Más de la mitad de los pacientes con cáncer requieren radioterapia

Una nueva guía técnica emitió la Organización Mundial de la Salud -OMS- y el Organismo Internacional de Energía Atómica -OIEA sobre el uso de dispositivos de radioterapia.
1200X90_Actualizacion-semestral-DIC

La Organización Mundial de la Salud -OMS- y  el Organismo Internacional de Energía Atómica -OIEA emitieron nuevas orientaciones sobre la adquisición de equipos de radioterapia con el fin de mejorar el acceso a este tratamiento que tiene una eficacia comprobada pero no está disponible en muchas partes del mundo.

Para abordar todas las especificaciones sobre la selección de los equipos de radioterapia los organismos emitieron una nueva guía técnica, cuidando que pueda ser aplicada según los cambiantes contextos de cada país, y sus instalaciones de salud para que de esta forma el tratamiento sea brindado de forma segura, que mantenga la calidad y la sostenibilidad de los servicios.

Esta publicación está especialmente dirigida a los físicos médicos, ingenieros biomédicos y clínicos , oncólogos radioterapeutas, oncólogos y cualquier otra persona con la responsabilidad de fabricar, planificar, seleccionar, adquirir, regular, instalar o utilizar equipos de radioterapia. Esta publicación obedece a la colaboración de la OMS y el OIEA para impulsar la seguridad y la calidad en el uso médico de la tecnología de radiación.

Según datos de la organizaciones, más del 50% de los pacientes oncológicos requieren radioterapia como parte del tratamiento en atención del cáncer. Este técnica es además ampliamente usada como terapia de los tipos más comunes de cáncer, como lo son, el de mama el cervical, el colorrectal y el de pulmón. No obstante, el acceso a la radioterapia no es amplio especialmente en países de ingresos medios y bajos.

También puede leer: Comfamiliar Huila seguirá bajo vigilancia especial

“Los datos del OIEA muestran que alrededor de un tercio de los países aún no tienen radioterapia disponible, de los cuales 28 están en África. Muchos de ellos se beneficiarían de un mayor acceso a los servicios de radioterapia. La clave es adaptar las soluciones de oncología radioterápica a la situación sobre el terreno, respaldadas por una infraestructura de seguridad adecuada” afirmó May Abdel-Wahab, Directora de la División de Salud Humana del OIEA.

En esta guía de adquisición, aplicación y uso de equipos de radioterapia, incluyen máquinas de radioterapia de haz externo (tanto Cobalt-60 como aceleradores lineales), dispositivos de braquiterapia que aplican fuentes de radiación directamente a los tumores y dispositivos de imágenes complementarios como simuladores de tomografía computarizada (TC) o convencional así como otros dispositivos fundamentales para su funcionamiento seguro y el control de calidad.

Otro factor de seguridad que se aborda en la guía es el almacenamiento de los equipos de radioterapia, teniendo en cuenta la protección que deben tener las paredes, pisos, techos y botones de emergencia que estén en la salas de terapia. Adicionalmente, se dan directrices claras sobre las necesidad que tienen los equipos para garantizar la funcionalidad por su máxima vida útil (10 a 15 años).

Así mismo, hay que tener en cuenta que la selección de equipos de radioterapia para cada país varía según su entorno y la fuerza laboral existente para operar los equipos. La radioterapia ayuda a mejorar el acceso a tratamientos que salvan vidas, disminuyendo las interrupciones del servicio y construye una base sólida para mejorar la expansión de los servicios cuando el sistema sanitario está preparado para adopción de estos sistemas.

“Si bien las interrupciones de los equipos de radioterapia son anteriores al COVID-19 se han agravado durante la pandemia debido a fallas en las cadenas de suministro mundiales y barreras a la libre circulación de personal de servicio. Cualquier mejora que reduzca las interrupciones puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte de los pacientes cuyos tumores continúan creciendo mientras esperan el tratamiento explicó el Dr. Bente Mikkelsen, Director del Departamento de Enfermedades No Transmisibles de la OMS.

Es preciso decir, que la atención integral del cáncer no solo se limita a los equipos de radioterapia, sino que debe priorizarse las estrategias de detección temprana, el diagnóstico por imágenes, los cuidados paliativos y el tratamiento sistémico. Las tecnologías aprobadas por la OMS para el tratamiento del cáncer se enumeran en la Lista de dispositivos médicos prioritarios.

Radioterapia y cáncer de cuello uterino

Actualmente, la radioterapia juega un papal fundamental en la curación del cáncer de cuello uterino, una de las principales causas de muerte en mujeres. “El cáncer de cuello uterino es curable si lo detectamos temprano tenemos las herramientas para salvar vidas. La radioterapia es uno de ellos. También es una de las herramientas más eficaces para mitigar el dolor y el sufrimiento asociados con los cánceres avanzados” añadió el Dr. Nono Simelela, Subdirector General de Prioridades Estratégicas de la OMS.

La radioterapia también es una parte integral del control del cáncer de mama e infantil, otras dos importantes iniciativas mundiales de la OMS contra el cáncer. Los cambios que serán facilitados por la nueva guía también beneficiarán a millones de pacientes con cáncer en todo el mundo, incluidas las mujeres que buscan tratamiento para el cáncer de mama, ahora la forma de cáncer más comúnmente diagnosticada a nivel mundial.

También puede leer: Los pacientes anticoagulados no se pueden vacunar: FALSO

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas
Noticias Recientes

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

BENEFICIOS DE LA SUSCRIPCIÓN