Conéctate con nosotros

Actualidad

Enfermedades no Transmisibles carga de morbilidad y sus repercusiones

Publicado

el

enfermedades no transmisibles 1

Para CONSULTORSALUD es preocupante la falta de intervenciones de eficacia, los costos de la atención sanitaria, y la constante falta de inversión en medidas contra las enfermedades no transmisibles y los trastornos mentales, los cuales, en la actualidad, representan una de las mayores amenazas para la salud y el desarrollo en todo el mundo.

Según la OMS en favor de la inversión en la esfera de enfermedades no transmisibles revelaron  que miles de millones de personas de todo el mundo están afectadas por enfermedades no transmisibles, y en todas las etapas de la vida, desde la infancia hasta la vejez. La creciente tendencia al envejecimiento de la población tiene enormes ramificaciones para la prevención y el tratamiento de las enfermedades no transmisibles.

Además, muchas personas morirán prematuramente por cuatro enfermedades no transmisibles, entre estas, enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias crónicas y diabetes. Esas cuatro enfermedades se pueden prevenir, en gran medida, con políticas públicas que controlen los cuatro principales factores de riesgo: consumo de tabaco, consumo nocivo de alcohol, dietas malsanas y sedentarismo.

En una publicación  reciente, The Lancet Taskforce on NCDs and Economics, revela una estrecha relación entre el crecimiento económico y el control de las enfermedades no transmisibles. La pobreza agrava las consecuencias negativas de las enfermedades no transmisibles.

Enfermedades no transmisibles

Existen muchos otros trastornos de importancia para la salud pública estrechamente relacionados con las cuatro principales enfermedades no transmisibles. Entre ellos figuran otras enfermedades como: Enfermedades renales, endocrinas, neurológicas, hematológicas, gastroenterológicas, hepáticas, osteomusculares, dermatológicas y bucodentales, así como trastornos genéticos; trastornos mentales y por abuso de sustancias; discapacidades, incluida la ceguera y la sordera, violencia y el traumatismos.

Aunque el número de defunciones prematuras ha aumentado en el periodo 2000-2015, la probabilidad de morir por alguna de las cuatro enfermedades no transmisibles está disminuyendo. Esto obedece principalmente a dos factores: una creciente población de 30 a 70 años, y una reducción de la mortalidad en solo dos categorías, enfermedades cardiovasculares y enfermedades respiratorias crónicas. Sin embargo, la tasa mundial de reducción del 17% entre 2000 y 2015 sigue siendo insuficiente para alcanzar la meta de bajar en una tercera parte la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles para 2030.

Compromisos mundiales para prevenir y tratar las ENT

En los últimos años, en consonancia con el creciente reconocimiento del problema que suponen las enfermedades no transmisibles, las Naciones Unidas y la OMS efectuaron acciones sobre esta cuestión en diversos foros internacionales. Reconociendo que las enfermedades no transmisibles representan uno de los principales obstáculos al desarrollo en el siglo XXI, y que requieren un enfoque multisectorial, según se destaca en la Declaración de Moscú adoptada en la Primera Conferencia Ministerial Mundial sobre Modos de Vida Sanos y Control de las Enfermedades No Transmisibles, la Asamblea General de las Naciones Unidas convocó dos reuniones de alto nivel sobre las enfermedades no transmisibles. La reunión de 2011 dio lugar a una declaración política de las Naciones Unidas en la que los países y los organismos multisectoriales y donantes contrajeron numerosos compromisos en relación con la prevención y el tratamiento de las enfermedades no transmisibles. Posteriormente, los Estados Miembros de la OMS acordaron una reducción del 25% en la tasa de mortalidad prematura para 2025  y fijaron un conjunto de metas concernientes a los factores de riesgo y los sistemas de salud que, si se alcanzan, asegurarán el logro de la meta relativa a la mortalidad.

En 2014, en la Asamblea General de las Naciones Unidas, los Estados Miembros adoptaron un documento final que incluía cuatro compromisos con plazos establecidos y utilizaba 10 indicadores de progresos, con miras a su aplicación en 2015 y 2016. Esos compromisos consisten en: establecer metas nacionales con respecto a las enfermedades no transmisibles; elaborar un plan nacional; reducir los factores de riesgo de enfermedades no transmisibles; y fortalecer los sistemas de salud para responder a las enfermedades no transmisibles.

Lamentablemente, los progresos hacia el cumplimiento de esos compromisos han sido decepcionantes. Hasta 2017, 83 países habían realizado progresos insuficientes o nulos en lo concerniente a los cuatro compromisos con plazos establecidos (basados en los países que informaron haber alcanzado plenamente menos de cinco indicadores, entre un total posible de 19). Ningún país alcanzó plenamente los 19 indicadores.

Dificultades para la aplicación ENT

Los compromisos contraídos no se han traducido en medidas legislativas y reglamentarias, inversiones

constantes o financiación de programas contra las enfermedades no transmisibles de manera coherente

entre los Estados Miembros.

En las actividades contra las enfermedades no transmisibles es preciso aplicar enfoques intersectoriales

que abarquen la salud en todas las políticas, en todos los ámbitos gubernamentales y en toda la sociedad.

Aun cuando existen numerosas intervenciones contra las enfermedades no transmisibles, muchos países están quedando rezagados en su aplicación. Esto obedece a diversos motivos, pero los principales obstáculos son:

1. alta de voluntad política, compromiso, capacidad y medidas.

2. falta de políticas y planes concernientes a enfermedades no transmisibles.

3. dificultades para el establecimiento de prioridades.

4. repercusiones de factores económicos, comerciales y de mercado.

5. capacidad técnica y operacional insuficientes.

6. financiación (nacional e internacional) insuficiente para intensificar las respuestas nacionales a las enfermedades no transmisibles.

7. falta de rendición de cuentas.

Descargue: Documento Carga de morbilidad y repercusiones de las Enfermedades no Transmisibles y los trastornos mentales.

Documentos adjuntos

Este artículo tiene documentos adjuntos que podrá descargar para ampliar su información:

Actualidad

Estudio muestra que la obesidad facilita el desarrollo de tumores

La proteína survivina con mayor presencia en el tejido adiposo de personas con obesidad tiene efectos directos en las células tumorales favoreciendo el desarrollo de tumores.

Publicado

el

Estudio muestra que la obesidad facilita el desarrollo de tumores

La proteína survivina presente principalmente en personas con obesidad modifica las características inmunes presentes en un tumor acrecentando la actividad protumoral de los macrófagos según un reciente estudio realizado por científicos del CIBER de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas -CIBERDEM- y del Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili -IISPV-.

Análisis previos demostraron que las células madre del tejido adiposo de las personas con obesidad producen una mayor cantidad de la proteína, por lo que el hallazgo muestra una nueva perspectiva respecto al papel que cumple la interacción de diferentes proteínas en el microambiente tumoral.

Sonia Fernández Veledo, una de las líderes del estudio menciona que este estudio muestra como alguna proteínas modifican las características de las células inmunes presentes en los tumores, aumentando su actividad protumoral. Adicionalmente, se confirma que la survivina tiene efectos directos en las células tumorales favoreciendo el crecimiento del tumor.  

Las conclusiones del estudio posicionan a la survivina como un nuevo biomarcador que puede ser útil para identificar la presencia de macrófagos tumorales y mayores índices de malignidad del cáncer, Se espera que tenga un alto beneficio para la salud de los pacientes a la vez que se disminuyen los costos de diagnóstico de cáncer.

En la investigación participaron diferentes instituciones como el Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili (IISPV), al Hospital Universitari de Tarragona Joan XXIII (HJ23), Universitat Rovira i Virgili (URV) y el Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER) en su área temática de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM).

Finalmente, el trabajo se publicó en la  revista internacional ‘Cellular Oncology’, por el grupo de investigación en Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (DIAMET).

También puede leer: Identifican 165 genes vinculados al cáncer con inteligencia artificial

Continuar leyendo

Actualidad

Efectos de la pandemia sobre la salud sexual y reproductiva en Colombia

La pandemia tuvo grandes repercusiones sobre la salud sexual y reproductiva de los colombianos, según la última encuesta I-SHARE de Profamilia.

Publicado

el

Efectos de la pandemia sobre la salud sexual y reproductiva en Colombia

Profamilia dio a conocer los resultados de la encuesta I-SHARE, aplicada a 2.444 personas de 5 regiones diferentes de Colombia, con el fin de indagar en los efectos de la pandemia de Covid-19 en la salud sexual y reproductiva de las personas, enfocados en el acceso a servicios de salud reproductiva y las afectaciones en las relaciones afectivas.

Entre los hallazgos más importantes del estudio dirigido por la Universidad de Gante (Bélgica) y el London School of Hygiene and Tropical Medicine (Reino Unido) se destaca que el 80% de las mujeres que participaron en la encuesta y eran sexualmente activas y usaban un método anticonceptivo. Sin embargo el 14% de estas tuvo inconvenientes para acceder a una alternativa de anticoncepción durante la pandemia como por ejemplo: temor al contagio por salir de su hogar, largas filas y tiempos de espera en centros médicos y escasez del método anticonceptivo.

Adicionalmente 9% de las personas encuestadas afirmó necesitar una prueba diagnóstica para la detección de alguna Infección de Transmisión Sexual. No obstante, el 28% sostuvo que no pudo acceder a la prueba debido a las restricciones del confinamiento.

“Las cifras de I-SHARE son una nueva evidencia de que la pandemia incide en diversos aspectos de la salud y el bienestar de las personas más allá del contagio de la Covid-19. Por eso es necesario que, como sociedad, sigamos trabajando por la garantía plena e integral de los derechos, incluyendo los sexuales y reproductivos. En Profamilia por ejemplo, no escatimamos esfuerzos para fortalecer nuestra capacidad de respuesta: telemedicina, asesoría virtual y visitas domiciliarias son clave para mitigar las barreras de acceso en contextos de pandemia”, sostuvo Marta Royo, Directora Ejecutiva de Profamilia.

También puede leer: Vacuna Johnson & Johnson, ¿por qué recomiendan su suspensión?

La pandemia no solo afectó la salud sexual

La pandemia también tuvo un efecto significativo en las relaciones de pareja. El 64 % de las personas que estaban en una relación afectiva 3 meses antes de la pandemia, terminaron su relación durante las medidas más estrictas de la cuarentena. Asimismo, 4 de cada 10 personas encuestadas que finalizaron su relación durante el confinamiento señalaron que esta ruptura estuvo relacionada con la situación de salud pública.

Del mismo modo, se pudo establecer que se presentaron cambios en la frecuencia de la actividad sexual, la masturbación, el sexo ocasional, el consumo de pornografía, el sexting y el cibersexo. Los hallazgos más representativos en estas variantes indican que:

El 18% aumentó la frecuencia de la actividad sexual con su pareja y el 30% la disminuyó.
• El 35% aumentó la frecuencia de la masturbación y el 32% la disminuyó.
• El 10% aumentó la frecuencia de las relaciones ocasionales y el 8% la disminuyó.
• El 27% aumentó la frecuencia del sexting y el 18% la disminuyó.
• El 27% aumentó la frecuencia con la que ve pornografía y el 35% la disminuyó.
• El 12% aumentó la frecuencia del cibersexo y el 8% la disminuyó.

Finalmente, el estudio destaca que el 67% de los encuestados que tienen hijos no tuvieron problemas en el desarrollo de la relación con sus hijos durante la cuarentena. En contraste, el 85% de las mujeres encuestadas no cambió sus decisiones reproductivas, el 10,4% decidió posponer el embarazo y el 4,4% decidió tener un hijo pronto.

Continuar leyendo

Actualidad

Consumo de alcohol ocasionó un promedio de 85 mil muertes anuales en América

Un estudio de la OPS indica que más de 85.000 personas murieron anualmente entre 2013 y 2015 por causas directas relacionadas con el consumo de alcohol.

Publicado

el

Consumo de alcohol ocasionó un promedio de 85 mil muertes en Latinoamérica

Un nuevo estudio de la OPS indica que aproximadamente 85.000 personas en América murieron exclusivamente por consumo de alcohol entre 2013 y 2015, la ingesta per cápita en el nuevo continente de este tipo de bebidas es 25% mayor que el promedio mundial. El análisis fue publicado en la revista Addiction y resalta los datos de mortalidad en 30 países de la región por el consumo de alcohol.

De las más de 85 mil muertes, 64.9% corresponden a personas menores de 60 años, y fueron principalmente a casusa de hepatopatías y trastornos neuropsiquiátricos como la adicción al alcohol. Sin embargo, estas muertes corresponden a los efectos directos del consumo de alcohol, en contraste las muertes indirectas derivadas de su consumo se contabilizan en más de 300.000 anualmente.

Cabe resaltar, que la tasa de mortalidad por alcohol afecta ambos sexos, pero hay una tendencia marcada hacía el género masculino ya que los hombres representaron el 83.1% de las muertes atribuibles exclusivamente a su consumo, las diferencias en cuanto a mortalidad respecto al sexo son principalmente marcadas en El Salvador, Belice, Canadá y Estados Unidos.

De otro lado, las tasas de mortalidad atribuible al consumo de bebidas alcohólicas fueron más elevadas en Nicaragua (23,2 por 100.000 habitantes) y Guatemala (19 por 100.000 habitantes), aunque en estos países el consumo per cápita de esos productos fue relativamente menor.

“Este estudio demuestra que el consumo nocivo de bebidas alcohólicas en las Américas debe ser una de las mayores prioridades de salud pública. Está asociado con muertes que se pueden prevenir y con muchos años de vida con discapacidad. Necesitamos medidas de salud pública, políticas y programas eficaces, viables y sostenibles para reducir el consumo de bebidas alcohólicas” aseveró Anselm Hennis, Director del Departamento de la OPS de Enfermedades no Transmisibles y Salud Mental.

También puede leer: OMS: Se pierden 1.4 billones de dólares anuales por consumo de tabaco

Tendencias de consumo de alcohol

Otros datos a resaltar del estudio señalan que los países de ingresos altos tienen un mayor consumo de alcohol per cápita, sin embargo, los países de ingresos medios y bajos tienen una tasa de mortalidad mayor por consumo de alcohol que los países más consumidores. El análisis sugiere que podría deberse al limitado acceso a servicios médicos, transporte de urgencias, escasez de información sobre salud y falta de nutrición que provocan que el consumo de alcohol sea más nocivo.

En respuesta a los hallazgos la OPS recomienda a los países de la región aumentar los impuestos aplicables al alcohol y restringir en mayor medida la publicidad, la promoción y el patrocinio de estas bebidas. Así mismo, propone mejorar el acceso a datos sobre mortalidad y la morbilidad causada por el consumo de alcohol.

“El estudio también demuestra que la mayor proporción de muertes atribuibles por completo al consumo de bebidas alcohólicas ocurre prematuramente en personas de 50 a 59 años de edad, especialmente en hombres. El consumo nocivo de estas bebidas resulta en la muerte de personas que están en la plenitud de su vida. Esta es una pérdida no solo para sus familias sino también para la economía y la sociedad en general.” concluye, la Dra. Maristela Monteiro, Asesora Principal de la OPS en materia de consumo de alcohol.

Continuar leyendo

RECOMENDADO

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras