Salud en Colombia: la otra "pandemia" que enfrentamos - CONSULTORSALUD
Conéctate con nosotros

Actualidad

Salud en Colombia: la otra “pandemia” que enfrentamos

Este artículo escrito por el Dr. Fabio Aristizábal Ángel describe las malas prácticas en salud como la otra pandemia que afrontan los colombianos.

Publicado

el

Salud en Colombia la otra pandemia que enfrentamos

Con la llegada de la COVID-19, no puedo dejar pasar por alto -porque me remuerde- otra pandemia que hemos tenido de cerca, ante los ojos, y a la que no reaccionamos oportunamente. Todos, todos estábamos obligados a preguntarnos hasta cuándo podía aguantar el Sistema de Salud colombiano el virus al que llamo malas prácticas.

Entonces, sucedió lo que hacía falta. Desde que empezamos este gobierno, el presidente Iván Duque y sus servidores, nos propusimos -con justicia- combatir el asunto e intentar corregirlo. De inmediato, advertimos que el sistema estaba colmado con el virus -por así decirlo- en múltiples huéspedes transmisores, que en efecto permitían corrupción, informalidad, evasión, elusión, excesiva intermediación   e indiferencia. Es de aclarar, su frecuencia en actores…en corruptos, inescrupulosos, a quienes vemos lucrándose, dejando malestar y dolor en usuarios desatendidos, responsables de hospitales públicos y privados quebrados y conectados con cuantiosas deudas.

El virus de las malas prácticas alcanzó, incluso, bastante lejos para cobrar influencia en toda la cadena de aseguramiento y prestación: tercerización mal usada, irregularidades en la contratación, pacientes fantasmas y sobrecostos en medicamentos, entre múltiples formas para saquear dineros de la salud, por parte de feroces actores del sector en muchas regiones.

Hoy conocemos toda esa historia terrible, pero eso es el escollo más duro. Duele…angustia entender cómo están haciendo daño, más de lo imaginado. Hemos recogido por lo menos 60 modalidades de malas prácticas y algunos estragos causados por éstas. En consecuencia, la Superintendencia Nacional de Salud, del presidente Iván Duque, se prometió salvar nuestro sistema de salud, con evidentes logros y beneficios en los últimos 27 años -a pesar del virus- y decidió enfrentar el poder perverso de quienes, hasta ahora, se han salido con las suyas.

Lo primero fue promover el consenso del Congreso para la aprobación de la Ley 1949 de 2019, que confirió poderes a la Superintendencia, y posibilitó un giro en las competencias de control, para sancionar drásticamente con castigos a los responsables -no basta señalarlos- que hacen mal la tarea, a fin de que paguen, con su propio patrimonio, las infracciones cometidas.

Ya podemos sancionar al propio representante legal o al funcionario que viole gravemente el derecho a la salud de los colombianos, no solo con multas; también con la destitución del cargo y la inhabilidad para ejercer hasta por 15 años en el sector salud público o privado. Y, a través de la misma ley, las multas para las entidades vigiladas pasaron de 2.500 a 8.000 salarios mínimos, y a los particulares se les pueden imponer hasta por 2.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes. También conseguimos fortalecer el juez de la salud, ya existente en la entidad.

Con año y medio de vigencia, se han sancionado 17 Entidades Administradoras de Planes de Beneficios – EAPB, por $13.170 millones; 3 Instituciones Prestadoras de Salud – IPS, con $1.000 millones; 6 personas naturales, con $1.465 millones; y se han abierto investigaciones a 39 EAPB, 38 personas naturales, 15 entidades departamentales, 8 entidades distritales y 7 IPS. Adicionalmente, el “juez de la salud” ha emitido 5.623 sentencias, de las cuales cerca de 5 mil protegen derechos a la salud y económicos de los usuarios.

Después, más en contención del virus de las malas prácticas, siguió la Ley 1966 de 2019. Así se crea el “Sistema Integrado de Control, Inspección y Vigilancia para el Sector Salud”, el cual lideramos para optimizar y robustecer la supervisión de los agentes de manera integral, a través de la acción coordinada de las Superintendencias Financiera, de Sociedades, de Industria y de Comercio, y de Salud. Esta Ley se apoya en el Plan Nacional de Desarrollo, que faculta a la Supersalud para examinar la idoneidad, la responsabilidad y el carácter del interesado en capitalizar una EPS. Todo a propósito para contribuir a la recuperaciónn de la confianza y la legitimidad de nuestro sistema de salud.

También puede leer: OPS: “Países de América no cuentan con recursos suficientes para servicios de salud mental”

Sumado a lo anterior, desde el día uno de la COVID-19 actuamos rápidamente. Nos dimos a la tarea de fortalecer EPS con un buen desempeño, salvar hospitales a través de estrategias de saneamiento financiero y ampliación de su capacidad instalada, pero también de tomar decisiones en donde identificamos debilidades.

Como resultado de nuestro monitoreo permanente, 7 EPS se encuentran en proceso de liquidación, a 3 se les revocó su habilitación para operar en aquellas zonas del país donde identificamos dificultades en materia de aseguramiento, 3 más tienen restricción para afiliar nuevos usuarios, 19 están bajo medida de vigilancia especial, 1 en programa de recuperación y 2 EPS se acogieron al programa de liquidación voluntaria.

Hoy, por estas medidas, son 3 millones de usuarios los que estrenan EPS, con más y mejores servicios, y 13 hospitales se encuentran bajo intervención forzosa administrativa en el empeño de robustecer y sanear la red pública hospitalaria.

También estamos oxigenando a clínicas y hospitales en los 32 departamentos y en Bogotá D.C., a través de la promoción de mesas de flujo de recursos y jornadas de conciliación, mecanismos, que ya existían en la Supersalud, pero, con nuevo aliento y firmeza, nos estamos aproximando a resultados históricos: pagos por 2 billones de pesos, que garantizan liquidez a dichos prestadores en los territorios.

Para lograr esta recuperación, igualmente, hemos tomado decisiones drásticas por incumplimientos a los acuerdos de pago pactados bajo estos mecanismos. Hemos impuesto alrededor de 26 sanciones a 20 EAPB por $7.196 millones y se vienen adelantando 47 investigaciones administrativas contra 44 EAPB, una persona natural y dos representantes legales de EAPB.

El eje principal para contener la transmisión de ese virus que venimos combatiendo es el usuario. Es la razón de ser del sistema, a quién nos le debemos, con corazón y bondad. A su propósito, ajustamos la capacidad de respuesta de nuestro centro de contacto. Sin descanso se atienden los canales habilitados, ampliamos capacidad de respuesta con nuevas oficinas regionales -hoy tenemos ocho- para garantizar total cobertura en el país. Lo anterior se suma a la presencia en 27 Casas del Consumidor y en 26 Unidades para Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

Desde esta perspectiva, hemos brindado alrededor de 4 millones de atenciones a usuarios, de las cuales 1´700 mil   corresponden a peticiones, quejas, reclamos y denuncias (PQRD) formuladas por motivos relacionados con la falta de oportunidad en la asignación de citas de medicina especializada y la no entrega de medicamentos PBS y no PBS.

En medio de todas estas acciones, nos encontramos con la otra pandemia, la del COVID-19, que vino a desnudar las debilidades y las fortalezas del sistema de salud, y que ahora nos reta a consolidar un futuro sostenible para el sector.

Como país logramos ampliar los canales de atención no presenciales, multiplicar las teleconsultas, atenciones domiciliarias y de telemedicina; crear redes de entrega de fórmulas de medicamentos a domicilio; expandir la capacidad instalada de UCI, cuidados intermedios, hospitalización y observación; fortalecer la red diagnóstica e implementar modelos innovadores de Inspección, Vigilancia y Control a través de la supervisión de riesgos mediante la generación de alertas tempranas, consolidando así la coordinación entre los actores del sistema y las autoridades locales y nacionales.

Las teleconsultas en el país pasaron de 368.000 a 3,8 millones (un aumento de más de 1.000%); las UCI, de 5.346 a 10.724 lo que significa un incremento de 200%; las atenciones domiciliarias, de 170.000 a 557.000, más de 327%; y las entregas de medicamentos a domicilio, de 211 mil fórmulas a más de un millón y medio (más de 700%).

La Supersalud confía en su marcha, siempre a la manera que se haga mas sólido el Sistema de Salud, y en virtud de lo ya hecho con oportunidad y eficiencia. Sobre la base de la bondad y la humanización, continuamente dedicados a darle mayor credibilidad a la salud, seguimos, a pasos agigantados, el camino que empezamos a corregir, el camino donde exigimos voluntad, amor y honestidad de todos los actores del sector.

También puede leer: 428 mil pruebas de Covid-19 tomadas con la estrategia DAR

Actualidad

¿Cómo se celebrará en Colombia el día mundial de las enfermedades huérfanas ?

El encuentro nacional para conmemorar el día de las enfermedades huérfanas es generalmente presencial, pero debido a la pandemia este año su decimotercera versión será virtual.

Publicado

el

¿Cómo se conmemorará el día de las enfermedades huérfanas en el país

El 28 de febrero se conmemora el día internacional de las enfermedades huérfanas, en este sentido, asociaciones de pacientes, sociedades científicas, gremios farmacéuticos y entidades gubernamentales apoyarán el desarrollo del decimotercer encuentro para celebrar el día mundial de estas patologías. Para este día las entidades y asociaciones prepararon una serie de eventos con el fin de mostrar la importancia de una visión integral hacia los pacientes y sus familias y aumentar así, la sensibilidad sobre sus necesidades que le competen a toda la sociedad.

Este encuentro es generalmente presencial, pero debido a la pandemia del Covid-19 y al elevado riesgo de los pacientes, esta vez se realizará de manera virtual. Desde su última versión, la conmemoración nacional de este día ha logrado reunir a más de 2000 personas entre pacientes y sus familias y tener una activa participación del Gobierno a través del  Ministerio de Salud, la Alta Consejería para la Discapacidad, la Secretaria Distrital de Salud, la Defensoría del Pueblo y la Supersalud, además de lograr el patrocinio de más de 17 compañías.

Para este año, se unieron entidades como: la Asociación Colombiana de Pacientes con Enfermedades de Depósito Lisosomal –ACOPEL, el Observatorio Interinstitucional de Enfermedades Huérfanas -ENHU, la Asociación Colombiana de Pacientes con Acromegalia y Gigantismo -ACPAG, la Asociación Colombiana de Pacientes con Errores Innatos del Metabolismo -ACPEIM y la Liga Colombiana de Hemofílicos, entre otros.

De otro lado, alguna compañías farmacéuticas reiteraron su apoyo e hicieron parte de los patrocinadores de este evento anual, entre los que se encuentra: Afidro, Biomarin, Tecnofarma, Novo Nordisk, Novartis, Boehringer Ingelheim y Alexion, entre otros.

“Anualmente desarrollamos una imagen acorde con el mensaje a comunicar en ese año. Así para este 2021 nos unimos con orgullo a la campaña global con protagonistas colombianos, porque Juntos somos más.” se lee en el sitio oficial del evento.

También puede escuchar: ¿Cómo se manejan las enfermedades huérfanas en Colombia?

Fases del evento de enfermedades huérfanas

Dentro de las actividades que se programaron para esta edición se diseñó una carrera de observación virtual que incentiva la interacción de pacientes y familiares a través de las redes sociales en la búsqueda de pistas que ayuden a encontrar el eslogan de esta edición número 13. ( Del 1 al 15 de febrero)

En la segunda fase de esta conmemoración se llevará a cabo un challenge de baile que pretende incrementar la notoriedad y la acción en torno a esta población, con el fin de promover la participación de todos los interesados en estas patologías a través de un reto coreográfico que debe compartirse en las redes sociales de las asociaciones de pacientes, entidades prestadoras de servicios de salud, personal médico, familiares y cuidadores. (15 al 28 de febrero)

Por último el domingo 28 de febrero se realizará un evento digital diseñado para que pacientes y familias disfruten de actividades académicas, culturales, artísticas, así como orientación brindada por representantes del gobierno, secretarías de salud y entes de control que atenderán de modo virtual, previa inscripción, las solicitudes de quienes se unan a la reunión virtual. Por primera vez se conectarán las 6 regiones del país, con el propósito de trabajar en conjunto en la sensibilización sobre las necesidades de esta población.

Continuar leyendo

Actualidad

¿Cómo avanza la vacunación de las personas mayores de 80 años en Bogotá?

La secretaria de salud de Bogotá informó la llegada de 12.026 vacunas de Sinovac para inmunizar a los adultos mayores de 80 años de la capital.

Publicado

el

¿Cómo será la vacunación de las personas mayores de 80 años en Bogotá

La Secretaría de salud de Bogotá mostró la estrategia para aplicar las 12.026 vacunas de Sinovac destinadas a la inmunización de personas mayores de 80 años, según lo establecido por el Ministerio de Salud.

En este sentido, la Administración Distrital aseguró que desde el miércoles de esta misma semana se había iniciado la inoculación de las personas de este rango de edad. Elvira Vargas de 97 años, fue la primera persona de esta población en ser inmunizada al Covid-19.

Un comunicado de la Secretaria Distrital de Salud menciona que en la capital se seguirán aplicando las dosis del desarrollo de Sinovac, inicialmente a las personas de más de 8 años que se encuentran internados en centros de protección para adulto mayores, centros de larga instancia y en otras instituciones que concentren esta población.

Adicionalmente, y con el fin de optimizar y acelerar el proceso de vacunación para adultos mayores se darán 8.006 dosis a la población mayor que esté afiliadas a la Nueva EPS, Sanitas, Capital Salud y Sanidad de la Policía Nacional, a las cuáles se les asignará el número de viales con base en la capacidad de agendamiento diario de su red de prestadores.

También puede leer: OPS y PROSUR fortalecen acciones para la adquisición de vacunas

 “La vacuna de Sinovac genera menos reacciones adversas que cualquier otra vacuna, además las personas mayores tienen una menor probabilidad de alguna reacción desfavorable”

Alejandro Gómez, secretario de salud

Del mismo modo, se entregaron las dosis de la población mayor de 80 años que se encuentra recluida en centros penitenciarios, gracias a un esfuerzo articulado con el Ministerio de Justicia.

De otro lado, ayer la ciudad recibió 16.218 dosis de la vacuna de Pfizer (un poco más de las proyectadas) con las que se continuará la inmunización del personal de salud capitalino que trabaja en primera línea de atención al Covid-19

Hospitales que recibieron las vacunas

Las entidades que reciben estas dosis son: Unidad de Servicios de Salud de El Tunal, Fundación Cardioinfantil Instituto de Cardiología, Hospital Universitario Clínica San Rafael, Unidad de Servicios de Salud Engativá Calle 80, Hospital Universitario San Ignacio, Fundación Abood Shaio, E.S.E. Hospital Universitario de La Samaritana, Clínica Universitaria Colombia y Hospital Militar Central.

Finalmente, la secretaria de salud reitera que pese a la llegada de las vacunas y la eliminación de algunas de las medidas de seguridad en Bogotá, es necesario mantener las medidas de autocuidado para prevenir el contagio del Covid-19, e invitó a los ciudadanos a mantener los lugares ventilados, a usar correctamente el tapabocas  y a evitar reuniones con personas que no vivan en su mismo entorno familiar.

Continuar leyendo

Actualidad

Minsalud se prepara para renovar el sistema

El Dr. Fernando Ruiz presentó un corto balance sobre la gestión del Minsalud en Colombia a pocos días de cumplirse el primer año de pandemia en el país

Publicado

el

minsalud se prepara renovar sistema

El Dr. Fernando Ruiz, quien se desempeña como jefe de cartera del Ministerio de Salud (Minsalud) comentó su experiencia liderando las actividades sectoriales desde que inició la pandemia, puesto que en pocos días se cumplirá el primer año desde que se reportó el primer caso de covid-19 en el país. Para el ministro, el aspecto más relevante es la evolución en la atención sanitaria con la implementación de telemedicina, telesalud y teleasesoría.

Respecto a ello, hoy los esfuerzos se concentran en el futuro del sistema de salud -además del Plan Nacional de Vacunación- para que el terreno ganado durante estos meses no haya sido en vano. Para el Dr. Ruiz, se debe tomar acción en varios frentes:

  • Redes de prestación: Colombia no puede retroceder y regresar a un sistema de hospitales públicos. El manejo de la pandemia evidenció la necesidad de repensar las redes de prestación de servicios y reconsiderar la estructura de los hospitales públicos. Este proceso será guiado por una nueva mesa de trabajo para una política hospitalaria que se está organizando. “Este gobierno tomó la decisión de acabar con el rezago de las cuentas pendientes. Ahora es una responsabilidad mía entregar un proyecto de ley que nos lleve a un ajuste del sistema”, sostuvo.
  • Seguridad sanitaria: uno de los mayores aprendizajes es el ámbito de seguridad en salud. La crisis por covid-19 reveló falencias en este ámbito: falta de legislación, falta de producción de medicamentos, entre otros. Por ello, es imperativo hacer una discusión sobre seguridad sanitaria que permita una mejor preparación para eventos similares en el futuro: contar con normatividad, infraestructura y recursos para adquirir equipos médicos, vacunas, etc. También resaltó la importancia del capital privado para que en Colombia se produzcan múltiples desarrollos.  “Se necesitan unas estructuras de reservas estratégicas y capacidad de tomar decisiones. Recordemos que tuvimos que pasar una ley para poner vacunas”, afirmó.

También le puede interesar: ESCLEROSIS MÚLTIPLE, LA ENFERMEDAD HUÉRFANA CON MÁS PACIENTES EN COLOMBIA

¿Cuáles fueron los logros más destacados para el Minsalud?

Adicional a las propuestas para el sistema de salud, mencionó varias de las acciones realizadas de forma intersectorial. Quizás uno de los más importantes es la expansión de las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI), puesto que el país cuenta con más de 12 mil de estas áreas a lo largo del territorio nacional; seguido de la entrega de equipos de protección personal (EPP) aún cuando a nivel mundial se experimentó un momento crítico debido a la falta de los mismos.

Otro de los temas importantes para el Minsalud es actualizar las cuentas desde el inicio de la administración. Esto se traduce en giros por un total de $2.5 billones en el marco del Acuerdo de Punto Final y aprox. $1 billón en bonificaciones para el talento humano en salud, entre otros conceptos. También informó sobre cumplimiento de pagos atrasados, situación que se ha venido adelantando con las distintas IPS y la Supersalud.  “Hoy en día lo que tenemos es menos rezago en el pago de personal, pero el horizonte incluye buscar diferentes formas de contratación de personal”, indicó.

Sin restar mérito, la adquisición de vacunas y el inicio del Plan Nacional de Vacunación es el reto que todavía falta por superar. Actualmente, Colombia tiene una capacidad instalada para aplicar 100 mil vacunas diarias en el país pero se debe llegar a 200 mil vacunas diarias, mientras que el número de vacunadores capacitados es de 7 mil, aunque se están capacitando a 45 mil personas más.

Frente al proceso para ejecutar la vacunación, el Dr. Ruiz indicó que está a cargo de la institucionalidad de las EPS, IPS y entidades territoriales; puesto que la definición de la red de vacunación está a cargo de los mandatarios locales. “De manera que hay que ir creciendo de manera organizada y generar una curva de aprendizaje para hacer las cosas bien”, concluyó.

También le puede interesar: GLOBAL.HEALTH, INICIATIVA DE GOOGLE PARA INVESTIGAR LA PANDEMIA

¿Han sido efectivas las medidas de bioseguridad?

En numerosas ocasiones, el Minsalud ha recordado a la ciudadanía la importancia del uso del tapabocas y el constante lavado de manos. A pesar de ello, considera que la implementación obligatoria de los cubrebocas debió hacerse desde el inicio de la pandemia.

“El tapabocas ha probado ser la estrategia más efectiva, acompañado del lavado de manos y el distanciamiento físico”, dijo el ministro. También expresó que hizo falta una estrategia más efectiva para evitar las reuniones y aglomeraciones en diciembre con el fin de reducir la exposición de los colombianos en el segundo brote de covid-19.

También mencionó que la llegada de las vacunas ha generado un relajamiento en las medidas de bioseguridad. Por tal razón, solicitó a todos los colombianos mantener las recomendaciones que se han hecho hasta el momento.

Finalmente, se conoció que se ha extendido la emergencia sanitaria hasta el 31 de mayo de 2021. “Las consideraciones son, en primer lugar, que aún persisten las causas que dieron origen a dicha declaratoria, por lo que se deben mantener y adoptar medidas que permitan mitigar lo que ha sido la afectación por el covid-19”, resaltó.

También le puede interesar: USO Y MANEJO DE PRUEBAS DE LABORATORIO UTILIZADAS EN EL PUNTO DE ATENCIÓN A PACIENTES – POCT

Continuar leyendo

RECOMENDADO

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras