Conéctate con nosotros

Actualidad

469 mil víctimas del conflicto armado beneficiadas con el Papsivi

Programa de Atención Psicosocial y Salud Integral (Papsivi) logró una cobertura de atención a víctimas del 93%.

Publicado

el

Programa de Atención Psicosocial y Salud Integral beneficia a más de 469 mil víctimas de conflicto armado

El Ministerio de Salud y Protección Social  en la maña de este martes dio a conocer la evaluación de resultados del Programa de Atención Psicosocial y Salud Integral a Víctimas del conflicto armado (Papsivi).

Según el jefe de la  Oficina de Promoción Social, Oscar Javier Siza,  “al iniciar 2014, la cobertura del aseguramiento en salud de la población víctima ascendía a 74%; al finalizar 2018 la misma cobertura ascendió a 93%. Lo anterior representa un incremento significativo en temas de salud para las víctimas”.

También puede leer: reporte de incapacidades médicas por covid-19 -resolución 741 de 2020

Así mismo, destacó que cerca de  469 mil víctimas, entre 2013 y 2018 cumplieron los objetivos planeados dentro de las sesiones de atención psicosocial, “con percepciones de recuperación y valoraciones de rehabilitación altas que en una escala de 1 a 10 presentan resultados mayores a los 8 puntos”.

 Aseguramiento en salud de población víctima del conflicto armado

Frente a este tema los resultados expuestos por el Minsalud indican que ya fueron atendidas en el componente psicosocial de Papsivi, una  tasa de aseguramiento en salud de 95%. “Lo que se traduce en 446 mil atendidos por este programa que acceden al Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS)”.

Por otra parte, el funcionario explicó que el grupo de víctimas que han recibido atención psicosocial presentan menos atenciones en salud relacionadas con trastornos mentales, frente a las  que se encuentran en el  Registro Único de Víctimas (RUV) y las personas que no son víctimas.

También puede leer: inventan mascarilla que emite una señal cuando detecta el covid-19

¿Qué sigue para Papsivi?

De otra parte, es importante indicar que aunque el Papsivi ha logrado cumplir  con sus objetivos en salud, cabe anotar, es necesario que el Gobierno Nacional siga fortaleciendo su cobertura de atención psicosocial, especialmente es zonas rurales de difícil acceso.  

En conclusión, se hace entonces necesario implementar estrategias más específicas para hacerles seguimiento continuo a la atención integral en salud por parte de las Entidades Promotoras de Salud (EPS) a las víctimas del conflicto armado, cuya atención se debe hacer en el marco del protocolo de atención diseñado por el programa.

Actualidad

Niños prematuros tienen alto riesgo de presentar dificultades en su desarrollo

Los niños prematuros tienen mayor riesgo de presentar dificultades de neurodesarrollo según un estudio realizado en Francia con más de 3.000 niños.

Publicado

el

Niños prematuros tienen alto riesgo de presentar dificultades en su desarrollo

Los bebés que nacen antes de las 37 semanas de gestación tienen alto riesgo de sufrir dificultades de desarrollo en el área cognitiva y motriz según un estudio publicado en “The BMJ”. El equipo de investigación sostiene que las dificultades de desarrollo se evidenciaron no solo en bebés extremadamente prematuros -22 a 26 semanas- sino también los niños moderadamente prematuros -27 34 semanas-.

Es preciso resaltar, que la tasa de supervivencia de bebés prematuros ha aumentado en todo el mundo, pero con este estudio se demuestra que estos niños tendrían problemas de desarrollo en el futuro. Los científicos de origen francés compararon el neurodesarrollo de los niños nacidos antes de las 35 semanas y los bebés nacidos a término.

Como muestra usaron 3.083 niños de 5 años nacidos después de las semanas  24-26, 27-31 y 32-34 de gestación que participaron en el estudio ‘EPIPAGE-2’, diseñado para analizar los resultados de los niños prematuros en los últimos 15 años y un grupo de control de 600 niños nacidos a término. Mediante pruebas se analizaron las deficiencias sensoriales, las dificultades de comportamiento y los trastornos de movimiento. También se evaluaron otros factores como visitas al psiquiatra o fisioterapia, refuerzo escolar y otras preocupaciones de los padres.

También puede leer: La pandemia de Covid-19 empeoró el padecimiento de trastornos alimenticios

Hallazgos en niños prematuros

Los investigadores descubrieron que las tasas de discapacidades del neurodesarrollo aumentaban a medida que disminuía la edad gestacional, específicamente, de los 3.083 niños, el 28% padecía alguna discapacidad de neurodesarrollo grave o moderada, mientras que las tasas de discapacidad leve eran del 39%.

El 27%, el 14% y el 7% de los niños nacidos a las 24-26, 27-31 y 32-34 semanas, respectivamente, utilizaron asistencia en la escuela. Y cerca de la mitad de los niños nacidos a las 24-26 semanas recibieron al menos una intervención para el desarrollo, que se redujo al 26% para los nacidos a las 32-34 semanas. Aunque, las tasas de discapacidades del neurodesarrollo eran más altas entre las familias de bajo nivel socioeconómico.

Es preciso mencionar, que debido a que este es un estudio observacional no es posible establecer las causas de los hallazgos, el equipo señala que algunas limitaciones pueden haber afectado los resultados. No obstante, al evaluar una amplia gama de problemas de desarrollo y comportamiento, pudieron reflejar mejor la complejidad de las dificultades a las que se enfrentan estos niños y sus familias.

En este sentido, los nacimientos prematuros seguirán representando una gran carga para las familias, y los sistemas de salud y educación. Sin embargo, pese a que las tasas de discapacidad del neurodesarrollo graves a moderadas se reducían con el aumento de la edad gestacional, cerca del 35% de los niños nacidos extremadamente prematuros tenían una discapacidad que requería cuidados especiales o servicios educativos adicionales.

También puede leer: Desarrollan estrategia de vacunación para infecciones del tracto urinario

Continuar leyendo

Actualidad

La pandemia de Covid-19 empeoró el padecimiento de trastornos alimenticios

Un estudio de la universidad de Florencia en Italia evidenció que los pacientes con trastornos alimenticios empeoraron durante la pandemia.

Publicado

el

La pandemia de Covid-19 aumentó el padecimiento de trastornos alimenticios

Investigaciones alrededor del mundo han documentado los daños de la pandemia sobre la salud mental de la población, estos acrecentamientos se han presentado principalmente en el padecimiento de trastornos de ansiedad, depresión y estrés derivados del aislamiento y los problemas económicos.

A esto se le suma el aumento en los desordenes alimenticios principalmente en jóvenes y también las recaídas entre los pacientes que llevaban un tratamiento para la anorexia y la Bulimia. Según una reciente investigación de la Universidad de Florencia este tipo de eventos traumáticos impactan en la salud mental de las personas produciendo una gran incertidumbre y sensación de ira y soledad. La investigación señala que los efectos negativos de la pandemia acentuaran problemas como la anorexia nerviosa.

Las personas con un trastorno alimentario tienen una relación compleja y problemática con los alimentos que se ve reforzada en este momento de inseguridad alimentaria. De otro lado, pacientes que se infectaron con el virus de la influenza, el ébola e incluso el SARS-CoV-2 afirmaron presentar síntomas neuropsiquiátricos relacionados con la pandemia, lo que es aún más preocupante es que ahora hay evidencia que demuestra que estas secuelas pueden mantenerse durante mucho tiempo en las personas.

También puede leer: Concepto de la ACIN sobre los fármacos usados para el tratamiento de covid-19

Investigación sobre trastornos alimenticios

El estudio siguió un grupo de 74 mujeres de entre 18 y 60 años que recibían tratamiento para la anorexia o la bulimia, y que además eran parte de otro análisis longitudinal más amplio sobre los resultados del tratamiento. Estas mujeres se emparejaron con un grupo de control de otras 97 (de edad similar) sin antecedentes de un trastorno alimentario. Los del grupo de control no recibieron ningún tratamiento psicológico durante el encierro.

Las participantes se sometieron a una valuación exhaustiva unos meses previos a que iniciara la pandemia en Italia, y posteriormente se les hizo seguimiento a través de cuestionarios por medio de telemedicina seis semanas después del inicio del aislamiento en ese país.

Ninguna de ellas se contagio con Covid-19, pero todas ellas recibieron  terapia cognitivo-conductual ambulatoria en persona para sus trastornos alimenticios antes de la declaración de la pandemia y posterior al encierro recibieron teleasistencia. Los hallazgos mostraron que la pandemia interfirió significativamente con la recuperación de las pacientes con estos trastornos.

En el periodo de aislamiento, las pacientes con trastornos alimenticios afirmaron tener un aumento de atracones mientras que el grupo de control permaneció estable. Las pacientes con bulimia mostraron tendencias especialmente preocupantes. Muchas de las pacientes con bulimia que habían estado en remisión completa antes de la pandemia recayeron durante el encierro.

No obstante, pese a que los pacientes con anorexia les fue mejor que a aquellos con bulimia, varios pacientes con anorexia evidenciaron lo que se conoce como “diagnóstico cruzado”: desarrollaron síntomas durante el encierro que llevaron al diagnóstico de bulimia. Las mujeres con anorexia informaron un aumento en las conductas de ejercicio compensatorio durante la pandemia, un aumento que no se observó en el grupo de control.

Es preciso mencionar, que el atracón  se desencadena por períodos de intensa angustia emocional. De acuerdo con esta idea, los investigadores encontraron que los pacientes que informaron altos niveles de temor sobre la seguridad de sus seres queridos debido a la pandemia eran especialmente propensos a mostrar aumentos en los atracones.

Continuar leyendo

Actualidad

Concepto de la ACIN sobre los fármacos usados para el tratamiento de covid-19

En CONSULTORSALUD reproducimos algunos de los conceptos emitidos por la Asociación Colombiana de Infectología sobre el manejo de fármacos para tratar la enfermedad por Sars-CoV-2

Publicado

el

concepto ACIN farmacos COVID-19 CONSENSO

La pandemia continúa un año después, con avances importantes en el manejo de la enfermedad y el surgimiento de dudas cuya respuesta -por ahora- las tiene el futuro. Ahora que Colombia afronta uno de los momentos más difíciles en salud pública, el talento humano en salud debe guiarse por la evidencia científica y hacer uso del consenso realizado por la Asociación Colombiana de Infectología (ACIN) para brindar la mejor atención médica posible a los afectados con covid-19.

Por esta razón, en CONSULTORSALUD hemos decidido reproducir la información necesaria sobre los medicamentos sugeridos por los expertos, con el fin de ayudar a la recuperación del paciente y a la detección de contagios de una manera más temprana. Los detalles ampliados se encuentran en la sección V. Manejo del paciente con infección por SARS-CoV-2/COVID-19 del documento que será anexado al final de este artículo.

También le puede interesar: APPS PARA INFECCIÓN URINARIA: ALTERNATIVA COSTO-EFECTIVA

Conclusiones sobre 5 de fármacos usados en Colombia en pacientes covid-19:

En el documento se habla específicamente del uso de cloroquina (CQ) / hidroxicloroquina (HCQ), Lopinavir/ritonavir (LPV/RTV), Tocilizumab, Remdesivir, Interferón, Anticuerpos monoclonales, Ivermectina, Tenofovir, Sofosbuvir/Daclatasvir, Dióxido de cloro, Nitazoxanida, Estatinas, Colchicina y vitaminas.

1. Cloroquina (CQ) / hidroxicloroquina (HCQ)

Respecto a estas dos sustancias, de amplio debate entre especialistas, la ACIN modificó en el último consenso sus apreciaciones sobre estas sustancias. Inicialmente, los expertos se decantaron por los efectos beneficiosos de ambas sustancias, evidenciados en los resultados obtenidos en estudios científicos de China. Sin embargo, tras examinar los datos provenientes de investigaciones (concretamente en el Hospital Presbiteriano de Nueva York y el el Ensayo Clínico Aleatorizado Recovery) la ACIN desaconsejó su empleo en su momento, argumentando que la cloroquina y la hidroxicloroquina no ofrecen ningún beneficio a los pacientes con covid-19; añadiendo que su uso podría incrementar la mortalidad y efectos de tipo cardiovascular pro arrítmicos. De igual forma se tienen resultados similares para azitromicina, indicaron en un primer momento.

En el consenso de la ACIN actualizado en abril, los expertos retiran definitivamente su recomendación a estos fármacos basándose en una revisión sistemática de ensayos clínicos a enero de 2021, en la que se incluyeron 17 artículos. “El análisis no encontró que la HCQ tenga un efecto favorable en términos de requerimiento de ventilación mecánica, requerimiento de UCI o disminución de estancia hospitalaria en comparación con cuidado estándar”.

“En atención a la evidencia recientemente publicada el grupo del Consenso considera que la administración de terapia a base de hidroxicloroquina /cloroquina no ofrece beneficio en el tratamiento de la infección por SARS-CoV-2/COVID-19 y de hecho es incierto el riesgo de eventos adversos, por lo que se retira la recomendación sobre su uso. De igual forma se tienen resultados similares para azitromicina, con incremento importante en la frecuencia de arritmias, por lo que se desaconseja su uso como antiviral.

2. Lopinavir/ritonavir (LPV/RTV)

La actualización del consenso también es negativa para LPV/RTV. En diferentes estudios se ha documentado el uso de estos medicamentos -normalmente utilizados en pacientes con VIH y con resultados exitosos- con buenos resultados. Como indica el documento, varias investigaciones sugieren que la terapia combinada con lopinavir/ritonavir y rivabirina o interferón alfa son mejores en cuanto a supervivencia y aclaramiento viral.

Pero, la información científica actualizada, se ha reportado el uso de estos fármacos solos o en combinación con otros vs. placebo u otros tratamientos. Luego de una revisión científica elaborada por expertos de la ACIN en la que se tuvieron en cuenta 5 revisiones sistemáticas a enero de 2021, en las cuales se identificaron cinco ensayos clínicos aleatorizados y un ensayo clínico controlado sin asignación aleatoria. Dentro de estos, tiene especial relevancia el concepto emitido por la OMS, en el que, tras analizar los resultados del ensayo SOLIDARITY, retiró el uso de LPV/RTV por no encontrar un efecto en el desenlace de la mortalidad. Estos hallazgos coinciden con los del ensayo o clínico RECOVERY.

Cabe mencionar que los hallazgos de otras investigaciones no permiten dar una conclusión única sobre el uso de LPV/RTV , debido a su imprecisión. “El grupo del Consenso considera que a la fecha la evidencia disponible permite emitir un concepto en contra para el uso de este fármaco como monoterapia, por lo que se modifica la recomendación previamente emitida”, señalan.

3. Tocilizumab

El tocilizumab es otro de los fármacos de amplio debate dentro de la comunidad científica. De hecho, dentro del consenso es el que mayores cambios e información presenta sobre su uso. En la versión anterior de este documento, se consideró su uso en casos específicos de pacientes que cumplieran con una serie de criterios: (i) Más de 7 días de evolución de los síntomas, (ii) Deterioro respiratorio, (iii) Niveles de interleuquina 6 > 40 pg/mL en donde estén disponibles o alternativamente niveles de dimero D mayores a 1500, (iv) 2 de 3: PCR > 100 mg/L o > 50 mg/L, si su valor se duplicó en las últimas 48 horas / LDH > 250 UI/ml / Recuento absoluto de linfocitos < 600 cels/mm3 / descarte de otros focos de infección aparte del SARS-CoV-2/COVID-19 / Revisión del caso por parte de una junta multidisciplinaria con participación de al menos 3 especialidades.

evidencia cientifica ACIN tocilizumab
Fuente: Consenso actualizado para el manejo del Sars-CoV-2. ACIN.

Luego de varias revisiones científicas, incluyendo el metaanálisis de los efectos fijos asociados al tocilizumab sobre el desenlace de mortalidad -en el que la evidencia de mayor peso es el ensayo clínico RECOVERY-, los expertos consideran no realizar una recomendación a favor o en contra de tocilizumab como inmunomodulador en infección por SARS-CoV-2/COVID-19 debido a los siguientes factores: costo, disponibilidad limitada de la intervención, falta de aprobación por el INVIMA, número necesario a tratar para prevenir un evento de muerte o progresión a ventilación mecánica. Como el concepto no es concluyente, se dieron a conocer varias recomendaciones a los especialistas que consideren su uso, entre ellas:

  • Haber descartado otros posibles focos de infección aparte del SARS-CoV-2/COVID-19.
  • Deterioro respiratorio (evidente requerimiento de soporte ventilatorio o aumento en requerimiento de parámetros ventilatorios, en pacientes que ya se encuentran en ventilación mecánica).
  • Discusión del caso por parte de una junta multidisciplinaria con la participación de al menos tres especialidades (hematología, infectología, medicina interna, pediatría, neumología, cuidado intensivo, reumatología, urgenciología, inmunología clínica).

También le puede interesar: IMPULSADO POR LA PANDEMIA EL COMERCIO ELECTRÓNICO CRECIÓ UN 19% EN 2020

4. Remdesivir

A lo largo de la pandemia, el remdesivir ha sido uno de los fármacos candidatos en el tratamiento de covid-19, debido a su efecto antiviral in vitro. La posición de la ACIN inicialmente no fue concluyente, a pesar de que las investigaciones iniciales sugerían un posible beneficio-descrito como mejoría de síntomas y tiempo de recuperación- en personas con neumonía que estuvieran hospitalizadas. Pero, tras analizar una revisión sistemática y los resultados del estudio SOLIDARITY que “no encontró un efecto clínicamente relevante en mortalidad global, necesidad de ventilación mecánica invasiva o estancia hospitalaria”, no se menciona el uso del remdesivir, hecho que se asocia con la baja evidencia científica y con los datos del metaanálisis de la OPS del 19 de febrero de 2021 que corrobora que hacen falta investigaciones con respecto al uso de este fármaco.

5. Anticuerpos monoclonales

La aplicación de anticuerpos monoclonales surgió a la par que las investigaciones sobre el plasma convaleciente y sus posibles efectos positivos en individuos con covid-19. Tal y como se afirma en el documento, el uso de estas moléculas se fundamenta en la hipótesis de que si se logra inhibición del virus (medido en principio como disminución en carga viral) en forma temprana, se podría tener menor cantidad de desenlaces desfavorables como formas severas de la enfermedad, requerimiento de internación en cuidado intensivo e incluso mortalidad).

En el consenso de la ACIN se documentan principalmente los hallazgos encontrados en REGNCOV2, en el que el uso de anticuerpos monoclonales se probó en pacientes ambulatorios infectados con Sars-CoV-2, en los primeros 7 días de presentación, y con una PCR positiva no mayor a 72 horas. La evidencia mostró como desenlace primario a la caída en carga viral entre el día 1 al día 7. En los primeros 275 pacientes evaluados, aquellos que recibieron REGNCOV2 tuvieron mayor disminución en carga viral comparado con los de placebo.

Otro estudio documentó reducciones en los niveles de RNA nasofaríngeo después de 3 días de tratamiento en todos los grupos intervenidos en comparación al placebo; la frecuencia de hospitalización fue de 1,6% en el grupo intervenido vs. 6,3% en el grupo placebo. Aunque estas moléculas también se han administrado en pacientes hospitalizados, se han suspendido ensayos clínicos que documenten sus efectos porque no se ha encontrado utilidad significativa.

También le puede interesar: META DE BRASIL: 100% DE LA POBLACIÓN VACUNADA PARA FINALES DE 2021

Tenga en cuenta las recomendaciones más importantes de la ACIN:

  • Se recomienda no usar hidroxicloroquina o cloroquina en ningún escenario clínico en el manejo de la infección por SARS-CoV-2/COVID-19.
  • Se recomienda no usar lopinavir/ritonavir en ningún escenario clínico en el manejo de la infección por SARSCoV-2/COVID-19
  • No se hace una recomendación ni a favor ni en contra del uso de tocilizumab como inmunomodulador en infección por SARS-CoV-2/COVID-19.
  • Se sugiere que el uso de Remdesivir como antiviral en infección por SARS-CoV2/COVID-19 se considere solo en escenarios de experimentos clínicos aprobados.
  • Se sugiere que el uso de ivermectina como antiviral en el manejo de la infección por SARS-CoV 2/COVID-19 se considere solo en escenarios de experimentos clínicos ambulatorios u hospitalarios aprobados.
  • Se recomienda no usar dióxido de cloro en ningún escenario clínico en el manejo de la infección por SARSCoV-2/COVID-19.

En cuanto a los puntos de buena práctica, la ACIN enlista los siguientes:

  1. No debe usarse corticoesteroides, con motivo de la infección por SARS-CoV-2/COVID-19 en pacientes sin requerimiento de oxígeno.
  2. Considerar el uso de corticoesteroides con otras indicaciones diferentes a la infección por SARS-CoV 2/COVID-19 en las que se considere eficaz (EPOC, crisis asmática, choque séptico con uso de vasopresores a dosis elevadas, insuficiencia adrenal etc.).
  3. Considerar el uso de profilaxis con ivermectina para evitar la hiperinfección por Strongyloides stercoralis, previo al uso de corticoesteroides.
  4. Considerar el uso de dosis altas 20 mg dexametasona por día (protocolo CODEX) o 1 mg/kg por día de metilprednisolona en los casos con SDRA severo.
  5. En pacientes en los que se documenta coinfección con influenza el uso de oseltamivir es adecuado y debe considerarse el riesgo/beneficio del uso de dexametasona.

Consulte el Consenso colombiano de atención, diagnóstico y manejo de la infección por SARS-COV-2/COVID-19 en establecimientos de atención en salud haciendo clic en el botón “Descargar”.

También le puede interesar: IMPULSADO POR LA PANDEMIA EL COMERCIO ELECTRÓNICO CRECIÓ UN 19% EN 2020

Continuar leyendo

Tendencias

Indicadores / Cifras