Hepatitis C crónica – Guía Práctica Clínica - CONSULTORSALUD
Conéctate con nosotros

Medicina Clínica

Hepatitis C crónica – Guía Práctica Clínica

Publicado

el

hepatitis c 3 0

El Instituto de Evaluación Tecnológica en Salud – IETS y el Ministerio de Salud y Protección Social presentaron la Guía Práctica Clínica para el tratamiento de la Hepatitis C crónica, que tiene como objetivo proporcionar los lineamientos  para realizar la tamización, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de pacientes con infección crónica por el virus de la hepatitis C.

Esta guía se basa en las recomendaciones de la Guía Práctica Clínica  para realizar la tamización, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de pacientes con infección crónica por el virus de la hepatitis C publicado en el 2016 (Lea: Hepatitis B y C – Guía Práctica Clínica)

Sin embargo, con la publicación de la Resolución 1692 de 2017 que establece los criterios para la compra centralizada, distribución y suministro de medicamentos para la hepatitis C crónica y el seguimiento a los pacientes diagnosticados con dicha patología; medicamentos que no estan cubiertos por el Plan de Beneficios en Salud.

El Ministerio de Salud y Protección Social vio la necesidad de elaborar una vía clínica, que a partir de las recomendaciones de la GPC, permitiera precisar las intervenciones que deben proporcionarse a los pacientes con esta enfermedad, en cada etapa del curso de su atención dentro del sistema de salud, desde el diagnóstico hasta el cierre del caso, con el propósito de favorecer la administración oportuna del tratamiento y el adecuado seguimiento de su toxicidad y efectividad.

De acuerdo con la GPC, la infección por el virus de la hepatitis C es una enfermedad con una alta morbilidad asociada y que genera altos costos en la atención en salud. A diferencia de otras infecciones virales crónicas, las alternativas para su tratamiento son múltiples y han evolucionado rápidamente en los últimos años, permitiendo en la actualidad la curación en más del 90% de las personas tratadas.

En Colombia, durante el 2016, el Instituto Nacional de Salud reportó 287 casos de los cuales el 56% correspondieron al sexo masculino y 44% al femenino. El grupo de edad de mayor afectación fue el de 25 a 29 años (12%). Sin embargo, en todos los grupos de edad mayores de 15 años se reportaron casos, siendo los departamentos con mayor notificación: Atlántico, Valle del Cauca, Norte de Santander y Quindío.

Los costos asociados a esta enfermedad en Estados Unidos fueron estimados en más de US$ 600 millones anuales y se estima que serán US$184 billones para el periodo 2010 – 2019. Para Colombia, el gasto anual estimado por paciente es de US$ 7.000 (Lea: Informe Especial- Medicamentos de Hepatitis C los de más alto costo)

Descargue: Guía Práctica Clínica – Hepatitis C crónica.

Documentos adjuntos

Este artículo tiene documentos adjuntos que podrá descargar para ampliar su información:

Medicina Clínica

Presentan nuevo esquema de clasificación para la escoliosis idiopática en adultos

La clasificación de la escoliosis idiopática funciona como método preventivo de la patología y podría facilitar el tratamiento en pacientes mayores de 60 años

Publicado

el

Presentan nuevo esquema clasificción escoliosis idiopática

Recientemente, un grupo de especialistas diseñó un novedoso sistema de clasificación de la escoliosis idiopática en adultos basado en sus rayos X. Según información internacional, se estima que 6 millones de personas padecen esta condición en EE.UU., la mayoría la ha desarrollado en la adolescencia.

Como se describe en la publicación hecha en Spine Deformity , se pueden definir de forma más precisa las áreas de la columna vertebral que necesitan corregirse. Además de ello, este sistema podría mejorar el tratamiento, la comunicación y el análisis de las deformidades de la columna vertebral que afectan a los pacientes mayores. El método se basa en el sistema de clasificación de Lenke, utilizado para categorizar la escoliosis idiopática juvenil en seis curvas distintas. Sin embargo, desde el ámbito médico no es aplicable a la escoliosis de adultos. 

Los investigadores liderados por el doctor James D. Lin, cirujano de la columna vertebral en el Hospital Mount Sinai y profesor adjunto de cirugía ortopédica en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, eligieron la clasificación de Lenke porque en algunos casos, la enfermedad es una progresión de la patología manifestada en la adolescencia. Pero, también destacan que en algunos individuos puede desarrollarse por primera vez el trastorno, conocido entonces como escoliosis idiopática del adulto. 

Pero, adicionalmente, destacan que los síntomas y tratamientos pueden diferir de manera considerable, así que se necesitan herramientas y técnicas más precisas para el diagnóstico y el tratamiento. 

También le puede interesar: ACTUALIZAN DIAGNÓSTICO PARA EL CONTROL DE LA TUBERCULOSIS EN EL PAÍS

Alta precisión dará lugar a mejores tratamientos para la escoliosis idiopática

La nueva clasificación se realizó con base en tres componentes. Es decir, mantiene los seis tipos de curva de la columna que aparecen en el sistema de Lenke pero añade otros dos: la evaluación de la alineación global y el estado de la curva lumbosacra. En particular, estas dos últimas son las que presentan un mayor deterioro a edades más avanzadas. 

Los resultados, como se reporta en la publicación original, se evidenciaron inmediatamente. En el estudio diseñado por los investigadores para evaluar la clasificación, 12 cirujanos de la columna vertebral lo usaron para calificar 30 casos dos veces, lo que dio lugar a un acuerdo casi perfecto en la evaluación de los pacientes.  Este último método para clasificar la escoliosis en adultos se trata de una herramienta útil porque hoy en día no existe un sistema de clasificación de rayos X ampliamente aceptado para esta compleja afección.

“Este sistema de clasificación proporciona un nuevo lenguaje a los clínicos e investigadores, ayudándonos a categorizar y comunicar de manera fiable las características radiográficas de la escoliosis idiopática del adulto. Todo esto con el fin de facilitar más eficazmente el tratamiento y el análisis ulterior para perfeccionar tratamientos futuros” expresó el Dr. Lin a medios de comunicación.

También le puede interesar: DERMATITIS ATÓPICA ¿QUÉ ES Y CUÁL ES SU IMPACTO ECONÓMICO Y SOCIAL?

Continuar leyendo

Medicina Clínica

Prueba podría determinar el riesgo de que un medicamento cause daño hepático

Un grupo de científicos descubrió un método experimental que puede predecir el riesgo de que los medicamentos causen daño hepático.

Publicado

el

Prueba podría determinar el riesgo de que un medicamento cause daño hepático

Un grupo de científicos estadounidenses y japoneses descubrió un método experimental que puede predecir el riesgo de que los medicamentos causen daño hepático en un paciente. El estudio ya fue publicado en la revista “Nature Medicine” y explica que el test genético identifica una puntuación de riesgo poligénico que evidencia cuándo un fármaco representa riesgo de lesión hepática inducida por medicamentos.

Los científicos pertenecientes al Cincinnati Children’s Hospital y a la Universidad Médica y Dental de Tokio y Takeda Pharmaceutical señalaron que sus hallazgos dan un paso más cerca a la solución de un problema que aqueja desde hace muchos años a los desarrolladores de medicamentos.

También puede leer: Crean herramienta que permite conocer el riesgo individual de la COVID-19

Hasta el momento no existe una forma de determinar si un medicamento que funciona bien en un grupo de personas, causa daño hepático en un grupo más reducido, lo que ha provocado que fármacos con un buen futuro fracasen en los ensayos clínicos.  “Si pudiéramos predecir qué individuos estarían en mayor riesgo, podríamos recetar más medicamentos con más confianza” afirma Jorge Bezerra, director de la División de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición en el Cincinnati Children’s.

Con este estudio se podría estar muy cerca de desarrollar un test que pueda evidenciar una puntuación genética que permita al paciente conocer su riesgo de desarrollar problemas en el hígado asociados. Implementando este avance que identificaría quienes tienen mayor riesgo los especialistas podrían determinar que medicamentos pueden ser recetados con mayor confianza.

A partir de este estudio y la aplicación de esta prueba, se podrían excluir a personas tendientes a sufrir daño hepático de ensayos clínicos. Además, los médicos tratantes podrían tomar determinaciones que antes no hubieran pensado como cambiar los medicamentos, las dosis e incluso a realizar un seguimiento sobre la toma de un medicamento particular a un paciente vulnerable.

Desarrollo de un identificador de daño hepático

El equipo desarrolló la puntuación de riesgo volviendo a analizar varios estudios de asociación de todo el genoma que habían identificado una larga lista de variantes genéticas que podrían indicar una probabilidad de una mala reacción en el hígado a varios compuestos. Al combinar los datos y aplicar varios métodos matemáticos de ponderación, el equipo encontró una fórmula que parece funcionar.

La puntuación que se genera tiene más de 20.000 variantes genéticas, que tienen un asombroso poder de predicción basados en datos genómicos. Esta puntuación fue puesta a prueba con medicamentos conocidos como: ciclosporina, bosentán, troglitazona, diclofenaco, flutamida, ketoconazol, carbamazepina, amoxicilina-clavulanato, metapirileno, tacrina, acetaminofén y tolcapone

Es preciso decir, que la prueba funcionaría en diferentes tipos de medicamentos ya que la puntuación se centra en un conjunto de mecanismos comunes que utiliza el hígado para metabolizar un fármaco.

También puede leer: $3,96 billones giró la ADRES en agosto para el aseguramiento en salud

Continuar leyendo

Medicina Clínica

Investigadores confirman infección cerebral por Sars-Cov-2

Los científicos a cargo descubrieron que éste sería el factor asociado a los cambios neurológicos que sufren algunos pacientes con COVID-19

Publicado

el

Investigadores confirman infección cerebral por Sars-Cov-2

Tras un arduo estudio, un grupo de científicos demostró que el SARS-Cov-2 infecta a células progenitoras neurales humanas y organoides del cerebro. La investigación fue llevada a cabo por el Instituto de Tecnología Avanzada de Shenzhen (SIAT, en inglés) y colaboradores de la Universidad de Hong Kong. Los hallazgos se dieron a conocer en Cell Research

Desde que surgió el brote, la manifestación más común ha sido la enfermedad respiratoria, con síntomas de SRAS. Sin embargo, con el paso del tiempo también se han reportado dolores de cabeza, anosmia, ageusia, confusión, encefalopatías y otra sintomatología relacionada con afectaciones del sistema neurológico. Sin embargo, para el momento en que se publicaron estos resultados, no había evidencia científica que demostrara que fueran provocados directamente por la infección. 

Los autores, a modo de presentación, explican que han habido algunos indicios: 

  • Un estudio realizado en Wuhan a 214 pacientes hospitalizados por COVID-19, los síntomas neurológicos se reportaron en el 36.4% de casos. No obstante, fueron visibles para los médicos en el 45.5% de pacientes con infección severa. 
  • Posteriormente, un estudio hecho en Francia reportó hallazgos neurológicos en el 84,5% de pacientes con COVID-19 ingresados en el hospital. Adicionalmente, una investigación más reciente en Alemania demostró que el ARN del virus puede ser detectado en biopsias cerebrales en el 36,4% (8/22) de los casos mortales de COVID-19 descritos en su estudio. 

También le puede interesar: PRIMERA CENTRAL DE MONITOREO UCI EN BOGOTÁ​​

Para explorar la participación directa del SARS-CoV-2 en el sistema nervioso central, el equipo de investigadores evaluó la infección por el virus en las células progenitoras neurales humanas (hNPC), las neuroesferas y los organoides cerebrales derivados de las células madre pluripotentes inducidas (iPSC). El proceso se llevó a cabo en varias etapas: 

  1. Se evaluó la expresión del ACE2 y las principales proteasas asociadas a la entrada del coronavirus en las hNPC. Los datos de la investigación sugieren que el receptor ACE2, TMPRSS2, la catepsina L y la furina se detectaron fácilmente en las hNPC. 
  1. Se observó el comportamiento de las hNPC, derivadas de la iPSC con el SARS-CoV-2, a 10 multiplicidades de infección con el SARS-Cov como control. Los hallazgos sugieren que el SARS-CoV-2, pero no el SARS-CoV, podría replicarse en hNPC. 

¿Cuáles son las consecuencias del SARS-Cov-2 en el cerebro?

Los resultados obtenidos de estos y otros procesos adicionales, revelaron que las hNPC derivadas de la iPSC eran permisivas con la infección por el SARS-CoV-2, pero no con la infección por el SARS-CoV. Además, se evidenció una alta expresión de proteínas y partículas virales infecciosas, en las neuroesferas y los organoides infectados con el SARS-Cov-2, lo que sugiere una infección directa del virus en el cerebro humano. Los autores destacan que la infección por el SARS-CoV-2 en organoides tridimensionales del cerebro humano se localizó en células positivas de TUJ1 (marcador neuronal) y NESTIN (marcador de CPN), lo que sugiere que el SARS-CoV-2 podría dirigirse directamente a las neuronas corticales y a las CPN.

También puede leer: LETICIA LA PRIMERA CIUDAD DEL PAÍS EN LA QUE EL INS INICIARÁ ESTUDIO DE SEROPREVALENCIA

Adicionalmente, los descubrimientos permiten comprender los síntomas patognomónicos de la anosmia y la ageusia junto a otras manifestaciones neurológicas de la COVID-19, como las convulsiones, la encefalopatía, la encefalitis, el síndrome de Guillain-Barré y el síndrome de Miller Fisher. Para el momento de la publicación, la susceptibilidad de los organoides del cerebro humano fue sugerida de manera similar por dos estudios independientes.

Por último, los expertos sugieren las consecuencias crónicas y a largo plazo de la infección del SNC por el SARS-CoV-2 deberían vigilarse de cerca, puesto que la evidencia científica todavía no es suficiente para llegar a conclusiones definitivas. 

Continuar leyendo

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras