Poner hielo en los músculos lesionados retrasa la regeneración muscular

Un estudio publicado en el "Journal of Applied Physiology" demuestra que aplicar hielo sobre los músculos lesionados retrasa la regeneración muscular.

Un estudio publicado en el “Journal of Applied Physiology” demuestra que aplicar hielo sobre los músculos lesionados retrasa la regeneración muscular. El descubrimiento realizado por un grupo de investigación de la  Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Kobe muestra que aplicar hielo sobre los músculos afectados retrasa la llegada de macrófagos proinflamatorios, que se encargan de la fagocitocis, es decir la eliminación de los tejidos dañados.

Así mismo, dificulta que los macrófagos se adhieran de manera afectiva en las células musculares afectadas. El descubrimiento sugeriría la poca efectividad que tienen los tratamientos como el RICE (Reposo, Hielo, Compresión y Elevación) que se utiliza generalmente para tratar las lesiones músculo-esqueléticas independientemente de su nivel de afectación. Esta terapia se usa a menudo en educación física y deportes pero también en medicina.

Sin embargo, y pese a que su utilización es común es poco lo que se sabe sobre los efectos a largo plazo de la aplicación de hielo sobre los músculos. El hielo se utiliza para disminuir la inflamación, no obstante, se ignora que la inflamación es la respuesta del cuerpo a una lesión tisular, es la activación del mecanismo de curación del cuerpo. Si se suprime la inflamación con hielo se está inhibiendo el intento del cuerpo por reparar los músculos afectados.

También puede leer: Obesidad en la adolescencia aumenta el riesgo de sufrir un ACV

Sin macrófagos no se regeneran los músculos

El equipo estudió el músculo esquelético regenerado dos semanas después de la lesión, comparando el grupo con hielo con el grupo sin hielo. Se encontró un porcentaje significativamente mayor de fibras musculares regeneradas más pequeñas en los cortes transversales del grupo con hielo, con un mayor número de fibras medianas y grandes en el grupo sin hielo. En otras palabras, esto reveló que la regeneración del músculo esquelético puede retrasarse como resultado de la formación de hielo.

Como se mencionó anteriormente, los macrófagos son las células inflamatorias típicas que entran en el músculo lesionado. Estas células a su vez se dividen en dos tipos macrófagos proinflamatorios y  macrófagos antiinflamatorios los primeros fogocitan el tejido lesionado provocando su inflamación, mientras que los segundos suprimen la reacción inflamatoria y comienzan con la reparación.

Se tienen certeza de que  los macrófagos proinflamatorios tienen la capacidad de cambiar sus características transformándose en antiinflamatorios. En este sentido, el equipo de investigación evidenció que aplicar hielo  retrasa la llegada de los macrófagos proinflamatorios al lugar de la lesión.

Estos resultados indican la posibilidad de que los macrófagos sean incapaces de fagocitar suficientemente el músculo dañado cuando se aplica hielo tras lesiones musculares graves causadas por contracción excéntrica, retrasando así la formación de nuevas células musculares. Por lo tanto, se debe indagar en la arraigada creencia de que cualquier lesión muscular se verá beneficiada con la aplicación de hielo, por lo que se espera que se desarrollen nuevas alternativas para acelerar la recuperación de lesiones musculares graves sin recurrir al hielo.

También puede leer: La obesidad aumenta el riesgo de desarrollar 10 tipos de cáncer

Suscríbete gratis a Consultorsalud y obtén estos beneficios:

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas
Noticias Recientes

Lo más vendido de Consultorsalud

$171.250 (IVA incluido)

$297.000 (IVA incluido)

$125.000 (IVA incluido)

$129.999 (IVA incluido)

$350.000 por 1 año

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

BENEFICIOS DE LA SUSCRIPCIÓN