América Latina regresará a los indicadores de pobreza de hace 12 años

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) publicó un informe sobre la situación regional. Se prevé un inmenso retroceso y falta de políticas para superar la crisis
miercoles-22-CNS-1200X90
MIERCOLES-22-CNS-1146-opt

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) presentó un informe sobre las consecuencias de la pandemia en sus países y en el que concluye que ha sido la región más afectada por la pandemia. Lo anterior considerando que antes del surgimiento de la covid-19, algunas de sus naciones tenían prometedores indicadores de crecimiento económico.

Una vez más, el informe da cuenta de las inmensas brechas que se ciernen sobre los países en todos los sectores. Como catalizador, la pandemia revela que los costos en desigualdad social, pobreza y fallos estructurales han alcanzado dimensiones insuperables. Por ello, hoy más que nunca, resulta imprescindible desarrollar políticas internas y externas que adopten sistemas universales de protección social.

Esto quiere decir cubrir a toda la población independientemente del tipo de su inserción en el mercado laboral u otras características personales. Un sistema de protección social debe darle acceso a la salud universal a todas las personas, eso no puede depender del ingreso, la salud debe ser un bien público universal”, recalcó Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL durante la rueda de prensa de presentación del informe titulado “Panorama Social de América Latina 2020“.

Por desgracia, la crisis desatada por la covid-19 significa un inmenso retroceso en la calidad de vida de los latinoamericanos. La CEPAL asegura que se alcanzarán niveles de pobreza y pobreza extrema que no se habían observado en años. En concreto, se evidencia una regresión de los indicadores de pobreza en 12 años y de 20 años para la pobreza extrema. Actualmente, el 80% de la población en América Latina, equivalente a 491 millones de personas, vive con un ingreso máximo de tres veces la línea de pobreza .

También le puede interesar: WHEMS: INICIATIVA QUE PROMUEVE LA SALUD FEMENINA A UN CLIC

Hace falta robustecer los sistemas de salud en América Latina

Uno de los ejes centrales del informe de la CEPAL es el sector sanitario. De acuerdo con la publicación, el gasto público en salud todavía no alcanza el 6% del PIB recomendado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Y si se habla sobre el financiamiento del primer nivel de atención, éste aun no consigue el parámetro recomendado de al menos el 30% del gasto público en salud. El documento también enfatiza en las grandes barreras para el acceso a los servicios de salud, la disponibilidad de recursos humanos y la infraestructura.

Cuando los niveles de contagio son elevados, los países de América Latina que cuentan con menos camas y menos personal de salud tienen una capacidad inferior de reacción ante los casos graves que puedan presentarse y poco margen para reorganizar los recursos de los que disponen. Sin embargo, el alto número de ocupación UCI y defunciones en países desarrollados apoyan la teoría del trabajo extrahospitalario como estrategia de mitigación y contención de los casos de covid-19. A nivel intrahospitalario se debe contar con el número de profesionales capacitados suficiente, al igual que con los insumos e infraestructura necesarios para la atención de este tipo de pacientes.

“En concreto, se constatan problemas de segmentación que determinan la existencia de varios subsistemas dentro de un mismo país, con resultados disímiles en materia de equidad. Las diversas características de los sistemas de salud pueden favorecer u obstaculizar el avance del COVID-19. Asimismo, una vez contraída la enfermedad, la respuesta de los servicios de salud puede ser decisiva en el pronóstico de los pacientes”, se lee en la publicación.

Más allá del Sars-CoV-2 y de los cambios regionales que desató, otras problemáticas se han agudizado: se generado una falta de control de las enfermedades transmisibles y no transmisibles, la atención sanitaria se ha pospuesto o interrumpido debido a la reasignación de recursos para el talento humano en salud y la elección de los individuos de no asistir a los centros médicos por el temor de contagiarse. Adicionalmente, se identifican limitaciones en el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva, salud materno-infantil y salud mental. De esta manera, la pandemia tiene profundas repercusiones indirectas, con efectos potencialmente perdurables sobre la salud de la población de América Latina y el Caribe.

También le puede interesar: INICIA ETAPA 2 DEL PLAN NACIONAL DE VACUNACIÓN

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas
Noticias Recientes

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Preinscríbete y recibe información ampliada sobre el XVI Congreso Nacional de Salud

EL EVENTO DARÁ INICIO EN:
Días
Horas
Minutos
Segundos

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

BENEFICIOS DE LA SUSCRIPCIÓN