Hallazgos internacionales posicionan a la N-acetilcisteína como tratamiento coadyuvante en COVID-19
Conéctate con nosotros

Actualidad

Hallazgos internacionales posicionan a la N-acetilcisteína como tratamiento coadyuvante en COVID-19

A esta conclusión se llegó tras analizar los resultados de la N-acetilcisteína en pacientes con condiciones respiratorias agravadas

Publicado

el

Hallazgos internacionales posicionan a la N-acetilcisteína como tratamiento coadyuvante en COVID-19

Durante décadas, la N-acetilcisteína (NAC) se ha reconocido como uno de los fármacos más eficaces contra infecciones virales de diversa índole. Hoy en día, su nombre ha cobrado especial relevancia con la pandemia, ya que su efectividad es objeto de estudio en pacientes que presentan la sintomatología respiratoria propia de COVID-19 en etapas avanzadas. Tales investigaciones, a su vez, se derivaron de estudios previos sobre la eficacia de la N-Acetilcisteína en otras enfermedades respiratorias, no relacionadas con el Sars-Cov-2.

El país no se ha quedado atrás con los avances investigativos. A inicios de 2020, Zambon Colombia SA, filial de Zambon SpA, realizó un exhaustivo metaanálisis titulado “ Eficacia y seguridad del uso de N-acetilcisteína parenteral en el manejo de los pacientes con síndrome de dificultad respiratoria del adulto (SDRA)”, con el apoyo del Grupo Proyéctame, centrado en el uso de NAC en pacientes con síndrome de distrés respiratorio agudo, posteriormente reconocido por la comunidad médica internacional como el indicio más común en individuos con COVID-19 en etapa avanzada.

El desarrollo de SDRA, al igual que en otras patologías, depende de la respuesta inmunitaria de cada organismo. Ante una baja o media respuesta, se desencadenan en el organismo 3 procesos fundamentales: sobreproducción de moco, respuesta inflamatoria exagerada -tormenta de citoquinas-, coagulopatías y endoteliopatías. Los fenómenos son idénticos a los presentados por los afectados por COVID-19, producto de la respuesta del proceso inflamatorio que el virus genera en el cuerpo humano.

El tapón mucoso, debido a la infección, bloquea las vías aéreas e impide el paso del aire. Cuando se trata de infectados con Sars-Cov-2, este cambia totalmente su consistencia por una más espesa y viscosa que termina por adherirse completamente a los tejidos. A su vez, la tormenta de citoquinas, causante de sepsis, se sugiere como otro de los efectos propios de la nueva enfermedad, producto de la replicación sostenida del virus.

De acuerdo con una investigación sobre este tema, publicada en Cell Press, el exceso de citoquinas encaja con los modelos de inducción antiviral convencional, pero se desconoce si la hiperactividad inmunológica o la falta de resolución en la respuesta inflamatoria -consecuencia de la replicación del virus- subyacen a la enfermedad grave. Sin embargo, los informes presentados por la comunidad médica, revelan aumentos en la formación de trombos y muerte de células endoteliales en afectados por COVID-19, el último proceso característico mencionado previamente.

En el metaanálisis realizado por Zambon Colombia SA en pacientes no Covid con SDRA , bajo el modelo AMSTAR, se seleccionó la siguiente evidencia médica:

zambon 1

Fuente original: Metaanálisis realizado por Zambon Colombia SA.

Los resultados evidenciaron que los efectos mucolíticos, antioxidantes y antiinflamatorios producen una respuesta más efectiva cuando se administra parenteralmente a pacientes críticamente enfermos (UCI). La N-acetilcisteína como mucolítico disuelve la densidad del moco producido en exceso, rompe el tapón mucoso alojado en las vías respiratorias y por ende, posibilita su expectoración y facilita el paso de aire. Si se trata del efecto antioxidante, actúa directamente sobre TNFa, IL-1, IL-6 e IL-8; disminuyendo las citoquinas proinflamatorias generadas durante el síndrome y, finalmente, reduce la agregación plaquetaria y los trombos arteriales gracias al efecto antitrombótico del medicamento.

Al utilizarse la NAC como fármaco coadyuvante, en el metaanálisis se comprobó que uso de N-Acetilcisteína intravenoso en dosis de 200 mg por kg por día por al menos 5 días, reduce en 18.4% la estancia en UCI; es decir, se acorta la permanencia en las unidades de cuidado intensivo en 4.47 días.

zambon 2

Fuente original: “Metaanálisis de Lu” integrado en el metaanálisis de Zambon Colombia SA.

Debido a que el medicamento no interviene directamente en los agentes causantes del SDRA, no se puede considerar como un tratamiento generalizado para el síndrome. Aunque se destaca su alto perfil de seguridad, no se detectó una reducción significativa en los niveles de mortalidad asociados al uso de N-acetilcisteína en estas circunstancias particulares. Es decir, como medicamento adyuvante en el manejo integral del síndrome en UCI.

zambon 3

Fuente original: “Metaanálisis de Lu” integrado en el metaanálisis de Zambon Colombia SA.

Evidencias adicionales apuntan al mismo resultado

Desde que la OMS anunció la pandemia provocada por Sars-Cov-2, el 11 de marzo, la comunidad médica y científica busca desesperadamente una cura definitiva. En el proceso, se ha seleccionado a la N-Acetilcisteína en estudios sobre COVID-19 adelantados en más de 19 países entre los que se incluyen EE.UU., Inglaterra, España, Rusia y China.

En abril, un mes después de completado el metaanálisis de Zambon Colombia SA y primer mes de pandemia, el British Medical Journal (BMJ) publicó un metaanálisis y revisión sistemática sobre el uso de agentes mucoactivos para la insuficiencia respiratoria aguda en pacientes críticamente enfermos, entre los que se incluye la administración de NAC por vía intravenosa y NAC en nebulización. El análisis se concentró en 5 aspectos concretos -además de la revisión de la literatura científica elegida y la evaluación del riesgo-: duración del uso de ventilación mecánica, duración en UCI, duración de estancia hospitalaria, días sin uso de ventilador y mortalidad. 

  • Duración del uso de ventilación mecánica: se reportó el uso de estas herramientas en 7 ensayos de los analizados (n=1226) pero no se evidenció ningún efecto positivo derivado de la administración de agentes mucoactivos de alta heterogeneidad.
  • Días sin uso de ventilador: Según la información analizada, tres ensayos reportaron días sin ventilador: dos en el día 28 y uno en el día 30. Sin embargo, no se encontró ninguna diferencia sobre los días libres del aparato. Como nota aclaratoria, el grupo de expertos a cargo del metaanálisis mencionó que en un ensayo, la media de días libres de ventilador fue de 11 -en personas tratadas con agentes mucoactivos- vs. 3 días libres – en pacientes tratados con placebo. Pero no fue incorporado al metaanálisis porque no pudo determinarse la SD media.
  • Estancia en el hospital: al igual que en los anteriores, se dice que no hubo ningún cambio significativo en la estancia hospitalaria. A la conclusión se llegó tras revisar la información presentada en cuatro estudios del metaanálisis.

El hallazgo más importante de este metaanálisis, respecto a la estadía en UCI, reafirma las conclusiones del elaborado por Zambon Colombia ZA. Ninguno compartió sus fuentes.

zambon 4

Fuente: Metaanálisis liderado por Ronald Anand, publicado en BMJ.

De acuerdo con la información presentada, la administración de N-Acetilcisteína por vía intravenosa redujo en 4.7 días la permanencia en la unidad de cuidados intensivos.  El resultado es bastante cercano al obtenido por Zambon Colombia ZA pese a los distintos porcentajes de heterogeneidad I2 de cada uno. El estudio del BMJ presenta un I2 del 25% en comparación con el I2 del 44%, obtenido en el metaanálisis de la farmacéutica. Es decir, la ratificación de los resultados proviene de un estudio más preciso (publicado en BMJ).

zambon 5

Fuente: Metaanálisis liderado por Ronald Anand, publicado en BMJ.

La mortalidad es el segundo aspecto que concuerda con el análisis hecho por Zambon Colombia SA. Sobre ello, los investigadores del análisis publicado en la revista británica afirman que los agentes mucoactivos no tienen ningún efecto sobre la mortalidad de los pacientes con insuficiencia respiratoria aguda. Al dividir la información en subgrupos, no se evidenció algún cambio producido por el uso de NAC intravenosa.

Vale la pena tener en cuenta que, dentro de la población estudiada por Anand, se incluyen a los individuos afectados con falla respiratoria hipóxica (tipo 1), falla respiratoria hipercápnica aguda (tipo 2), SDRA y lesión pulmonar aguda. Pero la evaluación de eficacia y seguridad para la N-Acetilcisteína se realizó solo con su uso en pacientes con SDRA. Debido a que este estudio se conoció posteriormente a la fecha de corte del realizado por Zambon Colombia, los investigadores locales no incluyeron los datos ya presentados.

¿Juega la NAC un rol fundamental en el tratamiento de pacientes con COVID-19?

En julio, la revista ELSEVIER presentó el artículo “Bloqueo terapéutico de la inflamación en una infección severa de COVID-19 con N-Acetilcisteína intravenosa (nombre traducido al español), en el que se expone el caso clínico de un hombre de 44 años, tratado en Nueva York por COVID-19 al que inicialmente se le suministró una única dosis de hidroxicloroquina 400 mg, al día siguiente de haber sido hospitalizado y al que se le administró NAC por vía intravenosa 10 días después de su ingreso en el centro hospitalario, debido a que no manifestó ninguna mejoría y requirió una intubación.

Desde la primera aplicación, se evidenció una mejora inmediata en los índices de hemolísis. En una segunda ronda, se identificó la reducción sostenida de los niveles de bilirrubina como acción producida por el fármaco. Adicionalmente, los médicos que adelantaron el estudio notaron que los marcadores inflamatorios se redujeron drásticamente con el uso de NAC, aunque al mismo tiempo se le habían suministrado esteroides.

Al repetir el tratamiento con N-Acetilcisteína en 9 personas más, se observó una reducción general significativa de los marcadores inflamatorios (CRP, ferritina y Proporción Neutrófilo/linfocitos) durante la administración de la NAC por vía intravenosa. En 6 pacientes se observó un efecto rebote tras abandonar el tratamiento mientras que los 3 restantes no experimentaron efectos adicionales. Sin embargo, la conclusión fue la misma en todos los casos: el uso de NAC por vía intravenosa bajó considerablemente los marcadores de inflamación y permitió que los pacientes fueran dados de alta más rápido, debido a la mejoría notoria de sus síntomas.

zambon 6

Fuente: Estudio “Bloqueo terapéutico de la inflamación en una infección severa de COVID-19 con N-acetilcisteína intravenosa”.

Esta tabla, documenta que a dosis de 30000 – 20000 mg por vía intravenosa, el paciente puede salir de UCI a los 2 días. Si se administra el fármaco en dosis menores a 200 mg/kg/ día, la estancia es prolongada. Los resultados aquí presentados soportan la viabilidad del uso de NAC a dosis altas, tal y como está documentado en el metaanálisis elaborado por Zambon Colombia SA.

Más recientemente, el 5 de agosto, se publicó en el Journal of Personalized Medicine el  artículo “Postulated Adjuvant Therapeutic Strategies for COVID-19” en el que se mencionan algunas estrategias adyuvantes para COVID-19. El estudio se concentró en 12 agentes, elegidos por su mecanismo de acción farmacológica frente a una o varias entre 7 alteraciones que produce la infección por Sars-Cov-2: desregulación del sistema inmunológico, entrada del virus en las células sanas, replicación del virus, exagerada respuesta inflamatoria, estrés oxidativo, trombosis y daños en el endotelio.

Para evaluar la eficacia de los medicamentos seleccionados, se utilizó una clasificación previa que segmenta la evolución de COVID-19 en 3 fases, de acuerdo con la severidad de los síntomas que experimentan los individuos contagiados.

zambon 7

Fuente: Postulated Adjuvant Therapeutic Strategies for COVID-19 publicado en JPM.

El estadío II y III corresponden a las fases moderadas y avanzadas de la enfermedad. Aunque ya es conocido que entre el día 5 y 12 se desarrollan las complicaciones pulmonares, al mismo tiempo representa una ventana de 7 días que podrían hacer la diferencia en el proceso de recuperación. Como hasta hoy no hay guías clínicas establecidas, se corre el riesgo de que el virus madure y genere el proceso inflamatorio multisistémico del cual, miles de infectados no se recuperan.

Dentro de las principales complicaciones asociadas a COVID-19, el estudio incluye a la lesión pulmonar aguda (LPA) y al síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA), tema de atención en las investigaciones referidas anteriormente. Con base en ello, este equipo de expertos presenta una tabla con los fármacos recomendados como adyuvantes en el tratamiento actual. Para la N-Acetilcisteína se sugiere la administración de 560 mg, dividida en 3 dosis diarias (1 cada 8 hrs).

zambon 8

Fuente: Postulated Adjuvant Therapeutic Strategies for COVID-19 publicado en JPM.

Se identificaron los siguientes roles específicos para la N-Acetilcisteína en la infección por COVID-19:

  • Reducción de la entrada del virus en la célula: La N-Acetilcisteína contiene el inhibidor DPP4R. Actualmente, se conoce que el ARNm de DPP4 y la expresión de la proteína están inversamente relacionados con la función pulmonar y los parámetros de capacidad difusora, lo que explicaría la propensión de los fumadores y personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) para desarrollar COVID-19.
  • Activación del TLR7/ Respuesta al Interferón Tipo 1: Según la investigación, la N-Acetilcisteína podría contribuir en la prevención o control de las infecciones causadas por virus ARN, ya que el fármaco amplifica las funciones de señalización de TLR7 y la proteína mitocondrial de señalización antiviral (MAVS) en la producción de IFN tipo 1. Como se menciona en el artículo, los IFN logran inhibir la replicación del coronavirus tipo SARS así que pueden ser útiles en el tratamiento para COVID-19. Adicionalmente, la activación del TLR7 por el ARN viral de una sola hebra, atrapado dentro de los endosomas, proporciona un estímulo clave para la inducción de IFN de tipo 1 por el virus del ARN.
  • Apoyo en la reducción del estrés oxidativo: el Sars-Cov-2 desencadena un mecanismo recurrente de infecciones virales: activa una respuesta pro-oxidante de los macrófagos a través de la estimulación de la TLR que da lugar a la activación del TNF-α del NADPH que, a su vez, media la producción de ROS. Para reducir los ROS se necesitan antioxidantes esenciales como el glutatión (GSH) y la glutatión peroxidasa (GPx) que neutralizan estas sustancias y las transforman en productos no tóxicos para el organismo. El uso de N-Acetilcisteína eleva la producción de glutatión, especialmente en personas mayores, puesto que los niveles del antioxidante y de la cisteína en el plasma disminuyen con la edad.

Aunque esta investigación no consideró el efecto mucolítico que destaca comúnmente a la N-Acetilcisteína, su uso antioxidante y antiinflamatorio es el más relevante. Es decir, puede ser utilizado como medida preventiva antes de que los síntomas de COVID-19 evolucionan desfavorablemente y conduzcan hacia una estancia en UCI o puede ser administrado en pacientes con mayor gravedad.

Si se habla de un panorama más general, la evidencia aquí presentada demuestra que los efectos de la N-Acetilcisteína favorecen el proceso de recuperación en todo tipo de pacientes. Sin embargo, no puede ignorarse que, la administración del fármaco -como soporte al manejo estándar- a quienes se encuentran en cuidados intermedios o intensivos produce una mejoría en su sintomatología que los aleja de los tratamientos invasivos y, por ende, minimiza las secuelas que éstos generan.

Tampoco puede pasarse por alto que, el uso de NAC disminuye los días de permanencia de los pacientes en UCI, abriendo la posibilidad a una atención de calidad y en menor tiempo a las personas que lo requieran, sin afectar la disponibilidad de camas o la infraestructura que tales unidades necesitan para su adecuado funcionamiento.

Actualmente, el país se rige por la guía metodológica colombiana para la elaboración de guías de práctica clínica (GPC), para emitir recomendaciones a los profesionales de la salud. Dentro de los requisitos establecidos, presentar evidencia científica de alta calidad es uno de los primordiales. Sobre este punto, se debe tener en cuenta que las revisiones incluidas en el metaanálisis de Colombia y las investigaciones adicionales realizaron la evaluación de calidad de los ensayos clínicos incluidos, mediante la herramienta de riesgo de sesgo de la colaboración Cochrane. Por ahora, el uso de la N-Acetilcisteína no está reglamentado como tratamiento coadyuvante, ni se le han dado otros usos distintos a los usuales, aprobados por el Invima.

Actualidad

¿Cómo se celebrará en Colombia el día mundial de las enfermedades huérfanas ?

El encuentro nacional para conmemorar el día de las enfermedades huérfanas es generalmente presencial, pero debido a la pandemia este año su decimotercera versión será virtual.

Publicado

el

¿Cómo se conmemorará el día de las enfermedades huérfanas en el país

El 28 de febrero se conmemora el día internacional de las enfermedades huérfanas, en este sentido, asociaciones de pacientes, sociedades científicas, gremios farmacéuticos y entidades gubernamentales apoyarán el desarrollo del decimotercer encuentro para celebrar el día mundial de estas patologías. Para este día las entidades y asociaciones prepararon una serie de eventos con el fin de mostrar la importancia de una visión integral hacia los pacientes y sus familias y aumentar así, la sensibilidad sobre sus necesidades que le competen a toda la sociedad.

Este encuentro es generalmente presencial, pero debido a la pandemia del Covid-19 y al elevado riesgo de los pacientes, esta vez se realizará de manera virtual. Desde su última versión, la conmemoración nacional de este día ha logrado reunir a más de 2000 personas entre pacientes y sus familias y tener una activa participación del Gobierno a través del  Ministerio de Salud, la Alta Consejería para la Discapacidad, la Secretaria Distrital de Salud, la Defensoría del Pueblo y la Supersalud, además de lograr el patrocinio de más de 17 compañías.

Para este año, se unieron entidades como: la Asociación Colombiana de Pacientes con Enfermedades de Depósito Lisosomal –ACOPEL, el Observatorio Interinstitucional de Enfermedades Huérfanas -ENHU, la Asociación Colombiana de Pacientes con Acromegalia y Gigantismo -ACPAG, la Asociación Colombiana de Pacientes con Errores Innatos del Metabolismo -ACPEIM y la Liga Colombiana de Hemofílicos, entre otros.

De otro lado, alguna compañías farmacéuticas reiteraron su apoyo e hicieron parte de los patrocinadores de este evento anual, entre los que se encuentra: Afidro, Biomarin, Tecnofarma, Novo Nordisk, Novartis, Boehringer Ingelheim y Alexion, entre otros.

“Anualmente desarrollamos una imagen acorde con el mensaje a comunicar en ese año. Así para este 2021 nos unimos con orgullo a la campaña global con protagonistas colombianos, porque Juntos somos más.” se lee en el sitio oficial del evento.

También puede escuchar: ¿Cómo se manejan las enfermedades huérfanas en Colombia?

Fases del evento de enfermedades huérfanas

Dentro de las actividades que se programaron para esta edición se diseñó una carrera de observación virtual que incentiva la interacción de pacientes y familiares a través de las redes sociales en la búsqueda de pistas que ayuden a encontrar el eslogan de esta edición número 13. ( Del 1 al 15 de febrero)

En la segunda fase de esta conmemoración se llevará a cabo un challenge de baile que pretende incrementar la notoriedad y la acción en torno a esta población, con el fin de promover la participación de todos los interesados en estas patologías a través de un reto coreográfico que debe compartirse en las redes sociales de las asociaciones de pacientes, entidades prestadoras de servicios de salud, personal médico, familiares y cuidadores. (15 al 28 de febrero)

Por último el domingo 28 de febrero se realizará un evento digital diseñado para que pacientes y familias disfruten de actividades académicas, culturales, artísticas, así como orientación brindada por representantes del gobierno, secretarías de salud y entes de control que atenderán de modo virtual, previa inscripción, las solicitudes de quienes se unan a la reunión virtual. Por primera vez se conectarán las 6 regiones del país, con el propósito de trabajar en conjunto en la sensibilización sobre las necesidades de esta población.

Continuar leyendo

Actualidad

¿Cómo avanza la vacunación de las personas mayores de 80 años en Bogotá?

La secretaria de salud de Bogotá informó la llegada de 12.026 vacunas de Sinovac para inmunizar a los adultos mayores de 80 años de la capital.

Publicado

el

¿Cómo será la vacunación de las personas mayores de 80 años en Bogotá

La Secretaría de salud de Bogotá mostró la estrategia para aplicar las 12.026 vacunas de Sinovac destinadas a la inmunización de personas mayores de 80 años, según lo establecido por el Ministerio de Salud.

En este sentido, la Administración Distrital aseguró que desde el miércoles de esta misma semana se había iniciado la inoculación de las personas de este rango de edad. Elvira Vargas de 97 años, fue la primera persona de esta población en ser inmunizada al Covid-19.

Un comunicado de la Secretaria Distrital de Salud menciona que en la capital se seguirán aplicando las dosis del desarrollo de Sinovac, inicialmente a las personas de más de 8 años que se encuentran internados en centros de protección para adulto mayores, centros de larga instancia y en otras instituciones que concentren esta población.

Adicionalmente, y con el fin de optimizar y acelerar el proceso de vacunación para adultos mayores se darán 8.006 dosis a la población mayor que esté afiliadas a la Nueva EPS, Sanitas, Capital Salud y Sanidad de la Policía Nacional, a las cuáles se les asignará el número de viales con base en la capacidad de agendamiento diario de su red de prestadores.

También puede leer: OPS y PROSUR fortalecen acciones para la adquisición de vacunas

 “La vacuna de Sinovac genera menos reacciones adversas que cualquier otra vacuna, además las personas mayores tienen una menor probabilidad de alguna reacción desfavorable”

Alejandro Gómez, secretario de salud

Del mismo modo, se entregaron las dosis de la población mayor de 80 años que se encuentra recluida en centros penitenciarios, gracias a un esfuerzo articulado con el Ministerio de Justicia.

De otro lado, ayer la ciudad recibió 16.218 dosis de la vacuna de Pfizer (un poco más de las proyectadas) con las que se continuará la inmunización del personal de salud capitalino que trabaja en primera línea de atención al Covid-19

Hospitales que recibieron las vacunas

Las entidades que reciben estas dosis son: Unidad de Servicios de Salud de El Tunal, Fundación Cardioinfantil Instituto de Cardiología, Hospital Universitario Clínica San Rafael, Unidad de Servicios de Salud Engativá Calle 80, Hospital Universitario San Ignacio, Fundación Abood Shaio, E.S.E. Hospital Universitario de La Samaritana, Clínica Universitaria Colombia y Hospital Militar Central.

Finalmente, la secretaria de salud reitera que pese a la llegada de las vacunas y la eliminación de algunas de las medidas de seguridad en Bogotá, es necesario mantener las medidas de autocuidado para prevenir el contagio del Covid-19, e invitó a los ciudadanos a mantener los lugares ventilados, a usar correctamente el tapabocas  y a evitar reuniones con personas que no vivan en su mismo entorno familiar.

Continuar leyendo

Actualidad

Minsalud se prepara para renovar el sistema

El Dr. Fernando Ruiz presentó un corto balance sobre la gestión del Minsalud en Colombia a pocos días de cumplirse el primer año de pandemia en el país

Publicado

el

minsalud se prepara renovar sistema

El Dr. Fernando Ruiz, quien se desempeña como jefe de cartera del Ministerio de Salud (Minsalud) comentó su experiencia liderando las actividades sectoriales desde que inició la pandemia, puesto que en pocos días se cumplirá el primer año desde que se reportó el primer caso de covid-19 en el país. Para el ministro, el aspecto más relevante es la evolución en la atención sanitaria con la implementación de telemedicina, telesalud y teleasesoría.

Respecto a ello, hoy los esfuerzos se concentran en el futuro del sistema de salud -además del Plan Nacional de Vacunación- para que el terreno ganado durante estos meses no haya sido en vano. Para el Dr. Ruiz, se debe tomar acción en varios frentes:

  • Redes de prestación: Colombia no puede retroceder y regresar a un sistema de hospitales públicos. El manejo de la pandemia evidenció la necesidad de repensar las redes de prestación de servicios y reconsiderar la estructura de los hospitales públicos. Este proceso será guiado por una nueva mesa de trabajo para una política hospitalaria que se está organizando. “Este gobierno tomó la decisión de acabar con el rezago de las cuentas pendientes. Ahora es una responsabilidad mía entregar un proyecto de ley que nos lleve a un ajuste del sistema”, sostuvo.
  • Seguridad sanitaria: uno de los mayores aprendizajes es el ámbito de seguridad en salud. La crisis por covid-19 reveló falencias en este ámbito: falta de legislación, falta de producción de medicamentos, entre otros. Por ello, es imperativo hacer una discusión sobre seguridad sanitaria que permita una mejor preparación para eventos similares en el futuro: contar con normatividad, infraestructura y recursos para adquirir equipos médicos, vacunas, etc. También resaltó la importancia del capital privado para que en Colombia se produzcan múltiples desarrollos.  “Se necesitan unas estructuras de reservas estratégicas y capacidad de tomar decisiones. Recordemos que tuvimos que pasar una ley para poner vacunas”, afirmó.

También le puede interesar: ESCLEROSIS MÚLTIPLE, LA ENFERMEDAD HUÉRFANA CON MÁS PACIENTES EN COLOMBIA

¿Cuáles fueron los logros más destacados para el Minsalud?

Adicional a las propuestas para el sistema de salud, mencionó varias de las acciones realizadas de forma intersectorial. Quizás uno de los más importantes es la expansión de las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI), puesto que el país cuenta con más de 12 mil de estas áreas a lo largo del territorio nacional; seguido de la entrega de equipos de protección personal (EPP) aún cuando a nivel mundial se experimentó un momento crítico debido a la falta de los mismos.

Otro de los temas importantes para el Minsalud es actualizar las cuentas desde el inicio de la administración. Esto se traduce en giros por un total de $2.5 billones en el marco del Acuerdo de Punto Final y aprox. $1 billón en bonificaciones para el talento humano en salud, entre otros conceptos. También informó sobre cumplimiento de pagos atrasados, situación que se ha venido adelantando con las distintas IPS y la Supersalud.  “Hoy en día lo que tenemos es menos rezago en el pago de personal, pero el horizonte incluye buscar diferentes formas de contratación de personal”, indicó.

Sin restar mérito, la adquisición de vacunas y el inicio del Plan Nacional de Vacunación es el reto que todavía falta por superar. Actualmente, Colombia tiene una capacidad instalada para aplicar 100 mil vacunas diarias en el país pero se debe llegar a 200 mil vacunas diarias, mientras que el número de vacunadores capacitados es de 7 mil, aunque se están capacitando a 45 mil personas más.

Frente al proceso para ejecutar la vacunación, el Dr. Ruiz indicó que está a cargo de la institucionalidad de las EPS, IPS y entidades territoriales; puesto que la definición de la red de vacunación está a cargo de los mandatarios locales. “De manera que hay que ir creciendo de manera organizada y generar una curva de aprendizaje para hacer las cosas bien”, concluyó.

También le puede interesar: GLOBAL.HEALTH, INICIATIVA DE GOOGLE PARA INVESTIGAR LA PANDEMIA

¿Han sido efectivas las medidas de bioseguridad?

En numerosas ocasiones, el Minsalud ha recordado a la ciudadanía la importancia del uso del tapabocas y el constante lavado de manos. A pesar de ello, considera que la implementación obligatoria de los cubrebocas debió hacerse desde el inicio de la pandemia.

“El tapabocas ha probado ser la estrategia más efectiva, acompañado del lavado de manos y el distanciamiento físico”, dijo el ministro. También expresó que hizo falta una estrategia más efectiva para evitar las reuniones y aglomeraciones en diciembre con el fin de reducir la exposición de los colombianos en el segundo brote de covid-19.

También mencionó que la llegada de las vacunas ha generado un relajamiento en las medidas de bioseguridad. Por tal razón, solicitó a todos los colombianos mantener las recomendaciones que se han hecho hasta el momento.

Finalmente, se conoció que se ha extendido la emergencia sanitaria hasta el 31 de mayo de 2021. “Las consideraciones son, en primer lugar, que aún persisten las causas que dieron origen a dicha declaratoria, por lo que se deben mantener y adoptar medidas que permitan mitigar lo que ha sido la afectación por el covid-19”, resaltó.

También le puede interesar: USO Y MANEJO DE PRUEBAS DE LABORATORIO UTILIZADAS EN EL PUNTO DE ATENCIÓN A PACIENTES – POCT

Continuar leyendo

RECOMENDADO

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras