Conéctate con nosotros

Actualidad

Epilepsia y el impacto socioeconómico de la enfermedad

Publicado

el

epilepsia y el impacto socioeconomico de la enfermedad

La epilepsia representa una proporción significativa de la carga de enfermedades del mundo, que afecta a más de 50 millones de personas. La proporción estimada de la población general con epilepsia activa (es decir, convulsiones continuas o con la necesidad de tratamiento).

Lea también: Epilepsia cerca de 450 Mil Colombianos la padecen

A nivel mundial, aproximadamente 2.4 millones de personas son diagnosticadas con epilepsia cada año. En los países de altos ingresos, los nuevos casos anuales son entre 30 y 50 por cada 100000 personas en la población general. En los países de ingresos bajos y medios, esta cifra puede ser hasta dos veces mayor. Esto probablemente se deba al mayor riesgo de padecer enfermedades endémicas como la malaria o la neurocisticercosis; la mayor incidencia de lesiones por accidentes de tráfico; lesiones relacionadas con el nacimiento; y variaciones en la infraestructura médica, disponibilidad de programas de salud preventiva y atención accesible. Cerca del 80% de las personas con epilepsia viven en países de ingresos bajos y medios.

Impactos sociales y económicos de la epilepsia

La epilepsia representa el 0,6% de la carga mundial de la enfermedad, una medida basada en el tiempo que combina los años de vida perdidos debido a la mortalidad prematura y el tiempo de vida con menos salud. La epilepsia tiene importantes implicaciones económicas en términos de necesidades de atención médica, muerte prematura y pérdida de productividad laboral.

El impacto económico de la epilepsia varía significativamente según la duración y la gravedad de la afección, la respuesta al tratamiento y el entorno de atención médica. Los costos de desembolso y las pérdidas de productividad crean cargas sustanciales para los hogares. Un estudio económico de la India estimó que la financiación pública para la terapia de primera y segunda línea y otros costos médicos alivia la carga financiera de la epilepsia y es rentable.

Aunque los efectos sociales varían de un país a otro, el estigma y la discriminación que rodean a la epilepsia en todo el mundo a menudo son más difíciles de superar que los ataques. Las personas que viven con epilepsia pueden ser objeto de prejuicios. El estigma de la enfermedad puede desalentar a las personas a buscar tratamiento para los síntomas, a fin de evitar identificarse con la enfermedad.

Tasa ajustada de mortalidad por epilepsia.

La tasa ajustada de mortalidad por epilepsia del país en 2016 fue de 1,34 por 100.000 habitantes, con un rango territorial que va de 0 a 2,28. Como se observa en la tabla 1, hay 17 entidades territoriales (45,9%) con tasas por encima de la medida nacional y 20 por debajo (54,1%), pero estas diferencias no son significativas. Esto significa que todas las cifras del indicador son similares a la cifra nacional, sin embargo, es importante anotar que Guaviare tiene una cifra de 2,78 por 100.000 habitantes y es la entidad con la tasa más elevada, seguido de Casanare con 2,32 y Boyacá con 2,27. Las tasa más bajas las tuvieron: Amazonas y San Andrés y Providencia con 0 por 100.000.

En 2016, el Instituto Nacional de Salud (INS) reportó que se presentaron 18.562 casos de intento de suicidio, la tasa nacional fue de 38,1 x 100.000 habitantes, 16 entidades (43,2%) tuvieron tasas superiores a la nacional. Las entidades territoriales con las tasas más elevadas – por cada 100.000 habitantes – fueron: Putumayo (77,9), Caldas (74,6), Huila (71,3), Quindío (67,9), Vaupés (65,2), Arauca (55,6), Tolima (53,4), Casanare (52), Nariño (46,9) y Caquetá (46,7).

Para 2017 el INS informó 25.899 casos, la tasa nacional de intento de suicidio (tasa bruta) fue de 52,4 por 100.000 habitantes, hubo 19 departamentos con tasas por encima de la medida nacional; los departamentos con mayor afectación fueron: Vaupés (128,1 por 100.000), Putumayo (96,3), Caldas (94,8), Huila (86,5), Arauca (83,6), Quindío (83,1), Antioquia (71,8) y Nariño (67,7). San Andrés, Providencia y Santa Catalina (11,6) y Buenaventura (11,1), fueron las entidades territoriales con las tasas más bajas del país.

los departamentos de Putumayo, Caldas, Huila y Nariño han permanecido con tasas altas de 2015 a 2017. En los dos últimos años la mayoría de los departamentos tuvieron incrementos en las tasas que van desde 21% a 117%; mientras que departamentos como Guainía, Magdalena, Atlántico, Guaviare, Vichada, San Andrés, Providencia y Santa Catalina y el distrito de Bogotá, bajaron sus tasas. En 2018, a corte de la semana epidemiológica 17, Colombia tiene una tasa de intento de suicidio de 11,7 por 100.000 habitantes, van 8.798 casos reportados en el país y las tasas de incidencia de casos más elevadas las tienen: Vaupés (26,7), Putumayo (19,5), Huila (18,4), Caldas (17,5), Risaralda (16,9), Quindío (16), Meta (14,4), Arauca (14) y Antioquia (13,9).

Según la OMS, la Liga Internacional contra la Epilepsia (ILAE) y la Oficina Internacional para la Epilepsia (IBE) han llevado a la Campaña Mundial contra la Epilepsia a sacar la enfermedad “Out of the Shadows” para proporcionar mejor información y crear conciencia sobre la epilepsia y para fortalecer el público y Esfuerzos privados para mejorar la atención y reducir el impacto de la enfermedad.

Estos esfuerzos han contribuido a la priorización de la epilepsia en muchos países, lo que dio lugar a declaraciones regionales en las seis regiones de la OMS. La Región de las Américas aprobó la Estrategia y el Plan de acción sobre la epilepsia en 2011 y la resolución de la Asamblea Mundial de la Salud (WHA) sobre la carga global de la epilepsia (WHA68.20) fue aprobada en 2015. La Resolución insta a los Estados Miembros a tomar medidas coordinadas contra La epilepsia y sus consecuencias.

Se han llevado a cabo proyectos en muchos países para reducir la brecha de tratamiento y la morbilidad de las personas con epilepsia, capacitar y educar a los profesionales de la salud, disipar el estigma, identificar posibles estrategias de prevención y desarrollar modelos que integren el control de la epilepsia en los sistemas locales de salud. Combinando varias estrategias innovadoras, estos proyectos han demostrado que existen formas simples y rentables de tratar la epilepsia en entornos de escasos recursos.

El Programa de la OMS para reducir la brecha en el tratamiento de la epilepsia y el Programa de Acción para las Brechas en la salud mental (mhGAP) buscan alcanzar estos objetivos en Ghana, Mozambique, Myanmar y Vietnam. Estos proyectos se centran en ampliar las habilidades de los proveedores de atención médica primaria y no especializada a nivel comunitario para diagnosticar, tratar y dar seguimiento a las personas con epilepsia. Por ejemplo, un proyecto realizado en Myanmar resultó en una mayor cobertura de los servicios de epilepsia del 2% al 47% durante un período de 4 años y mejoras significativas en el acceso a la atención para personas con epilepsia.

los departamentos de Putumayo, Caldas, Huila y Nariño han permanecido con tasas altas de 2015 a 2017. En los dos últimos años la mayoría de los departamentos tuvieron incrementos en las tasas que van desde 21% a 117%; mientras que departamentos como Guainía, Magdalena, Atlántico, Guaviare, Vichada, San Andrés, Providencia y Santa Catalina y el distrito de Bogotá, bajaron sus tasas. En 2018, a corte de la semana epidemiológica 17, Colombia tiene una tasa de intento de suicidio de 11,7 por 100.000 habitantes, van 8.798 casos reportados en el país y las tasas de incidencia de casos más elevadas las tienen: Vaupés (26,7), Putumayo (19,5), Huila (18,4), Caldas (17,5), Risaralda (16,9), Quindío (16), Meta (14,4), Arauca (14) y Antioquia (13,9).

Según la OMS, la Liga Internacional contra la Epilepsia (ILAE) y la Oficina Internacional para la Epilepsia (IBE) han llevado a la Campaña Mundial contra la Epilepsia a sacar la enfermedad “Out of the Shadows” para proporcionar mejor información y crear conciencia sobre la epilepsia y para fortalecer el público y Esfuerzos privados para mejorar la atención y reducir el impacto de la enfermedad.

Estos esfuerzos han contribuido a la priorización de la epilepsia en muchos países, lo que dio lugar a declaraciones regionales en las seis regiones de la OMS. La Región de las Américas aprobó la Estrategia y el Plan de acción sobre la epilepsia en 2011 y la resolución de la Asamblea Mundial de la Salud (WHA) sobre la carga global de la epilepsia (WHA68.20) fue aprobada en 2015. La Resolución insta a los Estados Miembros a tomar medidas coordinadas contra La epilepsia y sus consecuencias.

Se han llevado a cabo proyectos en muchos países para reducir la brecha de tratamiento y la morbilidad de las personas con epilepsia, capacitar y educar a los profesionales de la salud, disipar el estigma, identificar posibles estrategias de prevención y desarrollar modelos que integren el control de la epilepsia en los sistemas locales de salud. Combinando varias estrategias innovadoras, estos proyectos han demostrado que existen formas simples y rentables de tratar la epilepsia en entornos de escasos recursos.

El Programa de la OMS para reducir la brecha en el tratamiento de la epilepsia y el Programa de Acción para las Brechas en la salud mental (mhGAP) buscan alcanzar estos objetivos en Ghana, Mozambique, Myanmar y Vietnam. Estos proyectos se centran en ampliar las habilidades de los proveedores de atención médica primaria y no especializada a nivel comunitario para diagnosticar, tratar y dar seguimiento a las personas con epilepsia. Por ejemplo, un proyecto realizado en Myanmar resultó en una mayor cobertura de los servicios de epilepsia del 2% al 47% durante un período de 4 años y mejoras significativas en el acceso a la atención para personas con epilepsia.

 

Documentos adjuntos

Este artículo tiene documentos adjuntos que podrá descargar para ampliar su información:

Actualidad

¿Cómo actuará Bogotá frente a la falta de vacunas de Pfizer?

Las vacunas de Pfizer en la capital solo se usarán para segundas dosis en personas a las que ya se les aplicó este biológico, mientras el Gobierno resuelve el problema.

Publicado

el

¿Cómo actuará Bogotá frente a la falta de vacunas de Pfizer

La Secretaría Distrital de Salud de Bogotá informó este martes que pese a lo que se rumora en la capital no existe un desabastecimiento de vacunas, por lo tanto, el proceso de vacunación contra el Covid-19 continúa con normalidad en la ciudad. Según los datos expuestos por el secretario de salud, Alejandro Gómez, solamente este lunes se aplicaron más de 71.000 dosis de la vacuna.

Sin embargo, el funcionario acotó que hay limitación de la marca Pfizer en todo el país, por lo que esta vacuna solo estará disponible en 70 puntos de IPS y EPS, pese a este anuncio la entidad señala que hay suficientes vacunas de otras marcas para comenzar los esquemas de inmunización de las personas priorizadas.

 “La novedad es que en el momento no hay vacuna Pfizer en los centros comerciales, solamente se vacunará con ese biológico a quienes fueron agendados por sus EPS (…) a partir de este jueves, nos pondremos al día con la aplicación de segundas dosis, por lo que hacemos un llamado a la calma”, agregó el secretario Gómez. 

Específicamente, Gómez López afirmó que las EPS de la capital tienen en su poder 34.885 dosis de la vacuna de Pfizer, pero estas, serán usadas únicamente para aplicar segundas dosis del esquema de vacunación contra el Covid-19, en ciudadanos que ya han sido agendados previamente. Adicionalmente, la secretaría de salud destaca que Bogotá superó las tres millones de dosis aplicadas y continuará aumentando sus esfuerzos para lograr la inmunidad de rebaño.​

También puede leer: Reportan exceso de mortalidad por EPOC en adultos jóvenes

Medidas tomadas en Bogotá ante escasez de vacunas Pfizer

Posteriormente, en un comunicado a la opinión pública la secretaría de salud explicó que:

  1. La ciudad tiene cantidades limitadas de la vacuna Pfizer, por lo cual se va a priorizar el uso de los viales disponibles para cubrir las segundas dosis programadas. 
  2. Para la vacunación de segundas dosis con este biológico, se usará la reserva disponible en las IPS vacunadoras, solamente con el agendamiento realizado y hasta agotar existencias. 
  3. Para el caso específico de vacunación en centros comerciales no se aplicarán segundas dosis de Pfizer.
  4.  La Secretaría Distrital de Salud informó al Ministerio de Salud y Protección Social esta situación. 
  5. Finalmente la entidad solicita a la comunidad entendimiento y tranquilidad. Una vez se disponga de nueva vacuna que según el Gobierno Nacional será entregada en el transcurso de esta semana, se continuará el proceso en la ciudad garantizando completar el esquema y avanzando en la inmunización como es el compromiso de la Administración Distrital

Para concluir, según el último reporte emitido por la Secretaría de Salud a través de la página web de SaluData, indica que con corte a las 5:00 p.m. del 22 de junio de 2021 se han aplicado un total de 3.077.074 dosis contra COVID-19 en la capital.

La administración de estas dosis significa un avance del 37,60 % en aplicación de primeras dosis y un 18.51 % en aplicación de segundas dosis, respecto al 70 % de la población en Bogotá que se requiere vacunar para lograr la inmunidad de rebaño.

Continuar leyendo

Actualidad

Extienden por 6 meses vigilancia especial a Asmet Salud

La Superintendencia Nacional de Salud evidenció que Asmet Salud no ha superado la crítica situación financiera que afecta la atención de sus usuarios y el cumplimiento de sus compromisos

Publicado

el

extienden 6 meses asmet salud

La EPS Asmet Salud continuará bajo medidas especiales de la Superintendencia Nacional de Salud hasta el 5 de diciembre de 2021. A esta decisión se llegó tras realizar una exhaustiva evaluación y análisis técnico en el que se encontró una deficiente implementación del modelo de atención y un grave deterioro financiero que afecta a sus 1.9 millones de afiliados en los 12 departamentos del territorio nacional. Cabe destacar que Asmet Salud se encuentra bajo estas medidas desde 2018.

Para el ente de vigilancia, Asmet Salud está en mora de cumplir las siguientes acciones puntuales, para que su desempeño como EPS mejore a los niveles que se espera:

  • Resolver de fondo las peticiones, quejas y reclamos trasladadas mediante el aplicativo de gestión de PQRD dentro de los términos establecidos.
  • Implementar estrategias para garantizar el acceso a la atención y el fortalecimiento de la detección temprana de riesgos.
  • Cumplir con las estrategias aprobadas dentro del plan de reorganización institucional, además de dar cumplimiento con las condiciones financieras y de solvencia.
  • Implementar acciones que permitan mejorar el resultado de los indicadores financieros, de liquidez, endeudamiento y rentabilidad.
  • Presentar un plan de pagos en el que se evidencien detalladamente los recursos que serán destinados para sanear las obligaciones con la red prestadora de servicios de salud.

También le puede interesar: GOBIERNO CAMBIARÍA REQUISITOS PARA ALIANZAS ESTRATÉGICAS DE VACUNAS COVID-19

Asmet Salud necesita acciones inmediatas para frenar estas situaciones:

A día de hoy, se evidencian pérdidas acumuladas y un bajo índice de solvencia, lo que a su vez genera incumplimiento con los pagos, deficiencias en la atención oportuna de los usuarios e incumplimiento del plan de capitalización que había sido aprobado previamente por la Superintendencia Nacional de Salud. Sin embargo, los hallazgos encontrados abren nuevas dudas sobre su operación para sus afiliados y por supuesto, para entidad encargada de supervisar su labor.

Dentro de lo notificado por la entidad de vigilancia, se encontró que Asmet Salud presenta estas grandes falencias:

  • La EPS mantiene niveles elevados de endeudamiento, lo cual se refleja en el aumento del patrimonio negativo al cierre de 2020, y no ha podido mejorar su situación financiera.
  • Durante el primer trimestre de 2021, los usuarios reportaron sucesivas restricciones en el acceso a los servicios de salud, como lo evidenció la Supersalud en más de 4.450 quejas radicadas.
  • Sus activos presentaron una disminución promedio del 9% entre 2018 y 2021, mientras que los pasivos aumentaron un promedio del 2%, lo que se traduce en que Asmet Salud aun no alcanzó a equilibrar su operación corriente, lo que también pone en riesgo la garantía de la prestación de los servicios de manera oportuna y con calidad.
  • De acuerdo con los resultados obtenidos a marzo de 2021, se evidencia riesgo para el cumplimiento de los indicadores de las condiciones financieras y de solvencia de capital mínimo, patrimonio adecuado y régimen de inversiones para el cierre de la vigencia 2021.

Además de lo anterior, la Superintendencia encontró que el 78% de sus cuentas por cobrar son mayores a 360 días. En este momento, Asmet Salud no cuenta con capital que respalde su exposición al riesgo de crédito, puesto que su patrimonio es negativo. Es decir que la EPS tiene una alta probabilidad de pérdidas si alguno de los pagos pendientes es postergado por los deudores. Otro de los hallazgos preocupantes es que aumentaron en un 8% las cuentas por pagar que Asmet Salud tiene con sus proveedores y prestadores.

Por ahora no hay información adicional sobre esta decisión de la Superintendencia Nacional de Salud. Con la prórroga de las medidas especiales, se busca lograr que Asmet Salud supere sus deficiencias y opere con garantías suficientes para sus usuarios.

También le puede interesar: BOGOTÁ HABILITA PLATAFORMA PARA EL REGISTRO DE VACUNADOS EN EL EXTERIOR

Continuar leyendo

Industria Farmacéutica

Fármaco en desarrollo de GSK y Vir contra el Covid-19 moderado reduciría las hospitalizaciones

El ensayo COMET-ICE de GSK y Vir mostró positivos resultados en la reducción de hospitalizaciones y muertes en pacientes con Covid-19 leve o moderado.

Publicado

el

Fármaco en desarrollo de GSK y Vir contra el Covid-19 moderado reduciría las hospitalizaciones

El anticuerpo monoclonal Sotrovimab desarrollado por la farmacéutica GlaxoSmithKline -GSK- y Vir Biotechnology mostró positivos resultados en los estudios de fase III del ensayo “COMET-ICE”, evidenciando la reducción significativa del riesgo de hospitalización y muerte entre los pacientes ambulatorios adultos con Covid leve o moderado pero con alto riesgo de hospitalización.

En este sentido, los Institutos Nacionales de Salud en Estados Unidos incluso actualizaron las pautas de tratamiento del Covid-19 y recomendaron el uso de Sotrovimab en pacientes no hospitalizados con síntomas de coronavirus leve o moderado con alto riesgo de progresión clínica. El medicamento además mantiene su actividad frente a las variantes actuales de preocupación e interés de la OMS.

En este último ensayo -COMET-ICE- participaron 1.057 pacientes, y se observó una reducción del 79% en la tasa de hospitalización durante más de 24 horas o la muerte por cualquier causa en comparación con placebo. Específicamente, solo 6 pacientes que tomaron el medicamento fueron hospitalizados durante más de 24 horas frente a 30 pacientes que tomaron placebo.

Adicionalmente, la farmacéutica manifiesta que en el brazo del estudio con sotrovimab la mitad de los pacientes que fueron hospitalizados, lo hicieron por razones diferentes a la progresión del Covid-19, uno de ellos padeció una obstrucción del intestino delgado, otro tenía cáncer de pulmón y el último tenía úlcera de pie diabético. En cambio en el grupo de placebo todos fueron internados por complicaciones con el Covid-19.

COMET ICE: ensayo clínico de GSK y Vir

Además del ensayo COMET-ICE, el programa completo de desarrollo clínico COMET para sotrovimab incluyó:

  • COMET-PEAK : un ensayo de fase 2 en curso con dos partes: comparar la seguridad y la cinética viral de 500 mg de sotrovimab administrado por vía intramuscular (IM) con 500 mg de sotrovimab administrado por vía intravenosa entre adultos de bajo riesgo con COVID-19 leve a moderado y evaluar la similitud en la farmacocinética entre el sotrovimab fabricado mediante diferentes procesos
  • COMET-TAIL : Se espera que un ensayo de fase 3 comience en el segundo trimestre de 2021 como un tratamiento temprano para COVID-19 en adultos de alto riesgo, para evaluar si el sotrovimab administrado por vía intramuscular puede reducir la hospitalización o la muerte debido a COVID-19
  • COMET-STAR: Se espera que un ensayo de fase 3 comience en la segunda mitad de 2021 en adultos no infectados con alto riesgo para determinar si el sotrovimab administrado por vía intramuscular puede prevenir la infección sintomática.

También puede leer: ¿Cómo garantizan los sistemas de salud que sus prácticas digitales sean éticas?

“Los medicamentos eficaces para tratar a quienes se infectan con el SARS-CoV-2 siguen siendo una parte fundamental de la solución a esta pandemia. Estamos trabajando sin descanso para ampliar el acceso a sotrovimab en Estados Unidos y en todo el mundo, incluida la evaluación del potencial para simplificar la administración con una formulación intramuscular”, ha afirmado el Senior Vice President, Development de GSK, Christopher Corsico.

Finalmente, George Scangos, chief executive officer de Vir dijo en el comunicado que se sentía complacido con los resultados del  ensayo ‘COMET-ICE’ haya sido validada por toda la población del estudio. “Estos resultados, combinados con el creciente número de autorizaciones globales pendientes, así como la reciente recomendación del Panel de Directrices de Tratamiento del NIH COVID-19, respaldan nuestra confianza en el papel potencial de sotrovimab en la lucha contra esta pandemia” concluyó.

Continuar leyendo

Tendencias

Indicadores / Cifras