Atención sanitaria equitativa – “Mi salud, mi derecho”

Atención sanitaria equitativa “Mi salud, mi derecho”
[favorite_button]
Comentar

“Las enfermedades y los desastres ocupan un lugar importante entre las causas de muerte y discapacidad”

Organización Mundial de la Salud. Día Mundial de la Salud 2024.

Desde 1948, con motivo del aniversario de la fundación de la OMS, cada 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud; un derecho básico y universal, que merece la atención y el trabajo mancomunado en pro de una cobertura sanitaria de calidad en todas las regiones del mundo.

Todos los años, la Organización Mundial de la Salud establece un tema para destacar un área prioritaria de salud pública en el mundo, y para el 2024 el lema es Mi salud, mi derecho, como un llamado a todas las personas, dondequiera que estén, a defender su acceso a los servicios de salud, educación y a información de calidad, así como a agua potable, aire limpio, buena alimentación, vivienda de calidad, condiciones laborales y ambientales decentes, y a no ser discriminadas.

Es de reconocer que, los derechos humanos son universales y asisten a todas las personas, independientemente de su raza, sexo, idioma, religión, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Razón por la cual, el derecho a la salud resulta esencial, pues, no debemos olvidar que, la cobertura sanitaria universal ayuda a los países a hacer efectiva la capacidad de velar por que todas las personas puedan acceder de manera asequible y equitativa a los servicios de salud. 

“Pese a que, al menos 140 países reconocen la salud como un derecho humano en su constitución, ninguno de ellos promulga, ni aplica, leyes que garanticen a sus poblaciones el derecho a acceder a servicios de esta índole”, así lo determina el consejo de la OMS. De ahí, que hace menos de 3 años, al menos 4.500 millones de personas, es decir, más de la mitad de la población mundial, no estuvieran plenamente cubiertas por servicios de salud esenciales.

Vale la pena, recalcar el trabajo de más de 75 años de esta entidad, celebrar los logros cosechados a escala mundial en materia de salud, al mismo tiempo que reflexionar por los múltiples retos que existen hoy sobre este tema. Aunque, en los últimos años se han logrado grandes avances en la mejora de la salud de las personas, todavía persisten las desigualdades en el acceso a la atención sanitaria.

“Considerar el trabajo en conjunto de manera solidaria a nivel mundial ayuda a superar desafíos complejos, por lo que, garantizar una vida saludable requiere un fuerte compromiso por parte de todos. Las personas sanas son la base de economías sanas, de este modo, se insta a los países de todo el mundo a tomar medidas inmediatas y decisivas para predecir y contrarrestar los desafíos en la salud”, señala Ana Dolores Román, Gerente General de Pfizer Colombia y Venezuela.

De igual manera, advierte, sobre la importancia de acabar con las desigualdades, para que millones de personas en todo el mundo vean cubiertas sus necesidades de atención sanitaria. Que sea una prioridad construir un mundo donde todas las personas alcancen el más alto nivel de salud y bienestar; y se promueva la diversidad, equidad e inclusión como norma.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, “un enfoque de salud basado en los derechos humanos compromete a los países a desarrollar sistemas de salud que sean respetuosos con los derechos humanos, eficaces, incorporen la perspectiva de género, estén integrados y puedan rendir cuentas; y a poner en marcha otras medidas de salud pública que mejoren los determinantes subyacentes de la salud, como el acceso al agua y al saneamiento”.

El derecho a la salud incluye cuatro elementos esenciales y que están interrelacionados, tómelo a consideración:

  • Disponibilidad. Es la necesidad de contar con un número suficiente de establecimientos, bienes y servicios de salud en funcionamiento para toda la población.
  • Accesibilidad. Se refiere a que los establecimientos, bienes y servicios de salud sean accesibles para todos. La accesibilidad tiene cuatro dimensiones: no discriminación, accesibilidad física, accesibilidad económica (asequibilidad) y accesibilidad de la información. Esto es especialmente importante para las personas con discapacidades, que a menudo se topan con obstáculos importantes para el ejercicio del derecho a la salud relacionados con la inaccesibilidad a servicios, establecimientos e información sobre salud.
  • Aceptabilidad. Es el respeto a la ética médica y a lo que resulta apropiado desde un punto de vista cultural, así como a la sensibilidad hacia las cuestiones de género. La aceptabilidad requiere que los establecimientos, bienes, servicios y programas de salud se centren en la persona y den respuesta a las necesidades concretas de diversos grupos de población, de conformidad con las normas internacionales de ética médica relativas a la confidencialidad y el consentimiento informado.
  • Calidad. Es un componente clave de la cobertura sanitaria universal y abarca los determinantes subyacentes de la salud, como el acceso a agua potable salubre y al saneamiento. Los servicios de salud de calidad deben ser seguros, eficaces, centrados en la persona, oportunos, equitativos, integrales y eficientes.

Temas relacionados

Compartir Noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Noticias destacadas
Más Noticias

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Preinscríbete y recibe información ampliada
XIX Congreso Nacional de Salud

* Todos los campos son requeridos

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

¡Gracias por su información!

El formulario ha sido enviado exitosamente, por favor verifique su bandeja de correo electrónico, enviaremos información ampliada sobre el XIX Congreso Nacional de Salud.

Pronto uno de nuestros asesores te contactará.