1920-portal-escasez-mas-de-500-lideres

OMS publica informe final sobre Enfermedad de Chagas y la situación en Las Américas

OMS publica informe final sobre Enfermedad de Chagas y la situación en Las Américas
[favorite_button]
Comentar

La Organización Mundial de la Salud publicó el informe final “La enfermedad de Chagas en las Américas: análisis de la situación actual y revisión estratégica de la agenda regional”, el cual recopila las conclusiones, recomendaciones y acciones propuestas para los próximos dos años por equipos de expertos de la Región de las Américas y validadas en la reunión celebrada entre el 14 y el 16 de marzo del 2023 en Medellín.

En el encuentro participaron representantes de gobiernos, personal experto, cooperantes internacionales, instituciones académicas y de investigación, instituciones bilaterales y multilaterales, y el sector privado, entre otros.

https://www.fcv.org/co/eventos/1er-seminario-de-ortopedia-y-traumatologia-hic

En el documento presentado por la OMS se actualizan los aspectos clave de la vigilancia, la detección, el diagnóstico, el tratamiento, la prevención, el control y la eliminación de la enfermedad. Su propósito es facilitar al personal y las instituciones de salud pública de los países de la Región herramientas que permitan decisiones fundamentadas para el control de la enfermedad de Chagas.

Enfermedad de Chagas: situación en la región

La enfermedad de Chagas es una patología parasitaria causada por el protozoo flagelado Trypanosoma cruzi. Se transmite a través de insectos hematófagos de la subfamilia Triatominae y afecta a unas 150 especies mamíferas, incluyendo humanos. La enfermedad se encuentra principalmente en 21 países de las Américas, con una estimación de entre 6 y 8 millones de personas infectadas. La transmisión ocurre tanto por picadura de insectos vectores como por transmisión congénita.

Históricamente, la enfermedad de Chagas se ha centrado en comunidades campesinas, donde los triatominos domiciliados, adaptados a vivir en y alrededor de las viviendas rurales, son los principales responsables de la transmisión. Sin embargo, en las últimas décadas, la migración urbana ha extendido la enfermedad a otros países fuera de la zona endémica.

A pesar de ser uno de los principales problemas de salud pública en la Región de las Américas, la incidencia y prevalencia de la enfermedad de Chagas han disminuido en las últimas décadas gracias a las acciones colectivas y el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud, la cual ha estado activamente involucrada en iniciativas subregionales y ha brindado apoyo a los Estados Miembros.

En 2018, se llevó a cabo una reunión en Washington D.C., donde expertos analizaron la situación de la enfermedad y elaboraron directrices para abordar los desafíos pendientes. Casi cinco años después, en 2023, la OPS organizó otra reunión en Medellín, Colombia, para analizar la situación actual y revisar la agenda regional.

En esta reunión, se crearon seis comisiones de expertos que abordaron diferentes aspectos de la enfermedad, como la transmisión vectorial y oral, la transmisión transfusional, la transmisión congénita, la atención clínica y el asesoramiento al paciente, la vigilancia epidemiológica y la educación y comunicación. Las conclusiones y recomendaciones de estas comisiones se presentaron en la reunión plenaria.

Sobre el informe final: La enfermedad de Chagas en las Américas

El texto resalta las barreras comunes que impiden el diagnóstico, tratamiento y atención efectiva de las personas afectadas por la enfermedad de Chagas. Estas barreras incluyen la falta de datos confiables sobre la carga de la enfermedad, la falta de acciones integradas de vigilancia y control, la distancia geográfica entre pacientes y centros de salud, el costo y tiempo del proceso de diagnóstico, la falta de integración en políticas de salud reproductiva y la falta de conocimiento sobre la enfermedad tanto en la población general como en el personal de salud.

También se mencionan barreras como el estigma y la discriminación hacia las personas afectadas, la falta de difusión en los medios de comunicación, la limitada educación sanitaria, la escasa disponibilidad de herramientas y materiales en los centros de salud, y la falta de reclamo de la sociedad por la falta de información y recursos para combatir la enfermedad.

El análisis propone abordar estas barreras de manera integral, entrelazando acciones en diferentes dimensiones de la enfermedad. Se actualizan los aspectos clave de vigilancia, detección, diagnóstico, tratamiento, prevención, control y eliminación de la enfermedad, presentados por comisión de trabajo y ordenados según las conclusiones, recomendaciones y acciones propuestas para los próximos dos años.

Cuatro conclusiones del Informe

  • Debido a la cantidad y diversidad de elementos que condicionan y caracterizan a las enfermedades infecciosas desatendidas (EID) y, en particular, a la enfermedad de Chagas, se reconoce el carácter multidimensional de las EID. Por este motivo, para la búsqueda de respuestas y soluciones se requieren también enfoques multidimensionales que permitan ampliar el conocimiento y el acceso a la atención integral de las personas afectadas.
  • Para la generación y la diseminación de dicho conocimiento es necesario el desarrollo adecuado de los tres ejes conformados por el componente de información, educación y comunicación (IEC).
  • La información sobre los problemas complejos de salud facilita el conocimiento integral y actualizado de estos. Por su parte la educación, en todos los niveles y sectores, es fundamental para ampliar el compromiso del personal de salud, decisores políticos, personas afectadas y sociedad en general. Asimismo, la comunicación es una herramienta clave tanto para promover la participación comunitaria como para ayudar a visibilizar la problemática y el acceso a los derechos en salud.
  • La incorporación del componente de IEC en esta publicación de actualización y revisión de los problemas relacionados con la enfermedad de Chagas en la Región debe entenderse con un enfoque transversal en todos los demás componentes (control de las distintas vías de transmisión, diagnóstico y tratamiento, entre otros) e incluirse de manera formal y sistemática, también, en las estrategias y políticas globales y regionales, y avanzar en los objetivos de desarrollo sostenible.

Descargue el documento completo a continuación:

Temas relacionados

Compartir Noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
1920x340-portal-alianza-gp-mayo-02
Noticias destacadas
Más Noticias

Escríbanos y uno de nuestros asesores le contactará pronto

Reciba atención inmediata mediante nuestros canales oficiales aquí:

Preinscríbete y recibe información ampliada
XIX Congreso Nacional de Salud

* Todos los campos son requeridos

Tu carrito de compras está vacío.

Volver a la tienda

¡Gracias por su información!

El formulario ha sido enviado exitosamente, por favor verifique su bandeja de correo electrónico, enviaremos información ampliada sobre el XIX Congreso Nacional de Salud.

Pronto uno de nuestros asesores te contactará.