Conéctate con nosotros

Actualidad

Mujer Sectorial

Publicado

el

49701790 ml

A lo largo de nuestros continuos viajes de consultoría en todo el país, y durante la última década especialmente, hemos visto crecer de manera ininterrumpida la presencia de la mujer, al interior de todos los actores del sistema de salud en Colombia, lo cual es cada vez menos sorprendente, pero no por ello, menos maravilloso.

Las mujeres soportan el ecosistema sanitario, empujando desde la base inclusive, en donde con abnegación y mínimo reconocimiento, se realizan tareas indispensables de aseo general (pero podría ser preparación de alimentos, esterilización, ropajes , etc), en las instituciones públicas y privadas, pensando en las miles de personas que requieren a diario los servicios en los diferentes entornos de esta nación diversa; Ellas son las que más madrugan; ellas son las que viajan por horas en buses urbanos, en transportes masivos o peatonalmente porque sus salarios estirados con valentía cada mes, no alcanzan para mejores expectativas.

Cuando llega el médico y el paciente a su consultorio, ya ha pasado por allí temprano, o muy tarde en la noche anterior, este grupo  de personas que hemos invisibilizado, y que, por lo regular, pareciera no hacer parte de los equipos sanitarios. Ellas pasan años, incluso décadas haciendo su tarea, entregando sus mejores momentos, a sabiendas que las expectativas para crecer, para avanzar, para aspirar a unas condiciones laborales, personales y familiares más equitativas, son casi inexistentes por la ausencia de una política de talento humano integral y coherente.

Las auxiliares de enfermería son la fuerza de choque, son el ejército fundamental para luchar contra la enfermedad, son decenas de miles, mujeres provenientes casi todas de estratos sociales medios y bajos, que sin ninguna orientación preuniversitaria, sin otras alternativas educativas, o con la firme decisión de servir, se enrolan en una vida muy difícil de trabajo intrainstitucional o intra familiar (cuando se convierten en cuidadoras), que les exige una formación, unas destrezas y el desarrollo de habilidades que casi nunca, están disponibles en los sitios donde obtienen sus certificados.

Vaya si las auxiliares de enfermería son fundamentales: ellas preparan las camas, asean los pacientes, los bañan, les cantan, les dan de comer, los medican, los animan, los escuchan, los acompañan en la soledad y el silencio de su enfermedad, y sonríen con su recuperación o lloran en sus estaciones sus desconocidos muertos; sus jornadas casi nunca son cortas; sus fines de semana tampoco son para la familia, menos las noches largas de turnos, cuya recompensa económica no es recompensa, pero si económica, y los estímulos no salariales no están en el radar de los que toman las decisiones, casi siempre angustiados por la supervivencia empresarial y la bancarización del sector.

Yo las he visto desde mi juventud cuando estudiaba medicina, luego como profesional en grandes y pequeños hospitales y clínicas, e incluso más recientemente, como acompañante de mis padres pacientes, y cada vez comprendo mejor, que son ellas, sobre las que realmente recae la vida o la muerte, porque para nadie es un secreto que nosotros, los galenos, pasamos cada vez menos tiempo con nuestros muy queridos y muy necesitados pacientes.

Y qué decir de las Enfermeras profesionales sobre las que no tengo sino halagos para expresar, pues estoy convencido que son el gobierno del sector, son las gerentes de los prestadores muchas veces a la sombra de otras figuras de autoridad, representan el orden, el conocimiento, la disciplina, la templanza, la organización, la transparencia; las jefes toman todos los días, las principales decisiones en los diferentes servicios de salud de todos los niveles de complejidad; sin ellas, no sabríamos que hacer, ni cuando hacerlo, ni porque, ni quien, ni dónde.

Las jefes de enfermería deberían ser auspiciadas, incentivadas con educación superior, y nombradas en cargos de alta dirección con capacidad de mando y autoridad; las jefes de enfermería deberían liderar los equipos resolutivos en prestadores, redes y pagadores integrados verticalmente.

Hace poco leía sobre una polémica infértil por cierto, basada en una insana competencia entre médicos y enfermeras, y los actuantes de la discusión se comportaban como aquellos antiguos profesionales del siglo pasado, engreídos en su pretendida posición superior médica, de espaldas a las exigencias de un país rural, selvático, marítimo, montañoso, llano y desértico, que necesita profesionales en municipios y veredas diferentes a las seis grandes mega urbes que ya descollan en el país, y que obligan a los pacientes a conurbarse de manera indigna, porque no hay una política que estimule a los profesionales de la medicina a vivir en donde se los requiere, y no solamente donde habitan.

Las enfermeras en muchos países desarrollan nuevas competencias, porque tienen que reemplazar la ausencia de médicos especialistas que no viajan, o es que ustedes han visto oncólogos, o endocrinólogos, o reumatólogos, o sin ser tan exigentes, cirujanos generales deseosos de vivir en la amazonia, o en el choco, o en buenaventura o la alta guajira? Y no se trata de homologar las profesiones: NO; se trata de alinear las necesidades con la formación profesional, innovando los procesos, resolviendo con creatividad y responsabilidad los problemas, y creando nuevas competencias para profesionales que han demostrado su valía sectorial por tantos años.

Las médicas no han invadido. Basta pasar por las mas de cincuenta facultades de medicina de todo el país, para comprender que ahora ellas, son mas que nosotros, y eso nos está cambiando desde adentro los modelos y los sistemas asistenciales, por su indudable alineamiento al humanismo, al cuidado especial, a la dedicación del detalle, a no descuidar, a no confiarse, a ir hasta el final de los procesos, a preguntar otra vez, a leer nuevamente. Las médicas están en especialidades hasta hace poco santuario del género masculino, agregando valor no solo clínico y científico, sino administrativo y financiero que viene incorporado de manera increíble en su genoma.

Bienvenidas doctoras, no permitan que sus convicciones, que los sueños que inspiraran sus estudios, sean reemplazados por intereses materiales y el ambiente insanamente competitivo; las recompensas que siempre vendrán, tienen un envoltorio especial de servicio de alta calidad, y un moño de colores que es sinónimo de una mirada compasiva y cálida, de una mano extendida, de una escucha atenta y respetuosa, de la siembra de una esperanza posible, de un manejo ético, del apresurado alivio del dolor, incluso de una muerte digna de sus pacientes y un abrazo condolido para sus familias.

La medicina es un arte, no un trabajo, y algunas de ustedes son sus mejores y más dignas representantes.

Y claro que hay muchas más mujeres que hacen posible y efectiva toda la estructura y los resultados de lo que hoy llamamos sistema de salud: las administradoras, las gerentes, las contadoras, las abogadas, las ingenieras, las auditoras, las asesoras, las químicas, las bacteriólogas, las economistas, las tecnólogas, las psicólogas, y todas las que no he nombrado, y se encuentran en la industria farmaceutica, en los proveedores de bienes y servicios de salud, en las instituciones de apoyo y  asociaciones de pacientes, que le ponen el pecho a la brisa, que cada día aportan al mejoramiento, que no se dejan abatir por las noticias negativas y, en cambio, refuerzan su labor seguras que, un día, mas temprano que tarde, entre todos, alcanzaremos un modelo representativo, equitativo, sostenible, de alta calidad, innovador y resolutivo, en el cual todos los colombianos sin distingo alguno, obtengamos un cuidado integral.

 

Gracias MUJER SECTORIAL.

 

 

Carlos Felipe Muñoz Paredes

CEO & Fundador

CONSULTORSALUD

www.consultorsalud.com

[email protected]

 

Actualidad

Diabetes: factor de riesgo para el desarrollo de complicaciones cardíacas

En la revista científica ‘European Journal of Preventive Cardiology’ se publicó un amplio estudio sobre la relación de la enfermedad arterial coronaria y la diabetes.

Publicado

el

Diabetes: factor de riesgo para el desarrollo de complicaciones cardíacas

 En la revista científica ‘European Journal of Preventive Cardiology‘ se publicó un amplio estudio sobre la relación de la enfermedad arterial coronaria y la diabetes, determinando que casi el 30% de los pacientes con patologías cardíacas padecen diabetes.

Esto se compara con una prevalencia de la diabetes de alrededor del 9% en la población general, aunque varió dependiendo de la posición geográfica, con el 60% de los pacientes cardíacos en países del golfo comparados con el 20% de ellos en Europa.

La doctora Emmanuelle Vidal-Petiot, autora del estudio del Hospital Bichat-Claude Bernard de París (Francia), explicó que los países más afectados por la diabetes son también el epicentro de los pacientes con obesidad por lo que la falta de ejercicio y los malos hábitos alimenticios son un factor común en el desarrollo de sobrepeso y diabetes y por ende problemas cardíacos.

El análisis que determinó que los pacientes con problemas cardíacos tienen tres veces más probabilidad de tener diabetes se basó en el  registro CLARIFY, que incluyó a 32.694 pacientes con síndromes coronarios crónicos de 45 países de Europa, Asia, América, Oriente Medio, Australia y África. La atención de estos pacientes tuvo lugar entre 2009 y 2010 y tuvieron un seguimiento año tras año durante 5 años.

También puede leer: Crean dispositivo para diagnosticar la gonorrea en menos de 15 minutos

Relación diabetes y enfermedades coronarias

Entre los hallazgos más destacados se menciona que los resultados clínicos adversos se produjeron con mayor frecuencia en los pacientes cardíacos con diabetes que aquellos que no tenían. Partiendo de esta evidencia, el equipo de investigación comparó la probabilidad de resultados adversos en los pacientes con diabetes en comparación con los que no la padecían, ajustaron los análisis en función de múltiples factores que podían influir en la relación, como la edad, el sexo, el hábito de fumar, el índice de masa corporal, la presión arterial, los medicamentos y otras patologías.

Posterior a estos ajustes, el equipo demostró que entre los pacientes con cardiopatía coronaria estable, los diabéticos tenían una tasa de mortalidad un 38% más alta durante los cinco años de seguimiento del estudio. Así mismo, se evidenció que tenían 28% más de probabilidad de sufrir un infarto, ictus o muerte por causa cardiovascular.

 “La diabetes se relacionó con peores resultados incluso en las zonas con menor prevalencia. En Europa, por ejemplo, la enfermedad se asoció a un riesgo un 29% mayor de sufrir la combinación de infarto de miocardio, ictus o muerte cardiovascular. Esto indica que debe mejorarse el tratamiento de estos pacientes de muy alto riesgo con las dos patologías. Cada país debe identificar a estos pacientes y ofrecer programas educativos y de prevención adaptados” manifiesta Vidal-Petiot.

Finalmente, la autora de la investigación explicó que todo el mundo puede reducir sus probabilidades de desarrollar diabetes mediante el control del peso y el ejercicio, y es necesario detectarla a tiempo para poder controlar la glucemia. Las personas con enfermedades cardíacas también necesitan un estilo de vida activo y una buena dieta para proteger su salud.

Continuar leyendo

Actualidad

Por seis meses más el hospital Emiro Quintero Cañizares permanecerá intervenido

La Supersalud extendió por seis meses más la intervención forzosa administrativa que pesa sobre el Hospital Emiro Quintero Cañizares de Ocaña.

Publicado

el

Por seis meses más el hospital Emiro Quintero Cañizares permanecerá intervenido

La Superintendencia Nacional de Salud extendió por seis meses la intervención forzosa administrativa que pesa sobre el Hospital Emiro Quintero Cañizares de Ocaña en Norte de Santander, para asegurar la continuidad en la prestación del servicio y la mejora en los indicadores de gestión del centro asistencial.

Sin embargo, la Supersalud destaca también los avances logrados hasta el momento gracias a la intervención y reitera la necesidad de trabajar en otros aspectos como indicadores mínimos de gestión, operación de ciertos servicios asistenciales y los procesos de facturación y radicación.

Germán Augusto Guerrero Gómez, Superintendente delegado para las Medidas Especiales de la Supersalud señaló que desde que inició la intervención se ha generado un entorno de cambio basado en un modelo de transformación encaminado a la modernización tecnológica, fortalecimiento financiero, prestación de servicios centrados en el usuario, y una mejor organización administrativa.

Recordemos que el hospital público de Ocaña permanece bajo intervención de la SNS desde el pasado 11 de noviembre debido a los riesgos que representaba para la atención de usuarios, ya que presentaba deficiencias administrativas, financieras, asistenciales y jurídica.

La extensión de la medida se oficializó con la expedición de la resolución 5492 de 2021, donde se destaca que durante el periodo de intervención el hospital ha garantizado el pago de las obligaciones con el personal y avanza en el registro oportuno para que los estados reflejen su actualidad financiera.

Adicionalmente, se registran avances en la depuración de los estados financieros, entre estos, el ajuste del deterioro de cartera por valor de $3.376 millones, la contabilización e individualización de las sentencias por créditos judiciales por valor de $2.785 millones y la contabilización de las contingencias por procesos jurídicos en curso, por valor de $11.229 millones.

También se registró un incremento del 17% en la facturación respecto a la línea base. Así mismo, se avanzó en el pacto de acuerdos de pago con cuatro EPS por valor de $8.391 millones, se identificaron títulos judiciales para recaudar en el marco de la medida de intervención, por un monto de $3.463 millones y se modificó la base de datos para el seguimiento contractual.

Actualmente, el centro asistencial está brindando el servicio de consulta médica especializada con oportunidad de acuerdo a su nivel de complejidad, pero también se lograron fortalecer los servicios de urgencias, consulta externa y rehabilitación. Se mejoró la capacidad UCI en este hospital que pasó de tener solo una cama de cuidado crítico a 17.

También puede leer: Etapa 3 del PNV: vacunación priorizada por edad y grupo de riesgo

Directrices de mejora para el hospital Emiro Quintero Cañizares

En la resolución 5492 de 2021 se emiten una serie de directrices para continuar con el mejoramiento de la institución y los diferentes componentes del plan de gestión:

  • Continuar con la atención de la pandemia bajo los lineamientos emitidos por el Ministerio de Salud y Protección Social.
  • Garantizar la ejecución total de las actividades programadas en el plan de mantenimiento hospitalario.
  • Diseñar e implementar el Programa de Seguridad del Paciente de acuerdo con las recomendaciones técnicas definidas por el Ministerio de Salud y Protección Social.
  • Optimizar el agendamiento de las citas de medicina general y especializada.
  • Asegurar la entrega y dispensación oportuna de medicamentos e insumos.
  • Propender por el cumplimiento de los requisitos de habilitación en la totalidad de los servicios ofertados por la entidad.
  • Buscar oportunidades para el acercamiento y acompañamiento al paciente a través del sistema de información y atención al usuario.
  • Ajustar el plan de depuración contable y financiero, y avanzar en la conciliación, depuración y recaudo de la cartera registrada.
  • Continuar implementando controles para el registro oportuno de obligaciones en la contabilidad y presupuesto.
  • Llevar control y mejorar el porcentaje de recaudo de la facturación por prestación de servicios de salud.
  • Analizar y evaluar las condiciones de los servicios de salud que se encuentran tercerizados a través de operadores.
  • Implementar una política de defensa de la institución desde la garantía de prestación del servicio con oportunidad, calidad y pertinencia.
  • Ajustar la contratación de la entidad a la normativa vigente.
  • Culminar la gestión de identificación y saneamiento de los bienes inmuebles.
Continuar leyendo

Actualidad

Etapa 3 del PNV: vacunación priorizada por edad y grupo de riesgo

La etapa 3 está integrada por aproximadamente 6 millones de personas. Con su apertura, inician los pilotajes para grupos de riesgo. La vacunación en las etapas anteriores continúa.

Publicado

el

etapa 3 PNV priorizada por edad y grupo de riesgo

El Ministerio de Salud y Protección Social adelantará la inmunización contra la covid-19 con algunos cambios. La etapa 3, una de las más nutridas sobre la población a vacunar, se realizará de forma progresiva y con pilotajes para los colombianos que padecen enfermedades de riesgo. De acuerdo con las estadísticas de la entidad, la nueva etapa está conformada por más de seis millones de personas.

Para que el proceso sea eficaz y ágil, el cargue de información de las personas que lo integran será paulatino dentro del sistema. La priorización se realizará por edad, comborbilidades y grupos específicos como el de las madres comunitarias. Cada uno de los grupos de la etapa 3 tendrá un anexo técnico con las especificaciones que se deben cumplir para registrar la aplicación en el portal Mi Vacuna para evitar contratiempos.

A diferencia de las etapas previas, en la que comenzará próximamente se realizará en simultáneo varios pilotajes -vacunación a maestros, agentes educativos, madres y padres comunitarios del ICBF, iscalía, Fuerzas Militares y Policía- para tener en cuenta los requisitos logísticos y las condiciones especiales de cada uno de ellos. Si bien el interés es avanzar con la inmunización en el territorio nacional, también se busca acelerar la apertura de las instituciones educativas para que los menores de edad regresen a las aulas de clase y se reduzca el impacto social y emocional negativo que genera la pandemia en ellos.

En el caso de la vacunación de los adultos entre 50 y 59 años, el prooeso de inmunización se hará por quinquenios. Para este segmento poblacional, la prioridad será el agendamiento, con el fin de evitar aglomeraciones o exposición a las mismas, teniendo en cuenta la situación actual de orden público.

También le puede interesar: Se hunde la reforma a la salud

¿El inicio de la etapa 3 significa que terminaron las otras etapas definidas en el PNV?

Como ha ocurrido con las etapas de vacunación anteriores, se espera alcanzar una mayor cobertura en las personas que estén pendientes. Tal es el caso de los adultos mayores de 60 años “y Talento Humano en Salud, se incremente la distribución de vacunas a los grupos de la etapa 3, mencionados en la Resolución 588, y se dé apertura a la vacunación de todos los siguientes grupos que la constituyen, de acuerdo con el Decreto 466 que modifica el Decreto 109 de 2021”, indicó Gerson Bermont, director de Promoción y Prevención del Ministerio de Salud.

Es decir, la vacunación a las personas de la etapa 1 y 2 continuará abierta, ya que la evidencia científica ha demostrado que son aquellas con mayor riesgo de enfermar gravemente y morir por covid-19.

Conozca los grupos priorizados que integran la etapa 3 del PNV:

A continuación presentamos en detalle los grupos poblacionales seleccionados para la etapa 3 del Plan Nacional de Vacunación:

  • Población entre 50 y 59 años.
  • Población entre 16 y 59 años, que presente al menos una de las siguientes condiciones:
  • Enfermedades hipertensivas
  • Enfermedad isquémica aguda del corazón
  • Insuficiencia cardiaca
  • Arritmias cardíacas
  • Enfermedad cerebrovascular
  • Diabetes
  • Insuficiencia renal
  • VIH
  • Cáncer
  • Tuberculosis
  • EPOC
  • ASMA
  • Obesidad Grado 1, 2 y 3 (Índice de Masa corporal > 30)
  • En lista de espera de trasplante de órganos vitales
  • Post trasplante de órganos vitales.
  • Desórdenes neurológicos
  • Síndrome de Down
  • Inmunodeficiencia primaria
  • Esquizofrenia, trastorno esquizotípico y trastornos de ideas delirantes
  • Autismo
  • Trastorno bipolar
  • Discapacidad intelectual y otros trastornos mentales debidos a lesión o disfunción cerebral o a enfermedad somática
  • Fibrosis quística
  • Agentes educativos, madres y padres comunitarios vinculados a los servicios de primera infancia, identificados por ICBF.
  • Docentes, directivos docentes, personal de apoyo logístico y administrativo de los establecimientos de educación inicial, preescolar, básica primaria, básica secundaria, educación media y educación superior.
  • Cuidadores de poblaciones de especial protección.
  • Fuerza pública.
  • Guardia indígena y guardia cimarrona.
  • Talento humano de las funerarias, centros crematorios y cementerios que manipulen cadáveres.
  • Personal de la Unidad de Búsqueda de Personas.
  • Personal de Migración Colombia.
  • Máxima autoridad de Policía y Sanitaria nacional, municipal, distrital y departamental.
  • Personal de la Fiscalía General de la Nación.

También le puede interesar: Bigdata: diabetes mellitus no insulinodependiente

Continuar leyendo

Tendencias

Indicadores / Cifras