ECUADOR REPORTA SÍNDROME INFLAMATORIO MULTISISTÉMICO (SIM) EN PACIENTES CON COVID-19

El Ministerio de Salud de Ecuador (MSP) informó nuevas acciones para detectar el síndrome inflamatorio multisistémico (SIM) en menores de edad. Se presume que esta enfermedad es consecuencia de la COVID-19.
Ecuador reporta SIM en ninos y jovenes
[favorite_button]
Comentar

El Ministerio de Salud de Ecuador (MSP) informó nuevas acciones para detectar el síndrome inflamatorio multisistémico (SIM), tras conocerse varios casos en niños y adolescentes. Hasta el 7 de julio, la entidad contaba 37 casos sospechosos. Sin embargo, se creen que las cifras pueden ser mayores. La enfermedad está asociada a la infección por SARS-CoV-2 y hasta el momento, no deja ninguna víctima. 

Según el Sistema de Vigilancia Epidemiológica, los casos están distribuidos de la siguiente manera: 10 corresponden a Guayas, 8 a Manabí, 8 a Pichincha, 7 a Los Ríos, y los restantes a Santo Domingo de los Tsáchilas, Tungurahua, Bolívar y Azuay, un caso por provincia. Con el objetivo de registrar adecuadamente los casos, los hospitales y clínicas podrán registrar estos diagnósticos dentro del evento “SIM”.

Otra medida tomada por el MSP fue la capacitación a profesionales. Los epidemiólogos de las 9 coordinaciones zonales están preparados para detectar tempranamente la dolencia. Así, los niños y jóvenes pueden recibir atención inmediata. Adicionalmente, se busca identificar a todos los menores de edad sospechosos de SIM y determinar su relación con la COVID-19.

También puede leer: ECUADOR LANZA LEY DE APOYO HUMANITARIO EN MEDIO DE LA CRISIS POR COVID-19

SIM, posible consecuencia del nuevo coronavirus en niños

El 15 de mayo, la OMS publicó un informe científico que asocia el SIM con la enfermedad protagonista del 2020. El estudio se inició tras recibir reportes sobre niños y adolescentes que presentaban sintomatología asociada a la enfermedad de Kawasaki o al síndrome de choque tóxico. Por consiguiente, los menores debían ser hospitalizados en UCI. Como se puede leer, “se han descrito cuadros clínicos agudos acompañados de un síndrome hiperinflamatorio que evoluciona a insuficiencia multiorgánica y choque”.

En el informe publicado por la organización a mediados de mayo, se describe al síndrome inflamatorio multisistémico como una condición nueva. Los investigadores que están a cargo intentan rastrear el origen de la enfermedad, ya que no se tiene clara su procedencia. Sin embargo, los expertos están de acuerdo en que los niños y jóvenes presentan los mismos síntomas en Europa, Asia y América.

Una atención tardía de este síndrome puede provocar la muerte de los infantes. Desde que se reportó, se conocieron fallecimientos de población infantil y juvenil en Nueva York y Londres. La alerta del Ministerio de Salud de Ecuador intenta evitar posibles complicaciones o un diagnóstico tardío para los menores. Dentro de los síntomas se encuentran los siguientes:

– Erupción cutánea 

– Conjuntivitis no purulenta bilateral o signos de inflamación mucocutánea (boca, manos o pies)

– Características de disfunción miocárdica, pericarditis, valvulitis o anomalías coronarias- problemas gastrointestinales agudos (diarrea, vómitos o dolor abdominal)

Dentro de los factores que más recalca el MSP es la atención temprana. Aunque los niños con COVID-19 no se enferman con la misma severidad que los adultos, este síndrome haría que su estado de salud se complique de manera acelerada. En caso de que el deterioro sea tal que dificulte la respiración, incapacite al infante para permanecer despierto, entre otros signos; la atención en salud deberá prestarse en los hospitales y en Unidades de Cuidado Intensivo (UCI pediátricas).

Le puede interesar: INVIMA ASEGURÓ QUE LA IVERMECTINA NO TIENE EVIDENCIA CIENTÍFICA PARA TRATAR EL COVID-19

el sim necesita tratamiento hospitalario

Por lo general, en el tratamiento se incluyen fármacos antiinflamatorios para reducir la inflamación. Si otros órganos o sistemas están comprometidos, las alternativas terapéuticas dependerán de estos últimos factores. En todo caso, el objetivo primordial es proteger a los órganos vitales de un daño mayor. Adicionalmente, se hacen estudios para determinar si la condición es producto de COVID-19 o de otra infección que esté causando el deterioro en el niño.

Para el día 9 de julio, Ecuador confirmó 65.018 infectados. De ellos, el 2,3% son niños entre los 0 y 14 años y el 2,5% jóvenes entre los 15 y 19 años.  Hasta el momento no se han confirmado casos adicionales.

Temas relacionados

Compartir Noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Noticias destacadas
Más Noticias

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí: