Solo el 35% de hospitales provee atención esencial oportuna tras un ictus

Así lo revelaron los resultados de una encuesta de la OMS sobre el tratamiento que se da a los casos de ictus a nivel global
solo 35% hospitales brinda atencion ictus
[favorite_button]
Comentar

Este 29 de octubre se conmemora el día mundial del ictus o accidente cerebrovascular (ACV) , fecha elegida para dar mayor visibilidad a este fenómeno y que, a día de hoy, se considera la segunda causa de discapacidad en adultos en nuestro país y en el mundo. Consultorsalud se une a estos esfuerzos, por tal motivo presentamos en este artículo los resultados de una encuesta global realizada por la OMS en los que los hallazgos son un llamado de atención para los sistemas de salud del mundo.

De acuerdo con la OMS, solo el 35% de hospitales en el mundo suministran el medicamento esencial para la eliminación de coágulos, el activador tisular del plasminógeno (tPA), pese a que éste fue añadido a la lista de medicamentos esenciales hace un par de años. A pesar de que es una opción eficaz y rentable, sus suministro depende de la creación de unidades especializadas en ictus, espacios que se requieren con urgencia si tenemos en cuenta que 15 millones de personas sufrirán un ictus cada año y 6.5 millones fallecerán por esta causa.

También le puede interesar: Merck cierra el tercer trimestre con un aumento en ventas del 20%

Las diferencias en la creación de estas unidades son un gran motivo de preocupación para la OMS. En los países de renta alta, el 91% ya cuenta con estas áreas en contraste con el 18% de países de renta baja. De hecho, en estas naciones existe una tasa de muerte y discapacidad asociadas a los ACV cuatro veces superior a sus homólogos de altos ingresos.

“Las personas tratadas con tPA tienen una tasa de recuperación un 31% mayor y pueden seguir llevando una vida independiente. Es chocante que el 65% de los hospitales aún no lo ofrezcan. Los hospitales deben priorizar urgentemente el desarrollo de unidades de ictus para administrar el tPA”, afirmó Sheila Martins, presidenta electa de la Organización Mundial del Ictus (WSO, en inglés). A lo cual añadió que “los donantes, la industria, las empresas farmacéuticas y los gobiernos deben unirse para dar prioridad a las unidades de atención al ictus. También es necesario formar a médicos y enfermeras no especialistas, sobre todo en entornos de bajos ingresos, para ampliar el acceso a hospitales preparados para el ictus”.

No olvide leer: Hospital La Misericordia, intervenido por la Supersalud, recibió nuevos equipos

Es hora de implementar nuevas estrategias de tratamiento oportuno para el ictus

Ante este inquietante panorama, la Organización Mundial del Ictus recordó que desde 2019 existe la “Hoja de ruta para una atención de calidad del ictus” (“Roadmap to Quality Stroke Care”), una estrategia para mejorar los servicios de atención al ictus desde una plataforma que puede mejorarse desde todos los ámbitos y para identificar aquellas áreas que requieren una mayor atención y ser optimizadas. En ese sentido, los integrantes de esta organización también invitan a los especialistas a participar y reducir así los casos de ictus o los tiempos que toma su tratamiento.

“Queremos que todo el mundo conozca los síntomas del ictus y reconozca que es una emergencia médica. Luego es vital que, cuando se produzca esa llamada, los proveedores de servicios sanitarios puedan dar a todos las mismas posibilidades de recuperación”, indicó el actual presidente de la organización sobre esta iniciativa. Dentro de las principales recomendaciones se encuentran:

  • Identificar los indicadores de calidad clave de la lista de la WSO mostrada más adelante y añadir indicadores a fin de cubrir la totalidad de los servicios prestados y determinar las responsabilidades.
  • Identificar los datos y métodos necesarios para garantizar que todos los elementos requeridos se recogen a fin de calcular los indicadores de calidad seleccionados.
  • Elaborar programas de divulgación y comunicación de los resultados de los análisis de datos a todos los profesionales sanitarios, responsables de la toma de decisiones y pacientes.

“Los gobiernos y las instituciones patrocinadoras deberían emplear estas directrices y plan de acción para revisar los servicios existentes e identificar posibles brechas. De esta forma surge la posibilidad de priorizar la resolución de estos problemas y mejorar el acceso a los servicios para enfrentar esta problemática”, indica el documento para el tratamiento del ictus que puede encontrar a continuación:

Le puede interesar: FDA: actualización de requisitos y riesgos de los implantes mamarios

Temas relacionados

Compartir Noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Noticias destacadas
Más Noticias

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Preinscríbete y recibe información ampliada
XIX Congreso Nacional de Salud

* Todos los campos son requeridos

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

¡Gracias por su información!

El formulario ha sido enviado exitosamente, por favor verifique su bandeja de correo electrónico, enviaremos información ampliada sobre el XIX Congreso Nacional de Salud.

Pronto uno de nuestros asesores te contactará.