Obesidad evitaría la muerte por infecciones bacterianas severas

En la semana 5 de DATA Salud traemos nuevos datos de interés sobre la obesidad: una investigación centrada en el impacto de esta enfermedad sobre las infecciones por bacterias, ya que podría haber un menor daño en los pacientes con esta condición

La obesidad es uno de los problemas de salud pública que afectan a toda la población. Esta enfermedad se presenta en niños, jóvenes y adultos con severas consecuencias sobre la expectativa de vida y el bienestar de quienes la padecen. Debido a las complicaciones de salud que se derivan, los especialistas la consideran como un factor de riesgo para otras patologías como la diabetes, el covid-19, enfermedades cardíacas, entre otras. Sin embargo, para la ciencia todavía no es claro su impacto o influencia en el desarrollo de infecciones bacterianas y su proceso de curación.

Los hallazgos de una investigación centrada en este tema, muestran cómo el aumento de las posibilidades de supervivencia se asociaba a un mayor índice de masa corporal (IMC) tanto a corto como a largo plazo, a los 28 días y al año de la hospitalización respectivamente. La investigación se publicó recientemente en la revista PLOS ONE con datos recolectados antes de la pandemia. El estudio se basó en la información de 2.196 pacientes incluidos en un estudio observacional prospectivo sueco.

En el artículo se menciona a la incidencia de sepsis grave de inicio en la comunidad y el shock séptico en adultos como factores considerados. A los pacientes que recibían tratamiento o atención ante la sospecha de infección bacteriana grave en el Hospital Skaraborg de Skövde en Suecia se les hizo un seguimiento durante 9 meses en los que se registró la presencia de bacteriemia, el lugar de la infección y los datos microbiológicos. En cuanto a las intervenciones, se registraron el tiempo de antibioterapia y la terapia antibiótica, en relación con el diagnóstico preliminar.

“En el contexto de la mayoría de las demás enfermedades, el sobrepeso y la obesidad son desventajosos. Esto se aplica a varios tipos de cáncer, a las enfermedades cardiovasculares y, en particular, al COVID-19, en el que un mayor IMC se asocia a una mayor mortalidad. Paradójicamente, en este caso es al revés”, afirmó Åsa Alsiö, profesora adjunta de enfermedades infecciosas en la Academia Sahlgrenska y primera autora del estudio.

También le puede interesar: FARMAINDUSTRIA DENUNCIA ESCASEZ DE INSUMOS PARA PRODUCCIÓN DE VACUNAS COVID-19

¿Cómo la obesidad puede ser una ventaja para los pacientes?

Para evaluar el impacto de la obesidad, los investigadores también calcularon el índice de masa corporal – IMC (BMI, en inglés) como el peso en kilogramos dividido por el cuadrado de la altura en metros (kg/m2). Los pacientes se clasificaron según los criterios vigentes de la Organización Mundial de la Salud (OMS): bajo peso (IMC < 18,50 kg/m2), peso normal (IMC = 18,50 a 24,99 kg/m2), sobrepeso (IMC = 25,0 a 29,99 kg/m2), obesidad (IMC = 30,0 a 34,99 kg/m2) y obesidad mórbida (IMC > 35 kg/m2).

El perfil obtenido fue de era de un 3,3% de bajo peso, un 37,7% de peso normal, un 36,4% de sobrepeso, un 15,2% de obesidad y un 7,5% de obesidad mórbida. Al tener en cuenta este dato, la proporción de pacientes con diabetes, enfermedades cardiovasculares crónicas e insuficiencia renal crónica aumentó significativamente, mientras que la proporción de pacientes con enfermedades malignas disminuyó significativamente con el IMC (p<0,001, p<0,001, p = 0,005 y p<0,001, respectivamente).

Según los distintos análisis realizados en este estudio, se identificó al IMC como un predictor independiente del resultado de las infecciones bacterianas graves. En el caso de los pacientes con obesidad, éstos tuvieron un mejor pronóstico en la recuperación de infecciones bacterianas que aquellos con los de peso normal y los de bajo peso. La pregunta clave para los especialistas es si estos hallazgos revelan un verdadero beneficio asociado a la obesidad cuando el organismo cuando se ve afectado por infecciones bacterianas graves.

Una de las hipótesis que se plantea en el artículo es que los cambios en los niveles hormonales y de citoquinas de los obesos podrían ser una razón para los resultados contradictorios de las diferentes infecciones. Por ejemplo, el estado hiperanabólico de los obesos, con abundancia de glucosa y ácidos grasos, se asocia a un aumento de los niveles de leptina que estimula la proliferación de adipocitos.

Pero, por otra parte, la hiperplasia y la hipertrofia del tejido adiposo en los obesos se asocian a un aumento de la necrosis de los adipocitos frágiles y a cambios en la secreción de citoquinas que no sólo provocan un mayor reclutamiento de células inmunitarias, sino que también afectan al funcionamiento de las células inmunitarias.

También es importante tener en cuenta que el desarrollo de subtipos de células T proinflamatorias, como las Th1 y las Th17, se ve estimulado por la leptina, que aumenta en los obesos. Sin embargo, es necesario seguir investigando si un cambio inducido por la obesidad en la población de células T puede explicar el impacto contradictorio del IMC en los resultados de diferentes infecciones.

En contraste con estudios anteriores que indican que la inflamación relacionada con la obesidad está vinculada a niveles elevados de neutrófilos y linfocitos, en la investigación que se menciona en este artículo se identificó una pacientes con infecciones bacterianas en curso identifica una asociación significativa del IMC con los linfocitos, pero no con los neutrófilos en pacientes con infecciones bacterianas en curso.

A pesar de estos resultados, los expertos consideran que es importante realizar estudios adicionales sobre el tema. En especial a nivel poblacional para observar cómo afecta el IMC a los resultados del tratamiento de diversas enfermedades infecciosas y qué conexiones puede haber con la regulación del sistema inmunitario. Además, sería información útil teniendo en cuenta que tanto la obesidad como las infecciones por bacterias están en aumento en todo el mundo.

También le puede interesar: BAJA LA INCIDENCIA DEL CÁNCER CERVICAL PERO AUMENTAN OTROS CÁNCERES ASOCIADOS AL VPH

Suscríbete gratis a Consultorsalud y obtén estos beneficios:

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas
Noticias Recientes

Lo más vendido de Consultorsalud

-30%

$119.875 (IVA incluido)

-30%

$207.900 (IVA incluido)

-30%

$87.500 (IVA incluido)

-30%

$90.999 (IVA incluido)

$350.000 por 1 año

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

BENEFICIOS DE LA SUSCRIPCIÓN