OMS: panorama mundial del cáncer – 5 tipos de cáncer más diagnosticados en 2020

El cáncer de mama sigue siendo el más diagnosticado, seguido del de pulmón, el colorrectal y el de próstata, pero el más mortal es el de pulmón.

La Organización Mundial de la Salud –OMS– publicó cifras estimadas de diagnóstico de los principales tipos de cáncer en el mundo. Este padecimiento que reúne un amplio grupo de tumores malignos o neoplasias malignas es una de las principales causas de muerte en el mundo y el culpable de más de 10 millones de decesos en 2020.

El año pasado los tipos de cáncer más comunes (en términos de nuevos casos) fueron:

  1. De mama (2,26 millones de casos)
  2. Pulmonar (2,21 millones de casos)
  3. Colorrectal (1,93 millones de casos);
  4. De próstata (1,41 millones de casos);
  5. De piel -no melanoma- (1,20 millones de casos)

Sin embargo, la lista contrasta en algunos casos con los tipos de cáncer más mortales, por ejemplo, el cáncer de mama pese a ser el más diagnosticado es el que menos muertes provoca:

  1. Pulmonar (1,8 millones de defunciones)
  2. Colorrectal (935 000 muertes)
  3. Hepático (830 000 defunciones)
  4. Gástrico (769 000 defunciones)
  5. De mama (685 000 defunciones)

Artículo relacionado: CAC: Este es el panorama del cáncer de pulmón en Colombia 2020

Es de resaltar que entre el 30% y el 50% de los cánceres se pueden evitar. Para ello es necesario reducir los factores de riesgo y aplicar estrategias preventivas de base científica. La prevención abarca también la detección precoz de la enfermedad y el tratamiento y cuidado adecuados de los pacientes. Si se detectan a tiempo y se tratan adecuadamente, las posibilidades de recuperación para muchos tipos de cáncer son muy positivos.

Actualización de causas y factores de riesgo en cáncer

Recordemos, que el cáncer se produce cuando las células normales se transforman en tumorales mediante un proceso de varias etapas que pasa de una lesión precancerosas a la formación de un tumor maligno. Estos cambios pueden provocarse por factores genéticos pero también se ven favorecidos por exposición a algunos agentes externos:

  • Carcinógenos físicos, como las radiaciones ultravioletas e ionizantes.
  • Carcinógenos químicos, como el amianto, los componentes del humo de tabaco, las aflatoxinas (contaminantes de los alimentos) y el arsénico (contaminante del agua de bebida).
  • Carcinógenos biológicos, como determinados virus, bacterias y parásitos. (La OMS mantiene una clasificación de los agentes cancerígenos a través de un órgano especializado, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer).

También puede leer: ‘TIPS’, estrategia de promoción del cuidado de la salud en Bogotá

No obstante, como se mencionó anteriormente el cáncer se puede prevenir mediante la modificación de factores de riesgo, como el consumo de tabaco, de alcohol, dietas poco saludables, sedentarismo y residir en regiones con altas concentraciones de aire contaminado.

Algunas infecciones crónicas también son factores de riesgo de cáncer; esto es especialmente problemático en los países de ingresos bajos y medianos. En el mundo, cerca del 13% de los casos de cáncer diagnosticados en 2018 se atribuyeron a infecciones, especialmente las causadas por la Helicobacter pylori, los papilomavirus humanos, los virus de la hepatitis B y de la hepatitis C y el virus de Epstein-Barr.

Además el virus de la hepatitis B y C (entre otros papilomavirus humanos) aumentan el riesgo de padecer cáncer de hígado y cuello uterino. Del mismo modo, el VIH aumenta el riesgo de contraer cáncer cervicouterino en el caso de las mujeres.

Consulte el bigdata sobre epilepsia en Colombia

Detección temprana: una necesidad en materia de cáncer

Un diagnóstico oportuno aumenta la probabilidad de supervivencia y reduce la morbilidad, abaratando los costos de tratamiento. El diagnóstico precoz se divide en tres componentes:

  • Conocer los síntomas de diferentes formas de cáncer y ser consciente de la importancia de buscar asesoramiento médico si hay motivos de preocupación;
  • Acceder a servicios de diagnóstico y evaluación clínica, y
  • Realizar una derivación oportuna del paciente a servicios de tratamiento.

Es imperativo que los programas oncológicos se rediseñen y busquen las formas de reducir los retrasos y obstáculos para acceder a un diagnóstico y posteriores tratamientos.

Un método que ha mostrado alta efectividad en el diagnóstico precoz del cáncer es el cribado, este tiene como fin seleccionar a las personas que puedan tener un cáncer o una lesión precancerosa en concreto a partir de resultados que indiquen esa condición, antes de que se desarrollen los síntomas.

También puede leer: Enfermedad renal diabética: una mirada desde sus fenotipos

Cuando se encuentran anomalías durante el cribado, deberán realizarse más pruebas para establecer un diagnóstico y derivar al paciente a tratamiento, si fuera necesario. Pese a que el cribado no es eficaz para todos los tipos de cáncer si es funcional para poblaciones con alto riesgo de desarrollar cáncer, algunos ejemplos de programas de cribado son:

  • la prueba del VPH para el cáncer de cuello uterino;
  • la citología vaginal para el cáncer de cuello uterino;
  • la inspección visual con ácido acético para detectar el cáncer cervicouterino, y
  • la mamografía para el cribado del cáncer de mama en entornos con sistemas de salud robustos o relativamente robusto.

Cabe mencionar, que algunos de los cánceres más frecuentes, como el de mama, el cervicouterino, el bucal o el colorrectal, tienen tasas de curación elevadas cuando se detectan pronto y se tratan de acuerdo con prácticas correctas.

Otros, como el seminoma y diferentes tipos de leucemias y linfomas en niños, también tienen altas tasas de curación si se proporciona un tratamiento adecuado, incluso cuando las células cancerosas están presentes en otras áreas del cuerpo.

Artículo exclusivo: Zoom anuncia integración digital con Cerner EHR

Datos destacados sobre el cáncer 2020

  • Cerca del 70% de las muertes por cáncer se registran en países de ingresos bajos y medianos.
  • Alrededor de un tercio de las muertes por cáncer se deben al consumo de tabaco, a un elevado índice de masa corporal, al consumo de alcohol, a una baja ingesta de frutas y verduras y a la falta de actividad física.
  • Las infecciones oncogénicas, entre ellas las causadas por virus de las hepatitis o por papilomavirus humanos, ocasionan el 30% de los casos de cáncer en los países de ingresos medios y bajos
  • La detección del cáncer en una fase avanzada y la falta de acceso a medios de diagnóstico y tratamientos es algo común, particularmente en los países de ingresos bajos y medianos. Según diversos informes, el tratamiento integral de esta enfermedad está disponible en más del 90% de los países de ingresos altos, pero en menos del 15% de los países de ingresos bajos.
  • El impacto económico del cáncer es sustancial y va en aumento. Según las estimaciones, el costo total atribuible a la enfermedad en 2010 ascendió a US$ 1,16 billones

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas
Noticias Recientes

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

BENEFICIOS DE LA SUSCRIPCIÓN