Conéctate con nosotros

Actualidad

Congreso dejó hundir el proyecto de ley contra la ‘Comida Chatarra’

El proyecto de Ley 214 de 2018, conocido como la ‘Ley de Comida Chatarra’ no alcanzó a pasar el primer debate y se hundió en la Comisión Séptima de la Cámara por falta de trámite.

Publicado

el

Congreso dejó hundir el proyecto de ley contra la 'Comida Chatarra'

El proyecto de Ley 214 de 2018, conocido como la ‘Ley de Comida Chatarra’ no alcanzó a pasar el primer debate y se hundió en la Comisión Séptima de la Cámara por falta de trámite.

Este proyecto, que busca incluir sellos frontales de advertencia en productos altos en azúcar y sodio, se hundió sin que se alcanzara siquiera una votación.

También le puede interesar: Congreso aprobó por unanimidad la prohibición del asbesto.

Inicialmente, el proyecto de ley se votaría el 12 de junio, pero ese día el presidente de la Comisión, Jairo Cristancho, levantó la sesión porque Jesús Santrich estaba en la corporación para tomar su curul en la Cámara de Representantes.

El pasado miércoles, cuando se reprogramó el debate, nuevamente se levantó la sesión sin votación, otra vez por un enfrentamiento entre Santrich y Cristancho.

Cabe recordar que el año pasado este proyecto de ley ya se había hundido en el Congreso.

Sobre el nuevo revés al proyecto de ley, el representante Mauricio Toro aseguró que se dio por falta de voluntad y dilaciones en la Comisión.

“Hicimos todo lo posible por salvar la Ley Comida Chatarra. Hoy era la última oportunidad pero algunos prefirieron atacarme durante casi 3 horas por lo que escribo en mis redes sociales, en vez de discutir sobre la salud de nuestra infancia. Finalmente el proyecto se hundió”, dijo Toro

También le puede interesar: Proyecto de ley busca retiro de cesantías para emprendimiento familiar.

Sin embargo el representante anticipó que el próximo 20 de julio volverán a presentar el proyecto de Ley.

También le puede interesar: ¿Qué dice el PND sobre la historia clínica electrónica?

Red papaz vs. andi

Durante las últimas semanas, la Corporación Red Papaz adelantó un plantón y envío de cartas a congresistas para que agendaran y votaran el proyecto.

El plantón adelantado frente al Congreso, por padres de familia, se hizo de manera pacífica y pidiendo pensar en la salud de los menores.

Sin embargo, simultáneo a esto, la ANDI y sus Cámaras de Industrias de Alimentos y Bebidas, mediante un comunicado, rechazaron las acciones de Red Papaz.

“Rechazamos las acciones de intimidación y hostigamiento que los otros interesados en el proyecto de ejercen sobre los Representantes a la Cámara”, comunicó la ANDI.

Una vez hundido el proyecto, desde Red Papaz lamentaron la falta de voluntad para sacarlo adelante.

“El 94% de los padres y madres encuestados reduciría el consumo de productos ultraprocesados por parte de sus hijos si tuvieran sellos frontales de advertencia”, dijo Carolina Piñeros, directora de Red Papaz.

Piñeros recordó que este tipo de etiquetado ya fue aprobado en países como Perú, Uruguay y Chile.

¿Que dice el proyecto de ley?

La ley de ‘Comida Chatarra’ indicaba que el Estado Colombiano, en aras de proteger el derecho a la información de los consumidores, debe adoptar medidas para que el etiquetado de los productos contenga información clara, completa, veras y a la vez que advierta sobre los riesgos que pueden representar dichos productos.

También le puede interesar: Bogotá, Caldas y Antioquia, las regiones con mejor desempeño en salud – Índice Departamental en Salud.

“Las advertencias sanitarias propuestas en este proyecto de ley, son la forma de respetar, proteger y garantizar el derecho a la información de la población colombiana, con relación a los productos comestibles que se ofertan en el país”, dice el proyecto de ley que podrá encontrar adjunto al final de este artículo.

Así las cosas, el proyecto de ley buscaba suministrar herramientas para que el consumo resulte informado, de manera tal que se genere la consecución de hábitos saludables y de conciencia en el autocuidado.

En ese sentido, se pedía alertar del contenido de los productos por medio de un símbolo octagonal de fondo color negro y borde color blanco, y en su interior el texto “ALTO EN”, seguido de: “SODIO”, “AZUCARES”, y/o “GRASAS SATURADAS” en uno o más símbolos independientes, según corresponda.

Documentos adjuntos

Actualidad

Ya arrancó el pago de deudas del ‘Acuerdo de Punto Final’

En el Hospital San Vicente Fundación, en Medellín, el presidente Iván Duque encabezó el acto protocolario de inicio de los desembolsos para la implementación del ‘Acuerdo de Punto Final’, incluido en los artículos 237 y 238 del Plan Nacional de Desarrollo.

Publicado

el

En el Hospital San Vicente Fundación, en Medellín, el presidente Iván Duque encabezó el acto protocolario de inicio de los desembolsos para la implementación del ‘Acuerdo de Punto Final’, incluido en los artículos 237 y 238 del Plan Nacional de Desarrollo.

También le puede interesar: Gobierno pagará $514 mil millones de la deuda de Caprecom – Proyecto de decreto.

Tal y como anticipó CONSULTORSALUD el Acuerdo de Punto Final empezó a rodar con el pago de las deudas que contrajo la liquidada EPS Caprecom con entidades en todo el país, proceso que se había anunciado un proyecto de decreto del Ministerio de Hacienda.

La suma que ya empezó a ser pagada es de $514 mil millones, principalmente por prestación de servicios a Caprecom de tecnologías en salud no cubiertas con la Unida de Pago por Capitación (UPC).

Asimismo, se empezarán a pagar $172 mil millones de deudas reconocidas por el mecanismo de glosa transversal a través de la Adres.

Según informó el Gobierno nacional, a lo largo de todas sus fases, con el ‘Acuerdo de Punto Final’ inyectará al sistema de salud $7 billones.

¿A quiénes se les pagará?

Los recursos que este martes comenzaron a girarse para darle liquidez al sistema llegarán a 1.361 IPS (50,84%) y hospitales públicos (49,16%) de todo el país.

Los distritos y departamentos que más recibirán pagos son Bogotá ($29.582 millones), Antioquia ($23.104 millones), Valle del Cauca ($22.318 millones), Barranquilla ($13.993 millones) y Atlántico ($12.529 millones).

También le puede interesar: ACHC pidió que el PND garantice flujo de recursos en el sector salud.

Por su parte, los hospitales públicos a los que más les girarán recursos son el Hospital Departamental de Villavicencio ($9.301 millones), el Hospital Universitario del Valle ‘Evaristo García’ ($6.673 millones), el Hospital Erasmo Meoz, de Cúcuta, ($6.476 millones); el Hospital Universitario La Samaritana, de Bogotá, ($6.411 millones), y el Hospital Federico Lleras Acosta, de Ibagué, ($5.065 millones).

Finalmente, las IPS a las que más les llegarán dineros son la IPS Universidad de Antioquia ($7.096 millones), Dumian Medical, de Buenaventura, ($4.614 millones); Su Vida, de Cali, ($4.075 millones); clínica Laura Daniela, de Valledupar, ($4.061 millones), y la clínica Medilaser, de Neiva, ($3.269 millones).

Otras medidas

Este Acuerdo de Punto Final viene acompañado de medidas estructurales que hacen más eficiente el gasto en salud y evitan una nueva acumulación de deudas, como la actualización del Plan de Beneficios de Salud (PBS), el control de precios de medicamentos, las compras centralizadas, la continuidad de las exclusiones, la implementación de Valores Máximos de Recobro.

Además centraliza en la Nación el pago de servicios que están por fuera de la UPC y que antes eran responsabilidad de departamentos y distritos.

Continuar leyendo

Actualidad

Entrega errónea de medicamentos, entre las quejas más reportadas en hospitales

Un estudio adelantado por Constanza Cortázar, magíster en Ciencias – Farmacología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), evidenció que la entrega errónea de medicamentos está entre las quejas más reportadas en los hospitales.

Publicado

el

Entrega errónea de medicamentos, entre las quejas más reportadas en hospitales

Un estudio adelantado por Constanza Cortázar, magíster en Ciencias – Farmacología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), evidenció que la entrega errónea de medicamentos está entre las quejas más reportadas en los hospitales.

La investigadora llegó a esta conclusión tras adelantar un estudio de 1.042 reportes en un hospital de alta complejidad de Bogotá.

Este estudio identificó que 18,8% de reportes o quejas (196), están relacionados con medicamentos, de los cuales 42,8% ocurrió por omisión de prescripciones o dosis.

A esto le sigue un 20,9 % que están relacionados por reacciones adversas al medicamento.

En las novedades reportadas también se evidenció que las quejas por medicamentos están asociadas con el fallo terapéutico o por error del profesional de salud.

Cortázar afirmó que además de encontrar fallas en los medicamentos, también identificó una mayor frecuencia de reportes de incidentes asociados con el cuidado, y finalmente con los dispositivos médicos.

Otros hallazgos

El grupo de medicamentos más frecuentemente involucrado en los reportes fueron los del grupo del sistema nervioso con un 30,4%.

A ellos le siguieron el grupo del sistema musculoesquelético y del sistema cardiovascular cada uno con 10,7 %.

Según este criterio, se incluyeron 41 reacciones adversas y 15 fallos terapéuticos por sospecha de calidad del medicamento, que corresponden a un 5,4 % del total de reportes y a un 28,6 % de los reportes relacionados con medicamentos.

También le puede interesar: Fortalecer músculos centrales del cuerpo disminuiría dolores de rodilla: estudio Unal.

“Se observó que las flebitis son las reportadas con más frecuencia, con un 23,7 %, seguidas de las reacciones de hipersensibilidad con un 18,4 % y el bloqueo neuromuscular excesivo con un 13,1%”, dijo la mágister.

Asimismo precisó que el 71,4 % de los reportes estaban representados en cuasiincidentes e incidentes sin daño.

Según la magíster, 78,1% pertenece a la clase A, en las que se encuentra la flebitis, el bloqueo neuromuscular y la sobreanticoagulación, entre otras.

Entre tanto, el 21,9 % pertenece a la clase B, en la que se presentan reacciones de hipersensibilidad.

Fallas en la comunicación

Además del análisis de los reportes, la investigadora entrevistó a seis profesionales de la salud, entre auxiliares de farmacia y enfermeras, quienes reconocieron que la diferencia entre el programa de farmacovigilancia y el de seguridad del paciente no es clara.

“Aunque no está en esa área, se sabe que ellos están respaldando todo el tiempo el seguimiento de antibióticos y demás; además hay un químico a cargo, que es el encargado de la tecnovigilancia y la farmacovigilancia”, indica uno de los entrevistados.

Otro de los inconvenientes mencionados es que la comunicación entre los equipos de farmacovigilancia y seguridad del paciente con médicos o especialistas es distante.

A lo anterior se suma la falta de recurso humano para las tareas que se exigen, ya que “algunos afirman que la rotación del personal influye en el aumento y la disminución de los indicadores de infecciones y reportes”, aseguró Cortázar.

También le puede interesar: Conflicto armado se asociaría con muerte de niños por leucemia: estudio.

“Una de las integrantes del programa de seguridad al paciente afirma que se hace depuración de bases de datos de las novedades varias veces, lo que sugiere que la cantidad de trabajo es alta, a veces se realiza el mismo análisis varias veces doblando la carga laboral de los profesionales”, comenta.

Para la investigadora es clave que se realice una retroalimentación a los funcionarios de las actividades derivadas de los análisis de los reportes.

Continuar leyendo

Actualidad

Por primera vez, Colombia cuenta con encuesta de violencia contra menores de edad

Los resultados de la Encuesta establecieron que la física es la forma más prevalente de violencia, seguida de la sexual y la emocional.

Publicado

el

Por primera vez, Colombia cuenta con encuesta de violencia contra menores de edad

El Ministerio de Salud, en alianza estratégica con 16 entidades, dio a conocer los resultados de la primera Encuesta de Violencia contra Niños, Niñas y Adolescentes (EVCNNA) que se adelanta en el país.

La encuesta midió la prevalencia y circunstancias alrededor de la violencia sexual, física y psicológica.

Este ejercicio se adelantó en personas de 18 a 24 años, que reportaron haber vivido estos fenómenos durante infancia y adolescencia.

Asimismo da un panorama de la violencia que se reporta entre aquellos de 13 a 17 años, además de los factores de riesgo, de protección y consecuencias de la violencia.

Con los resultados de la encuesta, el Gobierno tomará medidas que busquen reducir significativamente todas las formas de violencia contra los niñas y adolescentes.

violencia física, la más común

Los resultados de la Encuesta establecieron que la física es la forma más prevalente de violencia, seguida de la sexual y la emocional.

La violencia física ocurre más en hombres, sin embargo, las mujeres reportaron en mayor proporción haber faltado a la escuela como consecuencia de ella.

De igual manera, la violencia sexual es más prevalente en todas sus formas en mujeres.

Los datos de esta encuesta muestran que el porcentaje de jóvenes entre los 18 y 24 años que sufrió violencia sexual, física o psicológica antes de los 18 años fue de 40,8% en mujeres y 42,1% en hombres.

La violencia física antes de los 18 años afecta más a los hombres (37,5%) que a las mujeres (26,5%).

Entre tanto, la violencia sicológica por padres, cuidadores, parientes o adultos antes de los 18 años se ejerce más sobre mujeres(21,2%) que sobre hombres(9,5%).

Las personas que han estado expuestas a la violencia psicológica reportan más problemas de salud mental como estrés, conductas de auto daño e ideas suicidas.

Así mismo, la encuesta señala que existe elevado consumo problemático de alcohol, tanto en mayores como en menores de edad.

¿Cómo se hizo LA ENCUESTA?

El viceministro de Salud, Iván Dario González, resaltó el hecho que es la primera vez que en Colombia se realiza una encuesta de este tipo.

La encuesta se desarrolló entre agosto y noviembre de 2018 y fueron encuestados 5.218 personas en 26.526 hogares.

Los tópicos abordados por la encuesta incluyen violencia sexual, física y sicológica, así como consecuencias, factores de riesgo, contexto y perpetradores, entre otros aspectos.

Esta encuesta tuvo el apoyo técnico y metodológico del Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos y su financiación fue apoyada por la Agencia de Desarrollo de los Estados Unidos (USAID) y la fundación Together for Girls.

También le puede interesar: 10 áreas en las que los gobiernos pueden trabajar para reducir el uso nocivo del alcohol.

“Los resultados de la encuesta generan una línea de base que nos ayudará a que las políticas públicas sean más eficientes para garantizar el derecho de todos los niños, niñas y adolescentes del país. Además, nos alineamos con la estrategia INSPIRE, para la prevención de la violencia infantil, promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, dijo González.

González sostuvo que es necesario generar entornos protectivos que contribuyan a construir un mejor futuro para los menores y acudir a los servicios sociales, incluidos los de salud para recibir atención y orientación cuando sea necesario.

Continuar leyendo

Innovación

Productos destacados

Latinoamércia

Tendencias

Tu carrito de compras

Indicadores / Cifras