Inteligencia artificial en salud: retos y responsabilidades

[favorite_button]
Comentar

Los retos de la inteligencia artificial (IA) en salud no dependen únicamente de la tecnología. Progresivamente, los interrogantes nos trasladan hacia nuevas definiciones de inteligencia y de las posibilidades de los sistemas digitales para ser comparables con el ser humano. Esta reflexión fue el punto de partida del Dr. Jaime Jiménez Pernett.

“La inteligencia puede ser transpuesta o colocada en diferentes lugares. La IA puede detener o retrasar procesos patológicos, restablecer funciones corporales, proteger la salud frente a riesgos o proveer información sobre la presencia o ausencia de enfermedad “. A medida que avanzan las TIC, nacen necesidades relacionadas con el manejo y almacenamiento de datos o la analítica. En el ámbito de la atención en salud, las tecnologías actuales se dirigen hacia la predicción del riesgo, planificación de nuevas vías de diagnóstico o seguimiento e incluso, la generación de contenidos para campañas de salud pública adaptadas a todos los contextos.

“Las visiones sobre el futuro de la salud pública se han centrado en las posibilidades técnicas de la IA y menos en los determinantes sociales que pueden influir en los resultados que se obtengan”. Desde una perspectiva más optimista, los expertos consideran que la inteligencia artificial es un elemento crucial para impulsar múltiples actividades. Globalmente, las expectativas deberían estar más cercanas a las necesidades reales de la población. Inquieta, sin embargo, la creciente desconfianza sobre el uso de los datos personales en el ámbito público y privado; la ambigüedad en los conceptos o la presentación de la información. En ese sentido, conviene fortalecer la participación ciudadana y el acercamiento a estas posibilidades.

Como ejemplos de ello están el uso de IA para el cribado de cáncer de mama (reduce la carga de trabajo, no se ve afectado por el diagnóstico subjetivo), Global Map Health (vigilancia epidemiológica en el mundo), herramientas de inteligencia artificial que facilita la detección de cáncer de piel, entre otros. “La interpretación de los datos por parte de los algoritmos es crucial para obtener los resultados esperados”.

¿De quién es la responsabilidad?

En el contexto iberoamericano e internacional, el experto destacó la única iniciativa en curso The AI Act, normativa dirigida a los productores de tecnologías. También la iniciativa de innovación responsable en salud (Canadá).

Recientemente se publicó una propuesta denominada ‘Responsable Digital Health Solutions (AI) que se centra en el valor para la salud de la población, valor económico, reducción del impacto del medio ambiente.

 “Debemos preguntarnos de manera reiterada si las innovaciones en IA son mejores que las anteriores “, puntualizó.

Temas relacionados

Compartir Noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Noticias destacadas
Más Noticias

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Preinscríbete y recibe información ampliada
XIX Congreso Nacional de Salud

* Todos los campos son requeridos

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

¡Gracias por su información!

El formulario ha sido enviado exitosamente, por favor verifique su bandeja de correo electrónico, enviaremos información ampliada sobre el XIX Congreso Nacional de Salud.

Pronto uno de nuestros asesores te contactará.