1800 millones de niños y niñas en el mundo respiran aire contaminado

Autor: 
admin
Contaminación del aire afecta la salud de los niños

La contaminación del aire es un problema que ha existido durante décadas y que cada vez más aumenta con la emisión de fuentes móviles, la industria, la energía en los hogares, los sectores de la agricultura, centrales eléctricas de carbón, el material particulado y las basuras que son fuentes adicionales de polución.

Hoy las soluciones presentadas no han sido efectivas y la situación llega hacer alarmante. Una de las medidas que más han tenido acogida en el mundo es la implementación de energías y combustibles limpios junto con la puesta en marcha de políticas medioambientales, que sin duda alguna estas últimas no avanzan al ritmo que deberían.

Todas estas partículas se encuentran en la atmosfera y su concentración en el aire son microscópicas. Un veneno continuo que, aunque no vemos afecta gravemente la salud al penetrar en el organismo a través de los pulmones y el sistema cardiovascular.

Contaminación del aire en la salud

Efectos Respiratorios

Síntomas:

  • Tos
  • Respiración sibilante 
  • Flema
  • Falta de aire
  • Asma
  • Bronquitis (aguda o crónica)
  • Envejecimiento prematuro de los pulmones

Efectos cardiovasculares

Síntomas:

• Opresión en el pecho

• Dolor de pecho (angina de pecho)

• Palpitaciones

• Falta de aire

• Fatiga inusual

Consecuencias de la contaminación del aire en la niñez

Los más afectados por la contaminación del aire son los niños. En ellos recaen la mayor parte de los casos de neumonía, seguido de las personas que realizan sus trabajos en exteriores y las mujeres, debido a que son las que inicialmente se encargan de la limpieza doméstica.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud sobre contaminación del aire y salud infantil reveló que cerca del 93% de los niños y niñas del mundo menores de 15 años (es decir, 1800 millones de niños y niñas) respiran aire tan contaminado que pone en grave peligro su salud y su crecimiento. Infortunadamente, muchos de ellos acaban falleciendo.

De acuerdo con las estimaciones de la (OMS), 600 000 niños murieron en 2016 a causa de infecciones respiratorias agudas de las vías respiratorias bajas causadas por el aire contaminado.

Por su parte, El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, explica: «El aire contaminado envenena a millones de niños y está arruinando sus vidas. No podemos permitirlo. Todos los niños deberían respirar aire limpio para crecer y desarrollarse plenamente».

Una de las razones por las que los niños sufren más los efectos de la contaminación del aire es que, al respirar más rápido que los adultos, absorben más contaminantes. Además, viven más cerca del suelo, donde algunos contaminantes alcanzan concentraciones máximas, en un momento en que su cuerpo y su cerebro aún se están desarrollando.

De acuerdo con este informe, la exposición al aire contaminado puede dar lugar a que las embarazadas den a luz prematuramente y a que los recién nacidos sean más pequeño y de bajo peso. Además, esta contaminación afecta al desarrollo neurológico y la capacidad cognitiva de los niños y puede causarles asma y cáncer. Los niños que han estado expuestos a altos niveles de contaminación del aire corren también más riesgo de contraer afecciones crónicas, como las enfermedades cardiovasculares, en etapas posteriores de su vida.

Medidas para que los niños vivan en entornos saludables según la (OMS)

  • Hogares: usar combustibles no contaminantes para la cocina y la calefacción, sin mohos ni plagas, y eliminar los materiales de construcción contaminantes y las pinturas que contienen plomo.
  • Escuelas: garantizar el saneamiento y la higiene, crear entornos sin ruido ni contaminación y promover una buena nutrición.
  • Centros de salud: garantizar el abastecimiento de agua potable, el saneamiento, la higiene y el suministro eléctrico sin cortes.
  • Urbanismo: crear más zonas verdes y espacios seguros para los peatones y los ciclistas.
  • Transporte: reducir las emisiones y ampliar el transporte público.
  • Agricultura: reducir el uso de plaguicidas peligrosos y erradicar el trabajo infantil.
  • Industria: eliminar adecuadamente los residuos peligrosos y recortar el uso de productos químicos nocivos.
  • Sector de la salud: hacer un seguimiento de los resultados sanitarios y educar a la población sobre los efectos de la salud ambiental y la importancia de la prevención.

La contaminación en el ambiente dentro y fuera de los hogares seguirá presente mientras no unamos esfuerzos y tomemos conciencia entorno a prevenir muchas muertes y enfermedades infantiles. La responsabilidad de que mejoremos las condiciones ambientales del aire no depende solamente de las organizaciones y sectores gubernamentales, es necesario que trabajemos en conjunto para mitigar el riesgo.

Compartir en:
Es necesario loguearse para hacer un comentario

Comentarios

(0)