Conéctate con nosotros

Medicina Clínica

OMS alerta sobre la falta de antibióticos resistentes en el mundo

Publicado

el

La Organización Mundial de la Salud- OMS a través del informe Antibacterial agents in clinical development – an analysis of the antibacterial clinical development pipeline, including tuberculosis, revela la falta de nuevos antibióticos en fase de desarrollo para combatir la creciente amenaza de la resistencia a los antimicrobianos.

La mayoría de los fármacos que se están desarrollando son modificaciones de clases de antibióticos ya existentes que ofrecen soluciones solamente a corto plazo. En el informe se indica que hay muy pocas opciones terapéuticas posibles para las infecciones resistentes a los antibióticos señaladas por la OMS como las mayores amenazas para la salud, y que incluyen la tuberculosis farmacorresistente, que causa alrededor de 250 000 fallecimientos cada año.

A juicio del Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, “la resistencia a los antimicrobianos es una emergencia para la salud mundial que comprometerá gravemente el avance de la medicina moderna. Hay una necesidad urgente de aumentar la inversión en investigación y desarrollo para luchar con las infecciones resistentes a los antibióticos, entre ellas la tuberculosis. De otro modo, volveremos a los tiempos en que la gente temía contraer infecciones habituales y ponía en riesgo su vida si se sometía a intervenciones quirúrgicas sencillas”.

Además de las bacterias causantes de la tuberculosis multirresistente, la OMS ha identificado 12 clases de patógenos prioritarios –algunos de ellos causantes de infecciones frecuentes como la neumonía o las infecciones en las vías urinarias– que son cada vez más resistentes a los antibióticos existentes y requieren con urgencia nuevos tratamientos.

En el informe se mencionan 51 nuevos antibióticos y biofármacos en desarrollo clínico que se podrían utilizar para tratar infecciones causadas por los patógenos resistentes a los antibióticos más prioritarios, además de la tuberculosis y las enfermedades diarreicas ocasionadas por Clostridium difficile, que pueden ser mortales.

Sin embargo, solo ocho de estas moléculas con potencial terapéutico han sido clasificadas por la OMS como tratamientos innovadores que ofrecerán alternativas válidas al actual arsenal de antibióticos.

Hay una grave falta de opciones terapéuticas para Mycobacterium tuberculosismultirresistente y ultrarresistente y contra bacterias gramnegativas, entre ellas enterobacterias (comoKlebsiella y E. coli) y Acinetobacter, que pueden causar infecciones de gravedad –con frecuencia mortales– y son especialmente peligrosas en los hospitales y las residencias de ancianos.

Además, hay muy pocos antibióticos en fase de desarrollo que se podrán administrar por vía oral, a pesar de que estas formulaciones son muy necesarias para tratar las infecciones fuera de los hospitales y en lugares de escasos recursos.

La Dra. Suzanne Hill, Directora del Departamento de Medicamentos Esenciales de la OMS, señala que «los investigadores y las empresas farmacéuticas deben desarrollar urgentemente nuevos antibióticos contra determinados tipos de infecciones muy graves que pueden matar a los pacientes en cuestión de días, porque no tenemos modo de defendernos contra ellas».

De acuerdo con el Dr. Mario Raviglione, Director del Programa Mundial contra la Tuberculosis de la OMS, «la financiación de la tuberculosis es muy insuficiente y en los últimos 70 años solo se han comercializado dos nuevos antibióticos contra cepas farmacorresistentes. Para poner fin a esta enfermedad necesitamos destinar urgentemente más de US$ 800 millones al año a investigar nuevos fármacos antituberculosos».

No obstante, la obtención de nuevos tratamientos no bastará para combatir la amenaza de la resistencia a los antimicrobianos. La OMS trabaja con los países y los asociados para mejorar la prevención y el tratamiento de las infecciones y para promover el uso correcto de los antibióticos disponibles actualmente y en el futuro. Además, la Organización está elaborando directrices sobre el uso responsable de los antibióticos en los sectores de la salud humana, animal y en la agricultura y la ganadería

OMS 

Latinoamérica

Más de 2 millones de afectados por dengue en Latinoamérica y el Caribe en 2019

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó sobre un nuevo brote epidémico de dengue en la región tras dos años de baja incidencia.

Publicado

el

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó sobre un nuevo brote epidémico de dengue en la región tras dos años de baja incidencia.

Más de 2 millones de personas contrajeron dengue los siete primeros meses del 2019 y 723 fallecieron, según la última actualización epidemiológica de la OPS.

El estudio destaca que el número de casos es superior al total comunicado en 2017 y 2018, pero menor al registrado durante el periodo 2015-2016.

Según afirma el director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la OPS, Marcos Espinal, “la región atraviesa un nuevo periodo epidémico de dengue con un incremento notable de casos”.

También le puede interesar: Argentina, declarada libre de Malaria, un ejemplo para el continente.

Espinal destacó que la situación en la región se complicó por una serie de factores como el clima, la mala gestión ambiental y la alta capacidad de adaptación del mosquito transmisor de la enfermedad, el Aedes aegypti.

El causante del dengue es un virus que tiene cuatro serotipos distintos y todos ellos circulan en las Américas.

CASOS POR PAÍSES

Otro de los factores importantes del actual brote epidémico es su alta incidencia en personas menores 15 años.

Por ejemplo, Guatemala suma 52% de casos de dengue grave, mientras que en Honduras conforma el 66% de las muertes confirmadas por el padecimiento.

Los diez países más afectados por el dengue, según la cantidad de nuevos casos por cada 100.000 habitantes, son Nicaragua, Brasil, Honduras, Belice, Colombia, El Salvador, Paraguay, Guatemala, México y Venezuela.

A continuación, los casos discriminados por país:

Eliminar los criaderos de mosquitos, el objetivo

Esta situación lleva a la OPS a instar a todos los sectores de la sociedad a hacer el máximo esfuerzo para suprimir los criaderos de mosquitos, en especial los que se encuentran dentro y alrededor de los domicilios.

 “El dengue es un problema de saneamiento doméstico y comunitario”, indicó el asesor regional de dengue de la OPS, José Luis San Martín.

“La forma más efectiva de combatirlo es eliminando sus criaderos para evitar que se reproduzca el mosquito, porque sin mosquitos no puede haber transmisión”, remarcó.

San Martín pidió a la ciudadanía deshacerse de bjetos en desuso que pueda nacumular agua, como bidones, neumáticos, latas y botellas.

Esta simple acción, señaló, sirve para cortar el ciclo de reproducción del mosquito “y reducir su población en el espacio”.

También subrayó la importancia de que los profesionales sanitarios sean capaces de diagnosticar y guiar a los pacientes de forma adecuada.

Asimismo, exhortó a la población a no automedicarse y a trasladarse a un centro de salud en caso de observar indicios de la enfermedad.

El Dengue

Los síntomas más frecuentes del dengue son: fiebre elevada(40°C), dolor de cabeza muy intenso, dolor detrás de los globos oculares y dolores articulares y musculares.

Los indicios que requieren atención médica urgente son dolor abdominal intenso, vómitos persistentes, respiración acelerada, hemorragias de las mucosas, fatiga, irritabilidad y presencia de sangre en el vómito.

También le puede interesar: Enfermedades cardiovasculares entre las principales causas de muerte en Panamá.

La OPS recordó que no hay un tratamiento específico para el dengue (ni para el dengue grave), pero subrayó que su detección temprana, junto al acceso a la asistencia médica y la tutela adecuada del paciente, disminuye las complicaciones y la progresión de la enfermedad. 

Documentos adjuntos

Continuar leyendo

Medicina Clínica

Inteligencia artificial: el futuro de la atención médica y los ensayos clínicos

Según un estudio, la inteligencia artificial es muy prometedora para el futuro de la atención médica y el desarrollo de medicamentos.

Publicado

el

Según un estudio publicado por Trends in Pharmacological Sciences, la inteligencia artificial podría mejorar partes clave del proceso del ensayo clínico, incluida la selección, reclutamiento y el monitoreo del paciente.

Por tanto, los investigadores apuntan que en promedio realizar un ensayo clínico lleva entre 10 y 15 años y cuesta entre $ 1.5 y $ 2.0 mil millones llevar un nuevo medicamento al mercado. Sin embargo, a pesar de las importantes inversiones, los ensayos clínicos aún tienen altas tasas de fracaso.

También puede leer: inteligencia artificial a nueva tendencia en radiología

¿Por qué existen fracasos en los ensayos clínicos?

Según expresan los investigadores en el documento, los fracasos de los ensayos se deben principalmente a técnicas de reclutamiento y selección deficientes, así como a la incapacidad de monitorear de manera efectiva a los pacientes.  Por consiguiente, es importante indicar que las herramientas de inteligencia artificial han surgido como una forma viable de mejorar estos procesos y aumentar las tasas de éxito de los ensayos clínicos.

“La IA no es una bala mágica y es un trabajo en progreso, sin embargo, es muy prometedor para el futuro de la atención médica y el desarrollo de medicamentos”, dijo el autor principal y científico informático Stefan Harrer, investigador de IBM Research-Australia.

Proceso de reclutamiento de pacientes

Las herramientas de IA pueden ayudar a mejorar la selección de pacientes al reducir la heterogeneidad de la población, elegir pacientes que tengan más probabilidades de tener un punto final clínico medible e identificar una población más capaz de responder al tratamiento. 

Las tecnologías como el procesamiento del lenguaje natural (PNL) y el aprendizaje automático (ML) podrían mejorar procesos como el fenotipado electrónico, un método enfocado en reducir la heterogeneidad de la población. El fenotipado electrónico puede ser una tarea compleja y requiere enfoques sofisticados para identificar la heterogeneidad en múltiples tipos de datos y registros de pacientes. 

“Aunque los primeros métodos que se basaban en reglas hechas a mano fueron efectivos para casos simples, demostraron ser insuficientes para casos más complejos y con más matices”, dijeron los investigadores. 

Avances de la inteligencia artificial en los ensayos clínicos

“En los últimos años, se han realizado esfuerzos cada vez mayores para diseñar una amplia gama de métodos de aprendizaje automático, que van desde el procesamiento del lenguaje natural hasta la minería de reglas de asociación y el aprendizaje profundo”.

Tasas de abandono en los ensayos clínicos

 Por consiguiente, el documento menciona que la tasa de abandono promedio en los ensayos es del 30%, y solo el 15% de los ensayos clínicos no experimentan abandono del paciente. 

No obstante, “para cumplir con los criterios de cumplimiento, los pacientes deben mantener registros detallados de su ingesta de medicamentos y de una variedad de otros puntos de datos relacionados con sus funciones corporales, respuesta a los medicamentos y protocolos diarios”, dijeron los investigadores. 

También puede leer: primera colonoscopia en vivo asistida por inteligencia artificial

Inteligencia artificial en la salud

Finalmente, concluyeron “es necesario un mayor trabajo antes de que la IA demostrada en estudios piloto pueda integrarse en el diseño de ensayos clínicos”, “Cualquier incumplimiento del protocolo de investigación o el establecimiento prematuro de expectativas irrazonables puede conducir a un debilitamiento de la confianza, y finalmente al éxito, de la IA en el sector clínico”.

Continuar leyendo

Medicina Clínica

¿Cómo reducir los riesgos de miopía en su hijo?

Actualmente, la miopía (defecto del ojo que produce una visión borrosa o poco clara de los objetos lejanos), es uno de los trastornos oculares más comunes del mundo. ¿Qué recomiendan los expertos?

Publicado

el

¿Cómo reducir los riesgos de miopía en su hijo?

Actualmente, la miopía (defecto del ojo que produce una visión borrosa o poco clara de los objetos lejanos), es uno de los trastornos oculares más comunes del mundo.

También le puede interesar: 25 de cada 100 niños menores de 5 años en el país tienen anemia: INS.

La prevalencia de esta anomalía de la visión es de alrededor de 30 a 40 % en los adultos de Europa y Estados Unidos, y hasta 80% o más en la población asiática, en especial en China.

Esta es una cifra alarmante teniendo en cuenta que entre los 70’s y los 90’s, el promedio se mantenía en 25%.

Panorama poco alentador

En el caso de Colombia, analizar cómo está la salud visual es complicado pues no existen estudios con alcance nacional.

Sin embargo, las cifras de población atendida y las observaciones de los especialistas dan cuenta de una situación similar al panorama global y una de las razones esta ligada al uso excesivo de pantallas.

Los departamentos de Colombia que presentan mayor prevalencia estimada de miopía son en orden descendente: Bogotá, Santander, Nariño, Boyacá, Risaralda. 

En el año 2000 había en el mundo 1.450 millones de miopes; en 2016 la cifra ascendió a 2.450 millones.

Si esta tendencia persiste, para el año 2050 habrá 4.700 millones de miopes, es decir, más del 60% de la población mundial sería miope, como lo revela el Instituto de la Visión Brien Holden en Australia.

“La miopía infantil es uno de los principales problemas de fracaso escolar en los niños. Cuando no ven bien, su desarrollo educativo se dificulta y muchas veces son juzgados equívocamente como de bajo coeficiente intelectual, distraídos o hiperactivos. Si bien se continua presentando incremento de este error refractivo, hay recomendaciones para el cuidado de la visión y usualmente las gafas adecuadas pueden solventar estos problemas relacionados con la visión infantil”, comenta Juan Sebastián Bejarano, optómetra de Essilor Colombia.

También le puede interesar: Consumo de azúcar en menores de edad supera el máximo recomendado.

5 consejos para los padres

1. Uso de celulares

  • La Sociedad Colombiana de Pediatría recomienda controlar el uso de los celulares. Una hora diaria para los menores de 14 años es suficiente.
  • El uso de estos dispositivos no solo genera dificultades en la visión, sino también problemas de obesidad, ansiedad y depresión.

2. Distancia en uso de pantallas

  • Al ver televisión, la distancia para una pantalla de 32 pulgadas, debe ser mínimo 3 metros. Ente más grande sea la pantalla, mayor debe ser la distancia.
  • Para el uso del computador, la distancia debe ser de 50 cm y este debe tener un ángulo de inclinación de 15 grados  para no tener problemas posturales.

3. Tiempo al aire libre

  • Los estudios de optometría realizados en Australia, Reino Unido y Dinamarca coinciden en que al pasar menos tiempo al aire libre, los ojos se afectan y pierden su capacidad de ver a largas distancias.
  • Una exposición baja a la luz es un factor de riesgo para un crecimiento ocular mayor y, por lo tanto, el desarrollo y el avance de la miopía”, explica el doctor Bejarano. 

4. Protección

  • Si bien es importante que pasen tiempo al aire libre, también es necesario cuidarlos de la luz del sol, aún si esta es tenue.
  • Los ojos de los niños son 3 veces más sensibles que los de los adultos. Sus pupilas son más grandes y su cristalino más transparente. Es recomendable que utilicen lentes que filtren la entrada de rayos UV, por ejemplo los Lentes Transitions son prácticos porque se activan en exteriores y bloquean el paso de los rayos nocivos provenientes del sol, y cuando están en interiores, son claros”, aconseja el especialista.

5. Alimentación

  • Los alimentos de color anaranjado como las naranjas, el melocotón, la calabaza, la zanahoria, las ciruelas y el maíz, son ricos en luteína y zeaxantina. Estos antioxidantes protegen los ojos de los rayos UV y de las emisiones de luz azul-violeta, que emiten las pantallas. 
  • De otro lado, las proteínas de la carne y el pescado favorecen la buena visión y el omega- 3 que se encuentra en el salmón o frutos secos como pistachos o nueces ayudan a prevenir las enfermedades de la retina y ayudan a producir lágrimas de buena calidad, reduciendo el riesgo de padecer ojo seco.
Continuar leyendo

Innovación

Productos destacados

Latinoamércia

Tendencias

Tu carrito de compras

Indicadores / Cifras