OMS: Cuatro de cada cinco personas con hipertensión no reciben el tratamiento adecuado

Hipertensión
[favorite_button]
Comentar

La hipertensión es un problema de salud global que afecta a millones de personas en todo el mundo. En este artículo, exploraremos la impactante realidad de la hipertensión y por qué es esencial abordarla de manera efectiva.

¿Qué es la hipertensión y por qué es importante?

La hipertensión, también conocida como presión arterial alta, es una afección cardiovascular en la que la presión arterial es igual o superior a 140/90 mmHg. Esta condición puede pasar desapercibida, lo que la hace especialmente peligrosa, ya que muchas personas no son conscientes de que la padecen. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que alrededor de cuatro de cada cinco personas con hipertensión en todo el mundo no reciben el tratamiento adecuado.

Tipos de hipertensión arterial

La Sociedad Europea de Hipertensión/Sociedad Europea de Cardiología divide en tres categorías el nivel de hipertensión arterial:

  • Óptimo: Con presiones sistólicas menores de 120 mmHg y diastólicas menores de 80 mmHg.
  • Normal: Con presiones sistólicas entre  120-129 mmHg y/o diastólicas entre 80-84 mmHg.
  • Normal alta: Con presiones sistólicas entre 130/85 mmHg  y/o diastólicas entre 139/89 mmHg.

En función de estos valores se definen tres grados de hipertensión arterial:

  • Hipertensión Grado 1: Presión sistólica 140-159 mmHg y/o diastólica 90-99 mmHg.
  • Hipertensión Grado 2: Presión sistólica 160-179 mmHg y/o diastólica 100-109 mmHg.
  • Hipertensión Grado 3:  Presión sistólica mayor o igual a 180 mmHg y/o diastólica mayor o igual a 110 mmHg.

Causas de la hipertensión arterial

La presión arterial se determina por dos factores: la cantidad de sangre que el corazón bombea y la resistencia que encuentra la sangre al circular por las arterias. Cuanto mayor sea la cantidad de sangre bombeada por el corazón y cuanto más estrechas sean las arterias, mayor será la presión arterial.

Existen dos tipos principales de hipertensión arterial

Hipertensión primaria (hipertensión esencial)

En la mayoría de los adultos, no se puede identificar una causa específica de la presión arterial alta. Este tipo de hipertensión se conoce como hipertensión primaria o esencial, y tiende a desarrollarse gradualmente a lo largo de varios años. La acumulación de placa en las arterias (aterosclerosis) aumenta el riesgo de desarrollar presión arterial alta.

Hipertensión secundaria

Este tipo de presión arterial alta se debe a una afección subyacente. La hipertensión secundaria tiende a aparecer de forma repentina y causa una presión arterial más elevada que la hipertensión primaria. Algunas de las condiciones y medicamentos que pueden provocar hipertensión arterial secundaria incluyen:

  • Tumores en la glándula suprarrenal
  • Defectos cardíacos congénitos, es decir, problemas en los vasos sanguíneos presentes al nacer
  • Medicamentos para la tos y el resfriado, ciertos analgésicos, píldoras anticonceptivas y otros medicamentos recetados
  • Drogas ilícitas como la cocaína y las anfetaminas
  • Enfermedad renal
  • Apnea obstructiva del sueño
  • Problemas de tiroides

En algunos casos, la presión arterial puede aumentar simplemente durante una consulta médica. A esto se le conoce como hipertensión de bata blanca.

Incidencia de la hipertensión a nivel global

La hipertensión afecta a uno de cada tres adultos en todo el mundo, con una mayor incidencia en los países de ingresos bajos y medios, donde reside aproximadamente el 78 % de los adultos con esta enfermedad. Entre 1990 y 2019, la prevalencia de hipertensión ha aumentado en regiones densamente pobladas como Asia Oriental y Oceanía, así como en el sureste asiático.

¿Por qué la hipertensión impacta más a los más pobres?

La cobertura del tratamiento para la hipertensión varía según los niveles de ingresos. Solo el 26 % de los adultos con hipertensión en países de ingresos bajos o medios recibe tratamiento, en comparación con el 58 % en países de ingresos altos. Esto puede deberse a que los pacientes más pobres a menudo se ven obligados a elegir entre comprar medicamentos o alimentos.

¿Dónde se puede mejorar la gestión de la hipertensión?

La OMS insiste en que es posible lograr una gestión eficaz de la hipertensión en todos los países, independientemente de su nivel de ingresos, mediante la inclusión de medicamentos genéricos “seguros, ampliamente disponibles y de bajo costo” en los sistemas de atención primaria de salud.

Tratamiento y estilo de vida como aliados

El informe de la OMS enfatiza que la prevención, la detección temprana y el tratamiento de la hipertensión deben ser prioridades nacionales en la atención primaria de salud. Esto implica la necesidad de incluir el control de la hipertensión en el camino hacia la cobertura universal de salud.

Temas relacionados

Compartir Noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Noticias destacadas
Más Noticias

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda