”.

De igual manera, las recomendaciones emitidas se basan en las publicadas por el American College of Sugeons (ACS)  adaptadas con autorización de ACSpor el grupo de expertos de asociaciones como: la Asociación de Mastología de Antioquia (AMA) – Asociación Colombiana de Hemato-Oncología (ACHO) – Asociación Colombiana de Radioterapia Oncológica (ACRO) y Asociación  Colombiana de Radiología (ACR).

Manejo sistemático de  los pacientes con enfermedad mamaria

En esta misma línea, el grupo de asociaciones de Hematología y Oncología plantean tres fases de gravedad de la pandemia por Covid-19, basadas en la realización de imágenes diagnósticas, consulta ambulatoria, cirugía, manejo sistémico y radioterapia.

Sin embargo, es preciso aclarar que estas recomendaciones no suprimen ni reemplazan el juicio médico individual, políticas de salud nacional, regionales o institucionales. Pretenden estimular interdisciplinariedad y capacidad de adaptación; y están sujetas a cambios y actualizaciones de acuerdo a nueva evidencia disponible y al comportamiento dinámico de la pandemia.

Recomendaciones de Fase I

Estudios imagenológicos:

  • Se recomienda realizar imágenes y biopsias en casos de diagnóstico imagenológico para síntomas mamarios sospechosos o BIRADS 4-5.
  • Se recomienda mantener la prestación de mamografía clínica o diagnóstica durante esta fase.
  • Se recomienda diferir estudios diagnósticos imagenológicos en los siguientes casos:
    1. Estudios de tamización que pueden ser aplazados hasta la resolución de la pandemia. Retrasar estas mamografías de 6 a 12 meses probablemente no tendrá impacto en la supervivencia global.
    2. Tamización anormal por mamografía que puedan ir a intervalo imagenológico de 6 meses.
    3. Estudios de tamización con resonancia nuclear magnética mamaria o seguimiento con ultrasonido.

Consulta ambulatoria:

  • Se podrán atender pacientes, previa evaluación de triage institucional descartando síntomas respiratorios sospechosos con un solo acompañante (o ninguno) durante la cita.
  • Se considera viable la evaluación presencial de pacientes en consulta con:
  • Diagnóstico reciente de carcinoma de mama (invasor o in situ).
  • Controles post-operatorios.
  • Se recomienda posponer la consulta hasta condiciones más seguras por la pandemia, o realizar evaluación por telemedicina previo consentimiento de la paciente y dejando registro en la historia clínica, en los siguientes casos:
  • Diagnóstico reciente de atipias mamarias.
  • Pacientes con alto riesgo heredofamiliar.
  • Pacientes conocidos en consulta de seguimiento y con síntomas atribuibles a la terapia anticancerosa, médica o quirúrgica.
  • pacientes sanas y visitas de seguimiento de pacientes con alteraciones mamarias benignas (se incluyen hiperplasias atípicas y otras lesiones benignas).
  • Se recomienda definir por (o conjuntamente con) oncología clínica:
  • Manejo de quimioterapia neoadyuvante y adyuvante para carcinomas de mama triple negativo y/o HER2 positivo, así como la terapia de mantenimiento anti HER2.
  • Definir continuidad o modificaciones de tratamiento sistémico citotóxico previamente iniciado.
  • Continuación de terapia endocrina adyuvante.
  • Ajuste de tratamiento sistémico neo-adyuvante en pacientes con aplazamiento de manejo quirúrgico, según factores de riesgo de la neoplasia y comorbilidades individuales.

Cirugía:

La cirugía se limitará a pacientes que tengan riesgo de alteración de la supervivencia si no se realiza en los siguientes tres meses.  Se consideran candidatos a cirugía en la fase I, pacientes con:

  • Carcinoma de mama que han completado tratamiento con quimioterapia neo-adyuvante.
    1. Tumores T2 y/o N1, hormonosensibles y con Her2 negativo, no orientadas a terapia sistémica neo-adyuvante.
    2. Tumores malignos triple negativos o Her2 positivo, no candidatas a terapia sistémica neo-adyuvante.
    3. Biopsias discordantes con alta sospecha de malignidad.
    4. Lesión recurrente loco-regional en progresión y sin opción de manejo sistémico pre-quirúrgico.
  • Se recomienda diferir las siguientes cirugías, hasta determinar condiciones institucionales, regionales o nacionales de mayor seguridad por la pandemia:
  • Reconstrucción mamaria.
  • Escisión de lesiones benignas mamarias: nódulos, fibroadenomas, ducto mamario, etc. 
  • Biopsias discordantes probablemente benignas.
  • Lesiones de alto riesgo (atipias, papilomas, etc).
  • Cirugía mamaria reductora de riesgo.
  • Cirugía diferida para biopsia de ganglio centinela, por carcinoma detectado en biopsia escisional de la mama.
  • Carcinoma ductal in situ (DCIS), con receptores hormonales positivos o negativos.
  • Re-escisión de márgenes de cirugía mamaria.
  • Tumores malignos que estén respondiendo a terapia endocrina neoadyuvante.
  • Tumores estadio I, receptores de estrógeno (RE) positivos y/o receptores de progesterona (RP) positivos, Her2 Neu negativo, que puedan idealmente recibir terapia endocrina, determinado en junta interdisciplinaria.
  • Cirugía paliativa en tumores mamarios estadio IV.
  • Se recomienda diferir las siguientes cirugías, hasta determinar condiciones institucionales, regionales o nacionales de mayor seguridad por la pandemia:
  • Reconstrucción mamaria.
  • Escisión de lesiones benignas mamarias: nódulos, fibroadenomas, ducto mamario, etc. 
  • Biopsias discordantes probablemente benignas.
  • Lesiones de alto riesgo (atipias, papilomas, etc).
  • Cirugía mamaria reductora de riesgo.
  • Cirugía diferida para biopsia de ganglio centinela, por carcinoma detectado en biopsia escisional de la mama.
  • Carcinoma ductal in situ (DCIS), con receptores hormonales positivos o negativos.
  • Re-escisión de márgenes de cirugía mamaria.
  • Tumores malignos que estén respondiendo a terapia endocrina neoadyuvante.
  • Tumores estadio I, receptores de estrógeno (RE) positivos y/o receptores de progesterona (RP) positivos, Her2 Neu negativo, que puedan idealmente recibir terapia endocrina, determinado en junta interdisciplinaria.
  • Cirugía paliativa en tumores mamarios estadio IV.

Radioterapia:

  • Considerar con los grupos institucionales de radioterapia, alternativas de hipofraccionamiento, hipofraccionamiento extremo, retraso en el inicio u omisión de radioterapia, de acuerdo a indicaciones basadas en la evidencia. Se deberán tener en cuenta la experticia de cada grupo y los recursos técnico-científicos individuales, dado que no son homogéneos en el territorio nacional.
  • Masa mamaria sangrante o dolorosa, inoperable.
  • Terminación de tratamiento con radioterapia iniciada.
  • Síndrome compresivo de columna, metástasis cerebrales u otras lesiones metastásicas críticas que pongan en riesgo la vida del paciente.

Recomendaciones de Fase II

Fase II: Marco urgente.  Muchos pacientes con COVID-19, unidades de cuidado intensivo y ventiladores con capacidad limitada. Salas de cirugía con suministros limitados.

Estudios imagenológicos

Se recomienda realización de imágenes y biopsias en casos de diagnóstico imagenológico para síntomas mamarios sospechosos o BIRADS 4-5.

Consulta ambulatoria:

  • Se podrán atender pacientes, previa evaluación de triage institucional descartando síntomas respiratorios sospechosos, con un solo acompañante (o ninguno) durante la cita.
  • Pacientes con diagnóstico reciente de carcinoma de mama invasor.
  • Pacientes con diagnóstico reciente de carcinoma de mama no invasor (in situ) pueden convertirse a candidatos para orientación por telemedicina.
  • Pacientes post-operatorios sin drenaje y sin declaración de síntomas sospechosos de complicación en triage institucional, pueden convertirse a candidatos para orientación por telemedicina.
  • Pacientes conocidos, con problemas nuevos o síntomas relacionados con la terapia, son candidatos para orientación por telemedicina.
  • Pacientes de alto riesgo (BRCA positivo, atipias, etc.) deberán reprogramarse hasta resolución de la pandemia o evaluarse por telemedicina.

Cirugía:

  • La cirugía debe limitarse a pacientes que tengan riesgo de alteración de la supervivencia si no se realiza en el lapso de pocos días. Se consideran candidatos a cirugía en la fase II, pacientes que requieran:
  • Drenaje de absceso mamario/axilar o evacuación de hematoma.
  • Revisión de colgajos quirúrgicos o reconstrucción autóloga por isquemia o necrosis.  
  • Tratamiento del cáncer de mama operable recién diagnosticado, sin opción de manejo neoadyuvante, con alguno de los siguientes procedimientos:
  • Cirugía conservadora: requiere determinación de disponibilidad de radioterapia y consideración de riesgo mayor por visitas repetidas a la unidad de radioterapia; o por retraso en caso de requerirse cirugía adicional (v.g. re-escisión por márgenes positivos).
  • Mastectomía: representa un abordaje con menor probabilidad de reintervención por márgenes comprometidos o de necesidad de radioterapia en estadios tempranos. No se recomienda realizar concomitantemente con reconstrucción inmediata.
  • La biopsia de ganglio centinela con radiocoloides puede ser de difícil realización por deficiencia de insumos durante la pandemia.  En tal caso se recomienda realizar con colorantes vitales (en caso de disponibilidad y experticia) o vaciamiento axilar (nivel I en axila clínicamente negativa).
  • La reconstrucción mamaria debe diferirse.
  • Algunos pacientes con estadio clínico T2 o N1, con reporte de biopsia que sugiere subtipo molecular luminal, deben ser revisados con  oncología clínica para decidir tipo de manejo neoadyuvante: terapia endocrina vs quimioterapia citotóxica, según las características y factores de riesgo en cada caso.
  • Pacientes con tumores triple negativos y/o Her2 positivos, de acuerdo a consideraciones institucionales pueden manejarse con cirugía o iniciar quimioterapia preoperatoria. Esta decisión dependerá de los recursos institucionales, la situación regional de salud pública derivada de la pandemia y las preferencias del paciente.
  • Considerar diferir el inicio de  agentes antiresortivos intravenosos o reemplazar por medicamentos orales.
  • Se considera fundamental crear la Junta Virtual de Decisiones para presentación de los casos que requieran análisis multidisciplinario y toma de decisiones prioritarias.

Radioterapia: Como se describió en la fase I.

Recomendaciones de Fase III

Fase III: Todos los recursos hospitalarios enrutados a pacientes con COVID-19. Sin disponibilidad de unidad de cuidado intensivo o ventiladores, salas de cirugía sin suministros, pacientes en quienes la muerte es probable en horas si la cirugía es diferida.

Cirugía:

La cirugía debe limitarse a pacientes que tengan riesgo de alteración de la supervivencia si no se realiza dentro de las horas siguientes.  Se consideran candidatos a cirugía en la fase III, pacientes con:

Inestabilidad clínica por absceso mamario/axilar o hematoma.

Revisión de colgajos quirúrgicos o reconstrucción autóloga por isquemia o necrosis. 

La cirugía mamaria de cáncer recién diagnosticado y las reconstrucciones mamarias deberán diferirse.

Consulta:

Pacientes con diagnóstico reciente de carcinoma de mama invasor a orientación por telemedicina.

Se sugiere evaluar presencialmente solo a pacientes con declaración de síntomas relacionados con terapias recientes realizadas dentro del manejo de cáncer de mama, que impliquen dudas sobre su estado general y que tengan menor riesgo de asistir a consulta que a urgencia hospitalaria.  Lo ideal será asistencia por telemedicina.

En este escenario la recomendación  de aplazar el inicio de tratamientos con quimioterapia citotóxica dependerá de la situación específica regional de cada centro oncológico según las consecuencias derivadas de la pandemia en cada Institución o región, para la atención de los pacientes.

Considerar diferir el inicio de  agentes antiresortivos intravenosos o   reemplazar por medicamentos orales.

Se debe disponer de consulta por telemedicina para seguimiento de pacientes que estén recibiendo  terapia sistémica oncológica.

Se recomienda definir por (o conjuntamente con) oncología clínica:

El inicio de tratamiento con quimioterapia citotóxica neoadyuvante o adyuvante, que se definirá según evaluación de riesgo/beneficio en cada paciente, comorbilidades y factores de riesgo de la neoplasia.

Continuidad o modificaciones de tratamiento sistémico citotóxico previamente iniciado.

El seguimiento de pacientes que reciben tratamiento endocrino adyuvante para realizar a través de tele-consulta.

Ajuste de tratamiento sistémico oncológico neo-adyuvante en pacientes con aplazamiento de manejo quirúrgico, según factores de riesgo de la neoplasia y comorbilidades.

Se considera fundamental crear la Junta Virtual de Decisiones para presentación de los casos que requieran análisis multidisciplinario y toma de decisiones prioritarias.

Estudios imagenológicos: Ninguno.

Radioterapia: Como se describió en la fase I.

Actualidad

OMS estudia la implementación de certificados de vacunas electrónicos a viajeros

Ahora que la inmunización es una realidad, la OMS considera esta posibilidad para mitigar cualquier riesgo de contagios entre países

Publicado

el

oms estudia implementar certificados vacunas digitales

La Organización Mundial de la Salud -OMS- contempla la opción de implementar certificados de vacunación electrónicos (e-Vaccination Certificates, en inglés), cuyo funcionamiento sería como una ‘tarjeta amarilla inteligente’. Esta iniciativa permitiría el seguimiento y monitoreo de datos interoperables y fortalecería el mecanismo COVAX, con el que se impulsarán las vacunaciones para reducir la propagación del Sars-Cov-2 y mitigar la pandemia.

En los últimos días, tanto para los científicos como para la población es la cercanía con la inmunización. La aprobación de la vacuna de Pfizer-BioNTech en Reino Unido, las solicitudes de Moderna y los positivos resultados en los ensayos clínicos, entre los que se incluye el fármaco en desarrollo de AstraZeneca. De acuerdo con los últimos reportes internacionales, se tendrían nuevas respuestas a estas solicitudes a finales de diciembre o en enero de 2021.

También le puede interesar: 70% DE LA HUMANIDAD DEBE SER VACUNADA PARA ACABAR CON LA PANDEMIA AFIRMA LA OMS

Estonia adelanta un piloto avalado por la OMS

Por estos días, en Colombia han surgido varios interrogantes acerca de la exigencia de la prueba PCR a quienes lleguen al país. Aunque el juzgado mantiene su posición, afirmando que no solicitar el test pone en riesgo la salud de la población, el Ministerio de Salud respondió que impugnará este fallo, pues carece de sustento epidemiológico o información suficiente para considerarlo viable. Frente a las pruebas PCR y los viajes, la OMS no lo sugiere.

“No recomendamos los pasaportes de inmunidad, ni recomendamos las pruebas como medio para prevenir la transmisión a través de las fronteras”, dijo Catherine Smallwood, la Oficial Superior de Emergencias de la OMS para Europa a medios de comunicación.

Sin embargo, al comienzo de la pandemia, Estonia inició un proyecto piloto: el “pasaporte digital de inmunidad”. La medida -aún vigente- se utiliza para rastrear a individuos recuperados de Covid-19 y, potencialmente, identificar a aquellos que tengan inmunidad ante el virus. A pesar de ello, persisten las dudas sobre la duración de la inmunidad luego de sufrir la enfermedad o por cuánto tiempo se puede estar protegido.

También le puede interesar: COBERTURA DE VACUNACIÓN PASO DEL 95% AL 75% EN COLOMBIA: ¿CUÁLES SON LAS ESTRATEGIAS A SEGUIR?

“Estamos estudiando muy de cerca el uso de la tecnología en esta respuesta de COVID-19, una de ellas es cómo podemos trabajar con los estados miembros para conseguir un certificado de vacunación electrónica”, dijo Siddhartha Datta, director del programa de la OMS en Europa para enfermedades prevenibles por vacunación a periodistas.

Aunque no hay una decisión sobre el tema, desde la OMS se advierte que estas iniciativas tecnológicas o debe abrumar a los países en medio de respuestas a pandemias. Todo lo contrario: , debe ajustarse a las diversas leyes y asegurar un servicio de cruce de fronteras sin problemas.

También le puede interesar: 122.800 MÉDICOS PRESTAN SU SERVICIO EN COLOMBIA

Continuar leyendo

Actualidad

Por la pandemia aumentaron los índices de trastornos alimenticios

Los trastornos alimenticios aumentaron durante la pandemia, especialmente la bulimia y el trastorno por atracón.

Publicado

el

Por la pandemia aumentaron los índices de trastornos alimenticios

La pandemia ha generado que las personas tengan índices más altos ansiedad, este acrecentamiento se ve reflejado en tasas más altas de trastornos mentales. Algunos de los que más crecimiento han tenido son los trastornos alimenticios debido a que a la angustia que genera el virus, se le suma la preocupación por la comida, el peso y el ejercicio físico.

Recordemos, que los trastornos alimenticios son denominados así por que reflejan una relación insana con la comida, no obstante la relación ansiedad, depresión y trastornos alimenticios son solo una pequeña parte del problema. Los desordenes alimenticios son en su gran mayoría de origen psicológico y tienen raíz en la mala relación del paciente consigo mismo y su exterior, por lo que quienes los padecen generalmente tienen bases de depresión, ansiedad y baja autoestima.

“Se caracterizan por la tendencia a la autoexigencia, autocontrol, autocrítica constante, competitividad, dificultad en el manejo emocional y baja tolerancia a la frustración”. explica la psicóloga experta en trastornos alimenticios, Irene Alonso Vaquerizo. Sin embargo, la forma de exteriorizar estos problemas varía, algunos comen en exceso, otros comen reducidas cantidades y otros tienen lapsos de atracón.

Así mismo, existen los pacientes que reflejan sus problemas en la realización compulsiva de ejercicio físico o continuas críticas hacia su cuerpo. A pesar de que las tasas muestran una leve variación, son las mujeres quienes siguen sufriendo más este tipo de trastornos (8 de cada 10 casos en España), la experta sostiene que esto se debe a que las mujeres suelen estar más conectadas a un juicio más crítico y severo de su imagen personal.

También puede leer: Moderna: 10% de sus vacunas disponibles para el mundo en 2021

“La incertidumbre, la falta de control, el miedo a enfermar o la angustia generada por la pandemia han tenido efectos importantes sobre las personas con trastornos alimentarios”, durante este periodo de tiempo las personas con trastornos alimenticios encontraron control en la ingesta o restricción excesiva de alimentos.

Antes de la pandemia en España se estimaba que el 5% de las personas entre los 12 y 21 años padecen trastornos de conducta alimenticia, y pese a que no existen datos posteriores a la pandemia, la Dra. Vaquerizo afirma que los indicadores han aumentado, ya que en su práctica clínica observa que hay un mayor número de personas que asisten por primera vez a consulta relacionando un trastorno de alimentación, especialmente los adolescentes cuya situación se ha agravado.

En Europa durante los primeros meses de la pandemia aumentaron exponencialmente la venta de harinas, pasteles, chocolates y empaquetados. Al mismo tiempo aumentaron las ventas de básculas y bicicletas estáticas.

“Por un lado, se reconocía que la ansiedad aumentaba el apetito y, por otro, se reforzaba el sentimiento de culpa por ello. Esto llevó a que mucha gente hiciese ejercicio sin sentido instando también a personas que no lo habían hecho en su vida”, comenta Irene Alonso.

Las tasas arrojan que las tasas que más crecieron durante la pandemia en España fueron la bulimia y el trastorno por atracón.

Teleterapia para trastornos alimenticios

Las recomendaciones del Gobierno de España frente al crecimiento de las tasas son la terapia online o teleterapia para acompañar y tratar a las personas con trastornos alimenticios. Basada en la experiencia propia, la experta señala que este tipo de terapia ha sudo un apoyo fundamental en el tratamiento y además los pacientes parecen responder bien.

No obstante, la Dra. Vaquerizo explica que este tipo de terapias no deben sustituir una sesión presencial ya que pese a que ha dado buenos resultados y ha logrado mejorar conductas y evitar los comportamientos dañinos no logra los resultados de una sesión presencial.

“Tampoco pueden sustituir a los ingresos hospitalarios, totales o parciales, o la atención que proporcionan los centros de día”, concluye. Se espera que en un futuro cercano se puedan combinar la teleterapia y las sesiones presenciales.

Continuar leyendo

Actualidad

Moderna: 10% de sus vacunas disponibles para el mundo en 2021

El restante 90% de distribución de vacunas de Moderna están pactadas en un acuerdo con Estados Unidos.

Publicado

el

Moderna 10% de sus vacunas disponibles para el mundo en 2021

La gigante biotecnológica Moderna pondrá toda su capacidad de suministro en su natal Estados Unidos. Ya que gracias a un acuerdo previo se distribuirán 20 millones de dosis este mes adicionando entre 85 y 100 millones de dosis para el primer trimestre del 2021. Esto quiere decir que el resto del mundo debe esperar hasta el próximo año para obtener las inmunizaciones de esta compañía, aún así el resto de países solo podrán acceder a entre 15 y 25 millones de dosis en marzo.

En otras palabras, el 90% de la producción del primer trimestre del 2021 solo beneficiará a Estados Unidos. Mientras tanto este mes la totalidad de producción de vacunas también se distribuirá en el país norteamericano con el fin de dar cumplimiento al contrato de Washington. Posterior a los primeros tres meses del años la producción libre será de aproximadamente 82%.

Con los acuerdos y pactos realizados entre diferentes farmacéuticas y Estados Unidos se espera que este sea el primer país capaz de erradicar la pandemia por completo. Según datos de la compañía financiera Deutsche Bank, gracias a los contratos de peso con Moderna y Pfizer, Estados Unidos podría alcanzar la inmunidad de grupo en el segundo trimestre del año, mientras que países del continente europeo podrían tardarse hasta el tercer trimestre ya que los contratos de peso se centraron en la solución implementada por AstraZeneca.

También puede leer: Superintendencia capacitó a EPS receptoras de usuarios Comfacundi

En el caso de Moderna, Donald Trump llegó a un pacto con la compañía de aportar 100 millones de viales, más otros 400 millones opcionales, mientras la Unión Europea acordó el suministro de 80 millones de viales con posibilidad de ampliación por una cantidad igual.

La distribución será tan poca fuera de Estados Unidos, que el laboratorio español Rovi socio en distribución de la vacuna de Moderna, informó que no comenzarán su producción hasta enero del próximo año.

Recordemos, que hace un par de días la farmacéutica Moderna informó que el análisis primario de eficacia del estudio de última fase de su vacuna obtuvo una eficacia del 94.1%. Adicionalmente, pidió esta misma semana autorización de uso de emergencia en Estados Unidos, y aprobación condicional a la Agencia Europea del Medicamento -EMA-. En consecuencia, la EMA anunció la realización de una evaluación definitiva para el uso de este producto.

Finalmente, la empresa comunicó a través de una carta a la revista científica New England Journal of Medicina en la que se recoge que los participantes en el estudio de fase I de su candidato a vacuna conservaron altos niveles de anticuerpos neutralizantes hasta 119 días después de la primera vacunación (90 días después de la segunda).

Continuar leyendo

WEBINAR RECOMENDADO

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras