Conéctate con nosotros

Actualidad

LA TAN TEMIDA CITA ODONTOLOGICA

Publicado

el

carlos felipe 0

Sentado en la sala de espera de la pequeña clinica en el norte de Bogotá, dejaba fluir todos los miedos acumulados, tras las experiencias previas de una cita odontológica.

Era sábado y me habían citado a primera hora de la mañana, porque el cirujano maxilofacial, solo podía acudir a esa hora… Si el cirujano.

La tarde anterior, en ese mismo lugar, había asistido a una cita no planeada, pues como suele ocurrir en estos casos, percibí que algo no andaba bien con un diente, muy a pesar que no tenida ningún tipo de dolor. La odontóloga que me había atendido muchos meses atrás, no estaba, y en su reemplazo una profesional muy amable me indicó que ella se iba a hacer cargo de mi problema.

Es bastante usual, que en este tipo de atenciones sanitarias, en donde los pacientes estamos tan indefensos y nerviosos como en un avión en vuelo que atraviesa una turbulencia, nos aferremos al único brazo que tiene el sillón odontológico, que por supuesto, ya se encuentra aflojado, por la fuerza sobre natural que sobre él, depositamos todos, los que no encontramos ninguna gracia en el sonido de la fresa. Me acosté, cerré los ojos disimulando mi miedo, y deslicé lentamente mi mano hasta asirme del brazo del sillón, el cual encontré firme, en franca actitud de respaldo a mi precaria circunstancia.

Me dispuse a acomodarme lo más tranquilo que fuera posible, y en mi interior, suplicaba mentalmente, que la odontóloga fuera caritativa, y tocara todo tipo de temas, como el caso del magistrado pretelt, o la cercana coronación de Colombia como campeón mundial de futbol sala, o el despilfarro de dinero por cuenta de las consultas internas de los partidos, incluso esperaba animándome, que llegase a estar interesada en la erupción del volcán calbuco en la Patagonia chilena, que nos había maravillado a mí y mi familia meses atrás, pero no. Ella estaba concentrada en la pieza dental, y la aparición de una fractura indeterminada, y por cuyo faltante preguntó, y del cual yo no supe dar explicación alguna, pese a intentar repasar los menús de las últimas 48 horas.

Décadas atrás, cuando los avances médicos y odontológicos distaban mucho de lo que encontramos hoy, en la niñez transcurrida en mi natal ciudad de Popayán, el único remedio para un súbito dolor de muela, era acudir a la monopólica, oscura y amedrentadora clinica, que disponía de personal apropiado para ofrecer el “manejo integral”, que lógicamente consistía en una extracción por demás sobra decir que dolorosa, amén de inapropiada, pues instaurado el terror al odontólogo, controlado el abundante sangrado, y salvado el dolor, el resto de piezas dentales comenzaba un extraño movimiento incontrolado, que terminaba por arruinar la mordida y hasta a veces, la sonrisa de muchos.

Con los años, y una vez en ejercicio de mi profesión médica, trabajaba en un pueblo cercano a las faldas de un frio volcán colombiano, y desarrollaba actividades extramurales en compañía de un odontólogo de quien me hice buen amigo. Era curioso encontrar como frente a mi consultorio, había una enorme fila de mujeres, hombres y niños esperando por mis servicios de fin de semana, y en cambio, frente al consultorio del odontólogo, nadie parecía interesarse.

Un par de semanas después, decididos a develar el misterio, le preguntamos a la auxiliar del centro de salud, si conocía lo que estaba ocurriendo; ella, sin inmutarse demasiado, nos indicó que en el pueblo trabajaba desde hace muchos años un “dentista”.

Le propuse a mi amigo odontólogo, envestido de la autoridad sanitaria que me otorgaba el cartón universitario, que fuéramos a revisar la calidad del trabajo de este desconocido colega de profesión, a quien los aldeanos preferían de lejos, por sobre los títulos nobiliarios de mi hasta ahora desocupado amigo odontólogo.

No fue difícil encontrar el lugar donde prestaba sus servicios el “dentista”, pues la fila de clientes, era incluso más larga que la mía, y la gente entre resignada y entusiasmada, esperaba su turno.

Decidí golpear a la puerta de una desvencijada casucha, y anunciar mi presencia, pidiendo permiso para ingresar y entrevistarlo. Al principio no hubo respuesta, pero luego del centro de una habitación que se alumbraba naturalmente de algunos escasos rayos de sol, que entraban por una ventana lateral, que servía de mirador para los chicos del pueblo, llegó un eco de autorización: sigan pues.

Sin ningún tipo de protocolo aséptico, un hombre mayor, sudoroso, parado junto a un asiento de madera, en donde yacía con la boca abierta “el paciente”, nuestra competencia nos invitó a “observar” su labor.

Fascinados mi amigo y yo, guardamos silencio, mientras el dentista contaba sus aventuras por los pueblos del cauca y del Huila desde hacía 20 años, al tiempo que con una habilidad propia de los “dentistas de pueblo”, manipulaba una especie de alicate, con el que ejercía una poderosa y dolorosa fuerza en el paciente, que claramente no tenía ningún tipo de anestesia, y en menos de cinco minutos lo libró frente a nuestros incrédulos ojos, de tres piezas dentales totalmente carcomidas por la caries rural, que se acumularon en el plato que ya daba muestras de desbordarse. El dentista exhibió una sonrisa triunfante, y con la satisfacción del deber cumplido, nos pidió retirarnos, pues había muchos clientes para atender, y nuestra presencia podría espantarlos.

Esos recuerdos se acumulaban en mi mente, cuando la odontóloga revisaba mi diente fracturado, y comenzaba su rehabilitación, que para ser honesto, no me había molestado en lo más mínimo, salvo alguna que otra frase que duplicaba la fuerza que yo ejercía sobre el brazo del sillón; fue hasta que casi estaba todo listo para terminar la sesión, cuando pronunció las palabras mágicas… veamos qué pasa con el diente de al lado…

El sudor me delataba, ella (la odontóloga), no sabía qué hacer con esa pieza vecina, y pidió una “segunda opinión”; Llegó sin dilación un colega especialista en endodoncia, que realizaba un procedimiento en otra unidad cercana, y con el ceño fruncido producto de la concentración y mirando a lo más profundo de mi boca sentenció: ese diente hay que sacarlo, porque no es funcional. Que tal ha? Yo con ese diente no funcional con tantos años en mi boca, ese diente que me acompañó a mis mejores cenas, ahora, y sin tener la culpa, había sido hallado culpable de no ser funcional, y condenado a una exodoncia al día siguiente. Ellos muy amables, me trataban de tranquilizar y explicar que hace muchos años, me habían retirado la pieza dental inferior, y que el diente en cuestión, no tenía oposición alguna (a diferencia de nuestro presidente), y solo había estado de adorno en mi boca todo ese tiempo.

Si hubiera podido llorar, lo habría hecho, pero con mi boca totalmente abierta y anestesiada, fui incapaz de oponerme y acepté resignado, y dispuesto a aprovechar la noche para cobrar valor y enfrentar al cirujano al día siguiente.

Las últimas palabras que le escuché a la odontóloga, antes de abandonar el consultorio fueron, no se preocupe, que eso no demora más de 20 minutos, y me aferré a esas dulces y consoladoras palabras toda la noche.

Me levanté muy temprano, tomé mi último desayuno con el diente sentenciado, y salí hacia la clinica a la cual llegué muy puntual.

Me senté en la sala de espera, y escuche cuando la alarma de la entrada a la clínica anunciaba el paso de alguna persona: el cirujano había llegado a tiempo, no se había quedado dormido, no se le había pinchado el auto, no. Ahí estaba, vestido con una pijama azul, muy sonriente, y comentando algo desconcertado, sobre el fraude que muchos profesionales de la salud, habían realizado a las fuerzas militares, otro de esos carteles que la prensa y la radio promueven por ocho días, antes que otro escándalo lo releve de los titulares.

Pronunció mi nombre, extendió su mano, me invitó a firmar el consentimiento informado, y más rápido de lo que hubiera querido, ya estaba recostado en el sillón esperando el tratamiento.

Sin demoras preparó dos cárpulas repletas de anestesia, y en menos de dos minutos, mi boca había entrado en un profundo y delicioso sueño matinal. Me pidió que abriera la boca y de reojo antes de cerrar compulsivamente los ojos, pude ver como acercaba dos herramientas delgadas, que afortunadamente no se parecían a los alicates del “dentista”.

No habían pasado diez minutos, es cierto, no habían pasado diez minutos, cuando me pidió que abriera los ojos, y vi una inofensiva gasa entrando al espacio que había ocupado por años mi diente; así era, el diente ya no estaba, no me había dolido, no se había demorado, no me habían puesto la rodilla en el pecho, no me amenazado con procedimientos complejos y largos; no, todo había concluido en menos de diez minutos, y yo sorprendido, emocionado y agradecido, mire a los ojos al mejor cirujano maxilofacial que tiene este país.

Me sentí abrumado por mis pensamiento pesimistas del día y la noche anterior, y sin parar de agradecer su magistral procedimiento, le indagué: cómo es posible que haya resultado tan fácil, y el, sin rubor alguno, y con la tranquilidad que da la experiencia y la pericia, respondió: todo está en la técnica.

Salí brincando de la clinica, me subí raudo en mi camioneta, y envié un conmovedor y tranquilizador mensaje a mi familia, y me dispuse a escribir sobre esta fabulosa experiencia odontológica. Por fin puedo enterrar los recuerdos que los “dentistas” habían grabado en mis más hondos recuerdos.

 

PD 1: El Cirujano Maxilofacial es el Dr. Mauricio Montoya y trabaja en el Hospital Militar… pero es de los buenos, se los puedo garantizar ( [email protected] ). La clinica odontológica es Ferdent (1-2741118).

PD 2: Mi amigo odontólogo no se achantó, y superó el trauma que le ocasionó el dentista, y hoy es un renombrado endodoncista, y su cola de pacientes es ya casi tan larga, como la del legendario muelólogo.

 

 

 

CARLOS FELIPE MUÑOZ PAREDES

CEO & FUNDADOR

CONSULTORSALUD

[email protected]

 

Documentos adjuntos

Este artículo tiene documentos adjuntos que podrá descargar para ampliar su información:

Actualidad

El proyecto de ley 010 de 2020, reforma a la salud no se archivó y continuará en debate

Se sometió a votación las proposiciones para archivar el proyecto de ley 010. Con 12 votos en contra, en Cámara y, 10 votos en contra en Senado fue negada la propuesta de archivar el proyecto.

Publicado

el

El proyecto de ley 010 de 2020, reforma a la salud no se archivó y continuará en debate

La ponencia del Proyecto de Ley 010 de 2020, de reforma a la salud concluyó positivamente con la creación de una subcomisión para estudiar las nuevas propuestas realizadas por algunos congresistas. Sin embargo, la mayoría de representantes que intervinieron realizaron comentarios en contra de los planteamientos del proyecto, argumentando que la norma tendrá como consecuencia grandes retrocesos en el sistema.

Así mismo, algunos senadores señalaron que la reforma se enfoca en beneficiar a las Entidades Promotoras de Salud -EPS y no a los afiliados y trabajadores. Respecto a estos comentarios el ministro de Salud Fernando Ruíz explicó que este proyecto de ley se sustenta en el Plan de Desarrollo que se está trabajando actualmente, teniendo como base la gestión integral del riesgo.

Con base en las premisas dadas por el ministro, el senador de Cambio Radical, Fabián Castillo quien además fue ponente y autor de la iniciativa resaltó que es muy significativo que durante la pandemia se esté dando una discusión que ayude a ajustar y reorientar el sistemas de salud. “No podemos dejar pasar esta oportunidad histórica para poder entregarle al país un Proyecto de Ley acorde a las necesidades y a las expectativas de todos los colombianos”, aseveró Castillo.

También puede leer: OPS alerta sobre el gran aumento de contagios de Covid-19 en varios países de América Latina

Así mismo, respondió que el objetivo principal de este proyecto de Ley es la representación del afiliado garantizando su acceso al servicio de salud de manera integral, sin dejar de lado la administración del riesgo financiero. Recordó que el deber del estado es garantizar la disponibilidad, accesibilidad y la calidad en los servicios de salud.

Sentenció que lo que busca este “ajuste al sistema” es  que las campañas de promoción y de servicios se adapten a las necesidades de cada región, que las EPS compitan en calidad de los servicios, que el sistema garantice  la atención de los pacientes de comienzo a fin, que cada colombiano cuente con un médico familiar y que nunca más una pandemia nos tome desprevenidos.

En la sesión, se sometió a votación las proposiciones para archivar el proyecto de ley, con 12 votos en contra, en Cámara y, 10 votos en contra en Senado. Por consiguiente, fue negada la propuesta de archivar el Proyecto de Ley Reforma a la Salud, dando paso a continuar el curso de esta.

Proyecto de ley 010 de 2020: Atención de futuras emergencias sanitarias

Recordemos, que con los ajustes realizados al proyecto de ley se le adicionó un nuevo capitulo que habla sobre la atención de futuras emergencias sanitarias pero enfocado en la producción farmacéutica del país, con lo que se espera que el Gobierno cree nuevos mecanismos e implemente medidas que permitan al país tener nuevamente la capacidad de producción de medicamentos y vacunas.

Laura Fortich senadora del Partido Liberal afirmó que este  capítulo es muy importante ya que sienta las bases para la atención de futuras emergencias sanitarias, facilitando el trabajo en conjunto entre lo que es el estado nacional, territorial y diferentes actores de la salud

Culminando las intervenciones, se dio paso a la votación con las proposiciones con las que termina el informe de ponencia. Por consiguiente, se anunció el resultado de la ponencia favorable, solicitando a los miembros de las Comisiones Conjuntas Séptimas del Senado y Cámara de Representante, dar primer debate al Proyecto de Ley 010 de 2020 Senado, 425, de 2020 Cámara de la Reforma a la Salud.

Se espera que el próximo martes 20 de abril se lleve a cabo la discusión y votación de las Comisiones Séptimas Conjuntas del Senado y Cámara sobre este proyecto de ley. Hasta el momento hay 270 proposiciones, que serán estudiadas por la Comisión Accidental y radicadas electrónicamente por secretaría.

También puede leer: Decreto 376 de 2021:Medidas para pagar el faltante de pensiones de abril y mayo de 2020

Continuar leyendo

Actualidad

Decreto 144 de 2021: Medidas durante las cuarentenas de abril en Bogotá

Conozca las medidas que se adoptarán en Bogotá durante el tiempo de cuarentena obligatoria establecida por la alcaldía, para los próximos fines de semana.

Publicado

el

Decreto 144 de 2021 Medidas durante las cuarentenas de abril en Bogotá

La Alcaldía Mayor de Bogotá publicó el Decreto 144 de 2021 que establece las medidas que se adoptarán durante el mes de abril en Bogotá debido al incremento de contagios de Covid-19 e ingresos en las Unidades de Cuidado Intensivo.

Específicamente se establecen dos nuevas cuarentenas en abril que se darán los dos próximos fines de semana: jueves 15, viernes 16, sábado 17, domingo 18 y lunes 19 de abril y, luego, otra cuarentena el jueves 22, viernes 23, sábado 24, domingo de 25 y lunes 26 de abril.

Durante estos días habrá restricción de movilidad, excepto para las personas y vehículos indispensables para la realización de las siguientes actividades:

  • Abastecimiento y adquisición de alimentos, productos farmacéuticos, de salud, y de primera necesidad. Para su adquisición podrá desplazarse exclusivamente una sola persona por núcleo familiar.
  • Prestación de los servicios administrativos, operativos o profesionales de los servicios públicos y privados de salud.
  • Cuidado institucional o domiciliario de mayores, personas menores de 18 años, dependientes, enfermos, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables, y de animales.
  • Orden público, seguridad general y atención sanitaria.
  • Atender asuntos de fuerza mayor o de extrema necesidad, circunstancias que deberán ser acreditadas en caso que la autoridad así lo requiera.

Cabe mencionar. que el personal exceptuado deberá contar con plena identificación que acredite el ejercicio de sus funciones. Los vehículos en los que se transporten deberán contar con la debida identificación del servicio que prestan.

También puede leer: Vacuna “Patria” de México: disponible a finales de 2021

Pico y cédula

Se dará continuidad a la medida de pico y cédula hasta el 19 de abril de 2021 a las 11:59 p.m.; en el ingreso a establecimientos abiertos al público para realizar actividades tales como la adquisición y pago de bienes y servicios, compra de cualquier producto al detal y al por mayor, servicios bancarios, financieros y notariales, atención al ciudadano en entidades públicas, y prestación de cualquier otro tipo de servicios excepto los de salud, farmacia y servicios funerarios, para lo cual se atenderá la siguiente condición:

  • En los días impares podrán acceder a estos servicios y establecimientos las personas cuya cédula o documento de identidad termina en digito par.
  • En los días pares podrán acceder a estos servicios y establecimientos las personas cuya cédula o documento de identidad termina en digito impar.

Solo se permitirá la circulación de una sola persona por núcleo familiar para la adquisición de bienes y servicios.

Ocupación de UCI

Adicionalmente, durante este periodo, deben ser suspendidos y reprogramados los procedimientos quirúrgicos de baja, mediana o alta complejidad electivos o diferibles, que puedan requerir hospitalización general, unidad de cuidado intensivos o intermedios. Se exceptúa la atención oncológica y pediátrica.

En este sentido, las IPS de la red pública y privada de la ciudad deberán mantener disponibilidad de camas para hospitalización y UCI para casos de COVID-19, acorde al plan de expansión de la IPS, debiendo como mínimo garantizar la capacidad máxima de UCI que tuvo la ciudad durante el segundo pico.

Medidas adicionales a la cuarentena

Así mismo, durante el tiempo que dure la emergencia sanitaria por causa de la pandemia, todas las entidades del sector público y privado deberán dar continuidad a los mecanismos para que sus empleados o contratistas cuya presencia no sea indispensable en la sede de trabajo, desarrollen de manera preferencial las funciones y obligaciones bajo las modalidades de teletrabajo, trabajo en casa u otras similares. Se procurará prestar sus servicios de forma presencial hasta con un 30% de sus empleados y contratistas, de tal manera que el 70% restante continúe realizando trabajo en casa.

Finalmente, el decreto contempla la restricción en el expendio y consumo de bebidas embriagantes y alcohólicas en sitios públicos o abiertos al público o cuya actividad privada trascienda a lo público, desde las cero horas (00:00) del viernes 16 de abril de 2021 hasta las cuatro horas (04:00 a.m.) del día lunes 19 de abril de 2021, tiempo en el que la capital estará en cuarentena.

También puede leer: Supersalud adelanta mesas de flujo de recursos para IPS de Bogotá

Documento adjunto

Continuar leyendo

Actualidad

Supersalud adelanta mesas de flujo de recursos para IPS de Bogotá

La Supersalud llevará a cabo hasta el 16 de abril, mesas de flujo de recursos dirigida a las IPS que operan en la capital del país

Publicado

el

Supersalud mesas de flujo de recursos Bogota

La Superintendencia Nacional de Salud instaló el pasado 13 de abril, mesas de flujo de recursos para Bogotá D.C. con el objetivo de llegar a acuerdos de pago entre 9 EPS, la Secretaría de Salud, la Dirección de Sanidad de la Policía Nacional y 21 IPS que operan en la capital del país. En esta oportunidad, las EPS convocadas para participar de estos mecanismos son Compensar, Capital Salud, Nueva EPS, Medimás, Sanitas, Famisanar, Coomeva, Salud Total y Ecoopsos, como responsables del pago.

Por su parte, las instituciones prestadoras de servicios de salud que participan son el Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta, el Instituto Nacional de Cancerología, las subredes integradas Centro Oriente, Norte, Sur y Sur Occidente, Colsanitas, Caja de Compensación Familiar Cafam, el Instituto de Cardiología y la Sociedad de Cirugía de Bogotá Hospital San José.

El grupo se complementa con la Corporación Hospitalaria Juan Ciudad, el Centro de Investigaciones Oncológicas; las Fundaciones Santa Fe, Cardio Infantil y Shaio; las Clínicas del Country, Los Nogales, San Diego y Medical y los hospitales San Rafael, La Misericordia, el Infantil Universitario San José y San Ignacio.

También le puede interesar: COLOMBIA: NUEVO COPRESIDENTE DEL COVAX

¿Qué temas se abordaran en las mesas de flujo de recursos?

Las mesas de flujo de recursos que se realizarán hasta el 16 de abril, se revisarán los valores radicados y pagados de los años 2020 y 2021, la facturación radicada, el estado actual de la cartera, las facturas por servicios UCI a pacientes COVID-19 y los pagos por el mismo concepto.

Además de ello, en las mesas de flujo de recursos se llevará a cabo un análisis de la contratación de cada EPS con cada IPS, los motivos que generan devolución de facturas, problemas internos y finalmente, se establecen los acuerdos de pago entre las entidades participantes para fortalecer a las IPS y mejorar la prestación de los servicios de salud.

Desde que este mecanismo se implementó, se han recuperado más de 2 billones de pesos que se han destinado para hospitales y clínicas en todo el territorio nacional.

También le puede interesar: EL 70% DE AFECTADOS CON CHAGAS DESCONOCE SU DIAGNÓSTICO

Continuar leyendo

RECOMENDADO

Próximos eventos

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras