Conéctate con nosotros

Actualidad

Salud en Colombia: la otra “pandemia” que enfrentamos

Este artículo escrito por el Dr. Fabio Aristizábal Ángel describe las malas prácticas en salud como la otra pandemia que afrontan los colombianos.

Publicado

el

Salud en Colombia la otra pandemia que enfrentamos

Con la llegada de la COVID-19, no puedo dejar pasar por alto -porque me remuerde- otra pandemia que hemos tenido de cerca, ante los ojos, y a la que no reaccionamos oportunamente. Todos, todos estábamos obligados a preguntarnos hasta cuándo podía aguantar el Sistema de Salud colombiano el virus al que llamo malas prácticas.

Entonces, sucedió lo que hacía falta. Desde que empezamos este gobierno, el presidente Iván Duque y sus servidores, nos propusimos -con justicia- combatir el asunto e intentar corregirlo. De inmediato, advertimos que el sistema estaba colmado con el virus -por así decirlo- en múltiples huéspedes transmisores, que en efecto permitían corrupción, informalidad, evasión, elusión, excesiva intermediación   e indiferencia. Es de aclarar, su frecuencia en actores…en corruptos, inescrupulosos, a quienes vemos lucrándose, dejando malestar y dolor en usuarios desatendidos, responsables de hospitales públicos y privados quebrados y conectados con cuantiosas deudas.

El virus de las malas prácticas alcanzó, incluso, bastante lejos para cobrar influencia en toda la cadena de aseguramiento y prestación: tercerización mal usada, irregularidades en la contratación, pacientes fantasmas y sobrecostos en medicamentos, entre múltiples formas para saquear dineros de la salud, por parte de feroces actores del sector en muchas regiones.

Hoy conocemos toda esa historia terrible, pero eso es el escollo más duro. Duele…angustia entender cómo están haciendo daño, más de lo imaginado. Hemos recogido por lo menos 60 modalidades de malas prácticas y algunos estragos causados por éstas. En consecuencia, la Superintendencia Nacional de Salud, del presidente Iván Duque, se prometió salvar nuestro sistema de salud, con evidentes logros y beneficios en los últimos 27 años -a pesar del virus- y decidió enfrentar el poder perverso de quienes, hasta ahora, se han salido con las suyas.

Lo primero fue promover el consenso del Congreso para la aprobación de la Ley 1949 de 2019, que confirió poderes a la Superintendencia, y posibilitó un giro en las competencias de control, para sancionar drásticamente con castigos a los responsables -no basta señalarlos- que hacen mal la tarea, a fin de que paguen, con su propio patrimonio, las infracciones cometidas.

Ya podemos sancionar al propio representante legal o al funcionario que viole gravemente el derecho a la salud de los colombianos, no solo con multas; también con la destitución del cargo y la inhabilidad para ejercer hasta por 15 años en el sector salud público o privado. Y, a través de la misma ley, las multas para las entidades vigiladas pasaron de 2.500 a 8.000 salarios mínimos, y a los particulares se les pueden imponer hasta por 2.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes. También conseguimos fortalecer el juez de la salud, ya existente en la entidad.

Con año y medio de vigencia, se han sancionado 17 Entidades Administradoras de Planes de Beneficios – EAPB, por $13.170 millones; 3 Instituciones Prestadoras de Salud – IPS, con $1.000 millones; 6 personas naturales, con $1.465 millones; y se han abierto investigaciones a 39 EAPB, 38 personas naturales, 15 entidades departamentales, 8 entidades distritales y 7 IPS. Adicionalmente, el “juez de la salud” ha emitido 5.623 sentencias, de las cuales cerca de 5 mil protegen derechos a la salud y económicos de los usuarios.

Después, más en contención del virus de las malas prácticas, siguió la Ley 1966 de 2019. Así se crea el “Sistema Integrado de Control, Inspección y Vigilancia para el Sector Salud”, el cual lideramos para optimizar y robustecer la supervisión de los agentes de manera integral, a través de la acción coordinada de las Superintendencias Financiera, de Sociedades, de Industria y de Comercio, y de Salud. Esta Ley se apoya en el Plan Nacional de Desarrollo, que faculta a la Supersalud para examinar la idoneidad, la responsabilidad y el carácter del interesado en capitalizar una EPS. Todo a propósito para contribuir a la recuperaciónn de la confianza y la legitimidad de nuestro sistema de salud.

También puede leer: OPS: “Países de América no cuentan con recursos suficientes para servicios de salud mental”

Sumado a lo anterior, desde el día uno de la COVID-19 actuamos rápidamente. Nos dimos a la tarea de fortalecer EPS con un buen desempeño, salvar hospitales a través de estrategias de saneamiento financiero y ampliación de su capacidad instalada, pero también de tomar decisiones en donde identificamos debilidades.

Como resultado de nuestro monitoreo permanente, 7 EPS se encuentran en proceso de liquidación, a 3 se les revocó su habilitación para operar en aquellas zonas del país donde identificamos dificultades en materia de aseguramiento, 3 más tienen restricción para afiliar nuevos usuarios, 19 están bajo medida de vigilancia especial, 1 en programa de recuperación y 2 EPS se acogieron al programa de liquidación voluntaria.

Hoy, por estas medidas, son 3 millones de usuarios los que estrenan EPS, con más y mejores servicios, y 13 hospitales se encuentran bajo intervención forzosa administrativa en el empeño de robustecer y sanear la red pública hospitalaria.

También estamos oxigenando a clínicas y hospitales en los 32 departamentos y en Bogotá D.C., a través de la promoción de mesas de flujo de recursos y jornadas de conciliación, mecanismos, que ya existían en la Supersalud, pero, con nuevo aliento y firmeza, nos estamos aproximando a resultados históricos: pagos por 2 billones de pesos, que garantizan liquidez a dichos prestadores en los territorios.

Para lograr esta recuperación, igualmente, hemos tomado decisiones drásticas por incumplimientos a los acuerdos de pago pactados bajo estos mecanismos. Hemos impuesto alrededor de 26 sanciones a 20 EAPB por $7.196 millones y se vienen adelantando 47 investigaciones administrativas contra 44 EAPB, una persona natural y dos representantes legales de EAPB.

El eje principal para contener la transmisión de ese virus que venimos combatiendo es el usuario. Es la razón de ser del sistema, a quién nos le debemos, con corazón y bondad. A su propósito, ajustamos la capacidad de respuesta de nuestro centro de contacto. Sin descanso se atienden los canales habilitados, ampliamos capacidad de respuesta con nuevas oficinas regionales -hoy tenemos ocho- para garantizar total cobertura en el país. Lo anterior se suma a la presencia en 27 Casas del Consumidor y en 26 Unidades para Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

Desde esta perspectiva, hemos brindado alrededor de 4 millones de atenciones a usuarios, de las cuales 1´700 mil   corresponden a peticiones, quejas, reclamos y denuncias (PQRD) formuladas por motivos relacionados con la falta de oportunidad en la asignación de citas de medicina especializada y la no entrega de medicamentos PBS y no PBS.

En medio de todas estas acciones, nos encontramos con la otra pandemia, la del COVID-19, que vino a desnudar las debilidades y las fortalezas del sistema de salud, y que ahora nos reta a consolidar un futuro sostenible para el sector.

Como país logramos ampliar los canales de atención no presenciales, multiplicar las teleconsultas, atenciones domiciliarias y de telemedicina; crear redes de entrega de fórmulas de medicamentos a domicilio; expandir la capacidad instalada de UCI, cuidados intermedios, hospitalización y observación; fortalecer la red diagnóstica e implementar modelos innovadores de Inspección, Vigilancia y Control a través de la supervisión de riesgos mediante la generación de alertas tempranas, consolidando así la coordinación entre los actores del sistema y las autoridades locales y nacionales.

Las teleconsultas en el país pasaron de 368.000 a 3,8 millones (un aumento de más de 1.000%); las UCI, de 5.346 a 10.724 lo que significa un incremento de 200%; las atenciones domiciliarias, de 170.000 a 557.000, más de 327%; y las entregas de medicamentos a domicilio, de 211 mil fórmulas a más de un millón y medio (más de 700%).

La Supersalud confía en su marcha, siempre a la manera que se haga mas sólido el Sistema de Salud, y en virtud de lo ya hecho con oportunidad y eficiencia. Sobre la base de la bondad y la humanización, continuamente dedicados a darle mayor credibilidad a la salud, seguimos, a pasos agigantados, el camino que empezamos a corregir, el camino donde exigimos voluntad, amor y honestidad de todos los actores del sector.

También puede leer: 428 mil pruebas de Covid-19 tomadas con la estrategia DAR

Actualidad

Vacuna de anticovid de segunda generación de CureVac y GSK arroja positivos datos

Los datos preclínicos de la vacuna candidata de segunda generación desarrollada por CureVac y GSK provoca una robusta respuesta inmune en ratones.

Publicado

el

Vacuna de anticovid de segunda generación de CureVac y GSK arroja positivos datos

Este jueves la farmacéutica CureVac dio a conocer los primeros datos preclínicos de la vacuna de segunda generación contra el Covid-19 que está desarrollando junto con su socio GlaxoSmithKline -GSK-. Los datos extraídos de un estudio en ratas muestran que el biológico denominado “CV2CoV” provoca altos niveles de producción de antígenos, y una fuerte respuesta inmune dependiendo de las dosis aplicadas. Por ejemplo, las ratas inmunizadas con dosis de 0,5-40ug mostraron una rápida respuesta después de la primera dosis.

Recordemos, que este biológico se basa en una nueva columna de ARNm, muy distinta la vacuna candidata de primera generación de CureVac que actualmente cursa ensayos clínicos. De otro lado, la inmunización mostró neutralizar las variantes de Dinamarca (B.1.1.298), Reino Unido (B.1.1.7) y Sudáfrica (B.1.351).

El director científico de CureVac,  Igor Splawski explicó que la tecnología de ARNm avanzó enormemente desde que inició el desarrollo clínico de biológicos con esta tecnología a principios de 2020. ” Espoleados por la aparición de variantes del virus que tienen el potencial de afectar a la eficacia de las inmunizaciones de ARNm contra la COVID-19 actualmente aprobadas, CureVac y GSK pretenden desarrollar conjuntamente candidatos a vacunas de segunda generación que ofrezcan respuestas inmunitarias mejoradas y se dirijan a las variantes emergentes. Combinadas con dosis más bajas, estas vacunas de segunda generación podrían permitir también una amplia protección contra cepas seleccionadas en un formato de vacuna multivalente” añadió Splawski.

También puede leer: Vacunación a comunidades indígenas comienza en Bogotá

De otro lado, Roger Connor, presidente de I+D de vacunas de GSK aseveró que para luchar eficazmente contra la pandemia, se necesitarán diferentes vacunas capaces de responder a las nuevas variantes. Así mismo, se mostró satisfecho con los resultados de los ensayos preclínicos ya que evidencian el potencial de la tecnología de ARNm desarrollada de manera articulada entre las dos compañías.

Es preciso decir, que la “CV2CoV” se basa en un ARN mensajero con mejoras específicas diseñadas para mejorar la estabilidad intracelular del ARNm, lo que se traduce en una acción más prolongada de la expresión de las proteínas. Estas optimizaciones permiten potencialmente una fuerte respuesta inmunitaria a dosis bajas, lo que fomentará la creación de inmunizaciones anticovid multivalentes de rápida propagación.

Finalmente, las compañías afirmaron que proyectan que los primeros ensayos clínicos de su vacuna de segunda generación comiencen en el tercer trimestre de este año.

Continuar leyendo

Actualidad

Colombia regula el trabajo en casa: ¿qué debe saber sobre la Ley 2088?

El Senado de la República aprobó en debate el proyecto de ley que busca regular el trabajo en casa. En él se establece esta figura como una modalidad laboral y no como forma de contratación. La Ley 2088 fue sancionada por el Congreso de la República el 12 de mayo.

Publicado

el

colombia regula trabajo en casa

El pasado 12 de mayo, el Congreso de la República sancionó la Ley N° 2088 con la que se expiden los lineamientos para el trabajo en casa. De acuerdo con la normativa, esta modalidad habilita al servidor público o privado para desempeñar sus actividades laborales en espacios distintos al habitual, sin modificar la naturaleza del contrato o relación laboral, o legal y reglamentaria respectiva, ni tampoco desmejorar las condiciones del contrato laboral, cuando se presenten circunstancias ocasionales, excepcionales o especiales que impidan que el trabajador pueda realizar sus funciones en su lugar de trabajo.

Las normativa para el trabajo en casa no solo aplica para profesiones o actividades que funcionen con las nuevas tecnologías. La ley se extiende a cualquier tipo de trabajo o labor que no requiera la presencia física del trabajador o funcionario en las instalaciones de la empresa o entidad. La modalidad ha sido aoptada por numerosas empresas a raíz de la pandemia, para evitar una interrupción temporal o definitiva en los servicios que preste. Antes de la aprobación del Congreso, el proyecto de ley 352/20S–429/20C recibió el visto bueno del Senado de la República en marzo, tras realizar varios ajustes a las propuestas que pretendían regular esta forma de trabajo. Cabe resaltar que actualmente un gran número de personas continúa laborando en estos términos.

El aspecto más importante de la ley del trabajo en casa es la diferenciación del teletrabajo. De esta manera, el teletrabajo se entenderá como el trabajo que vincula y necesita medios tecnológicos para su ejecución, mientras que el trabajo en casa será concebido como una medida ocasional, temporal y excepcional, en el que la tecnología no será el único recurso a tener en cuenta.

Al respecto, el ministro del trabajo, Ángel Custudio Cabrera mencionó ante el Senado que las condiciones para el teletrabajo y el trabajo en casa son distintas: en el primer caso, éste deberá quedar estipulado en el contrato de vinculación laboral; en el segundo, la medida deberá quedar registrada por escrito desde la fecha de implementación. De igual forma manifestó que el 93% de las personas realizan labores domésticas durante su jornada de trabajo, por ello se deben tener en cuenta nuevas medidas para conciliar el ámbito personal y laboral.

“No se cambia la naturaleza de la relación o el contrato laboral que tengan las partes. Esto significa que todo lo que existe en el código sustantivo del trabajo frente a los derechos laborales se conserva en su totalidad. Esta norma no toca ningún trabajo del código sustantivo del trabajo”, comentó el ministro del Trabajo, Ángel Custodio Cabrera al hablar del trabajo en casa.

También le puede interesar: ¿Cómo se regularía el teletrabajo en Colombia?

Estos son los puntos fuertes de la implementación del trabajo en casa

Desde el proyecto de ley -cuya siguiente fase es la espera de la conciliación para la sanción final-, se especifica que el trabajo en casa no es una nueva modalidad de contratación. Sin embargo, se habilita como figura de transición y el teletrabajo. Adicionalmente a ello, se debe prestar atención a los siguientes aspectos:

  • La jornada laboral máxima será de 8 horas diarias y 48 horas semanales. Las horas extra no podrán superar las 2 horas diarias y las 12 horas semanales.
  • Los trabajadores deberán realizar sus labores en el horario pactado en el contrato. No deberá tener sobrecargas adicionales para el trabajo en casa. Será el empleador quién decida cómo medir el desempeño de sus colaboradores, cumplimiento de metas, así como el mecanismo para el reporte y/o resultados de éstas.
  • Los trabajadores contarán con las mismas garantías pactadas al comienzo de la relación laboral: jornada laboral, pago de horas extras, pago de recargo nocturno, dominical o festivo. Asimismo, la asignación salarial y el pago de prestaciones sociales se mantendrán iguales a lo establecido en la contratación en la modalidad presencial.
  • Se establece el derecho a la desconexión laboral. Los trabajadores y servidores públicos podrán “disfrutar de su tiempo de descanso, permisos, vacaciones, feriados, licencias con el fin de conciliar su vida personal, familiar y laboral”.
  • Los trabajadores que devenguen hasta dos salarios mínimos legales mensuales vigentes y les reconozcan el auxilio de transporte, tendrán un auxilio de conectividad durante el tiempo de trabajo en casa. Estos auxilios no son acumulables.
  • La medida de trabajo en casa podrá habilitarse hasta por 3 meses o hasta el término pactado por las partes, en caso de que persistan las condiciones ocasionales, excepcionales o especiales que impidieron que el trabajador pudiera realizar sus funciones en su lugar de trabajo hasta que desaparezcan.
  • Durante el tiempo que se presten los servicios o actividades bajo la habilitación del trabajo en casa el servidor público o trabajador del sector privado continuará amparado por las acciones de promoción y prevención, así como de las prestaciones económicas y asistenciales, en materia de riesgos laborales.
  • Además de ello, la ARL a la que se encuentre afiliado el empleador, deberá promover programas que permitan garantizar condiciones de salud física y mental, así como la seguridad en el trabajo, para lo cual los empleadores deberán comunicar y actualizar ante la Administradora de Riesgos Laborales los datos del trabajador y en aquellos casos en que sea necesaria la prestación del servicio o el desarrollo de actividades en un lugar diferente al inicialmente pactado en la relación laboral.

Sumado a esto, la medida establece que los empleadores no podrán realizar ningún requerimiento o formular órdenes fuera de la jornada laboral. Para garantizar que la normativa se cumpla, se designó al Ministerio del Trabajo para realizar la inspección, vigilancia y control en el desarrollo de las actividades reguladas con esta nueva ley.

Consulte aquí el documento con las disposiciones del trabajo en casa:

También le puede interesar: Gobierno establecerá la Política Pública Social para Habitantes de Calle 2021 – 2031

Continuar leyendo

Actualidad

Vacunación a comunidades indígenas comienza en Bogotá

La Secretaría Distrital de Salud informó que, según lo dispuesto por el Gobierno Nacional, ha comenzado la inmunización para el coronavirus en las comunidades indígenas que habitan en la capital del país

Publicado

el

vacunacion comunidades indigenas comienza bogota

La Secretaría Distrital de Salud presentó nuevos avances del Plan de Vacunación contra covid-19. En la ciudad actualmente se adelantan la etapa 1 y 2, siendo el objetivo principal los adultos mayores. De igual manera, se está implementando la etapa 3 con los requerimientos que ello implica. Sin embargo, también merece un reconocimiento la labor que las autoridades de salud realizan con las comunidades indígenas, para brindar mayor información sobre la vacunación y su importancia.

Hasta el momento se ha realizado trabajo pedagógico con las comunidades Muisca (de Bosa y Suba), Pastos, Kichwa, Monifue Uruk-Uitoto, Inga y Camëntsá Biya. Pero, se están realizando acciones pedagógicas para lograr estos acercamientos con otros grupos indígenas que no fueron mencionados pero que también habitan en la capital del país. En lo referente a la vacunación, la entidad informó que las jornadas comenzaron el 5 de mayo con la inmunización del pueblo Muisca, residente en Suba, que fue vacunada dentro de su propio cabildo.

En esa oportunidad, 68 adultos mayores fueron inmunizados. Se espera llevar a cabo una segunda jornada este 14 de mayo, con el fin de inocular el fármaco con la población restante. “Firmamos un acuerdo entre nuestra medicina ancestral y la occidental para combatir a este coronavirus. Todos son bienvenidos, invitamos a que se apliquen las vacunas, para lo cual pueden comunicarse con sus comuneros o líderes para ser incluidos en las bases de datos”, indicaron las autoridades del Cabildo Muisca de Suba en el que invitaron a su comunidad a integrarse al Plan Nacional de Vacunación.

La segunda comunidad indígena con la que se ha tenido mayor cercanía en este proceso es Los Pastos. Para ellos se programó su vacunación en las residencias estudiantiles de la Universidad Nacional, en el que se vacunaron 13 personas el pasado 9 de mayo. También se espera programar una segunda jornada para que los adultos mayores de esta comunidad sean inmunizados.

Para el próximo 15 de mayo se ha programado la vacunación a la población Muisca residente en Bosa. En esta jornada, las autoridades de salud esperan inmunizar a 150 adultos mayores que hacen parte de este grupo indígena. Adicionalmente a ello, se espera concertar las jornadas correspondientes para los pueblos indígenas que todavía no comienzan este proceso.

También le puede interesar: Impuesto a licores, cigarrillos y juegos de azar le aportaron $1,4 billones al sistema de salud

¿Cuáles son los puntos más importantes en los diálogos con las comunidades indígenas?

De acuerdo con la Secretaría Distrital de Salud, desde la Subdirección de Gestión y Evaluación en Políticas Públicas en Salud Pública se ha realizado una indagación sobre la opinión de las comunidades indígenas frente a la vacunación. También se ha trabajado en la revisión de las personas pertenecientes a estos grupos, para identificar aquellas que están priorizadas para las etapas actualmente en desarrollo.

“Uno de los aspectos más importantes para la sensibilización de las comunidades indígenas sobre la importancia de la vacunación contra el COVID-19 es la comunicación, por lo cual con el apoyo del equipo de la Secretaría de Salud, las Subredes Integradas de Servicios de Salud y los líderes, se han realizado diferentes encuentros, se ha entregado material pedagógico  sobre la vacunación de estas comunidades y se está realizando la traducción de contenidos sobre este tema a sus lenguas”, indica la entidad.

A pesar de esta importante tarea, el tercer pico de covid-19 no da tregua en Bogotá. De acuerdo con el Observatorio de Salud – SALUDATA, el porcentaje de ocupación UCI para pacientes con coronavirus está en el 94%. En cuanto a la ocupación UCI a nivel general, el porcentaje está en el 92.5% con fecha de corte al 13 de mayo. Durante la mañana de hoy, la alcaldesa mayor, Claudia López informó a la opinión pública que es positiva a covid-19.

También le puede interesar: 37 IPS de Santander recibirán $5.510 millones por acuerdos de pago con EPS

Continuar leyendo

Tendencias

Indicadores / Cifras