Impacto de la Covid-19 sobre la odontología en Colombia
Conéctate con nosotros

Actualidad

Impacto de la Covid-19 sobre la odontología en Colombia

Este es el artículo presentado por el Dr. Joaquín T. Ariza, Director del Departamento de Epidemiología e Investigación en la Federación Odontológica Colombiana y la Dra. María Fernanda Atuesta. Presidenta de la Federación Odontológica Colombiana

Publicado

el

impacto odontologia colombia

Durante la pandemia, los gremios de la profesión odontológica formamos una coalición coordinada desde la Federación Odontológica Colombiana con el fin de alivianar procesos y el propósito de reactivar el sector de la manera más segura y responsable. Estos procesos se enfocaron en la elaboración de protocolos y guías, la conformación de un grupo solidario y de emprendimiento y un grupo de investigación para la caracterización de la profesión. Todo esto para poder darle una identidad a la profesión ante todas las instancias. Adicionalmente, se radicó un proyecto de ley de salud bucodental en el Senado para fortalecer la atención odontológica y acentuar la promoción y la prevención desde la salud oral.

De la actividad odontológica dependen alrededor de 300 mil personas entre profesionales, auxiliares, personal de apoyo, técnicos dentales y la industria odontológica. Lo que hicimos fue identificarnos, caracterizarnos y apoyarnos mutuamente, saber cuántos somos por cada uno de los actores que hacemos parte de ella. En este proceso logramos determinar cómo estábamos distribuidos en más de 1.100 municipios, quiénes están en el sector público y privado, los cotizantes, los beneficiarios, cuánto es el gasto de bolsillo de la profesión odontológica, a cuánto asciende la pérdida mensual por cierre de la consulta odontológica en el país. La información clave sirvió para establecer cuáles serían las solicitudes puntuales hacia el gobierno y el congreso. 

Ahora estamos enfocados en una etapa adicional para la motivación de los pacientes y poderles brindar la información necesaria para que acudan a la consulta odontológica y comprendan que no pueden desatender su alimentación, ni su cuidado personal.

Es decir, motivamos a la gente a volver al odontólogo y mostrarles un camino de buenos hábitos en el cuidado de la salud oral para poder evitar enfermedades crónicas o de base, que pueden ser un factor de riesgo en esta pandemia. En síntesis, hemos podido acercarnos a cada uno de los estamentos para crear lineamientos y directrices enfocados hacia una odontología segura, hemos capacitado a los odontólogos en los procesos de bioseguridad para dar viabilidad en la atención odontológica.

Los datos muestran resultados positivos en la investigación realizada por el departamento de epidemiología e investigación de Federación Odontológica Colombiana junto con la Universidad de Antioquia, el CIEO y organismos internacionales que se han sumado a esta iniciativa de la coalición de gremios de la odontología en Colombia. 

Estamos seguros que desde nuestro sector podemos aportar de manera relevante a la prevención de agentes que son inherentes a la pandemia, que la atención odontológica es segura tanto para paciente como para el personal que atiende la consulta y que necesitamos que nos abran canales para informar masivamente a la población cómo puede cuidarse de forma efectiva desde la salud oral.

También le puede interesar: Vacuna Oxford/AstraZeneca autorizada en Reino Unido

Estudio científico para medir la situación en la odontología

La Federación Odontológica Colombiana y su departamento de epidemiología e investigaciones, con la colaboración de investigadores de la  Universidad de Antioquia y UNICIEO, ponen a disposición y conocimiento de la comunidad en general, los resultados del último estudio sobre “el impacto de la COVID-19 en la odontología en Colombia”, descritos en el artículo científico “Modificación de la práctica odontológica, seguimiento a protocolos, afectación en planes de carrera y percepción de riesgo de los odontólogos durante la pandemia de la COVID-19 en Colombia: Estudio de corte transversal”, que está en proceso de publicación en la Revista de Odontología de la Universidad de Antioquia.

Según este estudio, se estimó que menos del 1% de los odontólogos en todo el país tuvieron una prueba de COVID-19 positivo a julio del 2020. Este porcentaje se determinó con base al auto-reporte de contagio de la covid-19 en profesionales de este sector en Colombia, el cual fue del 0,6 % de la totalidad de la población estudiada.

La investigación fue realizada bajo la coordinación global del Centro colaborativo de la OMS en Milán y de la Universidad de Berna (Suiza) en más de 30 países. En Colombia, los investigadores Patricia Plaza-Ruíz, Andrés Agudelo-Suárez y Diana Barbosa-Liz llevaron a cabo la validación de la encuesta en una prueba piloto y una vez se obtuvo la aprobación correspondiente del comité de ética, la encuesta fue aplicada entre el 19 de junio al 24 de julio del 2020. Posteriormente, realizaron el análisis estadístico de los datos que serán presentados en diferentes publicaciones científicas nacionales e internacionales.

La encuesta fue respondida por 5.370 odontólogos generales y especialistas, con la participación voluntaria de odontólogos de todas las regiones de Colombia, en un amplio cubrimiento en la gran mayoría de municipios y departamentos del país, obteniendo respuestas de departamentos como, Amazonas, Chocó, Guajira y San Andrés Islas, entre otros.

En los hallazgos, se encontró que en Colombia existe una alta adherencia a los protocolos de bioseguridad, con el reporte de seguimiento de procedimientos como triage telefónico (88.33%), verificación de estado de salud del paciente previa a la cita (90.16%), toma de temperatura del paciente (91.12%), desinfección de superficies (93.5%), lavado de manos (91.67%), enjuagues bucales pre-operatorios (99.9%). Así mismo el uso de EPP fue muy alto con una frecuencia mayor del 90% en casi todos los elementos, como el uso de careta facial en un 96%, respiradores N95, FFP2 o FFP3 en un 90%, y guantes desechables (frecuencia acumulada del 100%). 

“Estas son muy buenas noticias para los odontólogos y los pacientes” comenta la Doctora Patricia Plaza, líder del grupo de investigación en Colombia “la baja prevalencia auto-reportada sugiere que los procedimientos de prevención del contagio de la COVID-19 en la consulta odontológica están funcionando adecuadamente” y adiciona “la alta adherencia a procedimientos de desinfección y uso de EPP que están realizando los trabajadores de la salud oral en sus consultas puede deberse a que para los odontólogos estos no son procedimientos nuevos si no que la mayoría de ellos ya eran procedimientos de rutina en la consulta odontológica”.

Asimismo, otro de los investigadores, el Dr. Andrés Agudelo explica que “el alto uso de EPP por parte de los clínicos podría no solo proteger a los trabajadores de la salud oral sino también a sus pacientes de la infección por el virus del SARS-CoV-2 durante la consulta odontológica”.  

La Dra. Diana Barbosa resalta que “la alta adherencia a los protocolos de seguridad por parte de los odontólogos en Colombia, brinda un panorama de gran tranquilidad para los pacientes, no obstante, implica un costo adicional elevado para los profesionales de la odontología que están pasando por tiempos económicos difíciles con menos consulta y un aumento considerable de sus gastos”. Aunque es claro que la seguridad es la prioridad, el impacto económico de la Covid-19 en el gremio, que abarca no solo odontólogos, sino auxiliares, personal asistente, laboratorios y almacenes dentales, ha sido muy alto.

La Dra. Barbosa comenta que “en este estudio pudo visualizarse también que, en el periodo estudiado de pandemia, más del 90% de los odontólogos del país dejo de trabajar de 2 a 3 meses atendiendo el llamado responsable a mantener la seguridad propia y de sus pacientes, sin embargo, muchos, aún hoy, no han podido retomar el 100% de sus actividades de atención clínica, complicando aún más la situación delicada ya existente de esta profesión en el país”. El impacto económico de esta situación se ha calculado en pérdidas de aproximadamente 233 mil millones de pesos mensuales en el gremio de la salud oral.

Todavía hay pocas medidas de testeo entre odontólogos

La encuesta también indaga acerca del acceso de los odontólogos a las pruebas de Covid-19 y se encontraron números importantes, por ejemplo: aunque el 20% de los profesionales mencionaron haber tenido algún síntoma relacionado, solo al 8,53% (458 odontólogos) se le realizó la prueba de COVID-19, resultando solo 33 odontólogos positivos para la COVID-19. Esto sugiere que a pesar de que los odontólogos son considerados de alto riesgo, no se están realizando campañas particulares de testeo entre la comunidad odontológica, que como ha sido demostrado son una herramienta eficaz de prevención de contagio. 

La Dra. María Fernanda Atuesta, presidenta de la Federación Odontológica Colombiana, afirma que “debido a que históricamente la odontología ha sido considerada una profesión de alto riesgo, ya que el contacto cercano con los pacientes durante los procedimientos odontológicos, podrían ocasionar el contagio con saliva o sangre contaminada con diversos patógenos como el virus de la hepatitis B (HBV), virus de la hepatitis C (HCV), el virus de la inmunodeficiencia adquirida (HIV), etc., como resultado de accidentes ocupacionales, el nivel  de capacitación y adiestramiento de los trabajadores de salud oral en procedimientos de asepsia, antisepsia y prevención de infecciones es muy alto”.

Sin embargo, la aparición de la COVID-19, ha llevado a algunos pacientes a perder la confianza en asistir a la consulta por miedo al posible contagio. La Dra. Atuesta resalta que “hoy se puede afirmar que hay tranquilidad para los pacientes, ya que la evidencia demuestra el cuidado y responsabilidad que los odontólogos colombianos tienen en el manejo de altos estándares de bioseguridad”.

En cuanto a la percepción de riesgo vs. la confianza de no infección, los odontólogos encuestados refirieron que la infección de la COVID-19 en los odontólogos es un riesgo muy probable (69,96%) o probable (26.65%) e incluso el 58,98% lo consideró un riesgo mayor que ir al supermercado. Sin embargo, el 64,32% dijo tener confianza en que no se contagiará de la Covid-19 durante la actividad clínica. Lo que sugiere que, aunque los odontólogos en Colombia están conscientes del riesgo de contagio del virus SARS-CoV-2, son optimistas en que no van a contagiarse en sus consultas. 

Además de las consideraciones económicas, entre otros aspectos a analizar, está el impacto de la Covid-19 en la salud oral de la población en Colombia y las consecuencias que tiene y tendrá este periodo de cese de las actividades en salud oral. Recientemente, se han publicado estudios que resaltan la relación entre la inflamación de las encías y la severidad de la infección viral, por lo que mantener una excelente salud oral es indispensable. La odontología, como profesión, vela por el mantenimiento y promoción de la salud oral, así como del manejo de todas las patologías de cavidad oral.  En estos tiempos de pandemia, la atención se ha restringido de manera significativa y esto puede afectar la salud de los pacientes. Como lo menciona la Dra. Plaza, “los pacientes deben saber que los odontólogos los estamos cuidando y que al asistir a la consulta pueden prevenir alteraciones mayores y complicaciones en sus tratamientos”.

Es fundamental conocer los riesgos asociados con la transmisión de la COVID-19 en el entorno odontológico para optimizar la seguridad del paciente y del equipo de trabajo Este estudio nos da más confianza en los protocolos y nos dan la certeza de que funcionan. Hoy los odontólogos continúan siguiendo las pautas del ministerio de salud y de las entidades de control y prevención del contagio en el país, manteniendo la salud de los profesionales del gremio y de sus pacientes.

También le puede interesar: Aplicativo móvil permitirá llevar prevención del VIH hasta su casa

Actualidad

Usarán Tecnología mARN para desarrollar vacunas contra virus complejos como el VIH

La biotecnológica Moderna informó que usará la tecnología de ARN mensajero -mRNA- en el desarrollo de vacunas para el VIH, la gripe y el virus Nipah.

Publicado

el

Usarán Tecnología mARN para desarrollar vacunas contra virus complejos como el VIH

La compañía biotecnológica Moderna informó que usará la tecnología de ARN mensajero -mRNA- en el desarrollo de vacunas para el VIH, la gripe y el virus Nipah, debido al éxito que tuvo esta tecnología en la creación de vacunas efectivas para el Covid-19.

A través de un comunicado Moderna señaló que iniciará ensayos clínicos de inmunizaciones contra el VIH y la gripe a lo largo de este año. El CEO de Moderna, Stéphane Bancel explicó que después de lograr un medicamento seguro basado en mARN para prevenir el Covid-19, la compañía se siente en condiciones de perseguir programas de desarrollo más ambiciosos.

En este sentido, la biotecnológica tratará de crear fármacos contra virus complejos que han evadido los esfuerzos realizados con tecnologías tradicionales, pero que probablemente puedan combatirse con esta nueva tecnología.

En la actualidad, la empresa trabaja en dos posibles inmunizaciones contra el VIH en articulación con la Iniciativa Internacional para la Vacuna contra el Sida -IAVI- y la fundación Bill y Melinda Gates.

De otro lado, Moderna explicó que para el desarrollo de medicamentos contra la gripe se prevé explorar posibles combinaciones de vacunas ya creadas como la del SARS-CoV-2 y otras enfermedades virales respiratorias comunes.

También puede leer: Órganos de control inician seguimiento permanente al Plan Nacional de Vacunación

Vacuna contra el virus Nipah

El tercer desarrollo en el que Moderna incursionará es una vacuna para prevenir el virus Nipah relacionado con el virus Hendra que es una zoonosis que se descubrió en Malasia en 1998 cuyo transmisor principal es el murciélago de fruta, según los datos de la Organización Mundial de Salud.

Los principales síntomas de esta enfermedad son fiebre alta, dolor de cabeza y alteración del comportamiento. Si el virus avanza dentro del organismo la enfermedad suele causar encefalitis. Es altamente contagioso ya que puede transmitirse por fluidos como la saliva y la sangre.

Hasta el momento no existe una vacuna preventiva por lo que los médicos solo pueden tratar al paciente sintomático, mientras que la tasa de mortalidad es sumamente alta, mayor al 70%.

Finalmente, la compañía informa en su comunicado que está trabajando en 24 programas de tecnología mRNA, 13 de ellos están en una etapa más avanzada, aunque la vacuna contra el Covid-19 es la primera que se aprueba de esta empresa desarrollada con esta tecnología.

Continuar leyendo

Actualidad

Órganos de control inician seguimiento permanente al Plan Nacional de Vacunación

La Procuraduría, la Contraloría y la Defensoría de Pueblo establecieron una mesa de seguimiento al Plan Nacional de Vacunación.

Publicado

el

Órganos de control inician seguimiento permanente al Plan Nacional de Vacunación

La Procuraduría General de la Nación convocó de manera urgente una mesa permanente de trabajo con el fin de vigilar el proceso del Plan Nacional de Vacunación en articulación con el defensor del pueblo, Carlos Camargo y el Controlador General de la República Felipe Córdoba.

Durante la reunión las entidades estudiaron los principales factores del Plan Nacional de Educación presentado por el Gobierno Nacional y las observaciones que han realizado diferentes organizaciones al mismo. También se analizaron aspectos como los riesgos, recursos, necesidades, avances y preparativos para la implementación del plan en todos los departamentos.

Los representantes de los órganos de control coincidieron en que el hecho de que la opinión pública esté centrada en la fecha de llegada de las vacunas no exime la responsabilidad de las autoridades competentes de velar por la implementación del plan en todos los municipios colombianos. Es importante resaltar que se deben especificar temas como el transporte, la refrigeración y la aplicación de la vacuna, además de prevenir que se cometa cualquier tipo de conducta ilegal relacionada al acceso a las inmunizaciones.

En este sentido, la nueva procuradora, Margarita Cabello anunció que realizará su primera visita a territorio antes de que termine este mes para hablar con gobernadores, alcaldes y la comunidad. Así mismo, afirmó que se convocará a la Fiscalía, Fededepartamentos, Fedemunicipios y Asocapitales para que hagan parte de la Mesa Permanente de Vigilancia al Plan Nacional de Vacunación.

“Esta va a ser una Procuraduría conectada con las necesidades de los colombianos, con sus urgencias, una Procuraduría que estará con el ciudadano siempre y en todo lugar. Hoy nuestra gran preocupación es salvar vidas y estas vidas están en los territorios, territorios que los gobernadores y los alcaldes conocen mejor que nadie; vamos a reunirnos con ellos y con los ciudadanos y a identificar qué necesitamos para que el Plan Nacional de Vacunación salga bien”, concluyó la funcionaria.

De otro lado, el defensor del pueblo Carlos Camargo, afirmó que “hemos decidido activar las facultades que nos confiere la Constitución, para llevar a cabo un acompañamiento a las diferentes instituciones del Estado que tienen por obligación velar por el derecho a la salud, al trabajo y a la libertad de emprender y prosperar de nuestras comunidades. En esa tarea estamos y en ella concentraremos nuestros esfuerzos“.

También puede leer: Este es el plan para ampliar la capacidad de UCI en el país

Continuar leyendo

Actualidad

Este es el plan para ampliar la capacidad de UCI en el país

El ministerio de salud publicó un nuevo documento técnico con el cual dan a conocer las fases y alternativas de ampliación de la capacidad instalada de UCI en el país.

Publicado

el

Este es el plan para ampliar la capacidad de UCI en el país

El ministerio de salud publicó un nuevo documento técnico con el cual dan a conocer las fases y alternativas de ampliación de la capacidad instalada de UCI en el país, con el fin de disminuir las posibles saturaciones o sobreocupaciones que puedan presentarse en el sistema.

Las acciones principales son:

  • Generar áreas o ambientes de aislamiento para la atención de personas en riesgo de infección y con infección por SARS-CoV-2 (COVID-19), dentro de la sede del prestador.
  • Implementación de modalidades de atención extramural domiciliaria y telemedicina en cualquiera de sus categorías.
  • Reconversión de camas de hospitalización a camas de cuidados intermedios y de estas a camas de cuidado intensivos o activación de zonas de expansión.
  • Coordinación con la respectiva Secretaría de Salud Departamental o Distrital para la autorización de la prestación de servicios en instalaciones de salud que se encuentren fuera de los servicios de salud habilitados o en infraestructura con uso diferente al sector salud.

Para asegurar el éxito de estas acciones se implementarán cuatro fases que deben ser objeto de evaluación de cada Entidad Territorial teniendo en cuenta la oferta y tendencia de aumento de las cifras de casos Covid-19:

FASEESTADIO DE TRANSMISIÓN VIRAL% LÍMITE DE RESPUESTATENDENCIA (PROYECCIÓN)
NÚMERO DE
CASOS
FASE 1 EXISTENTE (Capacidad instalada
existente)
Casos importadosUtilización exclusiva del 50% para la atención de casos de SARS-CoV-2 (COVID-19)Tendencia al aumento de
número de casos
FASE 2 OPTIMIZACIÓN: (Ampliación de capacidad instalada existente) Medidas para re direccionar capacidad instalada o ampliarla en infraestructuras de salud que estén prestando servicios, adquisición de equipos para conversión de camas para la atención.Casos importados Transmisión por contactosIncremento de la capacidad instaladaTendencia al aumento de número de casos
FASE 3 AMPLIACIÓN (Ampliación de capacidad instalada existente): Medidas para re direccionar capacidad instalada o ampliarla en infraestructuras de salud que estén prestando servicios, adquisición de equipos para conversión de camas para la atención.Casos importados Transmisión por contactos Transmisión local (Pico)Incremento de la capacidad instaladaTendencia al aumento de
número de casos
FASE 4 CRITICA (Ampliación de capacidad instalada existente) Medidas para re direccionar capacidad instalada o ampliarla en infraestructuras de salud que estén prestando servicios, adquisición de equipos para conversión de camas para la atención. Ampliación de la capacidad instalada (respuesta); uso de infraestructura en salud que se encuentre cerrada o sin utilización u hoteles. Expansión a otras infraestructuras no destinadas a salud existentes.Casos importados Transmisión por
contactos
Transmisión local
(Pico)
Transmisión local
(post Pico)
Incremento de la capacidad instaladaTendencia al aumento de número de casos

También puede leer. Estados Unidos anuncia que se unirá nuevamente a la OMS y al mecanismo COVAX

Alternativas de ampliación de la capacidad instalada

A continuación, se describen las posibles alternativas de ampliación o expansión de la capacidad instalada:

Alternativa 1: Ampliación de la capacidad instalada en infraestructura en salud en funcionamiento.

Esta alternativa corresponde a la ampliación en área o ambientes no destinadas al servicio de hospitalización ni a ambientes de aislamiento, para rápidamente ser adaptadas como ambientes para atención de pacientes con infección por SARS-CoV-2 (COVID-19), adaptando para este fin ambientes no utilizados y áreas como auditorios, salones de conferencia o zonas de expansión.

También se incluye la posibilidad de reconversión de servicios de hospitalización a servicios de cuidados intermedios y de estos a servicios de cuidado intensivos; así como la externalización de los pacientes de otras patologías no COVID-19 a zonas que se habiliten para el servicio de hospitalización o generar ambientes de hospitalización en infraestructuras externas adaptadas para este fin.

Asimismo, se pueden instalar ambientes de aislamiento independientes en los ambientes no hospitalarios mediante sistemas temporales, o unidades básicas prefabricadas que garanticen las siguientes condiciones mínimas:

  • Acceso a manera de filtro.
  • Ventilación mecánica que permite recambio de aire (cuidados intermedios e intensivos)
  • Sistemas eléctricos seguros.
  • Adecuación de sistemas de gases medicinales. (Oxigeno, Aire medicinal)

En esta alternativa, se pueden manejar clínicamente pacientes con grado de severidad leve, severo o críticos.

Alternativa 2: Ampliación de la capacidad instalada en edificaciones de salud que no están en uso.

Es necesario incorporar la infraestructura de salud que en este momento se encuentra fuera de funcionamiento pero que rápidamente puede garantizar condiciones mínimas y respuesta para la ampliación de la capacidad instalada en momentos de contingencia.

Si estas edificaciones que fueron diseñadas como edificaciones hospitalarias y que por alguna razón están actualmente fuera de servicio, son potencialmente alternativas de respuesta rápida a la necesidad de ampliación de capacidad instalada, siempre y cuando como mínimo se verifique que garantizan las condiciones que se enuncian a continuación:

  • Revisión general de la infraestructura física con el fin de localizar, identificar imperfecciones y adoptar las medidas pertinentes (Cubiertas, fachadas, pisos, paredes, cielos rasos, ventanas, puertas, etc.).
  • Instalaciones hidráulicas, sanitarias, pluviales. (Redes principales: Acometidas, desagües, puntos de control de fluidos, sifones, llaves, control de retenciones, oclusiones, pérdidas etc.).
  • Tanque de agua (Mantenimiento físico y desinfección)
  • Instalaciones eléctricas en todos sus aspectos (Generadores, subestación, tableros, circuitos de emergencias, iluminación, tomas eléctricas, sistema de puesta a tierra, etc.).
  • Red de comunicaciones.
  • Red de gases medicinales.
  • Instalaciones mecánicas (Calderas, sistema de impulsión de agua, compresor de vacío y sistema contra incendio), cuando aplique.
  • Ventilación mecánica y aire acondicionado (limpieza y desinfección, revisión vigencia de los filtros).
  • Revisión del área de esterilización (equipos e instalaciones tecnológicas de ingeniería, aseo profundo y desinfección), cuando aplique.
  • Revisión de las áreas de lavandería y cocina (aseo profundo y desinfección de las áreas), cuando aplique.
  • Aseo permanente de superficies y desinfección general de ambientes. (Pisos, muros, techos, ventanería, puertas, etc.)
  • Revisión de áreas y depósitos de residuos. (Aseo profundo y desinfección de las áreas).
  • Aseo, mantenimiento y desinfección de áreas exteriores (vías internas, parqueaderos, jardines, etc.).
  • Equipamiento biomédico (Revisar el equipamiento en servicio y dar mantenimiento rápido a los equipos que puedan estar en espera de revisión y/o reparación.

Alternativa 3: Ampliación de la capacidad instalada en soluciones temporales disponibles.

El MSPS, las gobernaciones, las secretarías de salud departamentales, distritales y municipales de salud y las unidades para la gestión del riesgo de desastres, pueden contar con infraestructura temporal para la atención en salud. Dicha infraestructura de tipo modular y fácil montaje, puede incorporarse rápidamente a la red de prestación de servicios de salud, en respuesta a las necesidades de la demanda insatisfecha de pacientes con infección por SARS-CoV-2 (COVID-19) que requieren atención intrahospitalaria. La coordinación para el montaje y puesta en funcionamiento de las mismas deberá articularse entre todas las instancias.

Estas alternativas se pueden implementar en áreas disponibles de la IPS no necesariamente de uso de salud, lo importante de estas alternativas de contingencia es poder establecer las condiciones clínicas y tipo de paciente que se internará en ella. Es una alternativa muy favorable para solucionar la contingencia en pacientes no críticos, y descongestionar los centros hospitalarios de patologías diferentes al COVID-19. Sin embargo, este tipo de alternativa se podrá usar para atención de paciente crítico por COVID-19, si la entidad territorial no cuenta con otras alternativas intrahospitalarias y siempre y cuando cuente con seguridad en instalaciones eléctricas, mecánicas y gases medicinales.

Alternativa 4: Ampliación de la capacidad instalada en edificaciones de uso diferente a salud que por sus condiciones técnicas pueden ser rápidamente adecuadas.

Como otra alternativa para la ampliación de la capacidad instalada ante el aumento de la demanda para la atención de pacientes con infección por SARS-CoV-2 (COVID-19), es posible la adecuación de edificaciones de uso diferente al de salud, (como hoteles, pabellones, auditorios, coliseos, colegios, universidades, etc…), siempre y cuando se cumplan con las siguientes condiciones mínimas:

  • La edificación deberá contar con servicios públicos (Red de acueducto, alcantarillado, sistema eléctrico).
  • La edificación deberá garantizar condiciones de accesibilidad y evacuación de los pacientes.
  • En el caso que la edificación disponga de área para la expansión en un nivel diferente al nivel de acceso desde el exterior, deberá contar con ascensor o rampa.
  • La edificación deberá estar alejada de focos de contaminación y no tener riesgos evidentes.
  • El área de la edificación o zona de expansión, deberá permitir la solución masiva de camas de hospitalización.

Cuando se implementen sistemas temporales, que permitan la adecuación rápida de camas de expansión del servicio de hospitalización, deberán garantizar las condiciones de los ambientes según la condición clínica del paciente (hospitalización, intermedio o intensivo).

Documento adjunto

Continuar leyendo

RECOMENDADO

Innovación

Latinoamércia

Productos destacados

Tendencias

Indicadores / Cifras