Covid 19, Patentes, Propiedad Intelectual y acceso a medicamentos - CONSULTORSALUD
Conéctate con nosotros

Actualidad

Covid 19, Patentes, Propiedad Intelectual y acceso a medicamentos

Publicado

el

Claudia Patricia Vacca Gonzalez DIME

Consultorsalud aborda un indispensable pero espinoso tema, que será muy rápidamente el centro del debate mundial con relación al manejo terapéutico de la pandemia del Covid 19, cuando se ubiquen medicamentos con buen perfil de curación, reducción de complicaciones o aumento de la sobrevida, y estos puedan estar revestidos de protección de patentes o de secretos industriales, o comercializados a precios imposibles de abordar con la magnitud que el planeta ahora requiere.

Es un momento histórico para la humanidad en donde nuevamente chocarán los intereses empresariales, con el bienestar general, y en donde debería imperar la cordura, el diálogo, el sentido común y la solidaridad, destacando los retos particulares de los gobiernos ahora empobrecidos, y el espíritu innovador y las inversiones billonarias que en investigación acelerada compromete la industria farmacéutica internacional.

Este documento que expone hoy CONSULTORSALUD entonces resulta imperdible, como una guía anticipatoria de los que tendremos que afrontar en las próximas semanas.

Se trata de un análisis ejecutivo ampliable a otros documentos técnicos, que se titula “Recomendaciones al país sobre propiedad intelectual en momentos de pandemia”, elaborado por DIME, a quien agradecemos el haberlo compartido.

que es, y quienes son “DIME”

Hoy queremos revisar un documento producido por DIME, que se autodefine como ” Somos un Bien Público Regional, conformado por ocho (8) países de América Latina. Promovemos la gestión inteligente de medicamentos de alto impacto financiero con el fin de mejorar el acceso, la equidad y la eficiencia en el uso de los recursos públicos de salud. Buscamos consolidarnos como una herramienta que responda a las necesidades de información de los tomadores de decisiones en salud, mediante la disposición de información validada, comparada e independiente sobre precios, cobertura, competencia, uso racional y evaluación de tecnologías sanitarias (ETES) de medicamentos de alto impacto financiero”.

La Doctora Claudia Patrica Vacca es actualmente la Directora Técnica de DIME.

ANTECEDENTES DE DIME

DIME nació en 2013 (Fase I) como una iniciativa de ColombiaEcuador y México para resolver las necesidades de información comparada de fácil acceso y de alta calidad en los procesos de decisión de financiación pública de medicamentos.

En su Fase I, DIME permitió compartir información comparada de cobertura, precios y competencia sobre 20 medicamentos, en países de ingresos altos y medios.

La evaluación de la evidencia clínica del uso de los 38 medicamentos se realizó mediante un método validado por los países a través de consenso: el core-model de evaluación de tecnologías sanitarias regional. Este core-model es un bien público regional, que permite a los países usar las evaluaciones para sus decisiones, sin necesidad de duplicar el proceso, dado su alto grado de transferibilidad.

En 2015 DIME extendió su cobertura regional (Fase II) hacia los gobiernos de Chile, Costa Rica, El Salvador, Perú y República Dominicana. El propósito de esta segunda fase es ampliar el número de medicamentos analizados y fortalecer los mecanismos de colaboración e interacción para mejorar la eficiencia de las políticas farmacéuticas de cada país, con un enfoque de gestión del conocimiento.

DIME es un proyecto que, durante sus Fases I y II, ha sido financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo BID y ejecutado por la Fundación IFARMA.

RECOMENDACIONES AL PAIS SOBRE PROPIEDAD INTELECTUAL EN MOMENTOS DE PANDEMIA

Este documento viene acompañado de los logos del CODS (Centro de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible para América Latina), el Centro de Pensamientos, Medicamentos, Información y Poder de la Universidad Nacional de Colombia, y DIME.

Un medicamento antirretroviral que se usa para tratar el VIH/SIDA (lopinavir/ritonavir) es un candidato prometedor para el tratamiento del COVID-19 aún tiene patentes vigentes en muchos países, incluido Colombia. Es comercializado bajo la marca Kaletra® por el laboratorio estadounidense AbbVie. Kaletra® fue objeto de una campaña mundial de activismo para presionar a Abbvie y a los gobiernos a que permitieran la producción y comercialización versiones genéricas de más baratas (esta medida se llama licencia obligatoria). En Colombia el proceso terminó en un control de precios, pero no en la expedición de una licencia obligatoria.

Otro medicamento, el remdesivir, del laboratorio Gilead está también siendo estudiado para para el COVID-19. Es un medicamento nuevo. En Colombia ya han sido otorgadas patentes que lo protegen y otras están en proceso de ser concedidas.

Otros insumos y dispositivos médicos indispensables para la atención de las complicaciones de la epidemia pueden están protegidos por patentes, modelos de utilidad y datos de prueba.

También hay secretos industriales que limitan el la producción de copias y, por lo tanto su rápida reproducción y disponibilidad.

El movimiento global por el acceso a medicamentos sostiene que los medicamentos son bienes meritorios que no deben estar sujetos a las reglas de mercado como cualquier otro bien. Algunas voces abogan por la necesidad de que los medicamentos sean bienes públicos. En el contexto actual de pandemia por COVID-19 esta solicitud resulta más que evidente y es más fácil comunicar la idea. Hoy más que nunca, es evidente la necesidad de que el conocimiento y la innovación circulen libremente.

Algunos países ya tomaron medidas para remover las barreras de propiedad intelectual que protegen a las tecnologías sanitarias patentadas, necesarias para enfrentar la pandemia, de manera que puedan usarse libremente y sin restricciones.

En el sitio web http://www.plebio.unal.edu.co/ se ha compilado la información sobre este tema y se continuará actualizando en el sitio DIME COVID-19 http://www.proyectodime.info/informacion-regional/informacion-seleccionada-sobre-covid-19/informacion-de-mercado-patentes-precios-y-otros-asuntos/.

Una síntesis y sistematización de esas medidas, así como una explicación más amplia sobre el contexto y los conceptos de propiedad intelectual requeridos para comprender mejor el asunto, se encuentran en una versión más larga de este documento publicada en DIME COVID-19.

El Centro de Pensamiento Medicamentos Información y Poder de la Universidad Nacional de Colombia y el Centro ODS de la Universidad de Los Andes, hacemos las siguientes recomendaciones a Colombia:

Sumarse a la iniciativa del Presidente de Costa Rica

El Presidente de Costa Rica envió una carta al Director de la OMS en la que solicitan varias medidas que se permita el acceso y uso de la propiedad intelectual que protege las tecnologías para detectar, prevenir, controlar y tratar la pandemia por COVID-19.
El Director General de la OMS se pronunció favorablemente sobre la solicitud y anunció que acoge las sugerencias. Sería deseable que Colombia hiciera un pronunciamiento formal sumándose a la iniciativa y que participe activamente en las actividades y discusiones que tengan lugar y, sobre todo, coopere proporcionando la información que requerirá la OMS.

Suspender los efectos de las patentes y otras figuras de propiedad intelectual

En los decretos que se expidan en el marco de la declaratoria de Estado de Emergencia, el gobierno puede decretar la suspensión temporal de los derechos de exclusividad (es decir monopolios) que otorgan las patentes, los datos de prueba y los modelos de utilidad, de manera que cualquier empresa o persona pueda reproducir las tecnologías protegidas por esas figuras y utilizar la información, sin que ello signifique ninguna infracción.

Varios países contemplan el uso de licencias obligatorias. Colombia tiene una larga experiencia con las licencias obligatorias, pero no ha concedido ninguna. Desde hace más de 10 años, Colombia siempre ha tenido abierto algún proceso para otorgar licencias obligatorias. Primero para Kaletra®, luego para Glivec® (imatinib) y actualmente para los antivirales de acción directa que curan la hepatitis C. Esto permite concluir que el proceso es largo, y dispendioso. Incluso si se hiciera un proceso ad hoc en el marco del Estado de Excepción, no estará a la altura de la respuesta expedita y urgente que se requiere para hacer frente a la emergencia sanitaria. Las licencias obligatorias forman parte de la normatividad de patentes y fueron concebidas para ser utilizadas en estado de normalidad. A no ser que sean automáticas, la manera más práctica y expedita es suspender los efectos de la propiedad intelectual en vez hacer licencias obligatorias.

En el Decreto 476 del 2020 “Por el cual se dictan medidas tendientes a garantizar la prevención, diagnóstico y tratamiento del Covid-19 y se dictan otras disposiciones, dentro del Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica” el gobierno, en el artículo 1.7 decidió “declarar de interés en salud pública los medicamentos, dispositivos médicos, vacunas y otras tecnologías en salud que sean utilizadas para el diagnóstico, prevención y tratamiento del COVID­ 19”. Uno de los tipos de licencias obligatorias que existen (porque hay varios) es el de “licencia obligatoria por razones de interés público”. Ese tipo de licencia es la única que se ha intentado en Colombia en los tres casos ya mencionado (Kaletra, Glivec y Antivirales de acción directa) y tiene como requisito la “declaratoria de razones de interés público” por parte del Ministro de Salud. No es claro si lo establecido en el artículo 1.7 tiene ese propósito. En todo caso, insistimos, para responder a la pandemia es más apropiado y práctico suspender los efectos de exclusividad de las patentes, que hacer licencias obligatorias.

Generar una metodología para el reconocimiento ex-post de regalías

De acuerdo con las reglas nacionales e internacionales, el uso de los inventos, innovaciones e información protegida por propiedad intelectual, sin consentimiento del dueño, debe ser compensado en todos los casos mediante el pago de regalías.

En el país no existe una metodología establecida en las normas de propiedad intelectual para calcular y pagar las regalías.  Esa metodología deberá crearse y puede basarse en los lineamientos y recomendaciones emitidos por la OMS y el PNUD. Ello le corresponde a la Superintendencia de Industria y Comercio, aunque también puede hacerse en una norma expedida por el Ministerio de Comercio Industria y Turismo. Las normas actuales que rigen la materia (artículo 62 de la Decisión Andina 486) establecen que las regalías deben establecerse ex-ante y como condición para permitir un uso de la materia patentada sin el consentimiento del titular.

No obstante, en las medidas que se tomen en el marco del Estado de Excepción, debe establecerse claramente que el pago será ex-post. La ausencia de normas sobre el cálculo de la regalías no puede ser un impedimento para hacer uso de las innovaciones y creaciones necesarias para enfrentar la pandemia y que estén protegidas por la propiedad intelectual. La urgencia del asunto lo justifica. Es deseable sin embargo aclarar, en los decretos de Estado de Excepción, que la compensación se hará en su debido momento, una vez se expida la metodología.

Suspender todos los trámites de patentes y otras formas de propiedad intelectual

Es muy probable que el medicamento Remdesivir del laboratorio Gilead, esté patentado o en proceso de ser patentado en el país. Este es uno de los medicamentos que ha mostrado ser prometedor para tratar a los pacientes con COVID-19.

En los decretos del Estado de Excepción también debe disponerse la suspensión de todos los trámites de patentes, modelos de utilidad y protección de datos de prueba en la SIC y el INVIMA, sobre tecnologías o información que pudieran ser útiles para hacer frente a la pandemia. Con esta medida, se evita la generación de monopolios adicionales a los ya existentes y el pago de regalías, según lo explicado en el punto anterior.

Identificar, organizar y crear un repositorio de acceso público de la información útil que reposa en la Gaceta de la Propiedad Industrial y en el INVIMA

A partir de una lista de tecnologías sanitarias necesarias para enfrentar la pandemia que elabore el Ministerio de Salud, la SIC puede buscar e identificar las patentes o modelos de utilidad concedidas para esas tecnologías, organizarlos y ponerlos a disposición del público, de manera que puedan consultarse fácilmente. Esta información puede ser de gran utilidad para los grupos de académicos, científicos y empresas privadas que están trabajando actualmente en desarrollar soluciones para hacer frente a la emergencia, por ejemplo, los grupos dedicados a elaborar ventiladores mecánicos.

El INVIMA puede hacer lo mismo con la información clínica sobre calidad, seguridad y eficacia de las tecnologías sanitarias a las que les ha otorgado registro y que reposa en sus archivos también de manera desordenada. Hay un gran debate global sobre si esta información es pública o corresponde a un secreto industrial. La Corte Europea de Justicia determinó recientemente que gran parte de esa información es pública. Sin embargo, dado que el debate no está zanjado en todo el mundo, recomendamos que en los decretos del Estado de Emergencia se determine el carácter público de esa información y se ordene su disposición para consulta fácil de cualquier ciudadano en el sitio web del INVIMA.

Solicitar firmemente a las empresas a que publiquen algunos de sus secretos industriales

Lo más probable es que gran parte de la información para reproducir tecnologías necesarias para enfrentar la pandemia sea secreta, en especial en lo relativo a los dispositivos médicos más requeridos como los ventiladores mecánicos. Una alternativa adicional a la ingeniería reversa para poder copiarlos y fabricarlos localmente, es que las empresas productoras revelen sus secretos. El Gobierno puede entablar un diálogo con los fabricantes y persuadirlos de hacerlo.

El gobierno también puede crear un mecanismo de cooperación, para que la experticia de las empresas privadas se ponga al servicio de la salud pública de manera que colaboren con las diversas iniciativas académicas que hay andando en este momento, brindando apoyo técnico.

Incorporar salvaguardas en las becas y préstamos de convocatorias públicas de innovación

Al igual que la Unión Europea, el gobierno de Colombia ha lanzado convocatorias y retos de innovación (MinCienciatón del Ministerio de Ciencias y retos de Innpulsa) para incentivar la creatividad y la innovación para enfrentar la pandemia. Es fundamental, como lo señala la carta abierta de 60 organizaciones de la sociedad civil a los gobiernos europeos, que en las becas o préstamos que se otorguen en el marco de esas convocatorias, se incluyan condiciones de transparencia y acceso, de manera que los esfuerzos no se privaticen y los resultados se pongan al servicio de la salud de los ciudadanos.

Tomar medidas para mantener el abastecimiento de medicamentos

La hidroxicloroquina, la azitromicina, el lopinavir/ritonavir y el remdesivir son medicamentos en estudio que pueden ser prometedores para el tratamiento de COVID-19. Para los dos primeros hay oferta local de genéricos. El lopinavir/ritonavir está patentado y solo lo vende la multinacional AbbVie por lo cual no hay genéricos en el país. El remdesivir está probablemente patentado (o en curso de ser patentado) a Gilead y no tiene registro sanitario en Colombia.

Hay alertas nacionales e internacionales de probable acaparamiento y desabastecimiento de estos medicamentos. La India anunció la prohibición de exportaciones de hidroxicloroquina. Eso deja a Colombia muy vulnerable porque, si bien tenemos una industria fuerte de genéricos, todas las materias primas, incluido el ingrediente farmacéutico activo, son importadas. Ante este panorama es importante convocar de manera urgente a los productores locales y establecer un espacio formal y organizado de diálogo de manera que puedan producirse en el país los medicamentos requeridos, incluyendo las materias primas. También deben facilitarse los trámites de registro sanitario.

Actualidad

Estudio sugiere que el consumo de cannabis afecta la visión

Un estudio realizado en un grupo pequeño de personas señala que el cannabis podría afectar la agudeza visual mientras está bajo su efecto.

Publicado

el

Estudio sugiere que el consumo de cannabis afecta la visión

Investigadores de la Universidad de Granada en España han analizado las consecuencias resultantes de fumar cannabis sobre distintos factores de la vista y como perciben los consumidores el efecto de la droga sobre el deterioro de los ojos.

Los hallazgos de la investigación fueron publicados en la revista “Scientific Reports“, y fue dirigida por dos mujeres Carolina Ortiz Herrera y Rosario González Anera. De otro lado, la autora principal del estudio fue Sonia Ortiz Peregrina quien explicó que el consumo de cannabis tiene una tendencia muy alta pese a ser de consumo ilegal.

El estudio basado en la población de España señala que el consumo de cannabis ha aumentado desde el 2011, y adicionalmente explica que el 37% de los adultos españoles ha consumido esta droga alguna vez, el 10% lo hizo el año pasado según la encuesta sobre alcohol, drogas y otras adicciones en España 2019-2020.

Para realizar los análisis, se hizo una evaluación rigurosa a 31 consumidores de cannabis cuando no habían consumido ninguna sustancia, y también cuando estaba bajo el efecto de la sustancia. Así mismo se estudió la percepción que tenían de los trastornos visuales que presentaban cuando consumían la droga.

el cannabis si afecta la agudeza visual

Los resultados mostraron que las personas bajo el efecto del cannabis mostraban graves alteraciones visuales relacionadas con la agudeza visual, la sensibilidad al contraste, la visión tridimensional, la capacidad de enfoque e inclusive la sensibilidad al deslumbramiento.

Sin embargo, a pesar de los hallazgos no todos los sujetos sintieron el empeoramiento en su visión. El 30% afirma que su visión no empeoró en nada, mientras que el 65% sostiene que su visión empeora solo un poco. Además, los autores señalan que el parámetro visual que podría estar más relacionado con la percepción del efecto visual que tienen los consumidores es la sensibilidad al contraste.

Finalmente, los investigadores señalan que su estudio evidenció obvios efectos negativos en todos los parámetros visuales estudiados, analizando por primera vez el efecto del cannabis en algunos de ellos. Los resultados aunados con la falta de conciencia de los participantes a cerca del deterioro de su visión tras consumir cannabis, sugiere que es necesario realizar campañas de información, ya que las afectaciones de la vista pueden suponer un peligro al realizar tareas cotidianas bajo los efectos de la droga.

También puede leer: En el último año murieron 17.000 trabajadores de la salud en el mundo

Continuar leyendo

Actualidad

En el último año murieron 17.000 trabajadores de la salud en el mundo

Según un estudio de Amnistía Internacional, Internacional de Servicios Públicos (ISP) y UNI Global Union, al menos 17.000 trabajadores de la salud han fallecido a causa del Covid-19.

Publicado

el

En el último año murieron 17.000 trabajadores de la salud en el mundo

Según un estudio de Amnistía Internacional, Internacional de Servicios Públicos (ISP) y UNI Global Union, al menos 17.000 trabajadores de la salud han fallecido a causa del Covid-19, por lo que estas organizaciones piden adoptar medidas urgentes para acelerar la inmunización de los profesionales sanitarios de primera línea en el mundo.

El llamado también obedece a las últimas advertencias de la Organización Mundial de la Salud donde se denuncia desigualdad en el acceso a las vacunas. Hasta el momento, más de la mitad de las dosis existentes se han aplicado en 10 países ricos, donde vive menos del 10% de la población mundial, mientras que países muy vulnerables ni siquiera han empezado a vacunar a sus ciudadanos.

Teniendo en cuenta, que a través del Covax algunos países vulnerables están recibiendo sus primeras vacunas, las organizaciones exhortan a los gobiernos de estos países a que incluyan a todo el personal sanitario de primera línea en la aplicación de las vacunas, incluyendo al personal de limpieza, al de alimentación y trabajadores sociales, además del personal clínico a fin de garantizar condiciones laborales seguras y dignas para todos.

También puede leer: Inician ensayos de fase III de “Soberana 02”, la vacuna cubana contra el Covid-19

“Cada 30 minutos muere de COVID-19 un trabajador o trabajadora de la salud. Es una tragedia y una injusticia. El personal sanitario de todo el mundo ha arriesgado su vida para intentar protegernos frente a la COVID-19 y, sin embargo, en demasiados casos lo han hecho sin contar con protección alguna, y han pagado el peor precio por ello”, ha dicho el director de Justicia Económica y Social de Amnistía Internacional, Steve Cockburn.

Adicionalmente, Cockburn mencionó que durante toda la pandemia los trabajadores sanitarios han arriesgado sus vidas por lo que llegó el momento de priorizarlos en la administración de las vacunas.  “Es necesario adoptar medidas urgentes para acabar con las enormes desigualdades en el acceso a las vacunas a nivel mundial, de manera que un trabajador o trabajadora de la salud en Perú esté tan protegido como un médico o médica en el Reino Unido” añadió.

Por otro lado, el informe sostiene que la falta de condiciones laborales y la escasez de Equipos de Protección Personal para los trabajadores de la salud generaron muchos problemas, especialmente durante las primeras etapas de la pandemia. Específicamente, un estudio de las mismas entidades realizado a mediados de 2020 reveló que 63 países carecían de elementos de protección personal.

Los trabajadores de limpieza y servicios auxiliares son quienes más afectación han tenido, especialmente en países como Estados Unidos, México y Malasia, donde han sufrido represalias por exigir elementos de protección y condiciones de trabajo mejores.

En un considerable número de países, el abandono del personal sanitario se ha convertido en una constante durante la pandemia. Hasta la fecha, 1.576 trabajadores y trabajadoras de residencias de personas mayores han muerto por Covid-19 en Estados Unidos.

Otro ejemplo es Reino Unido ya que en 2020, más de 490 trabajadores sociales que laboraban en residencias de mayores murieron a causa del virus, pero no solo eso, sino que los datos oficiales de ese gobierno señalan que este tipo de trabajadores tenían más del triple de probabilidades de morir por el Covid-19 que la población general.

“Estas muertes son terribles, catastróficas, y reflejan tan solo una parte del verdadero coste de la pandemia para el personal de cuidados de todo el mundo. El virus no distingue entre un cirujano o cirujana y un enfermero o enfermera de una residencia de mayores o un asistente de atención domiciliaria, y tampoco debe hacerlo nuestra estrategia sobre vacunación, distribución de equipos de protección y protocolos de seguridad para el personal de cuidados expuesto a la COVID-19”, ha detallado la Secretaria General de UNI Global Union, Christy Hoffman.

Vacunación para trabajadores de la salud

Pese a la priorización del personal sanitario en la mayoría de planes nacionales de vacunación, la desigualdad en el acceso mundial a las vacunas ha provocado que en más de 100 países no se haya vacunado ni un solo profesional de salud. Por otro lado, está el problema de falta de suministro de vacunas aún cuando existen acuerdos previos, este es el caso de Europa, donde si bien se han priorizado estos trabajadores, los problemas en el suministro han ralentizado el proceso de vacunación.

En países como Brasil y Perú, donde la vacunación del personal sanitario comenzó en enero y febrero, respectivamente, las organizaciones de profesionales de la salud han denunciado que, en determinados contextos, se ha vacunado al personal administrativo y directivo antes que a los trabajadores y trabajadoras de primera línea. En Perú, parte del personal de limpieza y recogida de residuos tampoco está recibiendo las vacunas, a pesar de su exposición al virus.

Así mismo, en Sudáfrica más de 492 trabajadores de la salud fallecieron por el virus, por lo que el Gobierno priorizó la vacunación del personal a través del ensayo de la vacuna de Janssen, donde se espera lleguen más dosis de esta vacuna pronto. El gobierno sudafricano tuvo que optar por esta opción después de que el suministro de la vacuna de AstraZeneca/Oxford fuera suspendido.

También puede leer: Crean dispositivo que monitorea ictericia en recién nacidos

Continuar leyendo

Actualidad

OPS y Colombia actúan contra la resistencia antimicrobiana

La OPS junto a varias organizaciones institucionales han decidido apoyar a Colombia, el séptimo país de la región, con una iniciativa que busca combatir la resistencia antimicrobiana

Publicado

el

OPS y Colombia actuan resistencia antimicrobiana

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Unión Europea (UE), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) trabajan conjuntamente en proyecto que involucra a Colombia. Se trata de la iniciativa ‘Trabajando juntos para combatir la resistencia a los antimicrobianos’, en el que se apoya al país en las acciones necesarias para actuar sobre la resistencia antimicrobiana, problemática sanitaria que se registra en todo el mundo.

El proyecto internacional que se desarrollará desde 2020 y hasta 2023 busca fortalecer las líneas de acción en los pilares fundamentales de ‘Una salud’, relacionados con la posibilidad de mejorar la salud humana, animal y ambiental en la región. Para ello, las organizaciones antes mencionadas invierten aproximadamente cien mil dólares por año. Vale la pena destacar que ‘Trabajando juntos para combatir la resistencia a los antimicrobianos’ tiene una probabilidad de prórroga para continuar con esta labor. Sin embargo, esto todavía no ha sido definido.

“La resistencia antimicrobiana es un problema global y multisectorial de preocupación para todos, que requiere respuestas coordinadas; que debe ser trabajada en conjunto, porque no es responsabilidad de uno solo, y por eso, son necesarias estas alianzas estratégicas”, destaca la doctora Ingrid García, bacterióloga y epidemióloga, consultora en la OPS/OMS en temas relacionados con enfermedades transmisibles y  no transmisibles, resistencia bacteriana y sistemas de información y análisis en salud.

También le puede interesar: REFLEXIONES SOBRE EL NIHILISMO MÉDICO – PARTE 2

¿Cuáles son los desafíos de Colombia frente a la resistencia antimicrobiana?

Antes de responder esta pregunta, debe mencionarse que nuestro país es una de las 7 naciones latinoamericanas que se beneficia de este trabajo comunitario internacional. Para la OPS, Colombia ha realizado un trabajo importante en el control de la RAM, en temas de salud humana y sanidad animal, desde el Ministerio de Salud y Protección Social (MSPS), el Instituto Nacional de Salud (INS), el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA), entre otras instituciones que monitorean la salud animal.

Si bien en el país está claro que la resistencia antimicrobiana requiere acciones inmediatas, demostrado en la creación y puesta en marcha de varios proyectos que buscan contrarrestarlas, todavía los esfuerzos sobre este tema se quedan cortos. Hace falta su priorización, unificación y organización interna en cada institución local y nacional.

El doctor Germán Esparza, microbiólogo clínico, consultor nacional de resistencia antimicrobiana y fellow de investigación del programa SORT IT de la OPS/OMS, resume los desafíos de la siguiente manera (tomados desde el comunicado de prensa oficial):

  • Trabajar para generar conciencie entre la población sobre la resistencia antimicrobiana. Es una problemática seria de salud pública, una epidemia que compromete muchos procedimientos que son vitales para la salud de la población, como los trasplantes de órganos, las cirugías de alto impacto, la supervivencia de los pacientes en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).
  • Tener una plataforma en tiempo real para la generación de resultados: “Uno de los subproductos de este proyecto con la UE es contar con este sitio web en donde se tendrá toda la información sobre resistencia antimicrobiana, que se puede consultar, ampliar, cuestionar y que servirá de base para generar políticas. Es un reto desde la parte de las comunicaciones y la generación de datos”, expresó.
  • Seguir trabajando para fortalecer las áreas de farmacovigilancia y uso apropiado de medicamentos antibióticos a nivel veterinario y humano. “Es una lucha fuerte, sobre todo en tiempos de pandemia por la COVID-19, pero que hay que seguirla haciendo” .
  • Desarrollar un plan piloto para la vigilancia epidemiológica molecular de un microorganismo transversal a todos los sectores como la Salmonella, que incide en la salud humana, animal y ambiental, y que involucra también la cadena alimenticia, lo que será el gran reto de este proyecto para 2021; resultados y logros que serán replicados a nivel mundial.

A todo lo anterior se suma un nuevo factor: la aparición de la covid-19 en el escenario sanitario mundial. La pandemia potenció la resistencia antimicrobiana puesto que los pacientes con la enfermedad son sometidos a tratamiento con antibióticos de amplio espectro, por periodos más prolongados y cuya acción repercute negativamente sobre riñones, hígado, oído, etc. Por esta razón, el proyecto UE apoyará también las acciones encaminadas a mitigar el impacto sobre la RAM que ocasionan las sobreinfecciones y coinfecciones con el virus SARS-CoV-2.

También le puede interesar: MICROSOFT EXPANDE SU PRESENCIA EN LA ATENCIÓN SANITARIA

Continuar leyendo

RECOMENDADO

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras