Conéctate con nosotros

Medicina Clínica

Guía de Práctica Clínica Hepatitis C

Publicado

el

El Ministerio de Salud y el Instituto de Evaluación Tecnológica en Salud (IETS) han preparado esta guía con el objeto de proporcionar un marco para el desarrollo o fortalecimiento de los programas de tratamiento de la hepatitis C

Está dirigida principalmente a los encargados de formular políticas en salud para ayudar en el desarrollo de planes nacionales de prevención y tratamiento de la hepatitis C.

Aunque la mayoría de las recomendaciones tratan cuestiones de tratamiento, las recomendaciones relacionadas con la detección y la atención se incluyen para resaltar la importancia de la continuidad de la atención que es un elemento clave para la gestión clínica de la infección por VHC. Cada uno de estos temas es complejo e incluye muchas dimensiones que no pudieron ser evaluados por el Grupo Desarrollador.

“El virus de la hepatitis C (VHC) causa infección aguda y crónica. Por lo general, la infección aguda es asintomática y en raras ocasiones (o en ninguna) se asocia a una enfermedad potencialmente mortal. Aproximadamente un 15-45% de las personas infectadas elimina el virus espontáneamente en un plazo de seis meses, sin necesidad de tratamiento alguno. El 60-80% restante desarrollará infección crónica, y en estos casos el riesgo de cirrosis hepática a los 20 años es del 15-30%”. 

Se estima que hay en el mundo 71 millones de personas con infección crónica por el virus de la hepatitis C y que cada año mueren unas 399 000 personas debido a este evento.

 

Estadísticas y epidemiología de la Hepatitis C en Colombia

La alta morbilidad y mortalidad asociadas a la infección por el virus de la hepatitis C y su impacto en el uso de recursos para el sistema de salud, determinan la necesidad urgente para el país, de contar con una guía de práctica clínica (GPC) que sirva como herramienta para la toma de decisiones a nivel nacional, territorial e institucional.

A pesar que Colombia cuenta con un proceso estructurado de desarrollo de guías, con una metodología sistemática, se identificó la necesidad de contar en el corto plazo con una GPC que oriente la toma de decisiones en el manejo de esta patología.

Según el Boletín de Prensa No 085 de 2018 del Ministerio de Salud y Protección Social “en Colombia, cada año se diagnostican alrededor de 850 nuevos casos de hepatitis C”.

A nivel nacional la incidencia de hepatitis C con corte semana epidemiológica 40 de 2018, es de 1,40 por 100.000 habitantes, un indicador más alto que los dos años anteriores.

Al comparar la incidencia de hepatitis C de los últimos tres años, este indicador para el 2016 fue de 0,6 por 100.000 habitantes, pasando a 1,16 en el 2017, y con corte a semana 40 de 2018 la incidencia alcanza un 1,40 casos por 100.000 habitantes.

El grupo de edad en el cual se notifica el mayor número de casos de hepatitis C es el de los 60 y más años con 3,85 casos por 100.00 habitantes, seguido por el grupo de 45 a 59 años. 

Las entidades territoriales con incidencias superiores a la nacional son las siguientes: Quindío, Risaralda, Bogotá́, Valle, Barranquilla y Antioquia

Mientras que las entidades que presentan las incidencias más bajas son: Sucre, Córdoba, Cesar y Bolívar.

 

Opciones terapéuticas contra el virus de la Hepatitis C

La infección por el virus de la hepatitis C difiere de otras infecciones virales crónicas en la disponibilidad de opciones terapéuticas que hacen posible la curación, cuya tasa se ha incrementado constantemente con la introducción de nuevos medicamentos. El tratamiento de esta enfermedad evoluciona rápidamente y algunos fármacos están actualmente en desarrollo. Los nuevos tratamientos pueden curar más del 90% de las personas infectadas y son efectivos contra genotipos que eran difíciles de tratar en el pasado. 

Esta guía busca incrementar el impacto positivo de las alternativas terapéuticas disponibles, sobre los desenlaces en salud de las personas con infección por el virus de la hepatitis C, y lograr un uso eficiente y racional de los recursos dirigidos a este propósito.

Requiere de la disponibilidad e implementación de recomendaciones basadas en la mejor evidencia disponible, que contemplen intervenciones de tamización, diagnósticas y terapéuticas, eficaces para el manejo de esta enfermedad. 

 

Proceso metodológico de actualización de la GPC para el tamizaje de la hepatitis C

Ante la identificación de este requerimiento, y en el marco del contrato No. 108 entre el Ministerio de Salud y Protección Social, y el Instituto de Evaluación Tecnológica en Salud (IETS), se desarrolló el proceso metodológico de actualización de la GPC que cumpliera con los mejores estándares de calidad metodológica y con el alcance definido, correspondiente a la tamización, diagnóstico y tratamiento de la infección por el virus de la hepatitis C, con el propósito de llevar a cabo su implementación.

Con el fin de generar recomendaciones actualizadas y que puedan ser implementadas se adoptó para este proceso de actualización la metodología propuesta por el grupo de trabajo GRADE denominada “Evidence to Decision”. Esta metodología permite generar recomendaciones basadas en los contextos de aplicabilidad teniendo en cuenta criterios como costos de la tecnología, aceptabilidad y factibilidad de implementación de la recomendación propuesta.  

 

En el año 2016, luego de un proceso sistemático, se seleccionó la guía “Guidelines for the screening, care and treatment of persons with hepatitis C infection” de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a partir de la cual se desarrolló la primera versión de la GPC.

Dado el incremento de nuevas y efectivas tecnologías para el tratamiento de la hepatitis C, el Ministerio de Salud y Protección Social consideró la necesidad de actualizar el capítulo de tratamiento de esta GPC la cual se realizó en este año 2018 y que deriva en el documento adjunto que CONSULTORSALUD pone a su disposición:

Descargue la Guía de Práctica Clinica GPC para la tamización, diagnóstico y tratamiento de las personas con infección por el virus de la Hepatitis C:

Medicina Clínica

Estudio revela nueva terapia para el accidente cerebrovascular

La FDA aprobó un medicamento que permitiría mejorar sustancialmente la terapia para el accidente cerebrovascular global isquémico.

Publicado

el

G-CSF

La Agencia de Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) aprobó un medicamento que permitiría mejorar sustancialmente  la  terapia para el accidente cerebrovascular global isquémico.

Se trata del factor estimulante de colonias de granulocitos (G-CSF por sus siglas en ingles), que estimula la producción y desarrollo en la médula ósea de neutrófilos (glóbulos blancos), necesarios para combatir la enfermedad.

También puede leer: directrices para la atención temprana del coronavirus

 Según sus investigadores, el estudio, que fue publicado en el ‘Journal of Biomedical Science’, es el primero en informar sobre el efecto neuroprotector de G-CSF contra la autofagia y el estrés mitocondrial. De hecho, los datos respaldan la hipótesis del G-CSF, el cual  es uno de los pocos factores de crecimiento que puede reducir el infarto al disminuir el retículo endoplásmico (ER) y el estrés mitocondrial al tiempo que mejora el rendimiento conductual.

¿Qué es la Autofagia?

La autofagia es un método para la degradación de los componentes intracelulares y, en particular, la autofagia sin restricciones puede conducir a una digestión incontrolada de las neuronas afectadas, así como a la muerte neuronal en la isquemia cerebral. La dinámica mitocondrial es vital para la regulación de la supervivencia y muerte celular después de la isquemia cerebral y un evento temprano en la fase inicial de la muerte neuronal es la fisión mitocondrial. Examinamos los mecanismos pro-supervivencia del G-CSF contra la apoptosis resultante de la autofagia, el estrés mitocondrial y el estrés del retículo endoplásmico (ER).

Resultados

Finalmente, los resultados, que se han obtenido en ratones, han evidenciado que el G- CSF mejora los déficits neurológicos que ocurren en los primeros días después de la isquemia cerebral, así como los resultados conductuales a largo plazo al tiempo que estimulaba una respuesta de recuperación del progenitor neural.

“Más de 15 millones de personas en todo el mundo sufren derrames cerebrales y nuestro estudio proporciona información nueva e importante sobre la protección inducida GCSF en relación con el estrés de la sala de emergencias y la apoptosis activada por el estrés mitocondrial”, han apostillado los investigadores.

También puede leer: TUCATINIB opción para cáncer de mama metastásico HER2-positivo

Por ello, han estado desarrollando GCSF como un método terapéutico para reponer nuevas células cerebrales debido a su capacidad para preservar el sistema nervioso central, suprimir la muerte celular y al mismo tiempo provocar neurogénesis y angiogénesis. Y es que, GCSF funciona de la misma manera para otras enfermedades neurológicas como la enfermedad de Parkinson debido a sus propiedades neuroprotectoras.

Efecto del tratamiento con G-CSF sobre G-CSFR

Los niveles de expresión de G-CSFR disminuyeron por accidente cerebrovascular a menos del 50% en relación con los animales simulados no tratados. El tratamiento con G-CSF puede aumentar la expresión de G-CSFR en más de 1.9 veces y 2.1 veces en las regiones del cerebro frontal y del cerebro medio, respectivamente, en relación con los animales BCAO tratados con vehículo. Del mismo modo, vemos que el efecto del tratamiento con G-CSF aumenta la expresión de la proteína G-CSF en 2,4 veces y 1,9 veces en las regiones frontal y media del cerebro, respectivamente, en comparación con el BCAO tratado con vehículo.

Documento adjunto

Continuar leyendo

Medicina Clínica

Estudio advierte riegos de tomar paracetamol durante el embarazo

Estudio reciente publicado en JAMA Psychiatry sostiene que el consumo de paracetamol puede causar daños en el feto.

Publicado

el

paracetamol

Un estudio reciente publicado en JAMA Psychiatry sostiene que el consumo de paracetamol puede causar daños en el feto. Afirmación que según indican loa autores del estudio contradice con lo que piensan la mayoría de las mujeres embarazadas sobre el medicamento.

Investigaciones previas ya habían sugerido un posible vínculo entre la toma de paracetamol durante el embarazo y un mayor riesgo de trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y trastorno del espectro autista (TEA) en sus hijos, pero sin llegar a conclusiones sólidas.

Sin embargo, para este nuevo caso se analizaron a casi 1.000 madres y niños entre 1998 y 2018 con el objetivo de detectar biomarcadores de paracetamol en la sangre del cordón umbilical de la madre. Asimismo, se observó a los niños que fueron diagnosticados con TDAH, TEA, ambos o ninguno.

También puede leer: optimización de la cirugía de melanoma con uso de terapias innovadoras

Resultados del estudio

Los resultados indican que un tercio de los niños se desarrollaba con normalidad, tanto en el plano intelectual como en el cognitivo. Uno de cada cuatro padecía TDAH, aproximadamente uno de cada siete tenía TEA y uno de cada 25 sufría ambos. Tres de cada diez tenían otras discapacidades en su desarrollo. Hay que subrayar que los niños con TDAH tienen dificultades para prestar atención y autocontrolarse, mientras que los diagnosticados con TEA tienen dificultades para hacer contacto visual y comunicarse.

La realidad es que más del 65% de las mujeres en Estados Unidos y el 50% en Europa consumen paracetamol durante el embarazo para tratar el dolor o la fiebre.

El doctor Andrés Hennan, profesor de obstetricia en el King’s College de Londres, aporta algo de tranquilidad: “El paracetamol está recomendado para usar en el embarazo”. “Este tipo de estudio no controlado no implica que su uso provoque autismo, ya que la razón para tomar paracetamol puede ser el problema, en lugar del medicamento en sí mismo”, explica.

Continuar leyendo

Biblioteca

Demanda pide suspender abortos legales en Colombia

Nueva demanda pide estudiar a profundidad legalidad del aborto en colombia ya que esta práctica podría desatar serias secuelas en las mujeres

Publicado

el

Demanda pide suspender abortos legales en Colombia

Tras conocerse una ponencia realizada por el magistrado Alejandro Linares  que despenalizaría el aborto en Colombia, surge una nueva demanda que por estos días puso a estudiar a la corte la suspensión de la práctica de abortos legales en el país.

La demandante y abogada, Natalia Bernal Cano, le exige al tribunal  una  nueva evaluación sobre este tema. Insiste en que las secuelas de esas prácticas, sean legales o ilegales, son mucho peores que cualquier otra circunstancia que esté viviendo una mujer.

Así mismo, en el documento, Bernal le pide al Ministerio de Salud que tome las medidas necesarias para garantizar que no haya más interrupciones voluntarias del embarazo hasta que se conozca la sentencia definitiva de la Corte Constitucional, que podría darse el 14 de febrero de 2020.

En la solicitud de medidas cautelares, Bernal le pidió al magistrado Linares y al resto de integrantes de la Corte que revisen los 15 estudios científicos y más de 25 testimonios de profesionales en medicina que acompañan su tesis.

Además, aportó declaraciones y videos de personas que sobrevivieron a la práctica del aborto, pero además de mujeres que tienen daños psicológicos por los procedimientos, incluso debido a aquellos que se practicaron de forma legal.

En la solicitud, Bernal insiste en que hay evidencia estadística de que los abortos legales pudieron haber disparado las cifras de nacimientos prematuros, de enfermedades congénitas e incluso los índices de violaciones a menores de edad porque, según ella, los criminales encontraron la manera de deshacerse del problema del embarazo, a través de los abortos legales.

Sin embargo, aunque la demandante pide estudiar a profundidad este tema que ha causado diferentes opiniones, la ponencia que está elaborando el magistrado Alejandro Linares, quien acogió la petición, iría en sentido opuesto.

Documento adjunto

Continuar leyendo

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras