Conéctate con nosotros

Cancer

Cáncer de mama reportó mayor prevalencia en el último año en América Latina

Cifras del cáncer de mama en América Latina y últimos avances tecnológicos en el diagnóstico de los tumores y sus mutaciones.

Publicado

el

En el foro “Roche Press Day 2019”, se dieron a conocer las tasas de supervivencia general para el cáncer de mama en America Latina y los últimos avances tecnológicos en el diagnóstico de los tumores y sus mutaciones, así como la importancia del Big Data en salud.

Tasa del cáncer de mama

De igual manera, en el encuentro se dio a conocer que en América Latina la tasa de supervivencia general para el cáncer de mama de cinco años oscila el 70%, por debajo del valor de referencia de 80% de la Unión Europea, atribuido en gran parte al diagnóstico tardío.

Mientras que la tasa de supervivencia de cinco años para las mujeres, cuando el cáncer de mama es diagnosticado temprano, es del 99%, comparada con el 27% para los casos diagnosticados en etapas avanzadas.

Casos reportados

Por consiguiente, se estima que entre el 30 y 40% de los casos de cáncer de mama en los países latinoamericanos se diagnostican en una etapa metastásica III y IV.  En el caso de  México, Colombia y Perú, esta tasa asciende al 40-50%, según las estadísticas presentadas en el evento realizado en Sao Paulo, Brasil, con la asistencia de oncólogos y otros especialistas de la salud, ejecutivos de la farmacéutica, pacientes y 82 periodistas de la región.

No obstante, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), para reducir la mortalidad por cáncer, el 70% de la población objeto debe realizarse mamografías, y ninguno de los 12 países latinoamericanos incluidos en un estudio reciente se acerca a este porcentaje.

Estudios de mamografía practicados en Colombia

En Colombia se sometieron a estudios de mamografía el 54%, mientras que, en Chile, Costa Rica y Argentina la cifra se ubicó entre el 32 y el 46%, y en México solo llegó al 22%.  

Así mismo, los ponentes del evento resalta que en América Latina no cuentan con suficientes equipos de mamografía y en algunas áreas hasta el 20% de los equipos necesitan reparaciones.

También puede leer: FDA aprueba uso de atezolizumab para cáncer de mama triple negativo

Costos del tratamiento

Por tal razón, los expertos señalan que los costos asociados al cáncer de mama están relacionados con la etapa del diagnóstico, y el costo anual para una paciente con cáncer de mama en estadio IV en América Latina es tres a cuatro veces más elevado que el costo de tratamiento para una paciente que padece la enfermedad en etapa I.

El tipo de cáncer más detectado fue el de mama en 2018

Por otra parte, el cáncer de mama fue el tipo de cáncer más frecuente en América Latina en 2018, representando el 14,1% de todos los casos de cáncer.

En consecuencia, en 2019 se registraron 199.734 nuevos casos de cáncer de mama entre la población femenina en América Latina, que representaron el 27,4% de todos los nuevos casos de cáncer. La prevalencia de la enfermedad a un año fue del 31,1%, el índice más elevado de todos los tipos de cáncer en las mujeres de la región.

También puede leer: inteligencia artificial podría predecir riesgo de cáncer de mama

Cáncer de mama representa la cuarta causa de muerte en 2018

Finalmente, los expertos concluye “El cáncer de mama fue la cuarta causa de muerte por cáncer en 2018 en América Latina, después del cáncer de pulmón, colorrectal y próstata, representando el 7,8% de las muertes asociadas con esta enfermedad”.

Entre las mujeres, el cáncer de mama fue la principal causa de muerte en 2018 y representó el 16% de las muertes por cáncer.  Más de 52.000 mujeres en América Latina murieron por esta enfermedad: el equivalente a más de 140 mujeres al día.

ACHO

Recomendaciones ACHO para el manejo de estado de Pandemia SARS – COVID 19

Ante la pandemia de SARS – COV 19, desde la Asociación Colombiana de Hematología y Oncología (ACHO) consideramos importante seguir emitiendo recomendaciones generales para los profesionales de la salud, implicados en el tratamiento de pacientes oncológicos y enfermedades hematológicas.

Publicado

el

Por

Recomendaciones ACHO para el manejo de estado de Pandemia SARS - COV 19

Todas son recomendaciones y en ningún momento pretendemos imponer una conducta única pues entendemos que cada caso es particular y debe actuarse en concordancia a cada situación específica. Están basadas en documentos emitidos por las sociedades científicas de países altamente afectados por la  infección como España y de sociedades académicas  reconocidas como la American Association of Clinical Oncology (ASCO), grupo GELTAMO, European Bone Marrow Transplantation (EBMT) y la American Society for Transplantation and cellular therapy ( ASTCT)

Recomendaciones para los Servicios de salud que atienden pacientes  hematológicos y/o con Cáncer

Se recomienda que los Servicios de Oncología y Hematología realicen  la implementación de medidas que reduzcan las visitas innecesarias de los pacientes con cáncer a los hospitales, y que establezcan medidas  que minimicen la exposición durante este período de contención de expansión del SARSCoV-2.

Se considera pertinente, implementar la realización de  teleconsulta, en los casos en los que no se genere riesgo para la salud , según criterio del médico tratante y previo consentimiento del  paciente, siempre garantizando  el registro de la consulta en la historia clínica y por parte del centro hemato/oncológico la implementación de las medidas administrativas  necesarias  para facilitar la programación de pruebas diagnósticas y la prescripción sin que el paciente tenga que  acudir a la institución hospitalaria.

La utilización de teleconsulta se encuentra avalada  por el numeral 6  de la resolución 3100 de habilitación, que establece que, en situación de emergencia sanitaria como la actual (resolución 385 de marzo de 2020) las IPSs pueden sin necesidad de radicar novedad o esperar visita de habilitación, aplicar medidas que permitan manejar y proteger la población que tratan.

Se reitera, que es  de vital importancia que los aseguradores entendiendo la situación actual, autoricen el pago sin glosa de estas teleconsultas, implementen métodos de autorización de estudios y procedimientos, y despacho de medicamentos, sin que los pacientes tengan que asistir a las instalaciones físicas de la entidad, y minimicen los trámites relacionados con la atención a pacientes oncológicos. Es imperativo que las IPS y EPS implementen mecanismos de autorización interna, que eviten al paciente el  trámite presencial, en lo especial en lo relacionado con ajustes necesarios en la plataforma Mipres.

Además, se debe limitar el número de acompañantes en salas de espera para consultas (uno por paciente) y evitar que acudan al hospital aquellos acompañantes que presenten fiebre, tos u otros síntomas de sospecha. En la sala de quimioterapia también limitar la presencia de acompañantes, con las excepciones que se consideren oportunas, a criterio de médicos y enfermeras.

Igualmente es pertinente considerar modificar la programación de infusión diaria en las salas de quimioterapia, generar jornadas adicionales para disminuir número de pacientes y  garantizar que la ocupación permita distancia mínima de 2 metros entre cada paciente. En cuanto a la  consulta externa, aumentar los tiempos de periodicidad de la consulta de controles de pacientes tratados. Incluyendo pacientes que se encuentren en remisión de la enfermedad o en respuesta completa post – tratamiento y con bajo riesgo de recaída temprana.

Recomendaciones para los especialistas en el manejo de los pacientes con Cáncer y enfermedades Hematológicas

Siempre tener en cuenta que:

En  las circunstancias actuales, es fundamental, antes de decidir si se debe administrar o no un tratamiento oncológico  sistémico, se considere el beneficio frente al riesgo asociado a la posibilidad de contagio por el SARS-CoV-2 y sus potenciales consecuencias, especialmente la necesidad de requerir ingreso hospitalario por complicaciones graves.

Para Priorizar el tratamiento  de los pacientes,  se recomienda  clasificarlos  en  dos grupos:

  1. Pacientes sin tratamiento oncológico activo: Aquellos que completaron un tratamiento y/o cuya enfermedad se encuentra controlada, o quienes están en terapia de observación (“watch and wait”).
  1. Pacientes candidatos a tratamiento oncológico activo: (neoadyuvante o   curativo adyuvante o tratamiento para enfermedad metastásica, inducciones y consolidaciones para leucemias, linfomas, mielomas).  Estos pacientes con enfermedad activa son elegibles para cirugía, quimioterapia y / o radioterapia, terapia biológica, terapia endocrina e inmunoterapia.

También puede leer: lineamientos para la detección y el manejo de casos COVID 19 por IPS

Para los pacientes candidatos a tratamiento activo, se recomienda considerar los siguientes puntos:

  • En los pacientes con respuesta tumoral parcial o completa, clínicamente estables, que reciben terapia de mantenimiento, considerar suspender la quimioterapia.
  • Algunos pacientes pueden cambiar la quimioterapia de IV a terapias orales, lo que disminuiría la frecuencia de las visitas a la clínica, pero requeriría una mayor vigilancia por parte del equipo de atención médica para asegurarse de que los pacientes estén tomando sus medicamentos correctamente.
  • Las decisiones sobre la modificación o la suspensión de la quimioterapia deben incluir la consideración de la indicación para la quimioterapia, tipo de neoplasia y los objetivos de la terapia, así como la ubicación del paciente en el curso del tratamiento y la toxicidad asociada.
  • En algunos escenarios, los retrasos o las modificaciones del tratamiento adyuvante, o de consolidación o mantenimiento, pueden presentar un mayor riesgo de control de la enfermedad  y de la supervivencia a largo plazo que en otros. Se debe individualizar cada caso.
  • En los casos en que el beneficio absoluto de la quimioterapia adyuvante, de consolidación o mantenimiento, sea marginal y donde hay opciones no inmunosupresoras disponibles (por ejemplo, terapia hormonal en cáncer de mama RH positivo en estadio temprano), el riesgo de infección con COVID-19 puede considerarse como un factor adicional  de riesgo, por lo cual es pertinente  sopesar las diferentes opciones disponibles para el paciente.
  • En los pacientes que reciben terapias de soporte para enfermedad metástasica ósea, o mieloma múltiple, flebotomías, u otras terapias de soporte que requieren una visita hospitalaria, considerar diferir la administración del tratamiento.

A todos los pacientes se les debe brindar educación para mantener su salud cumpliendo las siguientes recomendaciones:

  1. Evitar lugares concurridos.
  2. Usar tapabocas  al asistir al hospital y o al centro oncológico  para visitas y tratamientos.
  3. Lavarse frecuentemente las manos de acuerdo con las indicaciones de la OMS.
  4. No tener  contacto con amigos y familiares con síntomas de COVID-19 o con aquellos con riesgo de contacto.
  5. Practicar  el distanciamiento social con todas las personas para protegerse y proteger a los demás.

También puede leer: Exención de IVA a importación y venta de 23 equipos médicos

Ante la información disponible se debe considerar:

  1. Generar líneas de atención prioritarias para inicio de intervenciones de los pacientes clasificados como elegibles para tratamiento oncológico.
  2. Las visitas ambulatorias para pacientes con cáncer deben reducirse al nivel más seguro y factible sin poner en peligro la atención.  Para los pacientes que reciben tratamiento oral, proporcionar  el suministro de medicamentos para al menos tres ciclos  para reducir las visitas al hospital.  El monitoreo de sangre para esos pacientes se puede realizar en laboratorios locales cerca de casa.
  3. Implementar los  servicios de telemedicina.
  4. Retrasar   las visitas de seguimiento de supervivientes de rutina. 
  5. Utilizar una vigilancia más intensiva durante el tratamiento para pacientes con cáncer de pulmón o que recibieron cirugía pulmonar previa y para pacientes mayores o aquellos con otras comorbilidades. 
  6. Tomar medidas intensivas para evitar la diseminación nosocomial.
  7. Debe haber procedimientos claros para detectar  cualquier síntoma de COVID-19 y la urgencia y necesidad de hospitalización. No existe una guía específica con respecto a la prueba COVID-19 en pacientes con cáncer.  Se deben seguir las directivas y orientaciones de salud pública nacional.
  8. No iniciar tratamientos de quimioterapia potencialmente inmunosupresora en pacientes con sospecha de infección por COVID 19 o historia de contacto de riesgo.
  9. No iniciar tratamientos de quimioterapia potencialmente inmunosupresora en pacientes en los que la demora de 2-3 semanas no suponga un riesgo en la vida. Realizar nuevo control en 2-3 semanas para reevaluar cada caso ante la evolución de la pandemia.
  10. En pacientes en tratamiento dentro de ensayos clínicos, se deben seguir estrictamente las recomendaciones del protocolo, utilizando las posibilidades de retrasar o ajustar las dosis que ofrece el mismo para adaptarlas a la situación asistencial y epidemiológica.  El investigador siempre debe tomar  las decisiones más adecuadas para la salud y seguridad del paciente.
  11. Suspender temporalmente o minimizar dosis de tratamientos claramente inmunosupresores (ejemplo. dosis altas de corticoides.), siempre que la situación del paciente lo permita.
  12. En todo caso de administrar quimioterapia mielotóxica,  considerar  el soporte con factores estimulantes de colonias.
  13. En todo paciente que reciba tratamiento oncológico sistémico durante la  pandemia  de la infección por el SARS-CoV-2 se debe incluir en el consentimiento informado la posibilidad de aumento del riesgo de contagio, y de efectos secundarios y complicaciones relacionados con la infección.
  14. En caso de necesidad de cirugía oncológica con intención curativa, se debe evaluar cada caso y hacer determinaciones individuales basadas en los daños potenciales de retrasar la cirugía relacionada con el cáncer a tratar.
  15. El personal del hospital que haya tenido contacto con un caso confirmado y no tenga síntomas, debe realiza  auto vigilancia de aparición de síntomas respiratorios. En el caso de profesionales asintomáticos y que hayan tenido contacto con casos confirmados, auto vigilancia y mascarilla quirúrgica ante cualquier acto asistencial, incluida la consulta externa, extremando si cabe aún más la higiene de manos antes y después de cada acto asistencial .
  16. Cualquier médico o paramédico  que presente síntomas respiratorios significativos debe comunicárselo de forma urgente telefónicamente a su supervisor. Abstenerse de acudir al puesto de trabaja con fiebre o clínica respiratoria aguda.
  17. El equipo  médico y paramédico así como  los pacientes  mientras se encuentren  en el centro hemato/oncológico  deben tener máscaras de protección (tapabocas) y el personal médico y para médico  utilizar  traje quirúrgico anti fluidos en lugar de ropa habitual. No se debe usar  bata sino está elaborada en tela anti fluidos.
  18. Al llegar a casa evitar el contacto inmediato con familiares, retirar las prendas y llevar a lavado inmediato. Lavado de manos exhaustivo.
Continuar leyendo

ACHO

Lo que los pacientes con cáncer deben saber sobre el COVID-19: TIPS PRÁCTICOS

Sí usted es paciente oncológico e inmunodeprimido, la Asociación Colombiana de Hematología y Oncología – ACHO- le da a conocer los siguientes TIPS para prevenir el COVID- 19.

Publicado

el

Por

COVID-19

En vista de la llegada de COVID-19 a Colombia, muchos de nuestros pacientes están preocupados y nos han solicitado consejos prácticos para prevenir la enfermedad.

Lo primero que hay que decir es que el pánico no ayuda en nada, lo que se necesita es informarse y estar atento a la información oficial.

Hay que recordar que no todas las personas que contraigan el virus se van a enfermar, pero como la gripa común, definitivamente hay gente con mayor riesgo.

Las personas de mayor riesgo de complicaciones relacionadas con ingreso a cuidados intensivos y muerte son:

  • Mayores de 70 años
  • Personas con antecedentes de enfermedades crónicas como EPOC, enfermedad cardiovascular, diabetes, enfermedad renal y cáncer.

Dentro de estos grupos, los pacientes con cáncer, en especial aquellos con leucemias y linfomas, pacientes en quimioterapia activa y los pacientes sometidos a trasplante de progenitores hematopoyéticos, en tratamiento con inmunosupresores, son uno de los grupos de mayor preocupación por parte de los expertos. Los pacientes que ya terminaron tratamiento siguen estando en riesgo un tiempo después, así que también deben considerarse dentro de este grupo. En un reporte de 2007 pacientes en China, la mitad de los pacientes 19 pacientes con cáncer incluidos tuvieron complicaciones graves (ingreso a Cuidados Intensivos, intubación o muerte), esto solo representa los pacientes ingresados en el hospital, que son la minoría de los que se infectan por el virus. No quiere decir que el 50% de todos los pacientes con cáncer van a tener complicaciones graves, NO HAY QUE CREAR PÁNICO, solo quiere decir que este grupo debe ser especialmente cuidadoso.

También puede leer: la batalla contra la metástasis

¿Cuáles son los síntomas?

Los pacientes con COVID19 tienes síntomas respiratorios que pueden ser desde leves a severos, e incluyen, pero no están limitados a congestión, secreción nasal, dolor de garganta, fiebre, tos o dificultad para respirar.

¿Cómo prevenir el COVID-19?

A continuación, algunos consejos prácticos, que no solo aplican para pacientes con cáncer pero que deben ser casi un mantra en ellos:

  • Lave o use alcohol glicerinado (desinfectante) al menos por 20 segundos, asegurándose de frotar todas las partes de sus manos (incluyendo la parte interna de los dedos y las uñas), cuando tenga contacto con otras personas, en especial al usar el trasporte público, antes de comer o tocarse la cara, después de usar el baño o antes de entrar a su casa.
  • Instruya a sus familiares sobre como practicar una buena higiene respiratoria; cubrir la boca y la nariz con el codo flexionado cuando tosan o estornuden, botar inmediatamente los pañuelos desechables después de usarlos en una caneca cerrada y limpiar las manos con alcohol glicerinado o agua después de estornudar en los posible.
  • Evite tocar sus ojos, nariz y boca con las manos sucias.
  • Limpie y desinfecte frecuentemente objetos y superficies de uso diario (celular, mesa, esferos e ha dejado sobre el escritorio, etc.)
  • Mantenga la distancia personal; intente sentarse o pararse al menos a un metro de distancia de otras personas, en filas o sitios públicos, en particular si ve que están tosiendo o estornudando.
  • Sea cauteloso con respecto a viajes, eventos públicos o reuniones grandes que pueden ponerlo en contacto con personas de riesgo. Si puede posponer sus viajes al exterior un par de meses, considérelo seriamente, en especial si en su destino ha sido reportada alta incidencia del virus. Si puede caminar en cambio de montarse al servicio público, intente hacerlo, no solo es más seguro sino hacer algo de ejercicio es saludable para usted. Evite los centros comerciales, cines, misas y supermercados.
  • Escoja bien sus riesgos, por ejemplo, si puede delegar la ida al mercado o pedir a domicilio, esta sería una medida relativamente fácil para evitar contacto con muchas personas. Si debe ir necesariamente, escoja una hora de poca asistencia y lávese muy bien las manos al salir.
  • Asegúrese de que sus conocidos saben que por tener cáncer está en mayor riesgo de complicaciones y, por lo tanto, solicíteles amablemente abstenerse de visitarlo si tienen cualquier síntoma como fiebre, tos, estornudos, dolor de cabeza, etc. Si está hospitalizado, pídale a sus amigos que lo llamen por teléfono, hagan video chat y vengan uno a la vez.
  • Limite el contacto directo con cualquier persona que ha viajado a los sitios más afectados en los últimos 14 días (Korea, China, Iran, Italia, España, etc.).
  • Planee con tiempo que hacer para cuidar a familiares con síntomas (en especial los niños), ya que usted no podría ser el cuidador principal.

¿Qué hacer con los ciclos de quimioterapia y citas médicas?

Debe mantener sus citas de quimioterapia como están planeadas, pero es recomendable que limite las personas que lo acompañan a sus citas a una sola. En especial, no traiga niños menores de 12 años a las citas. Si su acompañante tiene algún síntoma de resfriado, por favor busque otro acompañante o vaya solo a su cita.

No es necesario que use tababocas siempre que vaya a la cita, a menos que su médico se lo indique así o tenga algún síntoma respiratorio (esto para evitar contagiar a otros). Recuerde que la mejor medida para evitar infecciones es lavarse las manos con frecuencia, en especial al salir de una cita médica.

También puede leer: la FDA aprueba Neratinib para la mama metastásica HER2 positiva

¿Qué hacer si tiene síntomas COVID-19?

Si tiene síntomas y está en tratamiento, por favor consulte a su médico inmediatamente, NO ES NECESARIO QUE ASISTA A URGENCIAS, la mayoría de los centros de tratamiento oncológicos y médicos que tratan cáncer, tienen teléfonos o correos electrónicos donde se puede comunicar si tiene síntomas de posibles complicaciones. Asegurese de saber porque medio puede contactar a su médico o médicos tratantes en caso de tener síntomas.

Si tiene fiebre, mucha tos o dificultad para respirar, en especial si está en tratamiento activo, consulte al servicio de urgencias inmediatamente y comuníquese con su médico tratante.

Recuerde que crear el pánico no ayuda en nada, manténgase informado sobre la situación del virus en el país y siga las recomendaciones de su médico tratante.

Continuar leyendo

ACHO

Pembrolizumab en cáncer de mama temprano triple negativo

El pembrolizumab, un restaurador de la respuesta inmune, junto con quimioterapia antes de cirugía activos en subtipo agresivo de cáncer de mama.

Publicado

el

Por

Pembrolizumab en cáncer de mama temprano triple negativo

Para entender este importante estudio se requiere de instrucciones (si no se es oncólogo). Es por ello que para hacerlo más claro se adoptará el siguiente formato: se enunciará el resultado encontrado seguido por la explicación del contexto, los detalles del estudio, y las conclusiones de los autores.  

En pacientes con cáncer de mama triple negativo se demostró mejor actividad antitumoral con la adición de pembrolizumab a quimioterapia antes de cirugía al compararla con quimioterapia.

Lo que se necesita para entender el estudio Cáncer de mama triple negativo

El cáncer de mama triple negativo constituye el 15% de los cánceres de mama, y se define así porque satisface los siguientes criterios: es HER2-negativo, y además carece de receptores de estrógeno y receptores de progesterona en las células tumorales. En el grupo triple negativo se reconocen varios subtipos que tienen en común el no ser candidatos a tratamiento con antiestrógenos (por no exhibir receptores hormonales), ni terapia anti-HER2 (por ser no tener sobre-expresión de HER2). Es por ello que la opción más común para su tratamiento es quimioterapia. Se considera que los cánceres de mama triple negativos son más agresivos, y se asocian a una mayor mortalidad.

También puede leer: Medimás responde a acusaciones de los órganos de control

Quimioterapia neoadyuvante

La administración de drogas contra el cáncer antes de la cirugía definitiva se denomina quimioterapia neoadyuvante. Y la quimioterapia neoadyuvente es recomendada para las variedades más agresivas de cáncer de mama operable.

Respuesta patológica completa

Se denomina respuesta patológica completa (pCR, por sus siglas en inglés) cuando al realizar la cirugía se encuentra que el tumor desapareció completamente. Varios estudios han demostrado que las pacientes que obtienen pCR tienen una mejor probabilidad de curarse. Es por eso que se cree que si un tratamiento logra demostrar un aumento en la proporción de pacientes con pCR también va a demostrar un aumento en la proporción de cura.

Inmunoterapia contra el cáncer

Algunos cánceres evaden la destrucción por el sistema inmunológico con la expresión receptores de membrana. Uno de los más estudiados es el PD-L1 que se liga a la PD1 de los linfocitos inhibiendo la respuesta inmune. El pembrolizumab es un agente anti-PD1 que bloquea el bloqueo, restableciendo la respuesta inmune. Los agentes anti-PD1 (y anti-PD-L1) han demostrado ser muy activos en ciertos tipos de tumores. Sin embargo, ha sido más difícil encontrar su beneficio en cáncer de mama. Pero ya se ha vislumbrado actividad de inmunoterapia en pacientes con cáncer de mama triple negativo en enfermedad metastásica.

Detalles sobre el KEYNOTE-522

Se proceda ahora a explicar el estudio publicado por Peter Schmid, y colaboradores en el New England Journal of Medicine de febrero 27 de 2020. Se trata de los resultados iniciales del estudio KEYNOTE-522: “Pembrolizumab para el cáncer de mama triple negativo temprano.”

Pregunta a responder y estrategia

No está claro si la adición de pembrolizumab a la quimioterapia neoadyuvante aumentaría significativamente el porcentaje de pacientes con cáncer de mama triple negativo temprano que tienen una respuesta patológica completa (definida como cáncer no invasivo en el seno y ganglios negativos) en la cirugía definitiva.

Es así que se realiza este ensayo de fase 3, con asignación al azar (en una proporción de 2:1) pacientes con cáncer de mama triple negativo en estadio II o estadio III no tratado previamente para recibir terapia antes de la cirugía con cuatro ciclos de pembrolizumab cada 3 semanas más paclitaxel y carboplatino (784 pacientes; el grupo pembrolizumab-quimioterapia) o placebo cada 3 semanas más paclitaxel y carboplatino (390 pacientes; el grupo placebo-quimioterapia); los dos grupos luego recibieron cuatro ciclos adicionales de pembrolizumab o placebo junto con antraciclina más ciclofosfamida. Después de la cirugía definitiva, los pacientes recibieron pembrolizumab o placebo después de la cirugía cada 3 semanas durante un máximo de nueve ciclos. Los desenlaces principales del estudio fueron respuesta patológica completa en el momento de la cirugía definitiva y la supervivencia libre de eventos.

Resultados y conclusiones

Se procede a reportar los primeros 602 pacientes que se sometieron a la asignación al azar, el porcentaje de pacientes con una respuesta patológica completa fue del 64,8% en el grupo de quimioterapia con pembrolizumab y el 51,2% en el grupo de placebo-quimioterapia (diferencia de tratamiento estimada, 13.6 puntos porcentuales). Después de una mediana de seguimiento de 15.5 meses (rango, 2.7 a 25.0), 58 de 784 pacientes (7.4%) en el grupo de pembrolizumab-quimioterapia y 46 de 390 pacientes (11.8%) en el grupo de placebo-quimioterapia tuvieron una progresión de la enfermedad o muerte (razón de riesgo, 0.63). En todas las fases del tratamiento, la incidencia de eventos adversos relacionados con el tratamiento de grado 3 o superior fue 78.0% en el grupo de pembrolizumab-quimioterapia y 73.0% en el grupo de placebo-quimioterapia, incluida la muerte en 0.4% (3 pacientes) y 0.3% (1 paciente), respectivamente.

También puede leer: este mes se debate una posible reforma a la salud

Los autores concluyen que entre las pacientes con cáncer de mama triple negativo temprano, el porcentaje con una respuesta patológica completa fue significativamente mayor entre las que recibieron pembrolizumab más quimioterapia neoadyuvante que entre las que recibieron placebo más quimioterapia neoadyuvante.

Es de aclarar que el pembrolizumab no tiene aprobación regulatoria en Colombia para cáncer de mama.

Continuar leyendo

Evolución Coronavirus Colombia

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras