Conéctate con nosotros

ACHO

LA LEY DE PRESUPUESTOS MÁXIMOS – VISIÓN DE UN MÉDICO

Lo que es costo-efectivo en salud es ofrecer buena atención que resulte en mejores desenlaces en términos de supervivencia libre de enfermedad, progresión y calidad de vida, y de eso, en esta norma no hay ni una palabra.

Publicado

el

Virginia Abello Polo

“Doctor, ese paciente no se puede transfundir, es de cápita”. “Doctor, a ese paciente con mieloma en recaída hay que darle salida sin tratamiento, es de cápita”. Estas frases que parecen mentira, en un país donde la salud está consagrada como un derecho fundamental, las escucharon dos colegas en el último año y no acatarlas les costó a los dos su puesto de trabajo.

¿Por qué las menciono hoy? Porque eso es lo que sucede cuando a algún actor del sistema se le entrega un monto de dinero fijo para administrar la salud, sin exigirle rendir cuentas en los términos que deberían interesarle más a todo el sistema: Resultados en Salud e Indicadores de Calidad en la Atención.

En plena época de novenas, sin muchos anuncios y con apenas dos semanas que incluyen Navidad y Año Nuevo para hacer comentarios, publicó el Ministerio de Salud el proyecto de resolución de Presupuesto Máximo Anual para los Regímenes Contributivo y Subsidiado, conocida como Ley de Topes.

Una norma motivada en la necesidad urgente de frenar de alguna forma el crecimiento desbordado del NO PBS (Plan Básico de Salud, antes NO POS), que cuesta alrededor de 3 billones de pesos al año.

También puede leer: Proyecto de ley pretende mejorar la calidad en la prestación de servicios de salud

La acertada introducción del Mipres durante el Ministerio de Alejandro Gaviria, (herramienta que, a pesar de la reticencia inicial de los médicos, ha terminado demostrándole a quienes se opusieron a ella que estaban equivocados, al resultar un instrumento eficiente y amigable), ha destapado el hoyo negro de las tecnologías no financiadas con UPC.

Ahora sabemos en qué se gasta: en el aparentemente escandaloso rubro del NO PBS.

Así el Ministerio de Salud, de forma muy técnica y claramente con buenas intenciones, llegó a unas fórmulas muy complicadas para calcular a partir de los datos de los últimos tres años, cuánto le entregará a cada EPS para que gestione ella misma sus gastos por estos conceptos.

Suena muy lógico a primera vista; todos queremos que se ponga coto a los desbordados precios de algunos medicamentos, en especial los de nueva tecnología, que se gestionen las ineficiencias del sistema relacionados con la intermediación, y que se acabe con la pesadilla del recobro a ADRES y por lo tanto ahorremos dinero.

Tiene, sin embargo, un gran problema: toda la norma no hace ni una vez mención a resultados en salud o indicadores de calidad en atención en salud.

Al preguntarle a la viceministra sobre el tema responde, que eso hará después, en algún momento del 2020; como médico, no puedo evitar inquietarme, por decir lo menos, con esa respuesta.

Los muy serios y técnicos funcionarios del Ministerio parecen nunca haberse parado frente a un paciente en progresión de su leucemia crónica, porque la EPS no ha entregado por meses su medicamento; no han sufrido nunca el dolor de ver morir un paciente con leucemia aguda por falta de transfusiones que la IPS no autoriza porque se acabó el dinero de la cápita, o un paciente con Mieloma quedar parapléjico porque no le dieron el tratamiento que la ciencia ha demostrado hace más de 20 años evita esas complicaciones, por falta de autorización de la EPS.

Todo por medir la salud únicamente en términos de pérdidas y ganancias, ahorros y gastos. Por eso lo médicos temblamos cuando proponen entregarle a cualquier actor del sistema, una cantidad fija para atender a una población, sin exigirle resultados en salud; con el perverso incentivo, además, de que si le sobra un porcentaje de su presupuesto anual, puede quedarse con el 40% de lo que le sobró como lo dice esta norma.

Repite una y otra vez el proyecto, que por ningún motivo la norma podría vulnerar la calidad de la atención y que si el presupuesto se está gastando antes de terminar el año se podrán hacer ajustes; En el papel, lógico y tranquilizador; en la vida real de un médico colombiano que ha tratado pacientes oncológicos en la era Medimas, aterrador.

Es una realidad, de hecho, que en Colombia no hay quien vigile y haga que eso se cumpla. Las cifras de las Fundaciones de pacientes no mienten. A pesar de tutela, desacato y quejas a la Supersalud, los pacientes de algunas EPS no recibirán sus medicamentos si así lo determinan las finanzas de las mismas.

Según la Fundación Leucemia Linfoma, 35% de los pacientes con Mieloma tienen que acudir a tutelas para recibir su tratamiento, 30% de los pacientes con Leucemia Mieloide Crónica tienen barreras de acceso a sus medicamentos y 75% de los pacientes en el régimen subsidiado con Leucemia Linfocítica Crónica no reciben sus medicamentos a tiempo.

Eso en una era sin limitación de presupuesto máximo y a la vista de todo el sistema, sin que nadie parezca poder hacer algo.

Si no se exige medir los resultados en salud de la mano del ahorro, corremos el riesgo ya conocido de las cápitas; no habrá ninguna forma de proteger a los pacientes de que los ahorros destinados a hacerse en precio de medicamentos y servicios, se traslade a algo mucho más fácil: negar los servicios.

Por otra parte, ¿quien va a vigilar y proteger la autonomía médica, consagrada también en la ley estatutaria, al reconocer que sólo el médico tratante sabe que es lo mejor en términos de resultados para su paciente?

Las presiones vendrán más frecuentes y más fuertes.

La misma norma dice textualmente “se debe desincentivar el uso de NO PBS”; en ningún sitio se menciona siquiera, que eso se haga sin perjudicar la mejor atención al paciente según lo considere su médico tratante.

¿Cómo se va a hacer eso sin afectar la calidad de la atención en un país donde todos sabemos que el ritmo al que se ha actualizado el PBS, dista mucho del ritmo en que mejoran las tecnologías en salud con mejores resultados?

Un porcentaje muy importante de medicamentos considerados por la OMS como esenciales en Oncología siguen fuera del PBS, sin contar con los medicamentos de las guías internacionales de tratamiento para enfermedades hematológicas y oncológicas.

Esta resolución representa, desde mi visión como médico, una forma burda, aunque este llena de fórmulas complicadas, de contención de gastos.

Una política seria de optimización de recursos de la salud, incluiría diseñar y hacer cumplir rutas de atención integral por enfermedades, que garanticen prevención, detección temprana, tratamiento adecuado y seguimiento.

Lo que es costo-efectivo en salud es ofrecer buena atención que resulte en mejores desenlaces en términos de supervivencia libre de enfermedad, progresión y calidad de vida, y de eso, en esta norma no hay ni una palabra.

Actualidad

Giro Billonario a las EPS por Presupuestos Máximos

Tres nuevas circulares de la ADRES, establecen la ruta a seguir con los recobros antes del 31 de diciembre de 2019, con los recobros entre enero y febrero de 2020 y especialmente el gigantesco giro que están recibiendo ahora las EPS de manera anticipada, para pagar las tecnologías cubiertas con cargo a los Presupuestos Máximos.

Publicado

el

Giro billonario a EPS por Presupuestos Maximos

Tres nuevas circulares de la ADRES, establecen la ruta a seguir con los recobros antes del 31 de diciembre de 2019, con los recobros entre enero y febrero de 2020 y especialmente el gigantesco giro que están recibiendo ahora las EPS de manera anticipada, para pagar las tecnologías cubiertas con cargo a los Presupuestos Máximos.

Entérate de toda esta información estratégica, en el siguiente video preparado por CONSULTORSALUD y explicado directamente por el Dr. Carlos Felipe Muñoz Paredes.

Radicación de tecnologías no financiadas con UPC hasta el 31 de diciembre de 2019 Circular 12 de 2020

Los temas claves incluyen:

1. Entre el 18 y el 25 de marzo las entidades recobrantes podrán presentar cuentas por servicios y tecnologías en salud no financiadas con la UPC prestados/suministradas hasta el 31 de diciembre de 2019 que no hayan sido radicadas ante la ADRES y que cumplan con las características definidas en la Resolución No. 41656 de 2019 para el “Primer segmento”.

2. Entre el 26 y 31 de marzo las entidades  recobrantes  podrán presentar cuentas  por servicios y tecnologías en salud no financiadas con la UPC prestados/suministradas hasta el 31 de diciembre de 2019 que previamente hayan sido radicadas ante la ADRES, para lo cual deberán cumplir con lo previsto en el “Proceso de Corrección” del Título 111 de la Resolución 41656 de 2019 y según lo dispuesto en el artículo 48 de la mencionada Resolución.

También puede leer: Hotel Tequendama sería  habilitado como hospital para la atención del Covi-19

Cronograma de radicación en abril Circular 14 de 2020

Los temas claves de estos cronogramas indican:

Régimen contributivo

Las cuentas que cumplan con las características definidas en la Resolución No. 41656 de 2019 para el “Segundo segmento”, y que correspondan a servicios y tecnologías no financiadas con la UPC prestados/suministradas a los afiliados del régimen contributivo con anterioridad al 1 de marzo de 2020, se radicarán entre el 1 y el 5 de abril de 2020.


Las cuentas que cumplan con las características definidas en la Resolución No. 41656 de 2019 para el “Primer segmento”, y que correspondan a servicios y tecnologías no financiadas con la UPC prestados/suministradas a los afiliados del régimen contributivo con anterioridad al 1 de marzo de 2020, se radicarán entre el 6 y el 12 de abril de 2020.


Las cuentas por servicios y tecnologías en salud no financiadas con la UPC prestados/suministradas hasta el 31 de diciembre de 2019 que previamente hayan sido radicadas ante la ADRES y que cumplan con características del “Proceso de Corrección” del Título III y el artículo 48 de la Resolución 41656 de 2019, se radicarán entre el 13 y el 25 de abril de 2020.

Régimen subsidiado

Las cuentas que cumplan con las características definidas en la Resolución No. 41656 de 2019 para el “Segundo segmento”, y que correspondan a servicios y tecnologías no financiadas con la UPC prestados/suministradas a los afiliados del régimen subsidiado entre el 1 de enero y el 29 de febrero de 2020, se radicarán entre el 26 y el 28 de abril de 2020.  


Las cuentas que cumplan con las características definidas en la Resolución No. 41656 de 2019 para el “Primer segmento”, y que correspondan a servicios y tecnologías no financiadas con la UPC prestados/suministradas a los afiliados del régimen subsidiado entre el 1 de enero y el 29 de febrero de 2020, se radicarán entre el 29 y el 30 de abril de 2020.

Cronograma y lineamientos para girar el anticipo de Presupuestos Máximos Circular 15 de 2020

Define el calendario de las transferencias del valor mensual del presupuesto máximo a girar a las EPS/EOC, en respuesta a la necesidad de optimizar y mejorar el flujo de recursos que dichas entidades requieren, con ocasión de las emergencias sanitaria y económica, social y ecológica.
Las transferencias del valor mensual del presupuesto máximo correspondiente a los periodos de abril y mayo, se realizarán en marzo de 2020

En el transcurso del 25 de marzo de 2020, la EPS/EOC deberá diligenciar y disponer el Excel con la información del giro en el SFTP

También puede leer: Gobierno hace recomendaciones a profesionales médicos por COVID- 19

Conclusión

Producto de esta circular 15 de la ADRES, las EPS recibirán una cantidad nunca vista de dinero anticipado, para pagar las tecnologías NO financiadas con cargo a la UPC: $1.14 Billones de pesos.

En Consultorsalud estamos convencidos que todos los actores están suscribiendo nuevos acuerdos de voluntades, y especialmente afinando mecanismos de pago que respondan apropiadamente a esta inusitada liquidez que el gobierno y el Ministerio de Salud y la ADRES en dispersado para los agentes del sistema de salud.

NO puede generarse cartera a partir de marzo de 2020, con cargo a los Presupuestos Máximos, esto fundado en el hecho que los dineros están ya girados y en las cuentas de las EPS, y especialmente porque hay mecanismos establecidos para auditar el comportamiento del uso y gasto de estos recursos a través de notas técnicas transversales y ajustes mensuales de ADRES y estructurales del Minsalud previstos en las normas.

Recordemos que el dinero de Presupuestos Máximos, no debería ser utilizado para pagar vigencias anteriores, deudas y carteras. Este Presupuesto Máximo, debe usarse para pagar exclusivamente, los nuevos servicios requeridos y dispensados a los usuarios pacientes a partir del mes de marzo de 2020.

Cualquier otro comportamiento convertirá en el corto plazo,a este mecanismo tan interesante, simplemente en otra definición inconclusa y mal operada: Está en nuestra manos lograr que sea un instrumento definitivo.

Las deudas previas generadas con ocasión de tecnologías antiguamente llamadas NO POS o NO PBS, deben pagar contra el mecanismo de “Punto final”, y las demás obligaciones surgidas del giro natural del aseguramiento en torno a la protección colectiva (antes Plan de Beneficios), deben pagarse directamente de la caja de las EPS, y generalmente por vía de endeudamientos y/o capitalizaciones frescas.

También puede leer:Primer fármaco a base de CBD (Cannabidiol) para la epilepsia

PROGRAMA EDUCATIVO VIRTUAL

En Consultorsalud tenemos un completo programa de capacitaciones y entrenamientos virtuales; uno de ellos incluye una conferencia virtual de Presupuestos Máximos con énfasis estratégico, de dos horas de duración, dentro de una sala con cabida para hasta 500 asistentes, en donde damos todos los detalles de cifras, impactos y manejos que deben tener EPS, prestadores de servicios de salud, operadores logísticos, gestores farmacéuticos y claro toda la industria farmacéutica presente en el país.

Escríbenos ahora a: [email protected] o llámanos ya al 317 4296207 para coordinar las sesiones virtuales que necesites.

Continuar leyendo

ACHO

Recomendaciones ACHO para el manejo de estado de Pandemia SARS – COVID 19

Ante la pandemia de SARS – COV 19, desde la Asociación Colombiana de Hematología y Oncología (ACHO) consideramos importante seguir emitiendo recomendaciones generales para los profesionales de la salud, implicados en el tratamiento de pacientes oncológicos y enfermedades hematológicas.

Publicado

el

Por

Recomendaciones ACHO para el manejo de estado de Pandemia SARS - COV 19

Todas son recomendaciones y en ningún momento pretendemos imponer una conducta única pues entendemos que cada caso es particular y debe actuarse en concordancia a cada situación específica. Están basadas en documentos emitidos por las sociedades científicas de países altamente afectados por la  infección como España y de sociedades académicas  reconocidas como la American Association of Clinical Oncology (ASCO), grupo GELTAMO, European Bone Marrow Transplantation (EBMT) y la American Society for Transplantation and cellular therapy ( ASTCT)

Recomendaciones para los Servicios de salud que atienden pacientes  hematológicos y/o con Cáncer

Se recomienda que los Servicios de Oncología y Hematología realicen  la implementación de medidas que reduzcan las visitas innecesarias de los pacientes con cáncer a los hospitales, y que establezcan medidas  que minimicen la exposición durante este período de contención de expansión del SARSCoV-2.

Se considera pertinente, implementar la realización de  teleconsulta, en los casos en los que no se genere riesgo para la salud , según criterio del médico tratante y previo consentimiento del  paciente, siempre garantizando  el registro de la consulta en la historia clínica y por parte del centro hemato/oncológico la implementación de las medidas administrativas  necesarias  para facilitar la programación de pruebas diagnósticas y la prescripción sin que el paciente tenga que  acudir a la institución hospitalaria.

La utilización de teleconsulta se encuentra avalada  por el numeral 6  de la resolución 3100 de habilitación, que establece que, en situación de emergencia sanitaria como la actual (resolución 385 de marzo de 2020) las IPSs pueden sin necesidad de radicar novedad o esperar visita de habilitación, aplicar medidas que permitan manejar y proteger la población que tratan.

Se reitera, que es  de vital importancia que los aseguradores entendiendo la situación actual, autoricen el pago sin glosa de estas teleconsultas, implementen métodos de autorización de estudios y procedimientos, y despacho de medicamentos, sin que los pacientes tengan que asistir a las instalaciones físicas de la entidad, y minimicen los trámites relacionados con la atención a pacientes oncológicos. Es imperativo que las IPS y EPS implementen mecanismos de autorización interna, que eviten al paciente el  trámite presencial, en lo especial en lo relacionado con ajustes necesarios en la plataforma Mipres.

Además, se debe limitar el número de acompañantes en salas de espera para consultas (uno por paciente) y evitar que acudan al hospital aquellos acompañantes que presenten fiebre, tos u otros síntomas de sospecha. En la sala de quimioterapia también limitar la presencia de acompañantes, con las excepciones que se consideren oportunas, a criterio de médicos y enfermeras.

Igualmente es pertinente considerar modificar la programación de infusión diaria en las salas de quimioterapia, generar jornadas adicionales para disminuir número de pacientes y  garantizar que la ocupación permita distancia mínima de 2 metros entre cada paciente. En cuanto a la  consulta externa, aumentar los tiempos de periodicidad de la consulta de controles de pacientes tratados. Incluyendo pacientes que se encuentren en remisión de la enfermedad o en respuesta completa post – tratamiento y con bajo riesgo de recaída temprana.

Recomendaciones para los especialistas en el manejo de los pacientes con Cáncer y enfermedades Hematológicas

Siempre tener en cuenta que:

En  las circunstancias actuales, es fundamental, antes de decidir si se debe administrar o no un tratamiento oncológico  sistémico, se considere el beneficio frente al riesgo asociado a la posibilidad de contagio por el SARS-CoV-2 y sus potenciales consecuencias, especialmente la necesidad de requerir ingreso hospitalario por complicaciones graves.

Para Priorizar el tratamiento  de los pacientes,  se recomienda  clasificarlos  en  dos grupos:

  1. Pacientes sin tratamiento oncológico activo: Aquellos que completaron un tratamiento y/o cuya enfermedad se encuentra controlada, o quienes están en terapia de observación (“watch and wait”).
  1. Pacientes candidatos a tratamiento oncológico activo: (neoadyuvante o   curativo adyuvante o tratamiento para enfermedad metastásica, inducciones y consolidaciones para leucemias, linfomas, mielomas).  Estos pacientes con enfermedad activa son elegibles para cirugía, quimioterapia y / o radioterapia, terapia biológica, terapia endocrina e inmunoterapia.

También puede leer: lineamientos para la detección y el manejo de casos COVID 19 por IPS

Para los pacientes candidatos a tratamiento activo, se recomienda considerar los siguientes puntos:

  • En los pacientes con respuesta tumoral parcial o completa, clínicamente estables, que reciben terapia de mantenimiento, considerar suspender la quimioterapia.
  • Algunos pacientes pueden cambiar la quimioterapia de IV a terapias orales, lo que disminuiría la frecuencia de las visitas a la clínica, pero requeriría una mayor vigilancia por parte del equipo de atención médica para asegurarse de que los pacientes estén tomando sus medicamentos correctamente.
  • Las decisiones sobre la modificación o la suspensión de la quimioterapia deben incluir la consideración de la indicación para la quimioterapia, tipo de neoplasia y los objetivos de la terapia, así como la ubicación del paciente en el curso del tratamiento y la toxicidad asociada.
  • En algunos escenarios, los retrasos o las modificaciones del tratamiento adyuvante, o de consolidación o mantenimiento, pueden presentar un mayor riesgo de control de la enfermedad  y de la supervivencia a largo plazo que en otros. Se debe individualizar cada caso.
  • En los casos en que el beneficio absoluto de la quimioterapia adyuvante, de consolidación o mantenimiento, sea marginal y donde hay opciones no inmunosupresoras disponibles (por ejemplo, terapia hormonal en cáncer de mama RH positivo en estadio temprano), el riesgo de infección con COVID-19 puede considerarse como un factor adicional  de riesgo, por lo cual es pertinente  sopesar las diferentes opciones disponibles para el paciente.
  • En los pacientes que reciben terapias de soporte para enfermedad metástasica ósea, o mieloma múltiple, flebotomías, u otras terapias de soporte que requieren una visita hospitalaria, considerar diferir la administración del tratamiento.

A todos los pacientes se les debe brindar educación para mantener su salud cumpliendo las siguientes recomendaciones:

  1. Evitar lugares concurridos.
  2. Usar tapabocas  al asistir al hospital y o al centro oncológico  para visitas y tratamientos.
  3. Lavarse frecuentemente las manos de acuerdo con las indicaciones de la OMS.
  4. No tener  contacto con amigos y familiares con síntomas de COVID-19 o con aquellos con riesgo de contacto.
  5. Practicar  el distanciamiento social con todas las personas para protegerse y proteger a los demás.

También puede leer: Exención de IVA a importación y venta de 23 equipos médicos

Ante la información disponible se debe considerar:

  1. Generar líneas de atención prioritarias para inicio de intervenciones de los pacientes clasificados como elegibles para tratamiento oncológico.
  2. Las visitas ambulatorias para pacientes con cáncer deben reducirse al nivel más seguro y factible sin poner en peligro la atención.  Para los pacientes que reciben tratamiento oral, proporcionar  el suministro de medicamentos para al menos tres ciclos  para reducir las visitas al hospital.  El monitoreo de sangre para esos pacientes se puede realizar en laboratorios locales cerca de casa.
  3. Implementar los  servicios de telemedicina.
  4. Retrasar   las visitas de seguimiento de supervivientes de rutina. 
  5. Utilizar una vigilancia más intensiva durante el tratamiento para pacientes con cáncer de pulmón o que recibieron cirugía pulmonar previa y para pacientes mayores o aquellos con otras comorbilidades. 
  6. Tomar medidas intensivas para evitar la diseminación nosocomial.
  7. Debe haber procedimientos claros para detectar  cualquier síntoma de COVID-19 y la urgencia y necesidad de hospitalización. No existe una guía específica con respecto a la prueba COVID-19 en pacientes con cáncer.  Se deben seguir las directivas y orientaciones de salud pública nacional.
  8. No iniciar tratamientos de quimioterapia potencialmente inmunosupresora en pacientes con sospecha de infección por COVID 19 o historia de contacto de riesgo.
  9. No iniciar tratamientos de quimioterapia potencialmente inmunosupresora en pacientes en los que la demora de 2-3 semanas no suponga un riesgo en la vida. Realizar nuevo control en 2-3 semanas para reevaluar cada caso ante la evolución de la pandemia.
  10. En pacientes en tratamiento dentro de ensayos clínicos, se deben seguir estrictamente las recomendaciones del protocolo, utilizando las posibilidades de retrasar o ajustar las dosis que ofrece el mismo para adaptarlas a la situación asistencial y epidemiológica.  El investigador siempre debe tomar  las decisiones más adecuadas para la salud y seguridad del paciente.
  11. Suspender temporalmente o minimizar dosis de tratamientos claramente inmunosupresores (ejemplo. dosis altas de corticoides.), siempre que la situación del paciente lo permita.
  12. En todo caso de administrar quimioterapia mielotóxica,  considerar  el soporte con factores estimulantes de colonias.
  13. En todo paciente que reciba tratamiento oncológico sistémico durante la  pandemia  de la infección por el SARS-CoV-2 se debe incluir en el consentimiento informado la posibilidad de aumento del riesgo de contagio, y de efectos secundarios y complicaciones relacionados con la infección.
  14. En caso de necesidad de cirugía oncológica con intención curativa, se debe evaluar cada caso y hacer determinaciones individuales basadas en los daños potenciales de retrasar la cirugía relacionada con el cáncer a tratar.
  15. El personal del hospital que haya tenido contacto con un caso confirmado y no tenga síntomas, debe realiza  auto vigilancia de aparición de síntomas respiratorios. En el caso de profesionales asintomáticos y que hayan tenido contacto con casos confirmados, auto vigilancia y mascarilla quirúrgica ante cualquier acto asistencial, incluida la consulta externa, extremando si cabe aún más la higiene de manos antes y después de cada acto asistencial .
  16. Cualquier médico o paramédico  que presente síntomas respiratorios significativos debe comunicárselo de forma urgente telefónicamente a su supervisor. Abstenerse de acudir al puesto de trabaja con fiebre o clínica respiratoria aguda.
  17. El equipo  médico y paramédico así como  los pacientes  mientras se encuentren  en el centro hemato/oncológico  deben tener máscaras de protección (tapabocas) y el personal médico y para médico  utilizar  traje quirúrgico anti fluidos en lugar de ropa habitual. No se debe usar  bata sino está elaborada en tela anti fluidos.
  18. Al llegar a casa evitar el contacto inmediato con familiares, retirar las prendas y llevar a lavado inmediato. Lavado de manos exhaustivo.
Continuar leyendo

ACHO

Recomendaciones para pacientes con cáncer frente al coronavirus

Publicado

el

La Dra. Virginia Abello presidenta de la Asociación Colombiana de Hematología y Oncología, habla sobre las precauciones que deben tener los pacientes con cáncer con la llegada del coronavirus -COVID19-MOSTRAR MÁS

Continuar leyendo

Editorial – Me parece

COLUMNISTAS

foto-carlos-felipe-muñoz-1

Carlos Felipe Muñoz (96)

CEO & Fundador CONSULTORSALUD
Carolina CorchoCarolina Corcho

Carolina Corcho (5)

Vicepresidente Federación Médica Colombiana
personaje11

Cesar Augusto Sanchez (1)

Gerente Viva1A
Claudia Patricia Vacaclaudia patricia vaca

Claudia Patricia Vaca González (1)

Msc farmacoepidemiología, Msc efectividad clínica y sanitaria
Claudia Sterling Posada - Vicepresidente Legal y de Asuntos Jurídicos de Cruz VerdeClaudia Sterling

Claudia Sterling (2)

Vicepresidente Legal y de Asuntos Jurídicos de Cruz Verde
Denis Honorio SilvaDenis Honorio Silva

Denis Honorio Silva (1)

Director Asociación Colombia Saludable, Vocero de Pacientes Colombia
Elisa Carolina TorrenegraElisa Carolina Torrenegra

Elisa Carolina Torrenegra (1)

Directora Ejecutiva Gestarsalud
Gustavo Morales CoboGustavo Morales Cobo

Gustavo Morales Cobo (4)

Presidente Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral
Héctor CastroHéctor Castro

Héctor E. Castro (1)

Director Técnico Senior de Economía Farmacéutica y Financiamiento
Jaime Calderón HerreraJaime Calderón Herrera

Jaime Calderón Herrera (1)

Presidente de la fundación del corazón
Jaime González MontañoJaime González Montaño

Jaime González Montaño (1)

Presidente de Coosalud
columnista-jorge-ricocolumnista-jorge-rico

Jorge Rico (1)

José Elías Cabrejo ParedesJosé Elías Cabrejo Paredes

José Elías Cabrejo Paredes (1)

Director Técnico Senior de Economía Farmacéutica y Financiamiento
Jose

José Octaviano Barrera (2)

Director Medico en Javesalud
Juan López Casas

Juan Gonzalo López Casas (2)

Luis Eduardo Pino Villareal Medico Internista, Hematólogo y Oncólogo ClínicoLuis Eduardo Pino Villareal

Luis Eduardo Pino (28)

Médico especialista en Medicina Interna y en Hematología y Oncología Clínica
foto-mauricio-jaramillo-1

Mauricio Jaramillo Restrepo (1)

Medico Internista & Hematólogo
Mauricio Lema Medina MD OncólogoMauricio Lema Medina MD Oncólogo

Mauricio Lema Medina (5)

Médico Hemato-Oncólogo
Miguel Ángel González_ presidente de la Asociación Colombiana de Osteoporosis y Metabolismo Mineral (ACOMM) (1)

Miguel Ángel González (1)

Presidente de la Asociación Colombiana de Osteoporosis y Metabolismo Mineral (ACOMM)
Olga Lucia ZuluagaOlga lucia Zuluaga

Olga lucia Zuluaga (2)

Directora Ejecutiva de ACESI
Sergio Camilo Lizarazo Riaño

Sergio Camilo Lizarazo Riaño (1)

Periodista, especialista en comunicaciones estratégicas
Virginia Abello PoloVirginia Abello Polo

Virginia Abello Polo (2)

Médica Internista & Hematóloga
William Javier Vega VargasWilliam Javier Vega Vargas

William Javier Vega Vargas (2)

Especialista en Derecho Laboral y Relaciones Industriales

 

 

 

Columnas recientes

Tendencias

Indicadores / Cifras