Política Nacional de Salud Mental aprobada – Resolución 4886 de 2018

Autor: 
admin
Política Nacional de Salud Mental aprobada – Conózcala aquí

El Ministerio de Salud y Protección Social presentó la nueva Política Nacional de Salud Mental aprobada mediante la resolución 4886 de 2018, en consenso con el Sistema General Seguridad Social en Salud y, convenios de cooperación con la Organización Mundial de la Salud y otros actores importantes del sector.

Esta Política Nacional de salud mental nace como respuesta a una creciente problemática social que busca reducir los trastornos mentales en la salud del país y sus consecuencias en el desarrollo social, mejorando las capacidades del Estado, las instituciones y la sociedad en general, dentro del contexto del Sistema de Protección Social y el Sistema General de Seguridad Social en Salud. Así como la importancia de que este trastorno sea promovido como un derecho individual, familiar y colectivo.

Viceministro de Salud Pública, Iván Darío Gonzáles Ortiz

Viceministro de Salud Pública, Iván Darío Gonzáles Ortiz

Cinco Ejes de la Política Nacional en Salud Mental que establece la resolución 4886 de 2018

Los ejes de esta política de salud están orientados estratégicamente a las acciones sectoriales, intersectoriales, sociales y comunitarias que garantizan el ejercicio pleno de la salud mental como parte integral del derecho a la salud de la población colombiana con enfoque de atención primaria en salud.

1.1. Promoción de la convivencia y la salud mental en los entornos

Agrupa a todas aquellas acciones intersectoriales orientadas al desarrollo de capacidades individuales, colectivas y poblaciones que reconozcan a los sujetos ejercer y gozar de los derechos, y por esta vía poder afrontar los desafíos de la vida, trabajar y establecer relaciones significativas y contribuir a un tejido comunitario basado en relaciones de poder equitativas, dignas y justas.

Creando condiciones individuales, sociales y ambientales para el desarrollo integral de las personas, promoviendo y manteniendo el bienestar emocional y social.

Fortalecimiento de los entornos

Son aquellos escenarios de vida cotidiana en los cuales los sujetos se desarrollan, donde constituyen su vida subjetiva, construyen vínculos y relaciones con la vida social, histórica y política de la sociedad a la que pertenecen. Para esto se requiere:

 1. a.    El fortalecimiento de redes de apoyo social, familiar, y comunitario etc.

 1. b.    Articulación de las actividades de salud con las iniciativas de los distintos sectores a fin de mejorar el bienestar y la calidad de vida de la población: Como educación, trabajo, vivienda, cultura, deporte, entre otros.

 Promoción del involucramiento parental:

Esto hace referencia a la participación regular de los padres en la vida y cotidianidad de los hijos, que implica:

1. Diálogo y concertación permanente con fines de acompañamiento, apoyo, control y supervisión a las actividades de los niños, niñas, y adolescentes.

2. Construcción de efecto y confianza, vínculos y relaciones, en un ambiente de respeto y libertad.

  • Educación en habilidades Psicosociales para la vida.
  • Fortalecimiento de la cultura propia como factor protector de la salud.

 2.    Prevención de los problemas de salud mental individuales y colectivos, así como los trastornos mentales y de epilepsia.

Mejorar la capacidad de respuesta individual, familiar y comunitaria e institucional, orientando acciones para gestionar los riesgos en salud mental y epilepsia en los entornos donde las personas se desarrollan.

Estrategias

  • Detención temprana de los riesgos de violencia, problemas y trastornos mentales, conducta suicida, consumo de sustancias psicoactivas y epilepsia.
  • Primeros Auxilios Psicológicos e intervención en crisis.
  • Educación en salud mental.
  • Remisión oportuna a los servicios sanitarios y sociales.

Prevención de la conducta suicida

  • Restringir el acceso a medios letales, tales como sustancias toxicas, armas de fuego y disponer barreras mecánicas para evitar caídas desde la altura.
  • Ampliar la cobertura territorial de las líneas telefónicas de ayuda, y cualificar las existentes.
  • Capacitar a los actores de los medios de comunicación acerca de cómo informar sobre el suicidio.

Prevención de la Epilepsia:

  • Identificar y gestionar oportunamente la salud materno-perinatal para evitar secuelas neurológicas derivadas de alteraciones en ese periodo crítico de la vida.
  • Prevención de accidentes de movilidad vial para evitar secuelas neurológicas y psiquiátricas.
  • Ampliar las coberturas del Plan Ampliado de Indemnización (PAI) para prevenir infecciones del sistema nervioso central por parásitos como el cisticerco.
  • Mejorar el control de las enfermedades crónicas no trasmisibles y del riesgo cerebrovascular para evitar las secuelas neurológicas asociadas. 

3. Atención integral de los problemas trastornos mentales y epilepsia: Los actores de sistema de salud deben responder a las necesidades de atención de las personas, familias y comunidades, según lo establece la Política Integral de Atención en salud, comprende en este sentido la igualdad de trato y oportunidades en el acceso a la atención primaria de salud.

Redes Integrales atención primaria en salud mental que establece la resolución 4886 de 2018

  • Mejorar los servicios de baja complejidad que faciliten el acceso y la atención integral en salud mental y epilepsia de las personas en el territorio, vinculando a gestores comunitarios.
  • Incentivar el desarrollo de los servicios especializados en salud mental y epilepsia que se requieran
  • Promover la creación de unidades funcionales de prestadores de servicios que garanticen el manejo integral en salud mental y epilepsia, incluyendo el fortalecimiento de los servicios de hospitalización parcial.
  • Realizar los procesos de gestión necesarios para el funcionamiento de las redes integrales de atención, tales como la formación continua y suficiente del talento humano, habilitación y acreditación, definición de procesos y procedimientos  de atención, definición de mecanismos  de contratación  y pago, adaptación intercultural participativa  de los servicios  en salud mental y epilepsia para la atención de población étnica.
  • Fortalecer el sistema de información para el seguimiento y monitoreo de  la provisión de servicios.    

4. Rehabilitación integral e inclusión social: Lograr la rehabilitación y la inclusión social, familiar laboral/ocupacional, educativa, religiosa política y cultural. De las personas con problemas y trastornos mentales mediante la participación de los diferentes actores.

5. Gestión, articulación y coordinación sectorial e intersectorial:

Debe promover el goce efectivo del derecho a la salud, la dignidad, el bienestar y la calidad de vida de las personas en sus diferentes entornos de desarrollo mediante la articulación de los diferentes procesos de gestión de la salud pública consignados en los objetivos, principios y alcance de la presente Política Nacional de Salud Mental.

Tras la puesta en marcha de la Política Nacional de Salud Mental aprobada en la resolución 4886 de 2018, las instituciones prestadoras de servicios de salud contarán con 21 nuevos medicamentos al plan de beneficios para atender personas con trastorno de pánico, fobias y de ansiedad generalizada, medida que beneficiará alrededor de 400 mil personas que tienen estas condiciones. Se invertirán 60 mil millones de pesos anuales en este beneficio confirmo el Ministerio de Salud.

Vigencia y derogatorias que trae la resolución 4886 de 2018

La Política Nacional de Salud Mental rige a partir del 7 de noviembre de 2018, y deroga la resolución 2358 de 1998.

 

 

 

Adobe pdfPolítica Nacional de Salud Mental - Resolución 4886 de 2018
Descargar
Compartir en:
Es necesario loguearse para hacer un comentario

Comentarios

(0)