Conéctate con nosotros

Medicina Clínica

Sars-Cov-2 produce daño directo en células cardíacas

Los hallazgos de varias investigaciones sugieren que el virus logra infectar y deteriorar a las células cardíacas en individuos de todas las edades

Publicado

el

Sars-Cov-2 produce daño cardiaco

Diferentes investigaciones buscan comprender con mayor claridad, los procesos de infección que se desencadenan tras contraer Sars-Cov-2. Pese a que se han dado a conocer numerosos avances, la información actual todavía requiere más estudios o la avalen. Sin embargo, una publicación realizada en The Lancet Child & Adolescent Health sería la primera evidencia científica que mostraría la presencia del virus en las células del corazón. 

En el artículo, se menciona el hallazgo de Sars-Cov-2 en el tejido cardíaco de un niño de Brasil, afectado con síndrome inflamatorio multisistémico (SMI-C) asociado a COVID-19. El menor fue atendido por miocarditis pero falleció por insuficiencia cardíaca. De acuerdo con los especialistas que analizaron el caso, la presencia del virus en varios tipos de células del tejido cardíaco, probablemente confirma que la miocarditis es una respuesta inflamatoria directa a la infección del virus en el corazón. 

El descubrimiento de los investigadores sería la primera evidencia contundente en niños. Otros estudios que se adelantan sobre el tema han reportado ARN del SARS-CoV-2 por reacción en cadena de la polimerasa de transcripción inversa (RT-PCR) como de partículas virales por microscopía electrónica en el tejido cardíaco de muestras endomiocárdicas. En marzo, una investigación publicada en JAMA Cardiology advertía sobre daños cardíacos y enfermedades de corazón producidas por COVID-19, basándose en las arritmias o síndromes coronarios agudos que suelen producir las infecciones virales. 

Más adelante, un reporte de caso realizado por el Dr. Guido Tavazzi y publicado en el European Journal of Heart Failure, describe el primer caso de lesión cardíaca aguda directamente relacionada con la localización miocárdica del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2) en un paciente de 69 años con síntomas parecidos a los de la gripe que rápidamente degeneran en dificultad respiratoria, hipotensión y shock cardiogénico.

También le puede interesar: COLOMBIA SE ADHIERE AL MECANISMO COVAX DE LA OMS

Daño cardíaco por Sars-Cov-2 debe explorarse en profundidad

De acuerdo con el primer estudio nombrado, tras practicar un ultrasonido posmórtem del corazón, el resultado mostró un endocardio hiperecogénico y difusamente engrosado (espesor medio de 10 mm), un miocardio engrosado (18 mm de espesor en el ventrículo izquierdo), y un pequeño derrame pericárdico. 

Una segunda prueba consistió en practicar el examen histopatológico. Los resultados presentados fueron miocarditis, pericarditis y endocarditis caracterizadas por la infiltración de células inflamatorias. La inflamación era principalmente intersticial y perivascular, asociada con focos de necrosis de cardiomiocitos y estaba compuesta principalmente por macrófagos CD68+, unos pocos linfocitos CD45+ y unos pocos neutrófilos y eosinófilos. 

Además de ello, los especialistas llevaron a cabo una microscopía electrónica del tejido cardíaco. En las imágenes se revelaron partículas virales esféricas de forma y tamaño coherentes con la familia Coronaviridae en el compartimiento extracelular y dentro de los cardiomiocitos, células endoteliales capilares, células endoteliales del endocardio, macrófagos, neutrófilos y fibroblastos. En otras palabras, en las células cardíacas.

En otros exámenes, el equipo observó agotamiento linfático y signos de hemofagocitosis en el bazo y los ganglios linfáticos. También se observó necrosis tubular aguda en los riñones y necrosis hepática centrilobular, secundaria a un shock. El tejido cerebral mostró una reactividad microglial. Sin embargo, la neumonía asociada al Sars-Cov-2 fue leve, en comparación con otros casos. 

“Este informe de caso llega en un momento en que la comunidad científica de todo el mundo llama la atención sobre el SIM-C y la necesidad de que sea reconocido y tratado rápidamente por la comunidad pediátrica. La evidencia de una relación directa entre el virus y la miocarditis confirma que el SIM-C es una de las posibles formas de presentación de COVID-19 y que el corazón puede ser el órgano objetivo. También alerta a los clínicos de posibles secuelas cardíacas en estos niños”, expresó la Dra. Marisa Dolhnikoff, autora principal de esta investigación e integrante del Departamento de Patología de la Universidad de Sao Paulo en Brasil.

También le puede interesar: FARMACÉUTICAS SE OPONEN A LA APROBACIÓN ACELERADA DE VACUNA CONTRA COVID-19

Innovación

90 medicamentos contra infecciones resistentes a los antibióticos están en desarrollo

La Asociación Estadounidense de la Industria Farmacéutica Innovadora emitió un documento en el que informan que se están desarrollando 90 medicamentos contra infecciones resistentes.

Publicado

el

90 medicamentos contra infecciones resistentes a los antibióticos están en desarrollo

La farmaindustria informó que hay en desarrollo cerca de 90 medicamentos contra infecciones farmacorresistentes, estos datos corresponden al más reciente informe de la asociación estadounidense de la industria farmacéutica innovadora.

Los fármacos potenciales están enfocados en 17 patógenos diferentes, aunque el impacto de los medicamentos se está probando en varias de estas bacterias simultáneamente. Adicionalmente, varias compañía farmacéuticas están desarrollando nuevos medicamentos incluyendo tratamientos farmacológicos antibacterianos, por ejemplo, productos bacteriófagos, productos terapéuticos vivos anticuerpos monoclonales.

Sin embargo, el informe destaca que en este segmento de desarrollo persisten obstáculos como, tiempo para el desarrollo de los tratamientos y falta de incentivos gubernamentales. “El desarrollo de nuevos medicamentos es un proceso largo, complejo y arriesgado que requiere entre 10 y 15 años y una inversión media de 2.500 millones de euros. Si hablamos de antibióticos, este proceso conlleva un riesgo aún mayor. El desarrollo de nuevos antimicrobianos puede oscilar entre 10 y 20,5 años” sostiene el informe.

Así mismo, pese a los gigantescos costos que dejan a los sistemas sanitarios las infecciones farmacorresistentes, el desarrollo de nuevos antimicrobianos no son viables comercialmente, debido a que su uso debe ser moderado para asegurar su efectividad en infecciones futuras. Esta es una de las principales razones para que las compañías que se enfocaban en el desarrollo de antibióticos abandonen la investigación, de estas claudicaciones se han derivado pérdidas de recursos y falta del productos viables que lleguen a fases avanzadas de investigación clínica.

Con el fin de desarrollar nuevos antibióticos y ante los obstáculos descritos, las compañías han optado por realizar alianzas e iniciativas innovadoras entre los sectores públicos y privados. Específicamente,  la industria biofarmacéutica está tomando diferentes medidas, entre ellas las llevadas a cabo a través del Fondo de Acción AMR.

Recordemos, que este fondo tiene como objetivo hacer llegar al mercado farmacéutico de 2 a 4 nuevos antibióticos para el 2030, enfocándose en medicamentos innovadores que aborden las necesidades más urgentes de la salud pública mundial. Este esfuerzo inversor impulsado por la industria también está fomentando a la vez reformas políticas integrales para promover nuevos modelos de reembolso y crear incentivos que permitan un acceso adecuado de los pacientes, creando un ecosistema sostenible para la I+D y la comercialización de antimicrobianos.

Finalmente, el informe sostiene que “el fondo también proporcionará apoyo técnico a empresas emergentes, dándoles acceso a la amplia experiencia y los recursos de las grandes farmacéuticas para fortalecer y acelerar el desarrollo de nuevos antibióticos. El éxito de este proceso investigador logrará que la sociedad esté más preparada para la próxima emergencia de salud pública”

También puede leer: Pfizer proyecta vender USD$ 26.000 millones en vacunas COVID-19

Continuar leyendo

Medicina Clínica

Desarrollan estrategia de vacunación para infecciones del tracto urinario

Un grupo de científicos estadounidenses ha presentado algunas variaciones a la vacunación contra las infecciones del tracto urinario con prometedores resultados

Publicado

el

infecciones del tracto urinario vacunacion estrategia

Cualquiera que haya sufrido infecciones del tracto urinario (ITU) sabe que puede ser dolorosa, molesta y persistente. Las infecciones urinarias tienen un alto índice de recurrencia y afectan principalmente a las mujeres: hasta el 50% de las mujeres sufrirán al menos una infección urinaria durante su vida.

En un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, los investigadores de Duke describen una nueva estrategia de vacunación que, según ellos, podría reprogramar el organismo para combatir las bacterias que causan las infecciones del tracto urinario. Los expertos aseguran en su artículo científico que la alternativa se ha explorado, sin mucho éxito. En las vacunas que están disponibles actualmente en EE.UU., no existe ninguna que sea eficaz contra las infecciones de la vejiga, a pesar de la alta prevalencia de esta patología en el país.

“Nuestro estudio describe el potencial de una vacuna vesical muy eficaz que no sólo puede erradicar las bacterias residuales de la vejiga, sino también prevenir futuras infecciones”, indicó Soman Abraham, autor senior del estudio y profesor de patología, inmunología y genética molecular y microbiología en entrevista a medios estadounidenses. La estrategia diseñada por el equipo investigador, demostró ser eficaz en modelos de ratón. Ésta consiste en reprogramar una respuesta inmunitaria inadecuada que el equipo identificó el año pasado.

También le puede interesar: Meta de Brasil: 100% de la población vacunada para finales de 2021

¿Cuál es la estrategia para prevenir infecciones del tracto urinario con vacunas?

Dada la relevancia de las infecciones del tracto urinario, y su recurrencia, existe un gran interés por desarrollar vacunas eficaces contra ellas. En la actualidad, la mayoría de los estudios sobre vacunas, incluidos los realizados en seres humanos, implican una vacunación parenteral destinada a evocar y mantener niveles elevados de anticuerpos sistémicos dirigidos a los uropatógenos. La hipótesis propuesta es que la inmunización de ratones por vía intravesical con antígenos de Escherichia coli uropatógena (UPEC), combinada con un adyuvante Th1, podría corregir este defecto y promover la protección contra las ITU.

De acuerdo con el artículo, los ratones inmunizados por vía intravesical estaban notablemente más protegidos de las ITU debido a su capacidad distintiva de reclutar células Th1 en la vejiga, en comparación con los ratones inmunizados por vía subcutánea con esta combinación de vacunas. Para los expertos, este modo de vacunación fue eficaz porque también funcionó en los modelos animales que padecían infecciones del tracto urinario recurrentes. “la vacunación intravesical con uno o más antígenos UPEC para inducir respuestas Th1 en la vejiga representa una estrategia superior para combatir las ITU, especialmente en sujetos propensos a ellas”, se lee en el artículo.

Al administrar la vacuna directamente en la vejiga, donde se alojan las bacterias residuales, el antígeno de la vacuna, de gran eficacia, en combinación con un adyuvante conocido por potenciar el reclutamiento de células limpiadoras de bacterias, dio mejores resultados que la vacunación intramuscular tradicional.

Asimismo, los autores aseguraron que la realización de estudios clínicos para validar los resultados en humanos sería relativamente rápido; ya que los componentes de la vacuna han demostrado ser seguros en oportunidades anteriores.

También le puede interesar:

Continuar leyendo

Medicina Clínica

Medicamentos para la hipertensión no empeoran el estado de pacientes Covid-19

Científicos de Estados Unidos corroboraron que los medicamentos usados para tratar la hipertensión no empeoran la condición de salud de los pacientes internados por Covid-19.

Publicado

el

Medicamentos para la hipertensión no empeoran el estado de pacientes Covid-19

Científicos de la Universidad de Pensilvania en Estados Unidos corroboraron que los medicamentos usados para tratar la hipertensión no empeoran la condición de salud de los pacientes internados por Covid-19. Lo que quiere decir, que los pacientes no corren riesgo si continúan con la medicación para la hipertensión mientras están hospitalizados.

Los hallazgos publicados en la revista “The Lancet Respiratory Medicine” se basaron en los análisis de 152 pacientes de varios países entre el 31 de marzo y el 20 de agosto de 2020, que fueron hospitalizados con Covid-19 y ya se les administraban los medicamentos.

El ensayo fue controlado aleatorio examinó si los inhibidores de la ECA -IECA- o los bloqueadores de los receptores  de angiotensina -ARB- podrían ayudar a mitigar las complicaciones del Covid-19 o si por el contrario provocaba síntomas más graves.

Recordemos, los IECA y los ARB son dos clases de medicamentos que se usan generalmente para tratar la hipertensión, además de ser los más recetados en el mundo para la afección por lo que su relación con el Covid-19 tiene implicaciones para la salud global. Estudios observacionales previos mostraron que no hay relación entre el uso de los medicamentos y el riesgo de hospitalización por Covid-19, pero faltaban pruebas de ensayos aleatorizados de calidad para sentar una premisa exacta.

También puede leer: Patentes: manzana de la discordia en la pandemia

En este sentido, los participantes de este último estudio fueron asignados al azar para suspender o continuar tomando su medicación prescrita, y monitoreados de cerca para evaluar el efecto de suspender temporalmente la terapia.

Los investigadores desarrollaron una puntuación de rango global innovadora para clasificar los resultados de los pacientes en función de cuatro factores: tiempo hasta la muerte, período de tiempo respaldado por ventilación mecánica u oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO), período de tiempo en terapia de reemplazo renal y una evaluación secuencial modificada de falla orgánica.

Finalmente, al estudiar los resultados de los pacientes el equipo descubrió que la interrupción en la administración de los medicamentos no tuvo un impacto en la continuación de la medicación de los pacientes hospitalizados con hipertensión, lo que quiere decir que no hay una afectación en el estado de salud de las personas con hipertensión hospitalizadas por Covid-19.

Continuar leyendo

Tendencias

Indicadores / Cifras