Patentan tratamiento con pitahaya para enfermedades degenerativas
Conéctate con nosotros

Innovación

Patentan tratamiento con pitahaya para enfermedades degenerativas

La Superintendencia de Industria y Comercio concedió la patente de invención al proyecto colombiano denominado ‘Proceso para la encapsulación de polifenoles de pitahaya amarilla por secado por electro atomización y jeringa’.

Publicado

el

Patente Pitahaya

La Superintendencia de Industria y Comercio concedió la patente de invención al proyecto colombiano denominado ‘Proceso para la encapsulación de polifenoles de pitahaya amarilla por secado por electro atomización y jeringa’.

Este proyecto fue desarrollado por Laura Sofía Torres y Johanna Serna Jiménez, docentes de ingeniería agroindustrial de la Universidad La Gran Colombia, sede de Armenia.

¿De qué trata el proyecto?

WhatsApp Image 2019 05 15 at 2.40

Johanna Serna Jiménez y Laura Sofía Torres

Las educadoras explicaron que el objetivo es estabilizar biocomponentes de la fruta para tratamiento de enfermedades degenerativas, fines farmacéuticos, cosméticos o alimentarios.

Además, aseguraron que anteriormente se habían obtenido la patente para el ‘Método para la conservación de polifenoles de pitahaya amarilla por secado por atomización’.

“Fue un proceso de tres años en la evaluación de la novedad y del proceso de innovación, donde la Superintendencia, mediante expertos examinadores de patentes, determinó que realmente se estuviera generando nuevo conocimiento”, manifestó Serna Jiménez sobre el trabajo para obtener la patente más reciente.

Serna también argumentó que la licencia fue el resultado de investigación con la pitahaya en la que los antioxidantes tienen la capacidad de prevención y tratamiento de padecimientos como el cáncer.

“El reconocimiento se obtuvo por que se logró prolongar la vida útil de los componentes, en este caso, por la técnica de electro atomización. Es decir, si el producto se consume fresco, los antioxidantes pueden durar una hora, pero con el proceso realizado por nosotros, puede durar 2.000 o 3.000 veces más, hablo de meses”, agregó la docente.

También le puede interesar: Primer fármaco en el mundo para prevenir la metástasis

Asimismo, Serna Jímenez precisó que con la investigación obtuvieron otro beneficio para tratamientos de enfermedades de forma más eficaz.

“Se obtuvo un tamaño nano de las partículas, las cuales pueden pasar de membrana celular mucho más fácil, lo que quiere decir, que se pueden tener tratamientos de enfermedades muchos más eficaces”, aseguró.

En este segundo título de tipo investigativo otorgado a La Gran Colombia, se confiere el derecho exclusivo a explotar el invento por 20 años.

Este derecho consiste en la comercialización, licenciamiento o transferencia de esta tecnología.

También le puede interesar: Desarrollan vacuna experimental contra el VIH

Solicitudes de patentes por parte de la Universidad La Gran Colombia

1. Solicitud ante Israel y la Unión Europea: patente de invención ‘Encapsulación y producción de productos funcionales’.

2. Solicitud presentada a la Superintendencia de Industria y Comercio: ‘Procedimiento para la obtención de edulcorantes de bajo aporte calórico’.

3. Solicitud a la Superintendencia de Industria y Comercio: ‘Tendimuros: sistema liviano alternativo de construcción de bajo costo para vivienda’.

Innovación

Científicos logran revertir parcialmente el proceso de envejecimiento celular

Científicos de Israel afirman haber logrado revertir el proceso de envejecimiento celular por medio de una terapia con oxígeno hiperbárico.

Publicado

el

Científicos lograron revertir el proceso de envejecimiento celular parcialmente

Con un estudio pequeño de 35 participantes, científicos de Israel afirman haber logrado revertir por primera vez el proceso de envejecimiento celular humano tras ampliar la longitud de los telómetros, es decir las estructuras que protegen las puntas de los cromosomas. Los hallazgos de este estudio fueron posteriormente publicados en la revista médica “Aging”

Es preciso mencionar, que a medida que el cuerpo envejece los telómetros de los cromosomas se acortan ya que a medida que las células se dividen una parte del telómetro se pierde acortando la longitud del nuevo cromosoma resultante, en este sentido, los científicos del mundo toman la medida de los cromosomas como un marcador de edad biológica. Adicionalmente, a medida que los cromosomas se acortan se acrecienta el riesgo de mutaciones futuras, de allí se derivan varias de las enfermedades relacionadas con la edad.

¿Cómo lograron restablecer el proceso de envejecimiento celular?

Los voluntarios del estudio se sometieron a un tratamiento basado en oxígeno hiperbárico, la terapia tenía como objetivo la absorción de oxígeno puro en una cámara presurizada durante cinco sesiones de una hora y media durante 90 días. El resultado de la terapia logró extender los telómetros de los cromosomas hasta un 20% más. Es decir, los telómetros en los leucocitos tomados de los 35 participantes (todos de más de 60 años de edad) recuperaron casi una quinta parte del tamaño que habían perdido.

También puede leer: Mujeres VIH positivas con mayor riesgo de padecer cáncer de cuello uterino

No obstante, la escala de la investigación es muy pequeña para realizar conclusiones definitiva, pero este hallazgo inicial abre el camino para que en el futuro se realicen ensayos más grandes con base en la terapia de oxígeno hiperbárico.

El profesor de la Facultad de Medicina y de la Escuela de Neurociencia Sagol de la Universidad de Tel Aviv, Shai Efrati explicó que mientras más largos sean los telométros mejor es el rendimiento celular del organismo, razón por la cual deben hacerse más estudios sobre conservación o recuperación de su longitud.

Adicionalmente, el Centro Sagol de Medicina e Investigación Hiperbárica, informó a través de un comunicado de prensa que entender las implicaciones del acortamiento de los telómetros es la clave para manejar la biología del envejecimiento. Sin embargo, también resaltó que el envejecimiento humano no solo depende de estos factores.

Con la investigación, el equipo científico determinó que los cambios genéticos derivados del tratamiento usado no solo lograron el alargamiento de los telómetros sino que tuvieron otros efectos positivos en la salud de los tejidos.

El equipo determinó que para revertir el proceso de envejecimiento celular es necesario recuperar fragmentos de código genético perdido durante la división celular. Esto sucede en tejidos al interior del intestino con la ayuda de una enzima denominada telomerasa. No obstante, la reactivación de la enzima es una técnica que emplean ciertos cánceres para replicarse por lo que el equipo debe abordar esta posibilidad con suma cautela.

“Hasta ahora, intervenciones como las modificaciones del estilo de vida y el ejercicio intenso demostraron tener algún efecto de inhibición sobre el acortamiento esperado de la longitud de los telómeros. Sin embargo, lo que es notable observar en nuestro estudio es que en solo tres meses de terapia de oxígeno hiperbárico, pudimos lograr un alargamiento tan significativo de los telómeros, a un ritmo mucho mayor que cualquiera de las intervenciones o modificaciones del estilo de vida disponibles actualmente. Con este estudio pionero, hemos abierto la puerta a nuevas investigaciones sobre el impacto celular prolongado de la terapia de oxígeno hiperbárico para revertir el proceso de envejecimiento celular” concluyó Amir Hadanny, coautor del estudio.

También puede leer: Pfizer pide a la FDA que se apruebe el uso de emergencia de su vacuna para el Covid-19

Continuar leyendo

Innovación

Coacervación: nueva técnica para conservación de vacunas

La coacervación es un método de preservación que se basa en proteínas para mantener las vacunas para algunas enfermedades.

Publicado

el

Coacervación nueva técnica para conservación de vacunas

Ingenieros químicos de la Universidad de Michigan en Estados Unidos descubrieron una nueva forma de conservar las vacunas usando proteínas en lugar de bajas temperaturas. El estudio publicado en la revista “Biomaterials Science” desarrolló una forma de imitar el ambiente del organismo en las vacunas usando un proceso denominado coacervación compleja.

Este método no depende de la refrigeración pero cumple con sus función de mantener los virus al interior de las vacunas estables. Es preciso mencionar, que los organismos dentro de las vacunas sirven para entrenar a las células del cuerpo para vencer a los agentes nocivos que ingresan, estos deben mantenerse a una temperatura de entre 2 a 8 grados centígrados dependiendo del fármaco.

Es la misma premisa que se cumple con la congelación de cierto tipo de alimentos como la carne, esta tiene los mismos problemas de estabilidad ya que contiene proteínas, grasas, y otras moléculas que deben permanecer estables para que su consumo no sea nocivo para la salud.

Igual que lo hacen las proteínas al interior de la carne los virus dentro de las vacunas se despliegan cuando hace calor o hay más espacio para moverse. El calor suple la energía para que los microorganismos se deshagan y al no estar en conjunto tienden a desmoronarse y desaparecer. Las vacunas necesitan frío y hacinamiento para no estropearse.

Para que los virus dentro de las vacunas se mantengan estables se deben cumplir una serie de condiciones a lo largo de toda la cadena de suministro, desde las instalaciones hasta la distribución e inclusive al interior del consultorio médico, estas no deben variar por ningún motivo o el vial no cumplirá su propósito.

También puede leer: Aprobado sistema de resonancia magnética

¿Cómo funciona la Coacervación?

Cuando una vacuna se mantiene por encima del rango de temperatura permitido incluso por una hora es inutilizable. Por no mantener los estándares en el almacenamiento y distribución de las vacunas la OMS estima que anualmente se desperdician el 50% de las vacunas del mundo (inmunizaciones para distintas enfermedades).

Con el objetivo de terminar con esta problemática el equipo de investigadores usó polipéptidos (proteínas sintéticas) con cargas positivas y negativas. Cuando estas proteínas cargadas se sumergen en una solución se agrupan y forman una fase líquida separada, un proceso denominado coacervación compleja. El líquido se envuelve alrededor de las cápsulas del virus manteniendo el material aglomerado.

“Los materiales de coacervación son algo que vemos todo el tiempo en nuestra vida diaria. Muchos champús se someten a la coacervación. Cuando te pones el champú en el pelo mojado, el agua que está presente diluye el champú, causando que se separe en fases y facilitando la eliminación de la suciedad y el aceite de tu pelo” explica uno de los desarrolladores del método.

Finalmente, el equipo explica que la técnica de coacervación compleja funciona con los virus no envolventes, es decir aquellos que no están envueltos en una capa de grasa, como la polio, el rinovirus (causante de la gripe común) y la hepatitis A.

Continuar leyendo

Innovación

Con terapia genética científicos logran regenerar el nervio óptico

Un equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge utilizaron terapia genética para regenerar las fibras nerviosas afectadas del ojo en un experimento clínico.

Publicado

el

Con terapia genética científicos logran regenerar el nervio óptico

Un equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge en Reino Unido utilizaron terapia genética para regenerar las fibras nerviosas afectadas del ojo en un experimento clínico. Este descubrimiento podría potenciar el desarrollo de nuevas terapias para el glaucoma, una de los principales detonantes de la ceguera en el mundo.

Los nervios pertenecientes al sistema nervioso central de las personas mayores generalmente no se regeneran después de una enfermedad o afectación, lo que quiere decir que el daño ocasionado en estas suele ser irreversible. No obstante, desde hace más de una década se han realizado descubrimientos que evidencian la posibilidad de estimular una posible regeneración de los axones del ojo.

Los resultados del estudio fueron publicados en las revista científica “Nature Communications”, comprobando que el gen responsable de la producción de una proteína denominada protrudina puede estimular la regeneración de las células nerviosas y blindarlas de la muerte aún después de una lesión.

Para llegar a estos hallazgos el equipo utilizó un sistema de cultivo celular para desarrollar células cerebrales en un recipiente. Posteriormente, lesionaron algunos nervios con un láser y estudiaron la respuesta al daño con un microscopio de células vivas. Los científicos evidenciaron que el aumento en la cantidad de la protrudina así como su actividad acrecentó la capacidad de regeneración de los axones.

También puede leer: Prometedores resultados en vacuna de VIH para prevenir infección en mujeres

Terapia genética para mejoría del glaucoma

Recordemos, que las células nerviosas al interior de la retina denominadas ganglionares, extienden sus fibras nerviosas desde el ojo hasta el cerebro a través del nervio óptico principal con el que se transmite y procesa la información visual captada. Con el fin de determinar si la protrudina estimula la reparación en el sistema nervioso central lesionado en un organismo sano, el equipo utilizó una técnica de terapia genética para intensificar la cantidad y la actividad de la proteína en el ojo y el nervio óptico.

Unas semanas después midieron el porcentaje de regeneración del nervio óptico descubriendo que la protrudina permitió que los axones se regenerara a grandes distancias. Adicionalmente, confirmaron que las células del ganglio de la retina estaban protegidas de la muerte celular.

Con esto, los investigadores corroboraron que esta técnica puede ayudar a proteger a las personas de desarrollar glaucoma, ya que en esta enfermedad el nervio óptico que conecta con el cerebro se va dañando de forma progresiva por una anormalidad en la presión del ojo. Si el glaucoma no es diagnosticado a tiempo puede provocar ceguera total.

Después de los resultados, los investigadores demostraron el efecto protector de la protrudina contra el glaucoma haciendo uso de una retina completa de ratón que se cultivó en plato de cultivo celular. Generalmente, la mitad de los axones de la retina mueren tras tres días de extirpación pero el estudio mostro que el aumento en la producción y actividad de la protrudina blindó a los axones de la retina casi por completo.

“Nuestra estrategia se basa en el uso de la terapia genética (un enfoque ya en uso clínico) para entregar protrudina en el ojo. Es posible que nuestro tratamiento pueda desarrollarse más como una forma de proteger las neuronas de la retina de la muerte, así como estimular sus axones para que vuelvan a crecer. Es importante señalar que estos hallazgos necesitarían más investigación para ver si pueden ser desarrollados en tratamientos efectivos para los humanos”, concluye, la primera autora del estudio, Veselina Petrova, del Departamento de Neurociencias Clínicas de la Universidad de Cambridge.

También puede leer: Procuraduría y Defensoría piden al Gobierno garantizar los derechos laborales del personal de salud

Continuar leyendo

CURSO RECOMENDADO

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras