Droguerías no cuentan con suficiente personal capacitado: UNAL

Los resultados de una investigación de la UNAL revelan que las pequeñas droguerías en Colombia no son atendidas por personal con conocimientos en farmacia
1200X90-curso valor en salud - 1

Una investigación realizada por la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) advierte sobre el escaso personal capacitado que labora en droguerías minoristas. Aunque el 45% de trabajadores son auxiliares en farmacia, el 35% restante es profesional en áreas distintas a la medicina o son bachilleres. Adicionalmente, este tipo de personal no recibe la capacitación suficiente por parte de la Secretaría Distrital de Salud.

En el estudio, desarrollado en droguerías de los barrios Policarpa Salavarrieta y Santander, ubicados en la localidad de Antonio Nariño en Bogotá D.C., el objetivo central era entender en términos normativos, el funcionamiento de estos establecimientos en el país. Al respecto, su autora, Susan Rocío Duque, magíster en Farmacología, encontró que la investigación sobre el tema es escasa en Colombia. Lo anterior también revela que no se ha prestado la atención suficiente a este eslabón de la cadena sectorial en el país.

Uno de los principales hallazgos preocupa y hace un llamado de atención: un importante número de trabajadores de droguerías, ha realizado la labor durante una década o más, sin formación profesional, tecnológico o técnico. Es decir, el 85% de personas solamente es un expendedor de medicamentos.

“Aunque los trabajadores de las farmacias sí tienen conocimientos, sobre todo de la composición de los medicamentos, las dosis recomendadas y los cuidados en la administración, entre otros, estos son aportados por la industria farmacéutica, mas no por las entidades gubernamentales competentes, por lo que se hace necesaria una mayor articulación con los entes de control”, destaca la investigadora.

También le puede interesar: INICIA FORMULACIÓN DEL NUEVO PLAN DECENAL DE SALUD PÚBLICA

¿A qué obedece esta deficiencia de personal en droguerías?

Por medio de encuestas y revisión bibliográfica, Duque encontró que este es un oficio que se ejerce por tradición. En Colombia, si bien existen normas que en teoría regulan estas actividades, en la práctica la realidad es diferente. Los expendedores de medicamentos no tienen la suficiente capacidad para brindar una mejor atención a los usuarios, quienes en ocasiones tienen dudas sobre los fármacos que deben seguir en sus tratamientos.

Con respecto a esto último, en la investigación se comprobó que el único insumo de información que se usa en las droguerías minoristas es la que brinda la industria farmacéutica. El personal solamente considera los datos y explicaciones que se incluyen en los medicamentos que se venden, sin indagar con más profundidad en los mismos.

De acuerdo con los resultados, los trabajadores de las pequeñas farmacias desconocen cuáles son los centros de información de medicamentos a nivel nacional. A pesar de que este hecho es alarmante, la experta considera que esto debe verse como una oportunidad para fortalecer la relación con los territorios y el adecuado uso y recomendación de los medicamentos.

“Una mejor interlocución entre estos trabajadores y la academia, como por ejemplo con el Centro de Información de Medicamentos de la UNAL, puede ayudar especialmente a los establecimientos que no cuentan con un químico farmacéutico o regente de farmacia, para que se generen canales de comunicación ya sea con estos trabajadores o líderes de las comunidades, que permitan resolver dudas sobre algún medicamento a nivel académico”.

Se debe tener en cuenta que la información que más solicitan los usuarios es: fecha de vencimiento de los medicamentos, interacciones de los biológicos con otros,  contraindicaciones, hasta cuándo tomarlos y eventos adversos. Sin embargo, teniendo en cuenta que la Resolución 1403 del 2007 solamente autoriza a químicos farmacéuticos a entregar estos datos, el efecto que se está produciendo en la población es contrario al esperado.

“Aunque la mayoría de los usuarios están satisfechos con la atención, hicieron mucho énfasis en requerir información sobre cómo revisar la fecha de vencimiento de los medicamentos, y aunque es algo que no está estipulado en la norma, indicarlo contribuye a un correcto consumo y uso de los fármacos”, afirmó.

También le puede interesar: MEDICAMENTOS PARA LA HIPERTENSIÓN NO EMPEORAN EL ESTADO DE PACIENTES COVID-19

Suscríbete gratis a Consultorsalud y obtén estos beneficios:

ORO Banner 2

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas
Noticias Recientes

Lo más vendido de Consultorsalud

$171.250 (IVA incluido)

$297.000 (IVA incluido)

$125.000 (IVA incluido)

$129.999 (IVA incluido)

$350.000 por 1 año

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

BENEFICIOS DE LA SUSCRIPCIÓN