6to Simposio de Actualización en Urología Oncológica: tendencias en cáncer de vejiga

6to Simposio de Actualización en Urología Oncológica tendencias en cáncer de vejiga
[favorite_button]
Comentar

En el segundo día del 6to Simposio de Actualización en Urología Oncológica, evento organizado por la ACHO, los temas centrales fueron el cáncer de vejiga y el cáncer renal. Al respecto, los especialistas participantes resaltaron la baja visibilización que se da a la primera patología oncológica referida, pese a que las estadísticas internacionales estiman que 573.278 personas fueron diagnosticadas con cáncer de vejiga en 2020. 

De acuerdo con lo expuesto en el simposio, en el tratamiento del cáncer de vejiga las tendencias y actualizaciones en los tratamientos avanzan a un ritmo más lento -en comparación con otras patologías oncológicas- debido a una serie de factores: ausencia de biomarcadores específicos que permitan diseñar terapias dirigidas, limitaciones evidenciadas en el tratamiento local (estudios han evidenciado la baja tasa de efectividad en el uso de radioterapia previo a la cistectomía radical), lo que ha llevado a una percepción diferente por parte de los especialistas: el cáncer de vejiga y las localizaciones habituales de los tumores metastásicos (ganglios linfáticos regionales, los huesos, los pulmones, la piel y el hígado) ya no se consideran como una enfermedad localizada sino como una sistémica.

Apreciaciones sobre la cistectomía radical como tratamiento:

Para los especialistas en urología oncológica, la cirugía de remoción es un método de acercamiento al paciente, ya que permite hacer una clasificación más precisa de la anomalía, identificar características morfológicas del tumor y la histología. Además, en los pacientes que hayan desarrollado un cáncer músculo-invasor se utiliza como alternativa terapéutica radical en manejo multimodal, sin que ello excluya al procedimiento como una opción complementaria en aquellos casos en los que el cáncer de vejiga no sea músculo-invasor.

Hasta la fecha, la cistectomía radical se mantiene como el estándar para el cáncer de vejiga músculo-invasor desde el T2 hasta el T4a, pacientes con compromiso de la próstata o el útero. Esta recomendación de tratamiento también aplica para los pacientes con cáncer no músculo-invasor que presentan tumores irresecables, pacientes clasificados de alto riesgo o que presentaron refractariedad a otras alternativas usadas con anterioridad. En ese sentido, se debe recordar que no hay una edad determinada para la realización del procedimiento quirúrgico, contrario a otros tipos de cáncer; los octagenarios e incluso nonagenarios pueden ser operados; sin embargo, para evaluar si son candidatos o no, se debe evaluar su nivel de funcionalidad (independencia o capacidad de contar con apoyo externo).

Otros elementos para tener en cuenta son: la cistectomía radical debería llevarse a cabo en un centro de experiencia debidamente calificado (la comorbilidad del procedimiento aumenta cuando se hace en un lugar que realiza menos de 10 o 15 cirugías de este tipo por año); para la reconstrucción de neovejigas, el médico a cargo de la cistectomía debe haber revisado más de cien cistectomías. Adicional a ello, el tiempo es un factor fundamental: si se retrasa 3 meses, contados desde el diagnóstico, aumenta la mortalidad del paciente y empeoran los demás desenlaces oncológicos.

Por otra parte, la linfadenectomía es una opción terapéutica como método estadificatorio y de tratamiento. Sin embargo, se trata de un procedimiento que difiere según el tipo de cáncer en el que sea utilizada, generalmente en la extensión del tejido removido. Al respecto, estudios recientes y guías clínicas plantean a la linfadenectomía extendida como la alternativa que representa mayores ventajas a futuro.

Pese a los datos presentados sobre el manejo quirúrgico, desde la oncología radioterápica, los avances médicos y científicos hoy permiten hablar de la terapia trimodal como una opción efectiva en cáncer de vejiga, en la que el paciente puede conservar este órgano, total o parcialmente -80% de los casos-. De acuerdo con estadísticas presentadas en el 6to Simposio de Actualización en Urología Oncológica, la toxicidad real de la radioterapia es menor del 6%. Además, la supervivencia global de los pacientes a cinco años, independientemente de si son llevados a la cistectomía o con terapia trimodal, es similar, alrededor del 50% (no hay un estudio que permita comparar con exactitud los resultados).

Para tener en cuenta: el 69% de los pacientes sometidos a cistectomía habrían cambiado años de vida por mejorar su calidad de vida actual.

Galería del segundo día del 6to Simposio de Actualización en Urología Oncológica:

Temas relacionados

Compartir Noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Noticias destacadas
Más Noticias

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

XVI Simposio Institucional Transformación de los Modelos Integrales de la Gestión en Salud
Si eres especialista en gastroenterología, neurología, reumatología, alergología, dermatología, #somnología o si eres coordinador, gerente de cohorte en aseguradoras o centros de investigación participa de este simposio y conoce de primera mano las perspectivas globales en modelos integrales de gestión en salud.
¡Este es un evento gratuito!
Organizan: CONSULTORSALUD, CAYRE IPS

* Todos los campos son requeridos

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

¡Gracias por Registrarte!

Hemos recibido tus datos, por favor revisa tu correo electrónico, donde te enviaremos información ampliada sobre el evento.