Conéctate con nosotros

Actualidad

Regular precios de dispositivos médicos piden las organizaciones de salud

A través de una carta varias organizaciones de Salud piden al Presidente, Iván Duque, regular los precios de los dispositivos médicos prioritarios.

Publicado

el

Regulación de precios de dispositivos médicos piden las organizaciones de salud

En una misiva dirigida al presidente Iván Duque, varias organizaciones de salud piden que los precios de los dispositivos médicos e implementos médicos prioritarios sean regulados y controlados de manera inmediata, así mismo, piden al Jefe de estado eximir estos dispositivos del IVA.

Esta manifestación, obedece al pronunciamiento de la Organización Mundial de la Salud -OMS- y la Organización Panamericana de la Salud -OPS- quienes han dado a conocer el listado de dispositivos médicos prioritarios en el contexto de la pandemia por COVID-19. Esta lista ha sido nuevamente actualizada recientemente.

“En nombre del Talento Humano en Salud (THS), nos permitimos solicitar de manera inmediata el control y regulación de LOS PRECIOS DE TODOS LOS DISPOSITIVOS, EQUIPOS E IMPLEMENTOS MÉDICOS PRIORITARIOS para atender esta crisis. De igual forma, es necesario decretar el retiro del IVA en la producción y venta de dichos equipos e implementos que permiten la protección, detección temprana y lucha contra el COVID-19, con la finalidad de facilitar su producción y adquisición en todo el país” apunta la carta dirigida al primer mandatario.

También puede leer: Esta es la estrategia sanitaria para tratar el COVID-19

La petición además busca hacerle frente al acaparamiento de estos dispositivos que está empezado a surgir a raíz de la escasez y la urgente necesidad de los mismos.

Con la implementación de esta medida se eliminarán barreras de acceso y los profesionales de la salud podrán acceder de manera eficaz, ética y oportuna a los insumos necesarios para atender a los pacientes con sintomatología respiratoria.

Finalmente, la carta concluye afirmando que: “debemos ser coherentes, conscientes y consecuentes con las limitaciones económicas mundiales, así como del momento de crisis que estamos atravesando por causa de la pandemia, hecho, que requiere hacer un uso racional de nuestros finitos recursos económicos y adoptar medidas urgentes para garantizar estos dispositivos e insumos”

EVAfq1bUYAMJgsX

Actualidad

Invima ingresa a la Coalición Internacional de Autoridades Reguladoras de Medicamentos

El Invima informó que ahora es un miembro asociado de la Coalición Internacional de Autoridades Reguladoras de Medicamentos.

Publicado

el

Invima ingresa a la Coalición Internacional de Autoridades Reguladoras de Medicamentos

El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos – Invima informó que ahora es miembro asociado de la Coalición Internacional de Autoridades Reguladoras de Medicamentos -ICMRA conformada por las principales reguladoras de fármacos del mundo, lo que representa sin duda un avance en el posicionamiento y reconocimiento internacional de la entidad.

La ICMRA tiene como objetivo abordar los retos actuales y emergentes en cuanto a la regulación y seguridad de medicamentos mediante esfuerzos articulados entre las autoridades sanitarias de distintos países a través del intercambio de información, con lo que se logra aprovechar mejor los recursos sanitarios limitados.

Este reconocimiento muestra que la entidad regulatoria (Invima) se está fortaleciendo para a optimizar el desarrollo de las labores de inspección, vigilancia y control sanitario de los productos de su competencia con un enfoque de riesgo, lo que desemboca en servicios y medicamentos con altos estándares de calidad que protege la salud pública.

Adicional a esto, como miembro de la ICMRA, el Invima podrá ser calificado por la OMS, haciendo uso de la  herramienta de evaluación comparativa global (Global Benchmarking Tool) que evalúa los sistemas de regulación sanitaria de cada nación participante, arrojando un indicador relativo al nivel del sistema.

La OMS e ICMRA han aunado esfuerzos para mantener y promover las prácticas normativas más rigurosas basadas en pruebas científicas mediante el apoyo a la armonización de los procesos normativos en todos los países principalmente para monitorear la eficacia, calidad y seguridad de las vacunas y los medicamentos contra el covid-19.

También puede leer: Buenos Aires reporta pocas camas UCI disponibles

más sobre la ICMRA

Según su sitio oficial, la Coalición Internacional de Autoridades Reguladoras de Medicamentos (ICMRA) es una entidad voluntaria, de nivel ejecutivo, de coordinación estratégica, promoción y liderazgo de autoridades reguladoras que trabajan juntas para: abordar los desafíos regulatorios y de seguridad de la medicina humana actuales y emergentes de manera global, estratégica y continua, transparente, autorizada e institucional, proporcionar orientación para áreas y actividades comunes a las misiones de muchas autoridades reguladoras, identificar áreas de sinergias potenciales y siempre que sea posible, aproveche las iniciativas / habilitadores y recursos existentes.

Miembros:

  1. Australia: Administración de productos terapéuticos (TGA)
  2. Brasil: Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA)
  3. Canadá: Rama de alimentos y productos sanitarios Health Canada (HPFB-HC)
  4. China: Administración Nacional de Productos Médicos (NMPA)
  5. Unión Europea: Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea (DG SANTE)
  6. Unión Europea: Agencia Europea de Medicamentos (EMA)
  7. Francia: Agencia Nacional para la Seguridad de Medicamentos y Productos Sanitarios (ANSM)
  8. Alemania: Paul-Ehrlich-Institut (PEI)
  9. México: Comisión Federal de Protección contra Riesgos a la Salud (COFEPRIS)
  10. India: Ministerio de Salud y Bienestar Familiar (MoHFW)
  11. Irlanda: Autoridad Reguladora de Productos Sanitarios (HPRA)
  12. Italia: Agencia Italiana de Medicamentos (AIFA)
  13. Japón: Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar (MHLW)
  14. Japón: Agencia de Productos Farmacéuticos y Dispositivos Médicos (PMDA)
  15. República de Corea: Ministerio de Seguridad de Alimentos y Medicamentos (MFDS)
  16. Países Bajos: Junta de Evaluación de Medicamentos (CBG-MEB)
  17. Nueva Zelanda: Autoridad de Seguridad de Medicamentos y Dispositivos Médicos de Nueva Zelanda (Medsafe)
  18. Nigeria: Agencia Nacional para la Administración y el Control de Alimentos y Medicamentos (NAFDAC)
  19. Singapur: Autoridad de Ciencias de la Salud, Singapur (HSA)
  20. Sudáfrica: Autoridad Reguladora de Productos Sanitarios de Sudáfrica (SAHPRA)
  21. Suecia: Agencia Sueca de Medicamentos (MPA)
  22. Suiza: Swissmedic
  23. Reino Unido: Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA)
  24. EE.UU .: Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA)

Miembros asociados:

  1. Argentina: Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Productos Sanitarios (ANMAT)
  2. Austria: Agencia Austriaca de Medicamentos y Productos Sanitarios (AGES)
  3. Cuba: Centro de Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Productos Sanitarios (CECMED)
  4. Dinamarca: Agencia Danesa de Medicamentos (DKMA)
  5. Israel: Ministerio de Salud (MOH)
  6. Polonia: Oficina de Registro de Medicamentos, Productos Sanitarios y Biocidas (URPL)
  7. Rusia: Servicio Federal de Vigilancia Sanitaria (Roszdravnadzor)
  8. Arabia Saudita: Autoridad de Alimentos y Medicamentos de Arabia Saudita (SFDA)
  9. España: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS)
  10. Colombia: Instituto Nacional de Vigilancia de Alimentos y Medicamentos (INVIMA)
Continuar leyendo

Actualidad

¿Cómo avanza la cobertura sanitaria universal?

Cobertura sanitaria universal no quiere decir gratuidad en todas las intervenciones sanitarias ya que ninguna nación podría tener un sistema de salud sostenible.

Publicado

el

¿Cómo avanza la cobertura sanitaria universal

Según la Organización de las Naciones Unidas la mitad de la población mundial no accede a servicios básicos de salud y 100 millones de personas al año quedan bajo el umbral de pobreza debido al pago de estos servicios, lo que sin duda constituye una violación al derecho a la salud.

Recordemos, que en el artículo  25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos se establece que toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud. Adicional a esto la Organización Mundial de la Salud resalta que todas las personas deben poder ejercer el derecho a la salud, sin discriminación por motivos de raza, edad, pertenencia a grupo étnico u otra condición.

Para que este derecho pueda ser ejercido sin obstáculos se estableció el concepto de “cobertura sanitaria universal” que tiene como fin que todas las personas y comunidades reciban servicios de salud sin necesidad de generar un gran gasto para pagarlos. Pero su nombre no solo hace referencia a la cobertura de toda la población sino a que abarca toda la gama de servicios de salud esenciales, desde la promoción de la salud hasta la prevención, el tratamiento, la rehabilitación y los cuidados paliativos.

Esta cobertura blinda a las personas de padecer por algunas de las más importantes enfermedades y causas de muerte, ya que el acceso a los servicios debe contar con la calidad suficiente para mejorar la salud de las personas que los reciben. Así mismo, al eliminar las consecuencias financieras del pago de servicios sanitarios se reduce el riesgo de que la población se empobrezca como resultado de una enfermedad inesperada.

Es preciso mencionar, que entre los Objetivos del Desarrollo Sostenible está lograr la cobertura sanitaria universal, no solo para lograr las metas individuales de cada país en materia de salud sino para sentar las bases de un desarrollo económico sólido a largo plazo.

También puede leer: Conozca los criterios para las Salas Amigas de la Familia Lactante

Abecé de la cobertura sanitaria universal

Cabe resaltar, que la cobertura sanitaria universal no quiere decir gratuidad en todas las intervenciones sanitarias ya que ninguna nación podría tener un sistema de salud sostenible si fuera de esta forma. Si embargo, si asegura la cobertura de un conjunto de servicios de salud mínimos pero con protección financiera.

No obstante, tampoco hace referencia únicamente a la financiación de la salud sino que contiene todos los componentes del sistema de salud: el personal sanitario, las instalaciones sanitarias o las redes de comunicación, las tecnologías sanitarias, los sistemas de información, los mecanismos de garantía de la calidad, la gobernanza y la legislación. Del mismo modo, tiene un componente especifico de salud pública que incluye proyectos de potabilización del agua, campañas de prevención de enfermedades, y control de reproducción de mosquitos.

De otro lado la ONU menciona que Para avanzar hacia la cobertura sanitaria universal es preciso fortalecer los sistemas sanitarios en todos los países. Es esencial asimismo contar con estructuras de financiación sólidas. Si la gente tiene que pagar la mayoría de los gastos de salud de su propio bolsillo, los pobres serán incapaces de obtener muchos de los servicios que necesitan, e incluso los ricos se verán expuestos a dificultades económicas en caso de enfermedad grave o prolongada. El acopio de fondos procedentes de fuentes de financiación obligatorias (como las contribuciones obligatorias al seguro médico) permiten repartir los riesgos financieros relacionados con una enfermedad entre la población.

Por otro lado, para mejorar la cobertura existente es imperativo invertir en el talento humano en salud ya que muchos de los resultados de la atención dependen de la disponibilidad, accesibilidad y capacidad de ellos. Estas inversiones a largo plazo son costobeneficiosas y mejoran la equidad en el acceso a la salud. A esto debe sumarse una buena gobernanza, buenos sistemas de adquisición y suministro de medicamentos y dispositivos médicos y sistemas de información en salud eficientes.

¿Cómo se mide la cobertura sanitaria universal?

Para medir los progresos hacia la cobertura sanitaria universal es preciso centrarse en dos vertientes de datos: la proporción de la población que puede tener acceso a servicios de salud esenciales de calidad y la proporción de la población que gasta sumas importantes del presupuesto familiar en la salud.

De otro lado, la ONU aplica 16 servicios de salud esenciales como indicadores del nivel y la equidad de cobertura en salud, estas se agrupan a su vez en cuatro categorías:

Salud reproductiva, de la madre, el recién nacido y el niño:

  • planificación familiar
  • atención durante el embarazo y el parto
  • inmunización infantil completa
  • comportamiento de búsqueda de atención de salud en caso de neumonía.

Enfermedades infecciosas:

  • tratamiento de la tuberculosis
  • tratamiento de la infección por el VIH con antirretrovíricos
  • tratamiento de la hepatitis
  • uso de los mosquiteros tratados con insecticida para la prevención del paludismo
  • saneamiento adecuado

Enfermedades no transmisibles:

  • prevención y tratamiento de la hipertensión arterial
  • prevención y tratamiento de la hiperglucemia
  • detección del cáncer cervicouterino
  • (no) consumo de tabaco

Servicios: capacidad y acceso:

  • acceso a servicios hospitalarios básicos
  • densidad de personal sanitario
  • acceso a los medicamentos esenciales
  • seguridad sanitaria: cumplimiento del Reglamento Sanitario Internacional
Continuar leyendo

Actualidad

El Presupuesto Máximo 2021 aumentó o disminuyó? y como lo afecta a Ud.

Hoy entenderemos si los Presupuestos Máximos se incrementaron o disminuyeron en el 2021, y que significa para las empresas que proveen las tecnologías y los pacientes y su calidad de vida… o de muerte.

Publicado

el

Presupuesto Máximo 2021

Nuestro sistema de salud sigue convulsionado por la adopción de la estrategia de los Presupuestos Máximos dentro del concepto de “no repetición” que para ser sincero, es un fracaso (hasta el momento) al menos en su estructura fundacional de freno para el surgimiento de cartera, tanto como un acierto en la trazabilidad para el uso de estas tecnologías; Hoy quiero aclarar algunos temas que considero claves sobre el particular y sobre el futuro del derecho fundamental a la salud.

La sospecha perenne sobre la insuficiencia del recurso

Una parte significante de los actores siguen sospechando, sin confirmación real que los Presupuestos Máximos asignados no alcanzan para la compra inteligente de la canasta de servicios que tienen bajo su responsabilidad; dentro de este grupo claramente destacan asociaciones de pacientes y profesionales junto a sociedades científicas.

Algo generalmente común dentro de estas expresiones permanentes, es la ausencia de evidencia que respalde tales afirmaciones, mas allá de casos particulares (pacientes) que se exhiben como trofeos de guerra, frente a un auditorio tan desarmado de data e información que les inhiba del sumarse inapropiadamente al analfabetismo sectorial que promueve una creciente desconfianza en los actores involucrados en el bienestar sanitario de esta necesitada sociedad.

No es cierto que el asignar un “techo” genere automáticamente una barrera de acceso al derecho fundamental a la salud, menos cuando por primera vez enfrentamos a un rector del sistema proactivo, vigilante de la trazabilidad del uso de la fuente, y actuante frente a la probabilidad de superación, como ya ocurrió al finalizar el año anterior.

Tamaños del Presupuesto Maximo en 2020

Para el inicio de marzo de 2020 ya teníamos conocida la cifra que debíamos administrar con sabiduría el techo asignado para esos restantes 10 meses; y digo claramente “administrar” y no asegurar, porque frente al surgimiento del riesgo de superación, la ADRES y el Minsalud deberían intervenir inyectando recursos para mantener la suficiencia del recurso, alejando el proceso de un modelo de aseguramiento.

Ese valor fue de $ 3.3 billones para las EPS del régimen contributivo y solo $594 mil millones para aquellas del subsidiado, para un total de $ 3,89 Billones.

En noviembre se produce el ajuste de $ 94 mil millones para el RC, y para el RS se asignaron $ 112 mil millones, para un total de $ 206 mil millones.

Al final para el período de diez meses del 2020, se asignaron $ 4,1 Billones de pesos, que prorrateado al año nos revela la primera cifra buscada: $4,92 billones anuales.

Primer intento 2021: el PM de un cuatrimestre

Con la resolución 043 de 2021 el Ministerio de Salud fijó el presupuesto máximo (PM) que se le transferirá a cada una de las EPS de los regímenes contributivo y subsidiado para los meses de enero, febrero, marzo y abril del 2021.

Los valores fueron: $1,4 billones para el RC, y $ 266 mil millones para el RS; para un total del cuatrimestre de $ 1,6 Billones.

Extrapolando ese recurso a la anualidad, tendríamos que el Ministerio de salud habría pensado asignar $ 4,2 billones para el 2021, cifra que ya ha sido revisada en la siguiente y propositiva resolución que anualiza los Presupuestos Máximos en el 2021.

el Presupuesto Máximo del 2021

Ya tenemos conocido y discutido un proyecto de resolución que establece los recursos anuales completos asignados para los Presupuestos Máximos en el 2021 así: $4 billones para el RC y $ 907 mil millones para el régimen subsidiado, para un total de $ 4,9 billones.

Presupuesto Maximo 2021 RC
Presupuestos Máximos RC vigencia 2021 (Resolución en borrador)
Presupuesto Maximo 2021 RS
Presupuestos Máximos RS vigencia 2021 (Resolución en borrador)

Primera Conclusión

NO existe un incremento del Presupuesto Máximo entre 2020 y 2021. Se han asignado los mismos recursos que se usaron en 2020.

De entrada ello nos indica que, solamente el impacto de la inflación sectorial del 2020, ya le habría restado capacidad de compra en el 4,96% a este techo.

Segunda conclusión

Los datos analizados por CONSULTORSALUD provenientes de la fuente oficial de captura (MIPRES) y digitados directamente por profesionales del sector salud, nos enfrentan con la evidencia (positiva por cierto), que la herramienta Mi Prescripción se convirtió durante el año pandémico en un factor protector de la adherencia de los pacientes.

Seguramente habrá casos particulares (igual de importantes que la gran mayoría) que no tuvieron acceso, pero hay que reivindicar el gran trabajo especialmente de los prescriptores e IPS y sus pacientes, que nos mostraron que durante esos 365 dias, el flujo de personas atendidas cuando menos se mantuvo, pero en la mayoría de los escenarios de patologías se incrementó; SÍ, se incrementó.

Este comportamiento va en contravía, del uso de los recursos y servicios con cargo a la UPC, que nos ha dejado ver un panorama completamente diferente, en donde el número de personas atendidas cayó dolorosamente, confirmando lo esperado dentro del concepto “segunda ola covid”.

seis (6) Preguntas claves sobre Presupuestos Máximos

Estas realidades deberían llevarnos al escenario de las siguientes preguntas claves:

  • Porque hubo pérdida de adherencia tan elevada en los pacientes que requerían servicios con cargo a UPC?
  • Porqué NO hubo pérdida de adherencia cuando esos mismos pacientes necesitaron prescripciones especiales de MIPRES, con cargo a Presupuestos Máximos?
  • Influye en este comportamiento la disponibilidad de la herramienta electrónica y On Line de MIPRES?
  • Es causa importante de estas condiciones la contratación fraccionada de tecnologías con cargo a UPC y PM, generalmente en redes diferentes?
  • Porqué se congeló el PM para el 2021, si tenemos evidencia que los pacientes ahora los usan con más frecuencia?
  • Porque sigue surgiendo cartera, si los recursos están, y son girados anticipadamente a las EPS?

Al final, y cualquiera que sea la respuesta o respuestas correctas, también deberíamos volcar la mirada hacia la evaluación de los resultados de estas intervenciones. Nos preocupa sobre manera en CONSULTORSALUD la “anosmia general” que afecta a los actores, despreocupados de su rendición de cuentas con punto focal en la efectividad, y aun camuflada en la eficacia.

Seguimos dándole mayor importancia a la cantidad de actividades de EPS, IPS, OL e Industria Farmacéutica, a los precios, a la oportunidad, mandando al obscurantismo sanitario lo fundamental: el resultado sobre el bienestar y la calidad de vida del paciente.

EL ACCESO A LAS TECNOLOGÍAS FINANCIADAS CON PRESUPUESTOS MÁXIMOS ES MUY DIFERENTE EN CADA EPS Y RÉGIMEN

Sabían ustedes por ejemplo, que la diferencia porcentual entre las diferentes EPS en el uso de las tecnologías oncológicas con cargo a MIPRES, varía entre un 32% en la EPS que permite el mayor acceso (de cada paciente oncológico que usa tecnologías con cargo a UPC, 32 requieren también utilizar tecnologías con cargo a PM), y solo el 4% en la EPS que tiene el acceso más cerrado para sus usuarios. ¿Será que existen diferentes Guías de Práctica Clínica y no nos hemos dado cuenta?

Pero estos golpeadores porcentajes no significan nada, sino somos capaces de entender si los asegurados en la primera EPS son diagnosticados de manera temprana, retrasan la aparición de metástasis o sobreviven mas tiempo, y los segundos están condenados a una muerte temprana, dolorosa y quizás evitable, o en ambas EPS al final el paciente tiene el mismo destino positivo o negativo (Plop).

Esta orfandad es muy delicada, es evitable, tenemos las herramientas para controlarla, pero no se hace nada concreto, y los pacientes siguen en una zona gris, en el analfabetismo de un sector cargado de normas y de innovación, que no les deja ver como hay un subgrupo de colombianos que llegan a disfrutar plenamente el arsenal terapéutico disponible, y otros simplemente, aceptan sin revirar, sin sospechar, sin poder confirmar que las decisiones clínicas, diagnósticas y terapéuticas los relegan, no son iguales para todos, ni lo suficientemente generosas ni oportunas (es deplorable el contraste en los manejos de MIPRES entre las personas del régimen contributivo y subsidiado), y que en muchos casos la preeminencia de la evidencia técnico científica ha sido sustituida consentidamente por catalizadores administrativos y financieros. QUE PENA.

Continuar leyendo

RECOMENDADO

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras