Nuevas orientaciones prácticas de la OMS sobre el mantenimiento de la salud bucal
Conéctate con nosotros

Medicina Clínica

Nuevas orientaciones prácticas de la OMS sobre el mantenimiento de la salud bucal

OMS da nuevas orientaciones prácticas para el mantenimiento de los servicios básicos de salud bucodental.

Publicado

el

Nuevas orientaciones prácticas de la OMS sobre el mantenimiento de la salud bucal

Con la finalidad de abordar necesidades y consideraciones específicas de los servicios básicos de salud bucodental en el contexto de la COVID-19, la Organización Mundial de la Salud -OMS- realizó nuevas orientaciones prácticas  sobre el mantenimiento de estos servicios de salud esenciales.

También puede leer: Colombia entre los mejores países de américa latina con capacidad diagnóstica

¿Cómo evitar la propagación del SARS-CoV-2 en establecimientos de salud bucodental?

Dentro de la recomendaciones  expuesta por la OMS, la entidad recomienda postergar los servicios esenciales ordinarios de salud bucodental –que suelen incluir revisiones, limpiezas y tratamientos preventivos– hasta que disminuya lo suficiente la tasa de contagios de la COVID-19 de la transmisión comunitaria a los conglomerados de casos o conforme a las recomendaciones oficiales a nivel nacional, subnacional o local. Lo mismo se aplica a los tratamientos de estética dental.

Sin embargo, la OMS, indica que en casos de intervenciones de urgencia o emergencia que resulten imprescindibles, estas deben ser realizadas con el fin de propender de una buena  salud bucal.

“La asistencia bucodental de urgencia o emergencia puede incluir intervenciones para atajar infecciones graves, hinchazones, infecciones sistémicas, sangrados abundantes o prolongados, dolores agudos que no sea posible controlar con analgésicos e intervenciones bucodentales que por motivos médicos deban preceder a otros procedimientos urgentes, así como intervenciones por traumatismo dental u orofacial. En caso de duda, el profesional de salud bucodental deberá remitir al paciente a un centro especializado”. Puntualizó la OMS.

Prevención y control de infecciones antes del tratamiento en consultorios de salud bucodental

  • De igual manera, la OMS recomienda que el personal que realiza el triaje en el punto de atención debe guardar una distancia de al menos un metro. En las mejores condiciones, se instalará un panel de vidrio o plástico transparente que sirva de barrera entre dicho personal y los pacientes. Cuando hay transmisión comunitaria, el personal de triaje usará mascarilla médica durante todo el turno.
  • Sin excepción, el personal de asistencia de salud bucodental usará constantemente la mascarilla médica durante sus actividades normales a lo largo del turno, salvo cuando coman o beban. Se cambiarán la mascarilla después de atender a un paciente que por otros motivos requiera precauciones para gotículas respiratorias o contacto.
  • Si hubiera una escasez grave de mascarillas médicas, las caretas pueden ser una buena opción. Según los datos de investigación recopilados, el uso de mascarillas ordinarias o de tela no se considera una opción de las mascarillas médicas para proteger a los trabajadores de salud.
  • Antes del tratamiento, todo el personal involucrado cumplirá las disposiciones de los Cinco Momentos Clave de la Higiene de las Manos de la OMS,14,15 utilizando de preferencia un desinfectante a base de alcohol (entre 60 y 80% de alcohol) si las manos no se ven sucias o con agua y jabón cuando está visiblemente sucias. Hay que secarse las manos con toallas de papel desechables. – Asimismo, se invitará a los pacientes a asearse las manos al llegar y durante el tiempo que dure la visita. – Al llegar al centro de salud bucodental y hasta el momento de ser atendidos, se insta a los pacientes a utilizar mascarillas médicas u ordinarias.
  • Conviene programar las citas de manera tal que, en un momento dado, en la sala de espera haya pocos pacientes y estos puedan guardar una distancia mínima de un metro con los demás.
  • Los pacientes se presentarán solos, a menos que necesiten ayuda de otra persona. Se recabarán los datos de contacto de cada paciente y de cualquiera que lo acompañe.
  • Despliegue carteles en las paredes y distribuya hojas impresas en el consultorio, incluida la sala de espera, en los que se recuerde al personal, los pacientes y los acompañantes la conveniencia de:
  1. frotarse regularmente las manos con un desinfectante a base de alcohol o lavárselas con agua y jabón.
  2. Estornudar o toser cubriéndose boca y nariz con el hueco del codo o sobre un pañuelo desechable y tirar este inmediatamente en la papelera, de preferencia una con tapa. – A la zona de tratamiento solo ingresarán el paciente y el personal que lo va a atender.

Protección del personal y los pacientes durante los tratamientos bucodentales

Así mismo, la OMS ha recomendado que se despeje todas las superficies de trabajo en la zona de tratamiento cuando se atienda un paciente.

  • Compruebe que todo el personal esté capacitado para usar correctamente el equipo de protección personal (EPP), después de una evaluación de riesgos, y ponga en práctica las precauciones ordinarias: uso de guantes, bata desechable impermeable, protección ocular (gafas protectoras o una careta que proteja el frente y los lados de la cara) y una mascarilla médica. Cuando se realizan procedimientos generadores de aerosoles se recomienda el uso de una mascarilla respiratoria de clase N95, FFP2 o mayor.
  • Procure que todo el personal involucrado en el tratamiento esté capacitado y sepa cómo colocarse, usar y quitarse correctamente el EPP para no contaminarse.
  • Antes del examen o el comienzo de cualquier procedimiento, pídale al paciente que se enjuague la boca con peróxido de hidrógeno al 1% o yodopovidona al 0,2% durante 20 segundos con el fin de reducir la carga de microbios de la flora bucal, incluido el virus SARS-CoV-2, en la saliva.

En los lugares donde la transmisión comunitaria es extensa durante la pandemia de COVID-19 se justifica el concepto de servicios esenciales de salud bucodental. Hay que evitar o reducir a su mínima expresión los procedimientos generadores de aerosoles y conceder prioridad a las intervenciones de invasión mínima utilizando instrumental manual. El enjuague bucal con antiséptico antes del examen se considera esencial; se practicará el examen táctil y visual sin efectuar radiografías intrabucales. Se recomiendan los siguientes enfoques de tratamiento:

  • Dolor, tumefacción o absceso agudos causados por infección oral o fractura dental: anestesia local, incisión y drenaje, antibioticoterapia, desvitalización de la pulpa de las caries profundas abiertas o acceso directo en los dientes rotos y cariados mediante excavación manual y curación, extracción no quirúrgica de la pieza dental (tratamiento acorde con el diagnóstico).
  • Dolor agudo o hemorragia por periodontitis aguda: anestesia local, raspado y limpieza manuales, antibioticoterapia, enjuague bucal con antiséptico.
  • Dentadura rota: reparación intraoral sencilla (realineamiento)
  • Envío de la prótesis al mecánico dental después de desinfectarla correctamente.
  • Rotura de prótesis de ortodoncia: extracción o fijación de las prótesis de este tipo que causan dolor o irritación.
  • Caries dental extensa o restauraciones defectuosas que causan dolor: utilizar las técnicas de restauración no invasora que corresponda, como la aplicación de floruro diamino de plata (FDP) o de ionómero de vidrio.

Cuando no haya más remedio que practicar un procedimiento generador de aerosoles, solicite la asistencia de un colega (odontología a cuatro manos), aplique aspiración de gran velocidad y utilice un dique de goma, siempre que ello sea posible; además, use el EPP adecuado, incluida una mascarilla respiratoria de clase N95 o FFP2 o más alta que se ajuste bien.

  • Para reducir aún más la posibilidad de transmisión por vía aérea, procure que haya una ventilación suficiente en todas las zonas asistenciales.
  • Absténgase de usar la escupidera. Es preferible pedirle al paciente que escupa en un vaso desechable o aplicar aspiración de gran velocidad.
  • Conceda prioridad a los tratamientos que se terminan en una sola sesión para evitar otras consultas por la misma causa.

Finalmente, la OMS indica que durante la pandemia de COVID-19, efectúese un ciclo de limpieza y desinfección ordinarias de toda la zona de tratamiento (superficies del entorno) aplicando los procedimientos operativos uniformes.

Así mismo, procure que todas las superficies muy manoseadas (manijas, sillas, teléfonos y los escritorios de la recepción) se limpien regularmente frotándolas con un cepillo o un paño con detergente a fin de eliminar y reducir la materia orgánica antes de la desinfección.

Documento adjunto

Medicina Clínica

Prueba podría determinar el riesgo de que un medicamento cause daño hepático

Un grupo de científicos descubrió un método experimental que puede predecir el riesgo de que los medicamentos causen daño hepático.

Publicado

el

Prueba podría determinar el riesgo de que un medicamento cause daño hepático

Un grupo de científicos estadounidenses y japoneses descubrió un método experimental que puede predecir el riesgo de que los medicamentos causen daño hepático en un paciente. El estudio ya fue publicado en la revista “Nature Medicine” y explica que el test genético identifica una puntuación de riesgo poligénico que evidencia cuándo un fármaco representa riesgo de lesión hepática inducida por medicamentos.

Los científicos pertenecientes al Cincinnati Children’s Hospital y a la Universidad Médica y Dental de Tokio y Takeda Pharmaceutical señalaron que sus hallazgos dan un paso más cerca a la solución de un problema que aqueja desde hace muchos años a los desarrolladores de medicamentos.

También puede leer: Crean herramienta que permite conocer el riesgo individual de la COVID-19

Hasta el momento no existe una forma de determinar si un medicamento que funciona bien en un grupo de personas, causa daño hepático en un grupo más reducido, lo que ha provocado que fármacos con un buen futuro fracasen en los ensayos clínicos.  “Si pudiéramos predecir qué individuos estarían en mayor riesgo, podríamos recetar más medicamentos con más confianza” afirma Jorge Bezerra, director de la División de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición en el Cincinnati Children’s.

Con este estudio se podría estar muy cerca de desarrollar un test que pueda evidenciar una puntuación genética que permita al paciente conocer su riesgo de desarrollar problemas en el hígado asociados. Implementando este avance que identificaría quienes tienen mayor riesgo los especialistas podrían determinar que medicamentos pueden ser recetados con mayor confianza.

A partir de este estudio y la aplicación de esta prueba, se podrían excluir a personas tendientes a sufrir daño hepático de ensayos clínicos. Además, los médicos tratantes podrían tomar determinaciones que antes no hubieran pensado como cambiar los medicamentos, las dosis e incluso a realizar un seguimiento sobre la toma de un medicamento particular a un paciente vulnerable.

Desarrollo de un identificador de daño hepático

El equipo desarrolló la puntuación de riesgo volviendo a analizar varios estudios de asociación de todo el genoma que habían identificado una larga lista de variantes genéticas que podrían indicar una probabilidad de una mala reacción en el hígado a varios compuestos. Al combinar los datos y aplicar varios métodos matemáticos de ponderación, el equipo encontró una fórmula que parece funcionar.

La puntuación que se genera tiene más de 20.000 variantes genéticas, que tienen un asombroso poder de predicción basados en datos genómicos. Esta puntuación fue puesta a prueba con medicamentos conocidos como: ciclosporina, bosentán, troglitazona, diclofenaco, flutamida, ketoconazol, carbamazepina, amoxicilina-clavulanato, metapirileno, tacrina, acetaminofén y tolcapone

Es preciso decir, que la prueba funcionaría en diferentes tipos de medicamentos ya que la puntuación se centra en un conjunto de mecanismos comunes que utiliza el hígado para metabolizar un fármaco.

También puede leer: $3,96 billones giró la ADRES en agosto para el aseguramiento en salud

Continuar leyendo

Medicina Clínica

Investigadores confirman infección cerebral por Sars-Cov-2

Los científicos a cargo descubrieron que éste sería el factor asociado a los cambios neurológicos que sufren algunos pacientes con COVID-19

Publicado

el

Investigadores confirman infección cerebral por Sars-Cov-2

Tras un arduo estudio, un grupo de científicos demostró que el SARS-Cov-2 infecta a células progenitoras neurales humanas y organoides del cerebro. La investigación fue llevada a cabo por el Instituto de Tecnología Avanzada de Shenzhen (SIAT, en inglés) y colaboradores de la Universidad de Hong Kong. Los hallazgos se dieron a conocer en Cell Research

Desde que surgió el brote, la manifestación más común ha sido la enfermedad respiratoria, con síntomas de SRAS. Sin embargo, con el paso del tiempo también se han reportado dolores de cabeza, anosmia, ageusia, confusión, encefalopatías y otra sintomatología relacionada con afectaciones del sistema neurológico. Sin embargo, para el momento en que se publicaron estos resultados, no había evidencia científica que demostrara que fueran provocados directamente por la infección. 

Los autores, a modo de presentación, explican que han habido algunos indicios: 

  • Un estudio realizado en Wuhan a 214 pacientes hospitalizados por COVID-19, los síntomas neurológicos se reportaron en el 36.4% de casos. No obstante, fueron visibles para los médicos en el 45.5% de pacientes con infección severa. 
  • Posteriormente, un estudio hecho en Francia reportó hallazgos neurológicos en el 84,5% de pacientes con COVID-19 ingresados en el hospital. Adicionalmente, una investigación más reciente en Alemania demostró que el ARN del virus puede ser detectado en biopsias cerebrales en el 36,4% (8/22) de los casos mortales de COVID-19 descritos en su estudio. 

También le puede interesar: PRIMERA CENTRAL DE MONITOREO UCI EN BOGOTÁ​​

Para explorar la participación directa del SARS-CoV-2 en el sistema nervioso central, el equipo de investigadores evaluó la infección por el virus en las células progenitoras neurales humanas (hNPC), las neuroesferas y los organoides cerebrales derivados de las células madre pluripotentes inducidas (iPSC). El proceso se llevó a cabo en varias etapas: 

  1. Se evaluó la expresión del ACE2 y las principales proteasas asociadas a la entrada del coronavirus en las hNPC. Los datos de la investigación sugieren que el receptor ACE2, TMPRSS2, la catepsina L y la furina se detectaron fácilmente en las hNPC. 
  1. Se observó el comportamiento de las hNPC, derivadas de la iPSC con el SARS-CoV-2, a 10 multiplicidades de infección con el SARS-Cov como control. Los hallazgos sugieren que el SARS-CoV-2, pero no el SARS-CoV, podría replicarse en hNPC. 

¿Cuáles son las consecuencias del SARS-Cov-2 en el cerebro?

Los resultados obtenidos de estos y otros procesos adicionales, revelaron que las hNPC derivadas de la iPSC eran permisivas con la infección por el SARS-CoV-2, pero no con la infección por el SARS-CoV. Además, se evidenció una alta expresión de proteínas y partículas virales infecciosas, en las neuroesferas y los organoides infectados con el SARS-Cov-2, lo que sugiere una infección directa del virus en el cerebro humano. Los autores destacan que la infección por el SARS-CoV-2 en organoides tridimensionales del cerebro humano se localizó en células positivas de TUJ1 (marcador neuronal) y NESTIN (marcador de CPN), lo que sugiere que el SARS-CoV-2 podría dirigirse directamente a las neuronas corticales y a las CPN.

También puede leer: LETICIA LA PRIMERA CIUDAD DEL PAÍS EN LA QUE EL INS INICIARÁ ESTUDIO DE SEROPREVALENCIA

Adicionalmente, los descubrimientos permiten comprender los síntomas patognomónicos de la anosmia y la ageusia junto a otras manifestaciones neurológicas de la COVID-19, como las convulsiones, la encefalopatía, la encefalitis, el síndrome de Guillain-Barré y el síndrome de Miller Fisher. Para el momento de la publicación, la susceptibilidad de los organoides del cerebro humano fue sugerida de manera similar por dos estudios independientes.

Por último, los expertos sugieren las consecuencias crónicas y a largo plazo de la infección del SNC por el SARS-CoV-2 deberían vigilarse de cerca, puesto que la evidencia científica todavía no es suficiente para llegar a conclusiones definitivas. 

Continuar leyendo

Medicina Clínica

Estimulación cerebral eléctrica beneficiaría a pacientes con dislexia

Un estudio suizo evidenció que la estimulación cerebral eléctrica mejora la habilidad de lectura de los pacientes con dislexia.

Publicado

el

Estimulación cerebral eléctrica beneficiaría a pacientes con dislexia

Una investigación realizada en Suiza demostró que la estimulación cerebral eléctrica no invasiva alivia los problemas en el procesamiento del sonido y mejora la habilidad de lectura en pacientes adultos que padecen de dislexia.

El estudio se llevó a cabo en la Universidad de Ginebra y posteriormente fue publicado en la revista “PLOS Biology. En este se explica que este tipo de estimulación cerebral consigue restaurar los patrones “normales” de la actividad neuronal.

Recordemos, que aproximadamente 10% de la población mundial es afectada por la dislexia, un trastorno de la capacidad de lectura que afecta la habilidad del paciente de leer de una manera apropiada. Se han establecido varias causantes del trastorno sin embargo, la razón que más cobra fuerza es el déficit fonológico, es decir, la incapacidad de procesar los sonidos del lenguaje.

Este problema está relacionado con las variaciones en los patrones rítmicos o repetitivos de actividad neuronal, particularmente las llamadas oscilaciones de “gama baja” en la corteza auditiva izquierda, zona encargada de procesar el sonido. No obstante, análisis anteriores no habían evidenciado una asociación causal entre las oscilaciones y la capacidad de procesar fonemas.

También puede leer: Aprueban fase I en humanos de proyecto de ventiladores mecánicos

¿Cómo implementaron la estimulación eléctrica para la dislexia?

El equipo científico aplicó una estimulación de corriente alterna transcraneal sobre la corteza auditiva izquierda de 15 adultos que padecían de dislexia durante 20 minutos y repitieron el procedimiento en 15 personas que leían de forma fluida.

Como resultado, se encontró que el grupo con dislexia mejoró de manera casi instantánea el procesamiento fonológico específicamente, cuando se usó estimulación de 30Hz. Adicionalmente, se evidenció que el mejoramiento del procesamiento fonológico fue más evidente en las personas que tenían habilidades de lectura deficientes, mientras que en los buenos lectores el proceso tuvo un efecto disruptivo.

Según el equipo los resultados del procedimiento demuestran por primera vez el rol caudal de la actividad oscilatoria de gama baja en el procesamiento fonémico. Con estos hallazgos se espera que se abra camino a intervenciones terapéuticas no invasivas encaminadas a normalizar la función oscilatoria en la corteza auditiva y mejorar el procesamiento fonológico de las personas con este trastorno.

También puede leer: 100 millones de dosis de la vacuna rusa llegarían a Latinoamérica

Continuar leyendo

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras