Medicamento para el cáncer beneficia a pacientes con patologías neurodegenerativas

Investigadores en España demostraron que un medicamento experimental desarrollado para el cáncer tiene beneficios en el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas.
1200x90-Banner-5-suscripción-ORO

A cada vez más medicamentos se les descubre nuevos usos para los que no fueron creados, uno de los casos más conocidos es el sildenafilo que fue creado originalmente para tratar la hipertensión arterial y terminó como un fármaco popular para tratar la disfunción eréctil. Lo mismo sucedió con el metilfenidato que se desarrolló como un tratamiento para la depresión en adultos, pero se descubrió su efectividad en el tratamiento del síndrome de hiperactividad y falta de atención.

Ahora, investigadores de la Universidad Pablo de Olavide en España, evidenciaron que el medicamento experimental STX64 originalmente creado para tratar el cáncer beneficia también a pacientes con enfermedades neurodegenerativas asociadas al envejecimiento como el Alzhéimer, el párkinson y la enfermedad de Huntington.

Jesús Muñoz, autor de la investigación que ya fue publicada en “Nature Communications” resaltó que el medicamento probado puede retrasar, mejorar e incluso revertir las enfermedades neurodegenerativas.

gif-carvajal-sept

El equipo científico estudia hormonas tiroideas que regulan procesos biológicos como la reproducción, y a su vez se relacionan con el envejecimiento. Estas hormonas con el pasar de los años pierden el equilibrio de concentración del sulfato. En este proceso específico intervienen dos proteínas, las sulfatasas, que eliminan el compuesto químico y las sulfotransferasas que adicionan el componente. Cuando se presenta este desequilibrio, el organismo es vulnerable a los efectos de la edad, y por tanto a las enfermedades neurodegenerativas asociadas a los mismos.

Teniendo en cuenta esto, el objetivo de la investigación era establecer un tratamiento genético que ayudará a potenciar las proteínas que aumentan la concentración de sulfatos e inhiban las que lo suprimen. A la vez una farmacéutica hacía investigaciones sobre el compuesto STX64 para inhibir la sulfatasa de esteroides, la proteína que disminuye la concentración de sulfatos. El objetivo de la compañía era desarrollar un nuevo tratamiento para el cáncer de endometrio y el cáncer de mama hormonal.

Los ensayos clínicos con el medicamento superaron la primera etapa en la que se evidenció que su nivel de toxicidad era tolerable, pero no se demostró que los tumores mejoraran con la administración del medicamento, debido a esto los ensayos se suspendieron.

También puede leer: Usarán Tecnología mARN para desarrollar vacunas contra virus complejos como el VIH

STX64 para enfermedades neurodegenerativas

Pese al relativo fracaso del medicamento, el grupo de investigadores de la universidad española notaron que el efecto que se consiguió con el compuesto que se administraba por vía oral era el que necesitaban para desarrollar su terapia genética, por lo que empezaron a indagar en su uso para tratar las enfermedades neurodegenerativas.

Los estudios se realizaron inicialmente en Caenorhabditis elegans, una especie de nematodos de un milímetro de longitud que sirven de modelo para la biología a los que se les indujo alzhéimer. Los hallazgos mostraron que el compuesto disminuía la actividad de la sulfatasa y reducía los síntomas de la enfermedad, además de aumentar el tiempo de vida de los especímenes. Lo mismo se evidenció cuando se realizaron pruebas en ratones que además mostraron mejoría en su capacidad de memoria.

Los estudios han continuado y se ha demostrado que el medicamento, además de inhibir la proteína que reduce la concentración de sulfatos, también disminuye las placas de agregados proteicos en el cerebro, otro de los síntomas del alzhéimer y otras enfermedades neurodegenerativas.

Con estos resultados, el equipo registró el uso del STX64 en el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas asociadas al envejecimiento. En la actualidad se realizan pruebas en seres humanos con prometedores resultados que están siendo publicados. Por ejemplo, el ensayo inicial mostró que el 36% de las mujeres que recibieron el fármaco no mostraban progresión de la enfermedad a los seis meses del tratamiento. Sin embargo los datos de supervivencia son muy parecidos a los obtenidos con medicamentos ya patentados.

También puede leer: Órganos de control inician seguimiento permanente al Plan Nacional de Vacunación

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas
Noticias Recientes

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda