Recomendaciones de la OMS para aumentar personal de salud en zonas rurales

Recomendaciones de la OMS para aumentar personal de salud en zonas rurales
[favorite_button]
Comentar

En medio de la discusión sobre la reforma al sistema de salud en Colombia, uno de los principales acuerdos que se tiene, es la necesidad de ir más allá de la actual cobertura, para garantizar el acceso real de los servicios de salud, en especial, a las comunidades más apartadas.

En ese sentido, uno de los cuestionamientos que se atañen a la discusión y que se esperan sea aclarado por los legisladores en el nuevo texto que será conciliado en la subcomisión recientemente creada en el Congreso, es sobre la capacidad del personal sanitario que deberá soportar el nuevo modelo propuesto por el Gobierno Nacional, cómo asegurar su labor en los lugares donde el Estado colombiano por temas de orden público y seguridad no puede acceder.

En medio del Foro convocado por el Ministerio de Salud el pasado 15 de septiembre en Bogotá, se expuso otro asunto con respecto a la atención y la disponibilidad de especialistas, se dejó en evidencia que la normatividad actual no permite que los médicos especialistas ganen más dinero que el Alcalde, motivo por el cual muchos profesionales no hacen presencia permanente en diferentes poblaciones.

En ese sentido la discusión deberá ampliarse y revisar aspectos puntuales que permitan mejorar los actuales problemas del sistema. Así las cosas, vale la pena observar las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud en la más reciente actualización de las directrices sobre el desarrollo, la capacitación y la retención del personal de la salud en las zonas rurales y remotas.

Aumentar el acceso al personal de salud en zonas remotas o rurales mejorando la retención, según la OMS

Debido a que históricamente, la formación y capacitación del personal de salud se ha llevado a cabo en los centros urbanos, donde se concentra un mayor número de establecimientos de formación, en esos contextos, a menudo se pasa por alto la enseñanza de competencias específicas necesarias en situaciones en las que los recursos pueden ser limitados, como las que suelen darse en zonas rurales y remotas.

Incluso cuando esas especialidades se imparten, las posibilidades de poner en práctica o de aplicar en la vida real los conocimientos adquiridos pueden ser escasas, lo que da lugar a que el personal de salud desarrolle sus competencias o confianza en ámbitos que son más característicos de las zonas urbanas.

Sin embargo, la experiencia práctica en las zonas rurales puede ofrecer a los estudiantes la oportunidad de aprender y adquirir confianza trabajando bajo supervisión en establecimientos de salud rurales, lo que les permitiría prepararse para el ejercicio de su profesión, además de ofrecer una atención de salud de calidad.

Acercar a los estudiantes a las comunidades rurales también puede permitirles tomar contacto con modelos de prestación de atención primaria de salud. Una de las formas en las que esta intervención influye en la contratación y retención es a través del desarrollo de la autoeficacia en relación con el ejercicio profesional en zonas rurales, que se define como la confianza del individuo en su capacidad para alcanzar determinados niveles de desempeño en ámbitos rurales.

La autoeficacia en el ámbito rural posee una estrecha correlación positiva con la intención de seguir ejerciendo en un pequeño núcleo rural o de regresar a él, con independencia del sexo, la procedencia o no del ámbito rural, la situación profesional y el lugar de ejercicio profesional reales, el momento en que se elige la especialidad, o la existencia o no de diferencias entre la experiencia y las expectativas.

Directrices de la OMS sobre el desarrollo, la captación, la contratación y la retención del personal de salud en las zonas rurales y remotas

A continuación, figuran las recomendaciones sobre políticas relativas al desarrollo, la captación, la contratación y la retención del personal de salud en las zonas rurales y remotas.

En cuanto a la formación

1. La OMS recomienda la aplicación de políticas de admisión dirigidas a captar a estudiantes procedentes de zonas rurales para que se matriculen en programas de formación en el ámbito de la salud.

2. La OMS sugiere que los centros de formación de profesionales de la salud se sitúen más cerca de las zonas rurales

3. La OMS recomienda:

Que los estudiantes de un amplio espectro de profesiones del campo de la salud tengan contacto con las comunidades rurales y remotas y realicen prácticas clínicas en el ámbito rural. Incluir temas de salud rural en la formación del personal de salud Diseñar y facilitar el acceso a programas de formación continua y perfeccionamiento profesional que respondan a las necesidades del personal de salud rural para apoyar su permanencia en las zonas rurales

En cuanto a la reglamentación

6. La OMS sugiere que se introduzcan y regulen ámbitos de ejercicio profesional más amplios en las zonas remotas.

7. Incorporar distintos tipos de profesionales de la salud en el ejercicio profesional de las zonas rurales a fin de atender las necesidades de las comunidades sobre la base de modelos de prestación de servicios centrados en la persona.

8. La OMS reconoce que muchos Estados Miembros tienen acuerdos de servicio obligatorio. En los casos en que en las zonas rurales y remotas exista servicio obligatorio, la OMS sugiere que se respeten los derechos de los profesionales de la salud y se adopten medidas de gestión y apoyo e incentivos justos, transparentes y equitativos.

9. Conceder becas, ayudas y otras subvenciones a la formación de profesionales de la salud mediante convenios de restitución del servicio Grado de solidez: recomendación de solidez limitada

En cuanto a los Incentivos

10. La OMS recomienda ofrecer un conjunto de incentivos financieros y no financieros fiscalmente sostenibles al personal de salud que ejerza en zonas rurales y remotas Grado de solidez: recomendación sólida Certidumbre de la evidencia: baja

En cuanto al Apoyo

11. La OMS recomienda:

Invertir en infraestructuras y servicios rurales para garantizar unas condiciones de vida dignas al personal de salud y sus familias. Que se garantice un entorno de trabajo seguro y protegido para los profesionales de la salud en las zonas rurales y remotasOfrecer un trabajo decente que respete los derechos fundamentales del personal de salud.

Que se establezcan y se pongan en marcha redes de apoyo adecuadas para el personal de salud en zonas rurales y remotasAdoptar una política que prevea el establecimiento de programas de desarrollo y promoción profesionales, así como itinerarios profesionales para el personal de salud de las zonas rurales y remotas. Que se apoye la creación de redes, asociaciones y revistas para los profesionales de la salud de las zonas rurales y remotas. Adoptar medidas destinadas a que se otorgue un mayor reconocimiento social a los profesionales de la salud de las zonas rurales y remotas a todos los niveles

Conozca y descargue el pdf del texto completo a continuación:

Temas relacionados

Compartir Noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Noticias destacadas
Más Noticias

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Preinscríbete y recibe información ampliada
XIX Congreso Nacional de Salud

* Todos los campos son requeridos

Días
Horas
Min.
Seg.
Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

¡Gracias por su información!

El formulario ha sido enviado exitosamente, por favor verifique su bandeja de correo electrónico, enviaremos información ampliada sobre el XIX Congreso Nacional de Salud.

Pronto uno de nuestros asesores te contactará.