N-acetilcisteína como adyuvante reduce costos y aumenta la capacidad de atención del paciente críticamente enfermo con SDRA en UCI
Conéctate con nosotros

Actualidad

N-acetilcisteína como adyuvante reduce costos y aumenta la capacidad de atención del paciente críticamente enfermo con SDRA en UCI

De acuerdo con un análisis realizado por Zambon Colombia SA, el uso de N -acetilcisteína también estaría asociado a posibles beneficios económicos dentro del sistema de salud

Publicado

el

N-acetilcisteína como adyuvante reduce costos y aumenta la capacidad de atención del paciente criticamente enfermo con SDRA en UCI

El 2020 quedará en la historia como el año más retador para la medicina en el último siglo. Hasta entonces, la evolución de las tecnologías y la prestación de los servicios de salud era suficiente para prevenir, controlar o mejorar un porcentaje importante de patologías. Pero con la aparición del Sars-Cov-2 y la enfermedad que produce, COVID-19 quedó claro que los mayores desafíos todavía están por conquistarse.

La emergencia de salud que se afronta en todos los continentes nunca había tenido una magnitud semejante. Está claro que no es la primera, ni la última pandemia. Sin embargo, las consecuencias actuales son el presagio de una crisis, de la que los países enteros tardarán años en recuperarse. De ahí que las naciones adopten medidas, diseñen nuevas estrategias y dirijan altos porcentajes de sus recursos para fortalecer sus sistemas de salud tras haber sido testigos de lo ocurrido en los primeros meses de la pandemia.

Dentro del área de la salud, sus diferentes actores buscan incansablemente una cura en tiempo récord. Si, de acuerdo con los estándares internacionales, el proceso de producción de una vacuna tarda entre 5 -10 años antes de distribuirse, ahora basta con 12 – 18 meses de ensayos clínicos exitosos. De acuerdo con la OMS, “el mundo deberá invertir al menos 100.000 millones de dólares para nuevas herramientas (test, tratamientos), en particular para las nuevas vacunas”.

Mientras llega ese momento, se han invertido cuantiosas sumas de dinero para mejorar la infraestructura hospitalaria, las unidades de cuidado intermedio e intensivo, la adquisición de equipos de bioseguridad, la implementación de la telemedicina, entre otras. Esto podría reducirse si se pusiera en consideración el uso de medicamentos adyuvantes como la N Acetilcisteína, al manejo de pacientes con COVID-19 en diferentes escenarios, desde la modulación del sistema inmune, como estrategia de prevención, pasando por el manejo coadyuvante en paciente con sintomatología leve – moderada que puede manejarse en casa, buscando una disminución en la probabilidad de complicaciones, hasta el uso de la terapia en UCI, disminuyendo el tiempo de estancia y así mejorando el pronóstico de la enfermedad, previamente documentado por Consultorsalud.

Colombia, pionera en investigación

De acuerdo con el Portal de Transparencia Económica, Colombia destinó $ 29.39 billones de pesos de su presupuesto general para atender la emergencia sanitaria. Hoy, se ha ejecutado el 64% del monto destinado al sector. Una de las estrategias para distribuir el dinero fue la creación de la ‘Canasta de procedimientos, medicamentos y servicios para atención de pacientes con Covid-19’, para garantizar la prestación del servicio de forma ininterrumpida y mitigar los contagios desde el abordaje estándar de la enfermedad.

Zambon Colombia SA luego de documentar resultados sobre la eficacia y seguridad del uso de N-Acetilcisteína como adyuvante en la infección por Sars-Cov-2, adelantó una evaluación económica en salud en conjunto con el Grupo Proyéctame, en la que se efectuaron  diferentes tipos de análisis: 1. análisis de costo-efectividad del uso de la N-acetilcisteína como adyuvante en el tratamiento de pacientes con síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA), principal condición fisiopatológica  que explica por qué un paciente con COVID-19 (en fases moderada y severa), requiere un manejo intrahospitalario y en la Unidad de Cuidados Intensivos.

El número 2 es el análisis de impacto presupuestal, a nivel país, que se puede ajustar a la realidad particular de cada uno de los centros de atención, utilizando la herramienta titulada “Calculadora de Acceso, Uso de N Acetilcisteína en pacientes en UCI” y finalmente 3. análisis de costo-beneficio, dónde el beneficio puntual es “disponibilidad de camas en UCI”.

La investigación comprobó que este tratamiento reduce la estancia en cuidados intensivos del paciente. El resultado, para el sistema de salud, se traduce en menores gastos y más capacidad de atención, sin necesidad de ampliar la infraestructura o contratación de talento humano adicional.

Al revisar la evaluación económica desarrollada por la farmacéutica, se encuentra que el modelo de estudio se desarrolló en dos brazos, comparando eficacia y costos. Uno evaluó el manejo integral estándar de un paciente en UCI y el segundo, la adición de N-acetilcisteína a ese manejo integral en UCI de pacientes con SDRA producto de infecciones bacterianas o virales. La información presentada en este artículo se concentra en esta última variable, generando un análisis completo del impacto del uso de esta terapia en el escenario de infección por Covid-19.

Los parámetros que se tuvieron en cuenta para la evaluación económica incluyeron medición de recursos y costos determinados mediante el análisis de registros administrativos, de atenciones en pacientes colombianos en el aseguramiento y soportados en los registros individuales de prestación de servicios (RIPS), organizados en las bases de suficiencia de la UPC reportados al ministerio de salud para los periodos del 2016 al 2019. En ese mismo orden se presentan en la siguiente tabla:

zambon c.1
Fuente: Diseño de los autores. Zambon Colombia SA.

Para evaluar la costo-efectividad de la N-acetilcisteína, el equipo de investigadores tomó en cuenta la administración de N-acetilcisteína en ampollas de 300 mg/3ml como coadyuvante al manejo integral del paciente en UCI. La dosis de NAC que se administró en total fue de 70.000 mg para cinco días. Esto, considerando que en los estudios de eficacia documentan una dosis promedio de 200 mg/kg/día; por lo tanto, en un individuo de 75 kg, oscila los 14.000 mg/día.

Al multiplicar la cifra por 5 días, se obtiene la cifra antes mencionada. Además, se tuvieron en cuenta como posibles desenlaces, los días de estancia evitados y la disponibilidad de camas, considerada como el principal beneficio. En este punto es importante mencionar que esta presentación del medicamento está cubierta por el Plan de Beneficios en Salud (PBS), lo que quiere decir que está al alcance de todos los asegurados del país, tanto en el régimen contributivo como en el régimen subsidiado.

También le puede interesar: HALLAZGOS INTERNACIONALES POSICIONAN A LA N-ACETILCISTEÍNA COMO TRATAMIENTO COADYUVANTE EN COVID-19

En cuanto al costo diario de un paciente en UCI, se identificaron mediante el ejercicio de minería de datos, 860 eventos que por sus diagnóstico de egreso y características de consumos coinciden con la población objetivo, los cuales fueron seleccionados en dos subgrupos: aquellos pacientes que presentaban el SDRA asociado en cualquier diagnóstico de neumonía (860 eventos), con un costo promedio de día de estancia en UCI de $2,909,509 (CI 2,530,051 – 3,288,967), y un subanálisis de aquellos con diagnóstico especifico de neumonía viral, similar a los que se presentarían como consecuencia de la complicación de COVID-19, identificando 141 eventos, con un costo promedio de día de estancia en UCI de $2,856,221 (CI 2,161,034 – 3,551,408).

Al considerar la aplicación de la tecnología, se destacan dos factores para tener en cuenta: la reducción en la duración de los días en UCI y el costo que tendría el medicamento, si éste se adquiriera con un único proveedor (como es el caso de esta investigación).

ZAMBON C 2
Fuente: Análisis costo – efectividad N-acetilcisteína elaborado por Zambon Colombia SA.

En la tabla anterior podemos encontrar que, con el uso de la tecnología, las personas permanecen solo 6.84 días en la unidad de cuidados intensivos cuando se les suministra NAC intravenosa, disminuyendo en 1,54 días el promedio.

Esta reducción de estancia en UCI, desde el punto de vista económico, se traduce en un menor costo para el sistema de salud por paciente internado en cuidados intensivos. Documentado a continuación, donde se aprecia un ahorro para el sistema de salud de Colombia, en el manejo del paciente en UCI por SDRA de más de 4 millones de pesos, al adicionar N-Acetilcisteína al manejo integral del paciente.

ZAMBON C.3
Fuente: Análisis costo – efectividad N-acetilcisteína elaborado por Zambon Colombia SA

El análisis de costos se complementó con múltiples análisis de sensibilidad, siguiendo las normas internacionales estandarizadas. En todos ellos, se presentaron resultados dominantes frente a la costo-efectividad que representa el uso de la NAC parenteral.

ZAMBON C4
Fuente: Análisis costo – efectividad N-acetilcisteína elaborado por Zambon Colombia SA

En la gráfica, el eje X corresponde a la eficacia y el eje Y equivale a los costos en millones de pesos. Como se puede observar, el suministro de NAC a pacientes con SDRA cae sobre el cuadrante dominante. Es decir, reafirma lo expuesto anteriormente y amplía el espectro de uso, tanto en lo referente a dosis, tiempo de estancia promedio, así como a las características físicas (peso, sexo, edad, etc.)  que distinguen a cada individuo.

¿Realmente la NAC haría una diferencia en el sistema de salud?

Para considerar el impacto presupuestal, Zambon Colombia SA desarrolló una herramienta de acceso que identifica con realidades particulares de cada centro de atención, cuál sería el ahorro en el presupuesto en salud con el uso de la N Acetilcisteína parenteral dentro de la pandemia por COVID-19. Pese a que hasta esta altura los indicios son favorables, el impacto presupuestal se mantiene cambiante.

Ante la crisis sanitaria, la estrategia del gobierno colombiano fue incrementar la capacidad de UCI instaladas en el territorio nacional y, por ende, aumentar la disponibilidad de estas camas para brindar atención integral y efectiva en el momento requerido. Para mayo de 2020, fecha de corte de la evaluación económica, se encontró un ahorro presupuestal del 40.12% para tratamientos con NAC en condiciones epidemiológicas normales, y un ahorro del 31.20% en las condiciones actuales, en las que la N-acetilcisteína tendría un 70% de participación del mercado.

El beneficio del uso de N Acetilcisteína, medido en la disponibilidad de camas en UCI, se evaluó con un análisis costo-beneficio, donde basado en la metodología IETS, se elaboró para un centro hospitalario hipotético, con una capacidad de 100 personas en UCI y un 85% de ocupación, con los valores presentados a continuación. Por lo tanto, se podría esperar que este uso coadyuvante, también podría impactar positivamente en la necesidad de continuar ampliando la capacidad instalada del país.

El suministro de NAC parenteral reduce la estancia del paciente en la unidad, evitando el uso prolongado de otras estancias hospitalarias. Esto se traduce en una liberación más rápida de los cupos en UCI y la atención de un mayor número de personas. El incremento de usuarios atendidos oscila entre un 20 a 23% para los escenarios planteados. Es decir, se trata de un beneficio estable, aunque también depende del porcentaje de población susceptible que pueda recibir este tratamiento.

zambon c 5

¿El uso de N-ACETILCISTEÍNA hace una diferencia en el escenario COVID-19?

Luego de la evaluación económica, la farmacéutica planteó un análisis adicional, de costo – efectividad para datos reales en Colombia de pacientes con Covid 19, en manejo en UCI. Replicado el caso base del estudio anteriormente mencionado, modificando el promedio de días de estancia en UCI a 12.38 días para los pacientes vivos y de 6.85 promedio de días de estancia para pacientes que su desenlace es la muerte. 

Estos datos fueron extraídos a partir de la información reportada en base de datos que publica el INS en su página web y que se estimó para el periodo de tiempo del 14 de marzo al 30 de mayo de 2020. La modificación de los días de estancia, en comparación con el estudio de “Análisis de costo-efectividad del uso de N-acetilcisteína en pacientes con Síndrome de Dificultad Respiratoria del Adulto (SDRA) con manejo en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI)”, significó un incremento del 53.19% para la estancia en UCI para los pacientes vivos,  con 8.08 días promedio de internación por SDRA en UCI y de 12.38 días la media nacional para pacientes con COVID 19 y una disminución del -31.33% con respecto al promedio de días de estancia para pacientes que su desenlace es la muerte con 8.99 por diagnóstico de SDRA y 6.85 días de estancia por COVID 19 .

zambon c 6

Los resultados del caso base expuesto, se evidencian en la tabla anterior mostrando una reducción de los días de estancia de 2.28, correspondiente a un incremental de costo de (- $4,152,530), Teniendo en cuenta lo anterior, se dejarían de destinar $4’152.530 por paciente en lo que respecta al manejo hospitalario por COVID 19, es decir una reducción del costo del 15.40%.

De igual forma, mantienen la dominancia al usar el N-acetilcisteína frente al manejo integral en UCI, en este tipo de pacientes, considerando que se logra respuesta clínica adecuada más temprana y un menor costo total acumulado en la atención, siendo un 6.36% mayor en este subanálisis frente al obtenido en el artículo original teniendo en cuenta que la estancia observada en Colombia en las condiciones actuales.

En conclusión, sí bien el estudio muestra ampliamente los beneficios del uso de N-acetilcisteína de 200mg/kg/día de uso parenteral, respecto a un menor costo total de atención y menor tiempo de estancia en la unidad de cuidados intensivos, en el caso de la pandemia, en que se plantea una eventual insuficiencia en la cantidad de camas disponibles, el estudio realizado por Zambon Colombia SA sugiere el uso de la tecnología analizada por su importante impacto como una medida de mitigación de la emergencia sanitaria.

Este es el primer estudio a nivel mundial, en el que se analiza en profundidad desde la óptica de economía de la salud, el beneficio en el sistema de salud colombiano, el uso de NAC parenteral, en pacientes con SDRA, que también podría considerarse como aplicable a pacientes con COVID-19 severa, según sus autores. Otros estudios sobre el fármaco han descrito el éxito del fármaco como apoyo al tratamiento integral pero no han profundizado el impacto económico.

Actualidad

Colombia: seis meses viviendo con la pandemia

Colombia se ha convertido en un referente de manejo de la pandemia por la búsqueda de mayor inmunidad en la población

Publicado

el

Colombia seis meses viviendo pandemia

Se cumplieron seis meses desde que se detectó el primer caso de COVID-19 en el Colombia. Así lo reveló el Dr. Fernando Ruiz, ministro de salud durante el programa ‘Prevención y Acción’. Durante su intervención, el funcionario reiteró que el manejo dado por las autoridades ha servido de ejemplo para otros países, protocolos acordados tras conocer en detalles la situación de Asia y Europa a inicios del año. 

Para el MinSalud no se puede generalizar la crisis salubrista entre los países. Pese a ello, destaca tres momentos importantes: el origen del brote en Asia, la expansión hacia Europa y la llegada del virus al continente. “En Asia donde probablemente la afectación fue menor por varias razones: una es el distanciamiento físico natural que tienen los asiáticos, su experiencia con otras epidemias y el uso habitual del tapabocas”, afirmó.

Al referirse a Europa, el Dr. Ruiz mencionó dos etapas importantes: la desarticulación de los sistemas de salud en Italia, España, Francia e Inglaterra que provocó el colapso de sus respectivos sistemas y la etapa de rebrotes que apenas comienza. 

Al hablar de América, el ministro dijo que la afectación se encuentra parecida en todos los países. Sin embargo, resulta pertinente recordar los momentos críticos vividos en Estados Unidos, Ecuador y Perú cuando se desbordó su capacidad de atención. Además de ello, el ministro mencionó que “tengamos una temporada que se llame África, que es uno de los temas complejos del virus porque se mueve a diferentes velocidades”

También le puede interesar: 30 MUNICIPIOS PDET IMPLEMENTARÁN PROGRAMA DE SALUD MATERNO-INFANTIL

Colombia: referente internacional

Tras analizar el manejo de países europeos (España e Italia), la estrategia de manejo actual es aplanar la curva, aunque ello implique una prolongación del brote. “Hacerla más prolongada, de menor impacto, buscando una mayor inmunidad en la población, entonces digamos que la apuesta ha sido esa”. 

A partir de un modelo por etapas, se ha realizado la apertura gradual de los diferentes sectores. Hasta el momento, las decisiones han sido acertadas, considerando que las medidas de apertura se mantienen sin experimentar retrocesos en materia de salud pública. “La cuarentena nuestra no fue la más estricta del mundo. Quedó con cerca del 40% de la economía abierta en su primera fase de aislamiento obligatorio, en el aislamiento flexible la apertura llegó al 70% y cuando llegamos al pico comenzamos el aislamiento selectivo donde prácticamente quedan excepcionando todos los eventos que causen aglomeración y esa es la etapa en la que nos encontramos”, dijo Ruiz, manifestando además que las medidas han tenido un impacto grande sobre la economía.

La situación mundial ayudó al país a reconocer los aspectos más destacados del sistema de salud. “Con todas las limitaciones, tomamos la decisión de crear el FOME, de orientar más de 15 billones de pesos para la atención de la epidemia, se nos permitió tener más de 10 mil camas de UCI en tan solo tres meses, igualmente adquirir elementos de protección personal fue un factor crítico, pero hoy en día se pudo adquirir toda una reserva estratégica”.

Respecto al aseguramiento, el ministro de salud expresó que se han logrado grandes avances entre el trabajo articulado de EPS y entes territoriales en diferentes temas. “Desde la prestación de servicios está toda la capacidad de laboratorio que se ha construido, pudimos adquirir más de 5 mil ventiladores y transformar camas de cuidado intermedio en UCI con el mismo recurso humano a través de procesos de capacitación”, resaltó Ruiz Gómez.

También le puede interesar: FARMACÉUTICAS SE OPONEN A LA APROBACIÓN ACELERADA DE VACUNA CONTRA COVID-19

A lo anterior, se suman las acciones de los sistemas de vigilancia epidemiológica como son Coronapp, Sismuestras, entre otros, con los cuales los entes territoriales han sido notables en la notificación y reporte de información. Sin lugar a dudas, esta labor ha permitido evaluar el brote por coronavirus en regiones de difícil acceso y mantener actualizada la información sobre los contagios en el país. 

Todo esto se ha logrado gracias a la política de datos abiertos, en la que no solo se tiene control sobre la información sino que se obtiene claridad técnica a las instituciones y organismos de control encargados del manejo de la pandemia.

“Es de resaltar la conexión de la población con un sistema que venía siendo muy mal evaluado, ahora ha mejorado y creo que cuando la gente reflexione espero que el juicio sea más benevolente del que teníamos antes”, concluyó.

Continuar leyendo

Actualidad

Europa adquiere 300 millones de dosis de la vacuna Sanofi/GSK

El pacto fue acordado por el suministro de 300 millones de dosis de la vacuna que actualmente se encuentra en fase experimental.

Publicado

el

Europa adquiere 300 millones de dosis de la vacuna SanofiGSK

Sanofi y GlaxoSmithKline informaron haber firmado un acuerdo para suministrar su futura vacuna contra el Covid-19 a la Comisión Europea. El pacto fue acordado por el suministro de 300 millones de dosis de la vacuna que actualmente se encuentra en fase experimental. Las dosis deben ser entregadas una vez la vacuna reciba su autorización correspondiente, mientras que la comisión debe dar un valor inicial de 324 millones de euros.

Con la firma de este acuerdo se garantiza la adquisición de la vacuna por parte de los Estados miembros de la Unión Europea, así como la donación a países de ingresos bajos y medios. Sin embargo, ni la Comisión ni las farmacéuticas han comunicado el costo total de este acuerdo aunque se tiene certeza que el precio individual por dosis es de 10 dólares.

Cabe mencionar, que las dosis finales de vacuna se fabricarán en Europa en los centros industriales de ambas compañías ubicados en Bélgica, Italia, Alemania y Francia.

También puede leer: El acuerdo de punto final

Ignacio Saez-Torres, director general de la laboratorio francés Sanofi señaló que “como compañía tenemos la misión de contribuir a controlar la pandemia y el cierre de este acuerdo para Europa significa un hito muy importante. Una vez se haya demostrado satisfactoriamente la seguridad y eficacia en los ensayos clínicos, esperamos que esta vacuna desempeñe un papel fundamental”

Adicionalmente, la presidenta y consejera delegada de la británica GSK en España, Cristina Henríquez, resaltó que a pesar de las difíciles condiciones de la pandemia, GSK y Sanofi mantienen su compromiso con Europa para terminar su desarrollo y ponerlo a disposición de todos los países que conforman la UE.

Este es el segundo acuerdo que hace la Comisión Europea para la adquisición de vacunas. El primero fue por el mismo número de dosis pero con la farmacéutica AstraZeneca, exceptuando que este primer pacto de adquisición contempla la opción de comprar otros 100 millones de dosis.

Por otro lado, Bruselas no ha cerrado los contratos con J&J, CureVac y Moderna a pesar de haber cerrado las conversaciones exploratorias con éxito.

España también realizó su propio acuerdo con AstraZeneca para la adquisición de 30 millones de dosis para inmunizar a su población. La vacuna Sanofi/GSK se encuentra entre las 36 candidatas con ensayos clínicos más avanzados, recogidos en la lista de candidatos de la OMS.

Finalmente, se espera que la aprobación se solicite a mitad del 2021, esperando producir al menos 1.000 millones de dosis el próximo año contribuyendo a responder a la demanda que sigue en aumento.

Continuar leyendo

Actualidad

30 municipios PDET implementarán programa de salud materno-infantil

Los municipios PDET buscan fortalecer la creación de nuevas pedagogías y medios de atención para esta población

Publicado

el

30 municipios PDET implementan

El Ministerio de Salud confirmó desde su página web que, al igual que el año pasado, se pondrá en marcha el “Plan de acción de salud: primeros mil días de vida”, iniciativa creada para mejorar la calidad y prestación de servicios de salud a mujeres embarazadas, lactantes y recién nacidos. Particularmente, el programa se concentra en 30 municipios que hacen parte de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial- PDET. 

Para la Coordinación del Grupo de Convivencia Social y Ciudadanía del Ministerio de Salud y Protección Social, en estos territorios es imprescindible el diseño y ejecución de proyectos que se ajusten a las transformaciones y cambios del sector, desde las garantías contempladas para el derecho de la salud. 

“El plan de acción en salud: primeros mil días de vida, le apuesta a procesos que contribuyen al logro de los resultados en salud de las gestantes, niñas y niños a partir de la operación y acompañamiento territorial en el análisis de situación salud, valoración de la calidad y humanización de los servicios de salud materna e infantil”, explicó Ana María Peñuela Poveda.

También le puede interesar: INICIÓ REVOCATORIA PARCIAL DEL FUNCIONAMIENTO DE LA EPS MEDIMÁS

Así se eligieron los municipios beneficiados

Los municipios PDET que integrarán la iniciativa en 2020, fueron seleccionados por las grandes brechas que presentan en salud materno-infantil. Las dificultades se presentan porque son territorios con dificultades de acceso, con presencia de grupos armados ilegales o porque su población está ampliamente dispersa en el área rural. En las condiciones actuales, el MinSalud reconoce que la implementación es un gran reto, considerando que se deben realizar adecuaciones para llevar a cabo distintas actividades, mantener las medidas de aislamiento y distanciamiento social, entre otras. 

Como aspecto positivo, la entidad destaca que la emergencia sanitaria por COVID-19 ha permitido la creación de nuevas pedagogías y el uso de herramientas metodológicas alternas. Estos modelos podrían ser aplicados por otros municipios del país que cuenten con características similares a los PDET. 

El “Plan de acción en salud: primeros mil días de vida” está diseñado hasta el 2021. La estrategia cuenta con el apoyo internacional de la OMS/OPS y otras instituciones. Los resultados del año pasado evidenciaron que 29 municipios aumentaron la afiliación al Sistema General de Seguridad Social en Salud, equivalente a un incremento del 13,5%; 18 municipios aumentaron los esquemas completos de vacunación, que representan el 1,8% de incremento.

Además de esto, en 26 municipios se aumentó la cobertura de la consulta de valoración integral a la primera infancia que representan el 15,6% de incremento. Otro importante avance fue la identificación de 58 redes comunitarias en 29 municipios, las cuales se vincularon al proceso de cualificación para la promoción del cuidado de la salud de las gestantes y las niñas y niños de sus veredas.

También le puede interesar: FARMACÉUTICAS SE OPONEN A LA APROBACIÓN ACELERADA DE VACUNA CONTRA COVID-19

Continuar leyendo

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras